Back to top
29 de Noviembre del 2022
Historias
Lectura: 12 minutos
29 de Noviembre del 2022
Redacción Plan V
Glas es un ‘pez gordo’ para las extorsiones: este fue el argumento de su defensa para su segunda liberación
0

Jorge Glas salió de la Cárcel N. 4 pasadas las 19:00 del lunes 28 de noviembre con fuerte resguardo policial. Foto: Diario El Universo

 

En menos de 48 horas, el juez Emerson Curipallo Ulloa, de Santo Domingo de los Tsáchilas, emitió una resolución de más de 20 páginas a favor del exvicepresidente Jorge Glas, quien dejó la cárcel este lunes 28 de noviembre. El SNAI acogió ese fallo, pero adelantó que lo apelará porque considera que no ha vulnerado ningún derecho del exfuncionario.


El exvicepresidente Jorge Glas es un ‘pez gordo’ por haber desempeñado un alto cargo público y eso lo convierte en un objetivo de ‘chantajes’. Ese es uno de los argumentos que usó su defensa para presentar un pedido de medidas cautelares. La solicitud fue presentada ayer y aprobada por el juez Emerson Curipallo Ulloa, de Santo Domingo de los Tsáchilas, en menos de 48 horas.

Cristhian Estalin Palacios Zambrano presentó esa solicitud a favor de Glas. Él es un abogado domiciliado en esa provincia, donde se llevó a cabo el trámite pese a que Glas se encontraba recluido en la cárcel N. 4 de Quito. El maratónico trámite permitió la salida del exvicepresidente la noche de este lunes, 28 de noviembre.

Esta es la segunda vez que Glas sale de la cárcel con recursos constitucionales. La primera ocurrió el 10 de abril pasado gracias a un habeas corpus que le concedió el juez de Manglaralto, Diego Moscoso, en un polémico fallo. La Corte Provincial de Santa Elena anuló esa sentencia y Glas volvió a prisión el 20 de mayo. Pero en menos de tres meses, Glas intentó salir nuevamente con otro habeas corpus impulsado por el círculo jurídico del narcotraficante Leandro Norero. Esta vez el juez Banny Molina dispuso su liberación, pero este fallo también fue anulado.

Ahora, Glas recurrió a medidas cautelares. El abogado Palacios, quien las presentó, aseguró que “por el grave clima de inseguridad que se vive en las cárceles el solo hecho de conocerse que este ciudadano podría acceder a los beneficios penitenciarios, ocasiona una serie de afecciones, chantajes, por tratarse de un preso que si bien esta privado de su libertad por delitos comunes ha desempeñado el alto cargo público de exvicepresidente de la república y como tal por esa calidad política goza del calificativo de pez gordo”.

El jurista sostuvo que el SNAI no ha acelerado los procedimientos administrativos para que Glas acceda a beneficios penitenciarios como la prelibertad. Para Palacios, el Código Penal anterior es la norma que debe regir en el caso de Glas y que por lo tanto ha cumplido el tiempo establecido por ese articulado para obtener la prelibertad.

“Por el grave clima de inseguridad, de público conocimiento dentro de las cárceles, por el solo hecho de saberse que el señor Glas, tiene derecho de acceder a los beneficios penitenciarios, ocasiona una multiplicidad de situaciones que lo afectan, por los delitos que potencian victimizarlo de parte de sectores de la población penitenciaria, pues se trata de un privado de la libertad por delitos comunes, pero que además por el hecho de haberse desempeñado en el alto cargo público de exvicepresidente de la República, se encuentra en la mira de ciertos grupos de presos que ejercen intimidación sobre él con amenazas para sí y su familia con características extorsivas que poco o nada pueden instrumentarse por la hibridez del ambiente mal sano donde se encuentra, para lo cual basta el entender que no hay otro privado de la libertad con esas características; y todo ello, por la falta de celeridad en los procedimientos administrativos, pues a la presente fecha sin reparo alguno debiese estar ya gozando de la progresividad”, afirmó Palacios.

Los cálculos de la defensa

Glas, de 51 años, ingresó a prisión el 6 de octubre de 2017. Ha pasado por la cárcel de Latacunga y por la cárcel 4, en Quito.

El ex vicepresidente tiene dos sentencias. En 2017 fue condenado a seis años de cárcel por asociación ilícita en el caso Odebrecht, sentencia ratificada en última instancia en enero de 2018. La segunda sentencia es por el caso Sobornos. Glas fue condenado a ocho años, el 26 de abril de 2020, al igual que el expresidente Rafael Correa y otros altos funcionarios de ese régimen.

Glas tenía otra sentencia por el caso Singue, pero este proceso fue declarado nulo el pasado 10 de noviembre. El SNAI sostuvo que aún no ha recibido la notificación legal por lo que no ha podido dar respuesta a la solicitud de unificación de penas.

Según el abogado de Glas, su cliente al haber sido juzgado con el anterior Código Penal, la prelibertad la puede obtener tras cumplir las dos quintas partes de la pena. En el Código Orgánico Integral Penal (COIP) actual para pasar al régimen semiabierto se requiere haber cumplido el 60% de la pena impuesta y para pasar al régimen abierto, se necesita el 80%.

Desde el 6 de octubre de 2017 hasta el día que presentó la solicitud de medidas cautelares, Glas ha estado en prisión durante 5 años y un mes, afirmó su abogado. Según los cálculos del jurista, en la primera sentencia por el caso Odebrecht, el exvicepresidente ya superó los dos años y cinco meses (dos quintas parte de la pena) para acceder a la prelibertad según lo establece el Código Penal anterior. Y por el COIP también, pues Glas ya cumplió más del 60% de la pena, es decir tres años y ocho meses.

El exvicepresidente regresó a la cárcel el pasado 20 de mayo, después de que la Corte Provincial de Santa Elena anulara el fallo del juez Diego Moscoso que concedió un habeas corpus a Glas. Fue detenido en su casa en Guayaquil. Foto: API

El juez Emerson Curipallo Ulloa liberó en septiembre pasado a John  Navarrete, alias Cuyuyui, y Santiago Madrid, alias Madrid, identificados como los responsables de masacres carcelarias, denunció el asambleísta Fernando Villavicencio.

Mientras que en la segunda sentencia por el caso Sobornos, la orden de prisión contra Glas se emitió el 30 de agosto de 2019. “En esta causa obviando el proceso judicial mencionado en el párrafo anterior, afectándole al señor Glas, por falta de unificación de penas, se encuentra privado de su libertad como tres años dos meses”, agregó su abogado. En este caso, las dos quintas parte de la pena significan tres años tres meses, los cuales se cumplían este 30 de noviembre de 2022.

Pero el jurista Palacios que su cliente no se ha beneficiado de la unificación o acumulación de penas y que el SNAI debió proceder con ese trámite sin ninguna petición, más aún cuando Glas pertenece a un grupo de atención prioritaria, aseguró el defensor.

La decisión de unificar o no las penas del exvicepresidente está en manos de la juez Soledad del Carmen Manosalvas, de la Unidad Judicial Especializada de Garantías Penitenciarias, con sede en el Distrito Metropolitano de Quito. Ella conoce este pedido desde el pasado 18 de noviembre. Para ello solicitó el expediente que tienen 14 cuerpos y suma 1.366 hojas.

Según Palacios, Glas ha cumplido casi el total de una condena y más del 50% de la segunda pena “si humanitariamente se le unificasen las penas, aplicando la legislación por la cual fue sentenciado”. Pero para él “no hay voluntad” de emitir los trámites correspondientes de parte del SNAI.

El enredado análisis del juez

Emerson Curipallo Ulloa, juez de la Unidad Judicial Penal y Tránsito de Santo Domingo de los Tsáchilas, acogió el pedido de Glas y le concedió las medias cautelares hasta que un juez de garantías penitenciarias decida lo contrario. Le impuso la presentación de una vez por semana en la Penitenciaría del Litoral y le prohibió la salida del país.

El magistrado coincidió con los cálculos de la defensa de Glas y fue más allá. Sostuvo que, si se unificaran las condenas de Glas, el exvicepresidente debería cumplir ocho años de cárcel en total, de los cuales lleva cinco años y un mes. Esto equivale al 63.65% de la pena, dijo el juez. “Lo cual supera las dos quintas partes de la pena”, concluyó.

Esas dos quintas partes, según el juez, se cumplieron el 02 de octubre del 2021. “Lo cual implica que el sistema nacional de rehabilitación social debía instrumentar los actos administrativos treinta días antes”.

Glas ha alegado en reiteradas ocasiones que padece graves problemas de salud física y mental, que la cárcel solo ha agravado. Ahora dice que también es blanco de extorsiones. Foto: Twitter
 

En un enredado análisis, el magistrado también hizo cálculos para el otro escenario donde no se unifican las penas, sino que se acumulan. Las condenas de Glas suman 14 años en total. Si lleva en prisión 5 años y mes, implica que Glas cumplió el 40% de ambas sentencias y más adelante, afirma que es el 60.61%. Pero el resultado exacto es 36.3%.

“Eso significa que en demasía está privado de la libertad por todas las fórmulas”, concluyó el magistrado en una extensa resolución de más de 20 páginas logradas en menos de 48 horas.

Cerca de las 19:00, el SNAI informó que la boleta física que llegó a la Cárcel N. 4 “cuenta con los requisitos previstos en la ley, por ende, este Servicio -como órgano ejecutor de las disposiciones judiciales- acatará la resolución del juez según lo resuelto”. Minutos después, el exvicepresidente salía de la cárcel en medio de la ovación de sus seguidores.

Aunque dio paso a la decisión del juez de Santo Domingo, el SNAI adelantó que presentará un pedido de revocatoria de la decisión de juez, junto con la Procuraduría. “Ya que no existe una amenaza ni vulneración que atente los derechos de la PPL Jorge G. tal y como se ha demostrado en los anteriores habeas corpus rechazados e inadmitidos por la autoridad judicial competente”. También anunció posibles acciones legales contra el juez.

   Cronología   

Sábado 26 de noviembre, 15:12. Ese día se recibe y sortea la causa que llega a manos del juez Emerson Geovanny Curipallo Ulloa, de la Unidad Judicial Penal y Tránsito de Santo Domingo de los Tsáchilas.

Lunes 28 de noviembre, 09:50. El juez emite su resolución de más 20 páginas en la que concede las medidas cautelares a Glas.

Lunes 28 de noviembre, 11:11. El despacho del juez comunica la decisión al Director de la Cárcel N.4 de Quito.

Lunes 28 de noviembre, 12:10. El juez gira las boletas de excarcelación.

Lunes 28 de noviembre, 18:57. El SNAI acepta la decisión del juez e informa que la boleta de excarcelación cumple con todos los requisitos.

Lunes 28 de noviembre, 19:00. Glas sale de la cárcel. En los exteriores, lo esperaron sus seguidores.

 

 

[RELA CIONA DAS]

Fiscales de EE.UU. reiteran que Carlos Pólit recibió $11 millones en sobornos y rechazan pedido del excontralor
Redacción Plan V
Independencia judicial y cese de pugnas: los temas urgentes de la justicia para el 2023
Redacción Plan V
Carlos Pólit contrataca, pide que se desestimen sus cargos y menciona al exfiscal Baca y a Juan Eljuri
Redacción Plan V
Emerson Curipallo, el juez que en tres meses falló a favor de Jorge Glas y otros 15 presos por narcotráfico, sicariato y violación
Redacción Plan V
El enemigo de Glas
Gabriel Hidalgo Andrade
GALERÍA
Glas es un ‘pez gordo’ para las extorsiones: este fue el argumento de su defensa para su segunda liberación
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El círculo jurídico de Leandro Norero impulsó el habeas corpus para Jorge Glas
Redacción Plan V
La fiebre del oro consume al Napo
Redacción Plan V
En Pomasqui, Pedro José Freile compitió con una boda y un pase del Niño
Redacción Plan V
El Gobierno cree que señalamientos de Zurita responden a agenda mediática
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Caso Encuentro: el informe de Anticorrupción señala al entorno de Hernán Luque
Redacción Plan V
Esta es la historia del candidato ‘Faracho’, asesinado en medio de la creciente violencia en la campaña
Redacción Plan V
Jorge Yunda: un concierto cantando una campaña
Fermín Vaca Santacruz
Alcaldía de Quito 2023: estos son los postulantes y sus propuestas
Redacción Plan V