Back to top
11 de Abril del 2024
Historias
Lectura: 8 minutos
11 de Abril del 2024
Gabriela Muñoz
Gisela Montalvo: urge acercar la IA a la mujer
1

Gisela Montalvo es cientista política, máster en Política Pública y estudió en Harvard (EE. UU). Fotos Cortesía

 

“Empecemos desde la base: la educación a las niñas. La información que reciba una niña es esencial para su desarrollo. Impulsar y motivar a las hijas a que estudien análisis de datos (el nuevo boom petrolero en el mundo), ciberseguridad, IA, desarrollo de software, pensamiento computacional…. Hay que fomentar las bases para que más mujeres participen en tecnología”.

@GabyMunoz777

Hay un tema que no está siendo discutido en su real dimensión por nosotras: el impacto que tendrá en nuestra cotidianidad la Inteligencia Artificial (IA).

Del mar de definiciones que existen sobre la IA, la del experto finlandés Lasse Rouhiainen es una de las mejores: la habilidad de los ordenadores para hacer actividades que requerirían de la inteligencia humana.

Pero si queremos brindar una definición más detallada podríamos decir que la IA es la capacidad de las máquinas para usar algoritmos, aprender los datos y usar lo aprendido en la toma de decisiones, tal y como lo haría una persona.

Sin embargo, a diferencia de nosotros, la IA no necesita descansar y puede analizar, a la vez, enormes volúmenes de información.

La IA también será capaz de ofrecernos sugerencias y predicciones relacionadas con asuntos importantes de nuestra vida en la salud, el bienestar, la educación, el trabajo y las relaciones interpersonales. Cambiará, además, la forma de hacer negocios al proporcionar ventajas competitivas a las empresas y organizaciones que apliquen estas herramientas de forma rápida y eficaz.

En varias entrevistas, Mónica Taher —una de las mujeres de negocios más influyentes en América Latina, según la revista Bloomberg— alerta que la IA pueda ampliar mucho más la brecha de género por falta de programadoras mujeres.

Gisela Montalvo es directora ejecutiva de la Cámara de Innovación y Tecnología Ecuatoriana (CITEC). Cortesía

Según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la UNESCO, a escala global solo el 9.1 % de especialistas en IA son mujeres y esto podría implicar que la IA profundice el poco acceso femenino a la tecnología.

Taher dice que la IA se hace con algoritmos y si los programadores que los desarrollan son en su mayoría hombres se corre el riesgo de que la IA venga cargada de estereotipos.

A escala mundial, señala el BID, las mujeres tienen un 25 % menos de probabilidades que los hombres de utilizar las tecnologías de la información y comunicaciones para fines básicos como el uso de fórmulas aritméticas simples en una hoja de cálculo. A su vez, los hombres tienen cuatro veces más probabilidades que las mujeres de contar con habilidades avanzadas como, por ejemplo, la programación de computadoras.

En Ecuador, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) indica que en el 2022 nuestra realidad es la siguiente: hay 9.3 millones de mujeres en el país, de las cuales el 17% son jefas de hogar.

El 48% accedió a educación básica o menor, el 32 % tiene título de bachiller, el 16% se graduó en una universidad y el 4% no registra ningún estudio.

Sobre el acceso a la tecnología, el INEC dice que el 69.6% usa internet y el 52% tiene teléfono inteligente, pero hay un 9.5% de analfabetismo digital.

La misión de Gisela Montalvo

En Ecuador, Gisela Montalvo, directora ejecutiva de la Cámara de Innovación y Tecnología Ecuatoriana (CITEC), trabaja en ampliar el acceso de las mujeres a las habilidades digitales.

Converso con Gisela en una pizzería que queda cerca de su casa. La cita es en la noche porque su cotidianidad está copada de reuniones, viajes dentro y fuera del país, congresos, entrevistas en medios y estar pendiente de sus tres niños y su esposo. Ella lo puede todo. “Y me siento absolutamente realizada”, dice.

La conocí hace seis años cuando fue directora de la Escuela de Gobierno del IDE Business School. Es cientista política, máster en Política Pública y estudió en Harvard (EE. UU). De esta universidad trajo el Programa de Mujeres —el primero de su tipo en Ecuador— para formar a lideresas. En el 2020 se formó la primera promoción que convocó a mujeres de diferentes sectores y gremios.

“Antes del IDE trabajé en el Programa del Muchacho Trabajador (PMT). Luego estuve en la Embajada de Ecuador en EE.UU. y en entidades del sector público. Mi experiencia en el PMT fue una de las más enriquecedoras. Aprendí que si tu trabajo impacta en la vida de una persona, una sola persona, tu trabajo ya está dando frutos”.

Con esa enseñanza, Gisela aceptó la dirección de CITEC para colocar en la agenda de género al sector de software, innovación y tecnologías de la información en Ecuador.

Gisela Montalvo aceptó la dirección de CITEC para colocar en la agenda de género al sector de software Foto: Cortesía

“Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) buscan aumentar las habilidades digitales para mujeres. Pero en Ecuador debemos trabajar muchísimo. Sólo tenemos un 14% de mujeres liderando empresas de tecnología. Es una cifra baja, muy baja. A esto se suma que son pocas mujeres en el país que trabajan en temas de IA y lo que no nos puede pasar es que la IA sólo sea alimentada por hombres”.

¿Y qué hacemos?, le pregunto. Gisela responde que hay que trabajar en varios frentes. “Empecemos desde la base: la educación a las niñas. La información que reciba una niña es esencial para su desarrollo. Impulsar y motivar a las hijas a que estudien análisis de datos (el nuevo boom petrolero en el mundo), ciberseguridad, IA, desarrollo de software, pensamiento computacional…. Hay que fomentar las bases para que más mujeres participen en tecnología”.

Para aquellas que desempeñan cargos en el sector privado y en las entidades públicas, Gisela menciona que cada una —desde sus especializaciones— debe capacitarse para impulsar en sus organizaciones herramientas tecnológicas.

Por ejemplo: una comunicadora debe aprender análisis de datos sobre conversación pública. Una abogada pueda especializarse para desarrollar herramientas de IA en temas legales, una experta en estadística podría diseñar una herramienta para conocer en tiempo real las cifras exactas de la situación de la mujer en Ecuador.

“No se debe mirar el problema desde lejos. Hay que tomar las riendas y aportar desde nuestras profesiones y cargos, ahora”.

Menciona que, para completar el proceso, el Ministerio de Educación debe reformar la malla curricular e incluir temas de innovación tecnológica en escuelas y colegios. “La coordinación entre entidades gubernamentales y organizaciones de mujeres permitirá impulsar acciones efectivas para disminuir la brecha de género. Como mujeres hemos avanzado en otros temas como participación política, equidad laboral, etcétera, pero no veo que exista una discusión sobre IA y los retos que nosotras enfrentamos”.

Comenta que desde su gremio se organizan talleres en colegios del país para hablar sobre innovación tecnológica. Si una se suscribe al boletín informativo de CITEC encontrará a diario las capacitaciones y foros que realiza la organización. Entre los últimos eventos se encuentra el foro sobre Disruptoras Tecnológicas. El acceso a los talleres es gratuito.

En la pizzería sólo quedamos Gisela y yo. Al siguiente día debe viajar temprano a Guayaquil. “Estamos preparando un nuevo ciclo de talleres en colegios de esta ciudad. Lo que hago me encanta porque, como te dije antes,  si tu trabajo impacta en la vida de una persona, una sola persona, tu trabajo está dando frutos. Todas las profesiones necesitan habilidades digitales y si no contamos con esos recursos, la brecha de género nunca se reducirá”.

GALERÍA
Gisela Montalvo: urge acercar la IA a la mujer
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La estatal Petroecuador en un dilema técnico y administrativo
Redacción Plan V
¿Por qué Carlos Pólit pide un nuevo juicio a la Corte de Miami?
Susana Morán
El superintendente de Competencia, en la mira de los actores económicos
Redacción Plan V
Ministerio de la Mujer: el Gobierno perdió el round en la guerra cultural
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Entre el Hotel Quito y Oloncito
Consuelo Albornoz Tinajero
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
!Ay, Pame! o de la impudicia
Fernando López Milán