Back to top
19 de Febrero del 2024
Historias
Lectura: 14 minutos
19 de Febrero del 2024
Manuel Novik
La sentencia para proteger las iguanas galapagueñas que no se cumple
0

Se estima que hay unos 10 mil individuos de la iguana terrestre de Galápagos. Su población ha decaido en 30% desde 1950. Foto Tommaso Picone. Pexels

 

Parte de los tesoros de las islas Galápagos son sus icónicas iguanas. Pero los reptiles están amenazados por el tráfico ilegal. Conversamos con Bitácora Ambiental sobre la falta de acción del Gobierno para proteger a esta especie en el archipiélago.


En octubre de 2022, un fallo en la Justicia de Pichincha determinó que el Ministerio de Ambiente vulneró el derecho al cuidado a la naturaleza de las iguanas marinas, terrestres y rosadas de Galápagos, todas especies endémicas del archipiélago.

Actualmente las especies están en el apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres a las especies. La Convención utiliza los apéndices para determinar la vulnerabilidad de las especies.

La sentencia dispuso que el Gobierno inicie los trámites administrativos y diplomáticos para cambiar a las especies al apéndice I, ya que bajo esta categoría solo se permite la movilización de las especies para fines científicos. En cambio, bajo el apéndice II se puede justificar su comercio si se demuestra que han sido rescatadas o criadas en cautiverio.

Otras medidas de reparación cómo capacitaciones en materia ambiental para jueces y disculpas públicas para los accionantes tampoco han sido cumplidas hasta la fecha. La única medida de reparación cumplida fue un proyecto de Ley para la protección de los animales, aunque esta no ha llegado ni al primer debate en la Comisión de Biodiversidad.

Las iguanas marinas aprovechan el sol para elevar la temperatura de sus cuerpos. Foto: apfel1 / PxHere

La Defensoría del Pueblo, que fue delegada en la sentencia para dar seguimiento a las medidas de reparación, emitió un informe en diciembre de 2023 en donde afirmó que el Ministerio de Ambiente, la Cancillería y la Judicatura no cumplieron con las medidas que se les asignó.

La acción judicial fue presentada por el periodista del portal ambientalista Bitácora Ambiental, Franklin Vega, y el abogado Milton Castillo. Vega realizó una investigación en donde evidenció el tráfico de estas especies alrededor del mundo. Luego de tocar puertas a organizaciones conservacionistas y oficinas gubernamentales,sin respuesta de las autoridades ,se vio obligado a recurrir a la vía judicial y pasar al activismo.

Tras más de un año, el Ministerio de Ambiente no ha cumplido con las medidas de reparación que dictaminó una Unidad Civil de Iñaquito, en la capital. Ambiente no respondió a los pedidos de información que Plan V solicitó acerca de las medidas tomadas por la entidad luego de la sentencia. Tampoco autorizó al Parque Nacional Galápagos a dar una entrevista sobre las acciones que toman para proteger a las especies, hasta la publicación de este reportaje.

Esperamos una respuesta del Gobierno, pero conversamos con Franklin Vega sobre la historia de estas especies en Galápagos. Encontramos detalles de estas tres especies y cómo viven en las distintas islas.

Iguanas galapagueñas aparecen en el mundo

“En los años 70 se vendían iguanas disecadas en los mercados artesanales. En esa época la gente traía iguanas de distintas partes del país y las criaba como mascotas. En 1975 entró en vigencia CITES. Pero recién en los 2000 se creó la Policía Ambiental, fui parte de los operativos en que retiraban tortugas de establecimientos como el Colegio Mejía o fincas particulares”, recuerda Vega.

Hace tres años, Alfredo Carrasco, quien es ahora asesor de la ministra de Ambiente, Sade Fritschi, hizo una publicación en l red social X, antes Twitter,en el que se veía en venta iguanas galapagueñas en Indonesia. Vega indagó sobre este posteo y encontró que las iguanas eran supuestamente legales, tenían permisos internacionales y habrían sido criadas en cautiverio en Uganda.

Así surgió una investigación en donde se evidenció que había iguanas endémicas de Galápagos que eran comercializadas con permisos de CITES, un acuerdo internacional que regula la conservación de especies amenazadas.

Según CITES, las tres especies estaban en el apéndice II, bajo el cual se pueden comercializar solo bajo casos excepcionales, como iguanas que hayan nacido antes de la entrada en vigencia de la Convención o en casos donde se haya probado que fueron animales rescatados o criados en cautiverio.

Una alteración en la pigmentación hace de las iguanas rosadas una especie única. Foto: EFE/ Parque Nacional Galápagos

En el video en Indonesia, se promocionaba una pareja de iguanas en $500 mil, aunque típicamente los precios pueden ir desde los $50 mil por las especies de las islas. Los reptiles se ofertaban en internet como cualquier otro producto adquirible mediante un par de clics.

Vega se puso en contacto con Carrasco y empezó a encontrar un patrón. Desde Uganda y Suiza se estaban vendiendo iguanas salidas irregularmente de Galápagos y desde esos dos países se emitieron permisos CITES para su comercialización a varias partes del mundo, entre ellas Japón, Suecia, Mali y Tailandia.

Los casos eran tan recurrentes que la Unión Internacional por la Conservación y la Naturaleza (UICN), que lleva un registro de las especies amenazadas en el mundo, alertó a la Convención sobre el blanqueo de iguanas galapagueñas desde Suiza y Uganda. “La oficina de CITES en Suiza emitió permisos CITES para el comercio de estas especies, pero el Gobierno ecuatoriano no tenía registro de ellas”, sostiene el periodista.

Vega se contactó con las oficinas CITES en los países donde se detectó la presencia de las iguanas. Pero no obtuvo respuesta. La oficina central de la Convención le dijo que se investigaría pero más allá de eso el caso quedó ahí.

“En los 70 se vendían iguanas disecadas en los mercados artesanales. En esa época la gente traía iguanas de distintas partes del país y las criaba como mascotas”, franklin Vega.

El periodista logró ponerse en contacto incluso con uno de los responsables de un criadero en Uganda, quién le respondió que las especies comercializadas nacieron antes de que entrara en vigencia CITES, por lo que afirmaba que su actividad era legal.

Vega relata que la persona en Uganda afirmaba que había logrado que nuevas iguanas nacieran en su criadero. Varios expertos se mostraron escépticos de que alguien sin tecnología logre simular las condiciones necesarias para lograrlo. Así que se sospechaba que se robaban juveniles de Galápagos para llevarlas a África y de ahí venderlas a distintas partes del mundo.

El siguiente paso en esta investigación periodística era viajar a Uganda y conocer las dinámicas de tráfico en la zona. Pero ninguna organización conservacionista o que trabajara con iguanas dio apoyo al proyecto. Los expertos y biólogos que accedían a entrevistas lo hacían de forma anónima porque no querían comprometer sus proyectos con los gobiernos.

“Tuve que pasar del lado periodístico al activismo, algo que nunca fue de mi agrado, y presenté un recurso de protección contra el Ministerio de Ambiente”, dice Vega.

La acción de protección demandaba que se establezca un pie de cría a las especies comercializadas bajo CITES y así llegar realmente a determinar qué especies nacieron antes de la vigencia de la Convención en 1975. Se estima que las iguanas investigadas pueden tener vidas de entre 50 y 60 años, por lo que las iguanas comercializadas estarían hoy por hoy en sus últimos años de vida.

Por otro lado, pedía que se cambie a las tres especies del apéndice II al I, ya que bajo el apéndice I, las especies no pueden ser comercializadas bajo ningún caso, a excepciones de fines académicos y científicos.

Se esperaba que Ecuador plantee una moción en la última edición de la Convención en Panamá en noviembre de 2022. En esa época estaba al frente del Ministerio Gustavo Manrique, quién luego pasó a la Cancillería. Tras someter a votación de las partes la medida podría haber tomado lugar. Pero esto no sucedió.

“Los ministros no tuvieron la voluntad política para evidenciar el tráfico ante la convención”, dice Vega. “No era un tema aislado, los decomisos de especies a lo largo del mundo siguieron pasando durante los años”, concluye el periodista.

“Los ministros no tuvieron la voluntad política para evidenciar el tráfico ante la convención. No era un tema aislado, los decomisos de especies a lo largo del mundo siguieron pasando durante los años”, franklin vega.

Las iguanas marinas se enfrentan a otro tipo de depredadores en el agua, como los tiburones. Picture credits. Foto: Miguel Vences/TU Braunschweig.

La evolución de los “dragones” de Galápagos asombra

Tres especies de iguanas son objeto del tráfico ilegal en todo el mundo. La icónica iguana terrestre habita en 13 subpoblaciones, están tanto en las islas principales como en otras pequeñas y más aisladas. Hace tres generaciones se consideraba a las terrestres una población saludable.

Estos reptiles se llevan bien con pinzones de Darwin, rutinariamente estiran sus cuerpos de hasta un metro de largo para que las aves les quiten las garrapatas. Los herbívoros de sangre fría suelen tomar el sol en las rocas volcánicas. Puede poner hasta 20 huevos, pero la hembra vigila el nido solo por un par de días.

Desde 1950, una de las principales amenazas para estas iguanas han sido los gatos, ratas y otros animales introducidos. En ese periodo su población ha decaído al menos en un 30%. Se estima que actualmente existen 10 mil individuos. Las iguanas terrestres han sido calificadas como vulnerables por la IUCN. El Parque Nacional Galápagos ha realizado esfuerzos de reintroducción de individuos, pero se prevé que en las tres próximas tres generaciones la población decaiga otro 15%.

FOTO: Barómetro IUCN.

Por otro lado están las iguanas rosadas, de la cual solo existe una población el el volcán Wolf, en la isla Isabela. Se tienen registros de solo 192 individuos vivos, por lo que la especie está en peligro de extinción. A la fauna introducida, se le suman las erupciones volcánicas como otra amenaza.

La amenaza del tráfico ilegal lleva a un episodio en particular. Franklin Vega recuerda que en 2022 hubo  una indagación fiscal por una incursión de gente no autorizada al volcán en donde se dañó las cámaras de monitoreo del PNG. “No es un lugar de fácil acceso. Para llegar al sitio se debe ir en helicóptero o llegar en barco y luego caminar dos días”, dice Vega. El propio periodista ha solicitado acceso al lugar para realizar coberturas y siempre se le ha denegado el acceso.

“Las personas que ingresaron no solo dañaron las cámaras sino que también se llevaron las tarjetas de memoria, dice Vega. “Presumiblemente se llevaron también iguanas”, afirma. Los guardaparques le dijeron a Vega que ahora hay vigilantes permanentes en la zona.

Por último, está otra prima: la iguana marina, el único lagarto de mar en el mundo. También considerada vulnerable, se estima que hay unos 20 mil individuos.

Los “dragones” marinos son excelentes nadadores, pero antes de entrar en el agua toman el sol hasta llevar sus cuerpos a más de 35 grados para resistir las heladas temperaturas mientras buscan alimento.

Los mecanismos de adaptación de las iguanas marinas son particulares. Al sumergirse al agua pueden reducir su frecuencia cardíaca hasta en un 50% para preservar su energía. Por su alto consumo de sal en los alimentos, como las algas, han desarrollado un mecanismo para expulsar la sal excedente, en forma de estornudo.

El fenómeno de El Niño puede afectar la población de algas, una fuente de alimento de estos reptiles. Ante esto, las iguanas marinas encogen su cuerpo. No hay en el mundo otro caso igual. Pueden parecer especies reacias al contacto humano, pero por las noches se juntan entre ellas para formar calor.

Estas especies han logrado evolucionar y hacerle frente a las amenazas naturales e introducidas en el archipiélago, pero quizás no puedan resistir ante un tráfico ilegal incesante.

GALERÍA
La sentencia para proteger las iguanas galapagueñas que no se cumple
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Juicio contra Carlos Pólit (día 5): Olivio Rodrigues aseguró que las coimas de Odebrecht pasaron por las empresas Cosani, Plastiquim e Italcom
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
¿Qué dice la denuncia por "traición a la patria" contra Rafael Correa?
Redacción Plan V
¿Qué sanciones busca México contra Ecuador y cuán posibles son?
Redacción Plan V
Juicio contra Carlos Pólit (día 5): En la casa del excontralor se hallaron 15.000 euros en efectivo, dijo un policía
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo

[MÁS LEÍ DAS]

Mayra Salazar cosechó un amplio repudio en redes sociales como X y Facebook
Redacción Plan V
7 claves para entender el juicio de Carlos Pólit que inicia en Miami este 8 de abril
Susana Morán
Ivonne Núñez: el trabajo por horas va a cambiar la situación del desempleo en cortísimo plazo
Juan Carlos Calderón
La embajadora de México es la viuda de Bolívar Echeverría