Back to top
17 de Octubre del 2019
Historias
Lectura: 41 minutos
17 de Octubre del 2019
Redacción Plan V
Las apreciaciones de inteligencia que sí llegaron a la Presidencia
0

Foto: Luis Argüello / PlanV

Tres apreciaciones de inteligencia analizaron los antecedentes, los contextos y el desarrollo de la espieral violenta del paro de octubre. 

 

El seguimiento y análisis de los posibles focos de conflictividad y la tendencia de una espiral creciente de violencia no fueron una prioridad en altas esferas gubernamentales. Durante un año se fue larvando la explosión que se dio entre el 1 y el 13 de octubre del 2019 y el Gobierno, empeñado en mirar hacia los empresarios, no miró las señales.

  I. DEL DECRETO 883 A LA ALERTA ROJA  

"Las medidas pueden detonar conflictos preexistentes"

La campanada del levantamiento indígena la dio un mes antes el propio presidente de la Conaie, Jaime Vargas, pero en el Gobierno, las Fuerzas Armadas, Policía y en la inteligencia del Estado, nadie la escuchó. El 6 de septiembre, en una entrevista en Notimundo, radio FM de Quito, Vargas dijo incluso cómo sería el paro: articulado con otros colectivos y organizaciones sociales como el FUT, toma de vías principales, acciones escalonadas, intervenciones en el territorio... Y lo que dijo que iba a ocurrir ocurrió.  Dio incluso los motivos, los que repitió durante las negociaciones del domingo: luego de haber hecho una evaluación del Diálogo Nacional el Gobierno no ha dado paso a ninguno de los pedidos del sector indígena respecto al respeto a sus territorios por parte de la actividad extractivista, la lucha contra la corrupción y la crisis económica.

El 3 de octubre, un analisis de inteligencia que fue entregado por pedido de la Presidencia de la República, advertía lo siguiente: "El desencadenamiento de la conflictividad es inminente: tiene un terreno fértil por el cruce de variables de: desempleo, corrupción e inseguridad, y hoy este cóctel se potencia con el anuncio de medidas económicas serias, sobre todo la relacionada al subsidio de los combustibles. Todo ello debilita aún más el deterioro del tejido social y variables como la incertidumbre, el miedo la desesperanza en diversos niveles de la población que pueden llevar a una explosión incontenible y sin precedentes, si se considera la potencial intromisión de variables (venezolanos descontentos, grupos opuestos a la minería, movimiento indígena fraccionado).

Esta información estaba en consonancia con los estudios anteriores de elaborados por la misma fuente, que es parte del Estado, que durante un año antes venía previendo el inicio de un proceso de crecimiento de violencia social "en espiral".

"Otro factor clave es considerar el débil manejo estratégico de la comunicación del Gobierno, que detona la desfiguración de las líneas argumentales y discursivas por la acción y efecto multiplicador de la comunicación en redes sociales, debido a la rapidez de circulación  y a la visibilización exponencial de la información —en muchos caso desfigurada y tendenciosa— que inciden sin restricción y de manera ininterrumpida en los diversos ámbitos de la vida social, política, económica de manera cotidiana en los ciudadanos.

Otro factor clave es considerar el débil manejo estratégico de la comunicación del gobierno, que detona la desfiguración de las líneas argumentales y discursivas por la acción y efecto multiplicador de la comunicación en redes sociales.

Dos días antes, el 1 de octubre, el presidente Moreno había anunciado en cadena nacional seis medidas económicas y 13 propuestas de reformas económicas y laborales que debían pasar por la Asamblea Nacional.

Las medidas económicas formaban parte de los acuerdos entre el Gobierno ecuatoriano y varios organismos multilaterales. En la segunda quincena de febrero del 2019 se hizo público un acuerdo que involucraba al Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo de Reserva Latinoamericano (FLAR) y el Banco Mundial. Acuerdo en el que se planteaba un desembolso de cerca de USD 6 mil millones para apoyar las políticas económicas del gobierno durante tres años.

Entre los objetivos que articulan el acuerdo con el FMI constaban:

• Reducir la relación deuda / PIB a través de una combinación de un reequilibrio de la masa salarial;
• Optimizar los subsidios a los combustibles;
• Priorizar los gastos de capital y bienes y servicios; y,
• Ejecutar una reforma fiscal.

El desembolso de los recursos estaba sujeto a evaluaciones de los avances logrados por el Gobierno en la implementación de las políticas multinivel y multidimensional acordadas que, en una primera parte, se enfocaban en variables cuantitativas y, posteriormente, en variables cualitativas o estructurales.

A fines de junio se evaluó el cumplimiento de los acuerdos y se dio paso al desembolso de USD 251 millones. La segunda evaluación, cumplida a fines de septiembre, destacaba mejores condiciones fiscales y el fortalecimiento de las reservas internacionales. Sin embargo, el informe de prensa del FMI mencionaba que “…el equipo técnico del FMI pondrá el reporte a consideración del Directorio Ejecutivo cuando las propuestas legislativas sean presentadas.”. Es decir, el Gobierno Nacional tenía como prerrequisito la presentación de las propuestas legislativas para que se cumpla la segunda evaluación y así acceder a un segundo desembolso.


Sin la preparación adecuada para ejercer disuación en protestas sociales y sin armamentos ni marco legal que los protejan, los militares se vieron limitados en sus acciones.

el informe de inteligencia mencionó la creación de etiquetas en Twitter referentes a lo que se venía, y que se convirtieron en tendencia. Ese era el tema del que estaba hablando la gente en redes sociales.

El vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner dio el primer campanazo, el 27 de septiembre, cuando el Gobierno afrontaba el cuarto día del violento paro del Carchi. El segundo mandatario, en Teleamazonas, ofreció disculpas anticipadas por la dureza de medidas que vendrían, y el tema se encendió en redes sociales. Así lo advirtió el informe de inteligencia al mencionar la creación de etiquetas en Twitter referentes a lo que se venía, y que se convirtieron en tendencia. Ese era el tema del que estaba hablando la gente en redes sociales.

Las medidas económicas planteadas, decía el informe, "pueden detonar conflictividades preexistentes que se han mantenido en un segundo plano. En efecto, hace pocos días el conflicto se centraba en la provincia del Carchi, el que, al menos en el discurso, ha comenzado a ser retomado en otras provincias como Pichincha. Al mismo tiempo, la minería plantea una conflictividad, cuyas manifestaciones se sienten en el sur del país (Azuay) y en el norte (Imbabura). Todo esto en un contexto de cambio en la tendencia de crecimiento económico durante los últimos años y en una imposibilidad de generar empleos para una sociedad que cada vez tiene una percepción más negativa sobre el futuro de las condiciones de vida en el país".

Tras el anuncio de las medidas, la situación se volvió mucho más compleja en redes y mensajes en medios. Más allá de pronunciamientos mesurados a favor de las medidas económicas emitidos por las instituciones de Gobierno, decía el informe, y por ciertos analistas económicos vinculados con corrientes liberales, una percepción de gran parte de la población se dirigía hacia el descontento y la preocupación de la situación coyuntural y a mediano plazo en el país. Si bien el IVA no había sido modificado, lo que de cierta forma ayudó a aliviar algunas tensiones, la elevación del precio de los combustibles para los usuarios preocupaba, especialmente en el sentido del encarecimiento generalizado que esto podría generar en los bienes.

Las medidas económicas planteadas, decía el informe, "pueden detonar conflictividades preexistentes que se han mantenido en un segundo plano. En efecto; pocos días antes el conflicto se centraba en la provincia del Carchi.

Estas medidas fueron tomadas, se advertía, en un contexto de una baja popularidad del Gobierno, en general, y del presidente, en particular, que de acuerdo con la encuestadora Perfiles de Opinión se encontraría en su punto más bajo: solamente el 22% de los encuestados califican la gestión del presidente como “buena” o “muy buena”. (Luego del paro y tras la decisión del Gobierno de derogar el decreto 883, la información oficial fue que la renuncia del presidente a las medidas, a cambio de la paz, había subido la popularidad de Moreno del 12% al 22%. En realidad Moreno nunca tuvo el 12% de popularidad, y siempre estuvo en el 22%)

Para el jueves 3 de octubre (las medidas fueron anunciadas la noche del martes 1 de octubre), cuando se iniciaba el paro de los transportistas, el informe de anticipación señalaba que "la evaluación de las variables coyunturales permite señalar un primer aviso sobre la configuración de un contexto de exacerbación social que pueda resultar en una potencial crisis de gobernabilidad. Los vínculos de negociación política con la Asamblea son claves en las siguientes horas para lograr los acuerdos requeridos, pero, aún más importante, la atención a los sectores sociales y sus demandas".

Tras el análisis de decenas de actores y reinvindicaciones que se sumaban a la ola de protesta, el informe diagnosticaba una "espiral ascendente de violencia". Y recomendaba "un seguimiento detallado de las posiciones de los principales actores políticos y sociales, que permitan construir estrategias para paliar los impactos negativos de las medidas económicas. Así también es necesario una evaluación prospectiva de los efectos socioeconómicos y territoriales de las medidas propuestas".


La figura del general Oswaldo Jarrín fue central en las manifestaciones. Pidieron su renuncia. Foto: Luis Argüello

8 de Octubre, día del Guerrillero Heroico: la alerta es roja

El 8 de octubre de 1967, el guerrillero cubano argentino Ernesto "Che" Guevara fue ejecutado en las selvas bolivianas. Ese 8 de octubre del 2019, en Ecuador, un día antes del inicio del paro nacional y levantamiento indígena, ya las fuerzas sociales habían tomado posiciones. Ese martes, el Gobierno se confió en que la contundente respuesta estatal al paro de los transportistas sería una señal para los siguientes movimientos populares. Ya el Gobierno había puesto en la agenda mediática la teoría de la conspiración correísta y venezolana. Pero ese mismo día llegó a la Presidencia de la República un nuevo análisis de inteligencia, que señalaba que "es ingenuo pensar que el anuncio de las medidas económicas es único factor detonante de lo que se vive actualmente. Se ha configurado una disposición contextual que ha sido el espacio propicio a que dicho anuncio produzca un desequilibro en la aparente gestión de gobernabilidad del actual Presidente. Entre los factores contextuales se pueden mencionar:

a) El primer anuncio de medidas, que puso en alerta a la población y que luego se derogaron, considerando que en el imaginario de la población los denominados “paquetazos” han sido motivo incluso de la caída de los primeros mandatarios.

b) El aumento progresivo de los índices de desempleo, entre otros generados por las medidas de reducción del tamaño del Estado, que han sumido a la población, particularmente a las clases medias, en un descalabro económico.

c) El aumento de los índices de inseguridad en todos sus componentes seguridad ciudadana y defensa (por la sorpresiva composición de las lógicas de comportamiento delictual, y en el caso de la defensa también de la composición en la convergencia de las nuevas amenazas) considerando los flujos de comportamiento trasnacionales trasnrregionales y extrarregionales.

La morfología de la crisis actual no tenía un patrón definido de surgimiento y desarrollo. su dinámica era  ambivalente y difusa y potenciaba elevados niveles de incertidumbre.

d) El potencial fortalecimiento del denominado Grupo de Combatientes Populares (GCP) surgido en 1992, como organización local alzada en armas de ideología guevarista.

e) La incidencia de una migración (en sus diversas olas), sobre todo de compatriotas venezolanos, poco controlada, mal manejada que se ha convertido prácticamente en un compromiso del “Gobierno” de atención prioritaria, existiendo una crisis económica de gran magnitud, que impide atender a los propios ecuatorianos de los niveles medios, medios bajos y más populares en aras de dar atención a este grupo de extranjeros.

f) Eventos que han desgastado al país tales como: la crisis carcelaria, el exacerbado problema de la minería ilegal, corrupción institucionalizada, la falta de sinergia y diálogo entre los actores de la sociedad- desmembramiento del tejido social-  entre otros han producido un ambiente de descomposición y vorágine de turbación que empañan la maniobra de la conducción democrática del país.

"La morfología de la crisis actual no tenía un patrón definido de surgimiento y desarrollo, su dinámica era ambivalente y difusa y potenciaba elevados niveles de incertidumbre debido a la concurrencia de factores y actores de diversa índole e intereses, que no pueden ser rastreados ni entendidos totalmente porque actúan en tiempos disímiles, con dinámicas diversas, exponiéndose de manera simultánea y consecutiva a partir de lo cual se ha configurado una cartografía polimétrica violenta.

"A pesar de que el presidente había mostrado desde el inicio de su gestión una predisposición dialogante (con la construcción de las mesas de diálogo por consejos sectoriales, por niveles de decisión, entre otros), dice el análisis de inteligencia, no se lo ha logrado: "priman intereses particulares, desconfianza, miedo, necesidades subyacentes, la descomposición del tejido social, la polarización de intereses y al parecer el consenso generado en torno a que la única manera de resolver la conflictividad es la violencia, el vandalismo, el desorden, el caos, dejando como posibilidad rezagada al diálogo".

Esto se ha visto agravado, decía el informe, "por la inexistencia de líneas argumentales claras, de un manejo estratégico de la comunicación que trascienda los discursos —cotidianos, del día a día—.  El vacío de un manejo institucionalizado de la comunicación, con mirada de largo plazo y no solo para salvar las coyunturas, ha sido uno de los elementos que ha debilitado y ha mantenido en un biorritmo irregular la credibilidad y confianza en la gestión presidencial, además de que ha definido la imposición de agendas temáticas como respuesta de las agendas de diversos medios e información de las redes".

La línea tendencial no es regular va en aumento (más violencia, más actores, más guerra mediática en redes, más intromisión de actores externos buscando caotizar al país)

Mucho tino en lo que digan Romo y Jarrín ...por favor

En la coyuntura actual estos factores mencionados pesan. Y la solución a este desborde también está en el uso normativo y de la fuerza (la apelación constitucional, los Decretos de Excepción y la Declaración del Toque de Queda). La conflictividad desbordada exige un manejo sesudo, pensado y sobre todo un tino absoluto en las exposiciones públicas del señor Presidente Moreno y de los ministros Jarrín y Romo, sobre todo en el uso de tecnolectos (vocabulario técnico propio de una determinada profesión) de guerra, crisis, terrorismo, etc, recomendaba la apreciación de inteligencia.

"Esta situación que adquiere nuevos matices y aparecimiento de nuevos actores desde el anuncio de las medidas de hecho por parte de los gremios de taxistas y transporte pesado, la suma de los indígenas (agremiados y no agremiados), la penetración de actos vandálicos y terroristas en medio de las protestas, la contra respuestas de marchas por la paz exigen medidas definitivas se intenta preservar el orden constituido para preservar la democracia y evitar la configuración de un Estado ingobernable.

"La línea tendencial no es regular va en aumento (más violencia, más actores, más guerra mediática en redes, más intromisión de actores externos buscando caotizar al país) por lo que es necesario considerar la necesidad de defender el sistema democrático en la legitimidad de las decisiones en diversos niveles, sobre todo en el uso legítimo de la fuerza haciendo un balance entre dos elementos

"1. Cortar de raíz el vandalismo y terrorismo, para que quede como aprendizaje de la institucionalidad democrática ecuatoriana, respetando los derechos humanos, sin permitir que esto pueda repetirse de ningún modo. Estos desalojos no deberán hacer en solitario las FF.AA. sino en coordinación con la Policía (evidenciar trabajo en equipo)

"2. El manejo de la comunicación para momentos de crisis, que debe reafirmar el primer Mandatario apelando a la defensa del orden democrático constituido, inundando el espacio mediático que tiene por ley el Primer Mandatario.


Los ministros de Defensa y de Gobierno, Oswaldo Jarrín y María Paula Romo. Foto: Agencia EFE

"Hay que mutar los dispositivos del discurso que han sido débiles, innovar y ser creativos; esto no se improvisa por lo que se requieren en este momento operadores psicológicos; los de FF.AA. tienen vasta experiencia".

Líneas estratégicas y rutas de acción

Estas fueron las recomendaciones:

"Indispensable uso de operaciones psicológicas informativas, donde los decisores en los diversos niveles de conducción del Estado se vean sólidos y unidos y con medidas positivas, con mensajes de aliento. El inconsciente colectivo está maltratado y hay que refrescar una nueva forma de positivismo, de apoyo de construir el sentido de que toda solución viene de todos (corresponsabilidad).

"Mantenimiento de información segmentada, pormenorizada e integral de lo que ocurre permanente en los distintos puntos del país, para lograr clasificar el tipo de alertas adecuadas en tiempo real, cuando existan exacerbaciones. Se debe tener ya una cartografía de conflicto que permita saber cuáles son los ejes y puntos detonantes para tomar medidas preventivas, anticipativas.

"Estrategia de fuerza, articulando y complementando acciones y discurso de los aparatos de fuerza, recalcando el tema de derechos humanos. La población tiene en su imaginario, las caídas presidenciales con determinados símbolos; hay que cambiarlos. Por ejemplo, declaraciones oficiales del presidente con los mandos militares, ¿y los policiales dónde estaban?  

"Hay que mutar los dispositivos del discurso que han sido débiles, innovar y ser creativos; esto no se improvisa por lo que se requieren en este momento operadores psicológicos; los de FF.AA. tienen vasta experiencia.  En este sentido el traslado del presidente a Guayaquil es una decisión acertada, si se considera que los indígenas tienen como símbolo cultural y tomarse la plaza central (en este caso Carondelet) como obtener casi un trofeo de guerra, y esto les cambia el escenario de sus pretensiones.  Es preciso activar el análisis en inteligencia cultural. 

"Realizar junto con el CIES, anticipación estratégica continua como la que ya se ha venido haciendo (cercar con seguridad suficiente los lugares críticos con anticipación, el ejercicio del toque de queda, el manejo de operaciones especiales de inteligencia operativa y táctica para detectar en lo doméstico e internacional los focos de agitación como blancos estratégicos militares y policiales, hacer seguimiento y desactivar al denominado Grupo de Combatientes Populares).

"Buscar mediadores y canales de diálogo mientras simultáneamente se hace control anticipativo con ECU-911 de todas las posibles afectaciones a las infraestructuras críticas del país, con actos de sabotaje, secuestros, retenciones.

"Romper las normas de juego, utilizar el elemento sorpresa, no dar a los movilizados demasiadas coordenadas de las acciones políticas, ni policiales ni militares cuando las estén activando; no mencionar lo de mantener o quitar las medidas. Una forma clara de tener el control en un ambiente caótico es dar signos ambivalentes, no dar certidumbres en nada a los manifestantes, ni mostrar temor.  Ruptura de los horarios; cuando los manifestantes descansan el trabajo militar y policial se ejecuta. Mientras más se muevan en la incertidumbre menos posibilidad de triunfo tendrán. El alejarse de su núcleo familiar, el no estar en su Pachamama no durará demasiado, el abandonar sus hogares no les durará por mucho tiempo; esto no solo por el tema de abastecimiento sino cultural; el sentido de comunidad prima; también se puede trabajar mensajes en torno a que el vandalismo y terrorismo está también rondando las comunidades abandonadas, entre otros.

"No debe redimensionarse la figura de Rafael Correa, porque quita fuerza a las acciones y movimientos para neutralizar la conflictividad y se engrandece su protagonismo; es preciso minimizarlo".

La situación es grave...

"La alerta es roja. La situación caótica es grave, pero con un buen manejo integral estratégico de las variables políticas, económicas, y ahora sobre todo mediáticas y de fuerza, se puede neutralizar el proceso conflictivo y revertirlo. El uso “estratégico” de la iglesia como mediadores y de otros organismos también no debe descartarse.

"No debe redimensionarse la figura de Rafael Correa, porque quita fuerza a las acciones y movimientos para neutralizar la conflictividad y se engrandece su protagonismo; es preciso minimizarlo.

"Se puede pedir asesoramiento a expertos resolución de conflictos como ONU, Cruz Roja, entre otros".

Estas fueron las conclusiones y recomendaciones de los informes. Finalmente el gobierno aplicó varias de estas con relativo éxito, sobre todo las de mediación con la ONU y la Iglesia Católica. Y lo que no cumplió fue la recomendación de no redimensionar la figura de Rafael Correa como incitador de las protestas, siendo como fue, un elemento marginal de las mismas, al cual el gobierno ha convertido —un error estratégico—, nuevamente, en el centro del enfoque político.

  II. LAS AMENAZAS HÍBRIDAS. LA VISIÓN DE LA INTELIGENCIA MILITAR  

Esta es otra apreciación de inteligencia, que fue, esta vez, al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, ya cuando la crisis estaba en su punto más conflictivo.

"El Ecuador se ha convulsionado ante a la adopción de medidas económicas dispuestas por el Gobierno central, en un entorno de agitación política y social que materializan la configuración de amenazas híbridas, las cuales están relacionadas con la utilización de múltiples elementos de poder, de sumisión e influencia, todos ellos relacionados con sectores no militares de la sociedad: áreas como la información, la política, la economía, las finanzas, los movimientos sociales, la infraestructura crítica, las redes sociales, la cultura, el prestigio, el orden social. Todos ellos constituyen nuevos campos de acción, donde los actores buscan desplegar sus estrategias y tácticas con el fin de ganar las diarias batallas que les permitan imponer su voluntad, y cumplir su visión estratégica.

No socializar previamente con los afectados fue el detonante

"No es una primicia el hecho de que en el Ejecutivo existan quintacolumnistas que en este momento hayan decidido actuar con agresividad desmedida y vandalismo como nunca antes, es por ello que la detección y neutralización de estos funcionarios activos sigue siendo una tarea pendiente antes de que se genere una metástasis a otros entornos.

"Al parecer la presunta falta de análisis crítico de los estrategas que debieron formular y levantar los posibles escenarios a enfrentarse ante las inevitables medidas correctivas de la economía nacional promulgadas, significa su deficitaria visión retrospectiva de los hechos; pues el costo de los combustibles ha sido un factor desestabilizante desde siempre, de allí que no socializar previamente con los sectores afectados ha sido uno de los detonantes de la situación actual que vive el país.

"La declaratoria del “Diálogo Social Nacional” como mecanismo para generar acuerdos incluyentes, transparentes y que mejoren la gobernanza según el Decreto Ejecutivo 049 del 20 de junio de 2017, que en teoría lo eleva a política de Estado, en concordancia con el Decreto Ejecutivo 622 del 21 de diciembre de 2018 que encomienda al segundo mandatario este cometido, ha sido un concepto bienintencionado pero inconcluso y sin resultados visibles; de habérselo concretado de manera oportuna y al existir consensos, no estaríamos viviendo estos aciagos días para nuestra sociedad.

"Lo que vimos, vivimos y sentimos en carne propia el fin de la semana pasada fue sólo una “primera ola” de agitación social iniciada por los empresarios jerarcas que monopolizan y controlan las organizaciones del transporte. Esta tuvo una duración de sólo tres jornadas y su pronunciamiento fue para desmarcarse de los hechos de violencia que ellos mismos generaron, ahora están vigilantes y en compás de espera habiendo salido del escenario -por ahora-; de ahí que una reforma a la normativa del transporte se torna indispensable para desbaratar esos monopolios incluso familiares y hasta hereditarios que han controlado los medios de movilización desde siempre. Son un poder fáctico que debe tener un nuevo concepto con tintes empresariales y no con orientaciones tipo carteles, deben ser concienciados en el sentido de que son un servicio público y no un grupo de presión, que su deber es servir a la comunidad y no les corresponde ser actores políticos indirectos.


Para la inteligencia militar, los sucesos de octubre fueron la materialización de amenazas híbridas. 

La “cuarta ola” está en desarrollo desde hace varios meses e incluso desde hace años, y ésta consiste en la “estrategia de invasión electoral pacífica".

"El resultado de la públicamente anunciada actitud “combativa” por parte de un oscuro personaje (Ricardo Patiño. Ndlr.) es una “segunda ola” que inició con la marcha campesino-indígena que ha desatado violencia inusitada, han logrado mimetizarse parcialmente en la citada marcha y cuyo desenlace aún está por verse. La “tercera ola” se presentará cuando el legislativo apruebe las reformas económicas, si es que logra sesionar, si existe mayoría parlamentaria y no está impedido físicamente por una posible toma de sus edificaciones, el ministerio de la ley a los treinta días puede ser un actor fundamental, y entonces vendrá la arremetida por parte de nuevos actores –los estudiantes por ejemplo- debido a las nuevas tarifas, lo que genera la interrogante acerca del impacto social y las expresiones de inconformidad del conglomerado social menos favorecido. El no envío hasta la presente fecha (13 de octubre. Ndlr.) del proyecto de ley reformatoria indica que existe cautela y un compás de espera, no sería novedoso algún cambio en la forma o incluso en el fondo a las reformas.

"La “cuarta ola” está en desarrollo desde hace varios meses e incluso desde hace años, y ésta consiste en la “estrategia de invasión electoral pacífica” para que, a través de la entrega de documentos de identidad a personas extranjeras en condición de nacionales, pretender alterar la realidad electoral a favor de una tendencia repudiada por grandes mayorías, basta ver como en el país vecino del sur ya existen abiertamente candidatos de movimientos políticos de origen no nacional con fines electoreros y con esta pretensión, de ahí que las reformas pendientes al Código de la Democracia deben considerar esta realidad para normar adecuadamente los procesos de votación para que no sean contaminados por influencias externas con tinte de “ciudadanía nacional”.

"Una atención especial merece el accionar y la visión de los siempre ocultos servicios de inteligencia, vale recordar que fue un directivo de protección quien detectó en sus labores rutinarias un  dispositivo de espionaje ilegal en el mismísimo despacho presidencial, muestra clara de la falta de mecanismos y tecnologías que garanticen al menos la privacidad y seguridad mínimas que merecen las acciones de un Jefe de Estado, de ahí que se torna indispensable un equipo de profesionales altamente capacitado, con vasta experiencia y sobretodo el convencimiento de que la seguridad es preventiva y proactiva, no reactiva y peor aún pasiva como acabamos de ver y de ser testigos en estos desmanes; y que, el asesoramiento al Nivel Directivo, la protección de las personas, la seguridad de los bienes públicos y privados y el análisis estratégico de las hipótesis y los escenarios pertenecen a una visión genérica de las amenazas al Estado y no a la óptica particular de un gobierno; la trama partidista, eleccionaria, coyuntural y hasta casual no deben ser el encargo de un Sistema Nacional de Inteligencia.

Resultan lastimeras para el honor militar las imágenes de un par de vehículos de reconocimiento de la Caballería Blindada arder en la hoguera bárbara de la anarquía social, con tripulaciones sin armas.

"Sólo la acuciosidad de analistas de inteligencia estratégica bien preparados con criterios verticales y sin sesgos de ninguna naturaleza podrán discernir eficazmente si se trata de lo uno o lo otro, si existe el riesgo de una escalada del conflicto o por el contrario es una expresión social de coyuntura; he ahí la diferencia crucial y siempre indispensable para el Proceso de Toma de Decisiones y el empleo táctico, operativo y estratégico de los recursos de la Seguridad Pública y el monopolio constitucional del uso de la fuerza que debe decidirse y aplicarse en la conducción del Nivel Estratégico de un Estado Nacional de Derechos y Justicia como es el Ecuador, la Ley de Inteligencia sigue siendo una tarea pendiente, y ahora debe reformarse el proyecto planteado, con las actualizaciones que estas nuevas amenazas representan.

"Resultan lastimeras para el honor militar las imágenes de un par de vehículos de reconocimiento de la Caballería Blindada arder en la hoguera bárbara de la anarquía social, con tripulaciones sin armas que al no tener medios de autoprotección personal hacen uso de sus Derechos Humanos –que también los tienen, el derecho a la vida por ejemplo- y con dolor profundo ven como se destruye el material bélico cuyo empleo táctico no corresponde a asuntos de conmoción social interna, sino a acciones bélicas de exploración previas a las acciones de combate propiamente dichas, es de esperarse que nunca más se repitan estos desaciertos y esta equivocada apreciación de quien haya dispuesto y firmado la Orden de Operaciones.

"Si se buscaba el efecto de la “demostración de fuerza” es un concepto caduco en las sociedades globalizadas del tercer milenio, el impacto sicológico con la aparición de los primeros vehículos blindados ingleses en los campos de batalla de la Primera Guerra Mundial fueron abrumadores por lo “desconocido” a esa fecha, en tanto que en la Plaza de Tiannamen se rompió el mito con la histórica presencia de un solo estudiante con una chaqueta en la mano que pudo a detener el avance de una columna de tanques del imperio. Por ello se torna indispensable la memoria histórica y el análisis moderno de lo que cada símbolo del Estado y el orden interno representan.

"También hay novedades en cuanto a la Doctrina de Seguridad Nacional, a las nuevas amenazas contempladas en la Convención de México del 2005 de la ONU que deben enfrentar los Estados Nacionales. Estas debieran contemplarse de acuerdo con la realidad de nuestra región, pudiendo incluirse a la que podría denominarse “Delincuencia Política Transnacional Organizada” (DPTO) que consistió en la implantación de ideologías extrañas, que no han tenido éxito en ninguna sociedad o Estado en el mundo entero. Es una doctrina caduca que es parte de la estrategia global procedente de los Urales que mantuvo de rehén a varios países de la región, que fueron legitimadas por procesos democráticos a través de aventureros de la política que se tornaron en pandillas saqueadoras de los recursos de los pueblos; y que, al dejar el poder legítimo han cambiado su estrategia a través de tres fases, a saber:

"Primera Fase, “Implantación e Infiltración” de personajes provenientes de varios países contaminados por esa ideología, que incluye inmigrantes y agentes agitadores profesionales que se mantienen de forma latente dentro de nuestras sociedades.

Se determina que el fin último no es vencer la voluntad de lucha, si no someter al gobierno a aceptar sus intereses (estrategia híbrida china y rusa).

Segunda Fase: “Actuación de Bandas Armadas Abiertas”, esta fase ha tenido su Día “D” a partir del día viernes 04 de octubre de 2019 y será la fase más prolongada.

Tercera Fase: “Toma del Poder Político”, si es que los Servicios de Inteligencia y la seguridad del Estado no logra identificar y desarticular a la brevedad posible; y, otra amenaza detectada en nuestro país a la que se podría denominar “Bandas Armadas Mercenarias Privadas” (BAMP) que no son otra cosa que ex pandilleros armados y entrenados para sembrar el caos y la violencia “a pedido”. Se dice que cierta ex alcaldesa lo habría hecho en estos días en un cantón de la costa ecuatoriana, en tanto que algún movimiento político en el poder las denominaba “fuerzas de choque”.

"Incluso existe una evolución en estos grupos irregulares armados, ya que al día de hoy no sólo son elementos nacionales quienes lo conforman sino también agitadores internacionales encubiertos como inmigrantes u otras fachadas (ex miembros de las FARC, agitadores venezolanos y cubanos, entre otros), pero que, invariablemente cuentan con manipuladores nacionales e internacionales, financistas igualmente nacionales e internacionales, abiertos y encubiertos, claramente identificados con fondos provenientes de la corrupción, y que obedecen a una estructura de mando y estrategias perversas, de  ahí la justificación para llamarles “organizadas”, destinadas a destruir a las sociedades que lo permitan.

"Dentro del campo comunicacional, también debe considerarse el empleo de información falsa o manipulada o fake news a través de redes sociales con el mayor número de suscriptores que procura generar zozobra, miedo y temor en la población, con el agravante de que no tiene límites geográficos de contención con un elevado impacto en la moral de la población y en el prestigio internacional del país.

"Dentro del prestigio nacional, la repercusión ha llegado hasta instancias internacionales de derechos humanos y de las Naciones Unidas, e inclusive en el plano nacional aprovechando la esencia cultural de la nación, la participación de la iglesia católica como mediadores en el conflicto.

"La infraestructura crítica del país por su parte, entendiéndose por tal a aquellos sistemas físicos y virtuales o agregación de activos que proporcionan funciones y servicios esenciales para dar respaldo a los sistemas sociales, económicos y ambientales, ha demostrado un elevado nivel de vulnerabilidad y la ausencia  de planes de contingencia, a pesar de ser vitales para la supervivencia del Estado, cuya afectación está permitiendo la estrangulación económica y vital del país como elemento gravísimo de presión.

"Se determina que el fin último no es vencer la voluntad de lucha, si no someter al gobierno a aceptar sus intereses (estrategia híbrida china y rusa) que contempla como expresiones de poder del Estado al político, económico, tecnológico, social, educación, instalaciones críticas".

8 conclusiones

1. Se denota la clara configuración de amenazas híbridas que procuran la desestabilización del gobierno.

2. Existe participación activa de mercenarios y planificación con objetivos estratégicos para reimplantar ideología seudo socialista a fin de reinsertarse en el poder y proteger los actos de corrupción y saqueo político cometidos en el pasado inmediato, sin aceptar abiertamente su responsabilidad. (político).

3. Emplean la violencia enfatizando en los principios de masa, ofensiva, economía de fuerzas, objetivo, libertad de acción, seguridad y sorpresa (militar).

4. El haber iniciado la movilización indígena a tan solo dos días de tomadas las medidas, usando como pantalla una débil movilización de los transportistas y el progresivo empleo sincronizado de la violencia denota una larga y cuidadosa planificación que tomó por sorpresa a las entidades gubernamentales y de seguridad (político militar).

5. Las áreas e instalaciones críticas están siendo vulneradas atentando contra la seguridad nacional (económico, infraestructura).

6. Procuran respaldo a su accionar amparándose en la securitización de los derechos humanos, aún a pesar de llevar y mantener la iniciativa del accionar violento contra la vida y el medioambiente (político).

7. La sociedad está atemorizada y no presenta resistencia por miedo y por la influencia marcada del trabajo sicológico realizado durante la década pasada (sicosocial, educacional).

8. No se descarta el empleo de amenazas cibernéticas a los sectores y áreas estratégicas del estado.

[RELA CIONA DAS]

Un debate simbólico cargado de prejuicios
Juan Cuvi
¿Olvidarnos del levantamiento?
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Los motivos de las revueltas y por qué las élites no las aceptan
Natalia Sierra
La paz del Ecuador mira un abismo
Ana Minga
Respuesta al general Oswaldo Jarrín
Christian Escobar Jiménez
GALERÍA
Las apreciaciones de inteligencia que sí llegaron a la Presidencia
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El paro nacional: ¿un punto de inflexión?
Redacción Plan V
Conaie: en el Ágora se dio la rebelión de las bases
Redacción Plan V
El paro del pueblo y el levantamiento indígena
Natalia Sierra
El polémico sermón del padre rector de la PUCE

[MÁS LEÍ DAS]

Militares envían una carta a Lenín Moreno
Éxtasis y agonía del ciclo político: Bolivia y las democracias en América Latina
Adrian Bonilla
El Ecuador minero y su deuda con la transparencia
Redacción Plan V
Anticorrupción: EE.UU. hace lo que Ecuador no quiso hacer