Back to top
22 de Marzo del 2021
Historias
Lectura: 25 minutos
22 de Marzo del 2021
Redacción Plan V
Arauz versus Lasso: los momentos más sabrosos de un debate insípido
0

El debate presidencial dejó más decepciones que certidumbres, aunque ambos bandos se adjudicaron un supuesto éxito.  Fotos: CNE

 

El debate presidencial entre Andrés Arauz de UNES y Guillermo Lasso de CREO resultó decepcionante por su formato y porque aportó pocas novedades en una campaña que repite muchos de los tópicos de los procesos pasados. Tres ciudadanos nos dieron su lectura, mientras que la polarización de las redes sociales se hizo más evidente.



El debate entre Andrés Arauz y Guillermo Lasso fue el primero que se realizaba en el país en más de tres décadas. En gran medida, porque en esta ocasión se estableció que fuera obligatorio, aunque se dejó al Consejo Nacional Electoral un amplio margen para organizarlo a su criterio. Y el resultado fue un programa más bien soso, marcado por una metodología que dio poco espacio a un intercambio de tesis y que, en su lugar, permitió a los candidatos atricherarse en sus zonas de confort. De la cita quedaron algunos momentos anecdóticos, como los esfuerzos de ambos candidatos por desmarcarse de Lenin Moreno y sus ministros, las acusaciones mutuas de privilegios de ellos o sus entornos, y la recurrente apelación a la figura gravitante de Rafael Correa. 

Si Arauz se empeñó en acusar a Lasso de banquero y en afirmar que ni siquiera su casa estaría a su nombre -Lasso aclaró que está a nombre de su esposa- el candidato de CREO se concentró en responsabilizar a Arauz de todos los errores del correato. 

Preguntas confusas y cambio de moderadora

Al igual que en el debate de primera vuelta, el CNE reclutó a académicos y analistas para que conformaran un comité nacional de debates que debía realizar el cuestionario. Y buscó una persona que simplemente leyera las preguntas, lo que motivó que la periodista Andrea Bernal se retirara del evento cuando faltaban pocas horas para su transmisión.

Bernal había moderado uno de los debates de primera vuelta, y había aceptado moderar también este, aunque luego, en un vídeo presentado en sus redes sociales, anunció que declinaba por no estar de acuerdo con el formato. Y porque consideraba que lo menos que podía hacer es repreguntar a los candidatos.


Claudia Arteaga Serrano fue la encargada de moderar el debate entre Arauz y Lasso.

Si Arauz se empeñó en acusar a Lasso de banquero y en afirmar que ni siquiera su casa estaría a su nombre -Lasso aclaró que está a nombre de su esposa- el candidato de CREO se concentró en responsabilizar a Arauz de todos los errores del correato.

No era la primera vez que ocurría esto: en el debate de primera vuelta se había propuesto al comunicador Lolo Echeverría, quien también dejó el espacio pocas horas de que se realice. En esa ocasión, consejeros del CNE dijeron que Echeverría no se veía bien en televisión. En esta ocasión, y ante la dificultad de decir los mismo de Bernal -que es entrevistadora y conductora en la televisión colombiana- se limitaron a buscar en silencio quien la reemplace. Y rápidamente anunciaron que Claudia Arteaga Serrano, hermana de Rosalía, sería la encargada de moderar el debate. 

La transmisión se realizó desde los estudios del canal estatal TC Televisión en Guayaquil. Y ambos candidatos se hicieron presentes con su entorno. Arauz vestido de traje y corbata. Lasso más informal, solo con camisa y chaqueta. 

Los cincos ejes del Comité

El esquema daba poco espacio para la confrontación: el comité designado por el CNE había realizado un cuestionario con cinco ejes, entre los que estaban aspectos como economía, salud, educación, relaciones internacionales, institucionalidad y otros.

Antes de cada bloque, los organizadores habían preparado vídeos con algunas cifras, para supuestamente "introducir" los temas. Además, se colocaron varias cuñas del CNE en un formato que conjugaba una suerte de debate escolar con un programa corporativo. 

Así fue como Claudia Arteaga empezó a leer las preguntas que le fueron entregadas en sobre cerrados con presencia de una notaria de Guayaquil. Muchas de las preguntas despertaron críticas de expectadores y analistas por lo largas, complejas y difusas. Así, la primera pregunta fue: "En su gobierno, ¿cuáles serán tres medidas fundamentales en su plan de reactivación y recuperación económica con el propósito de darle estabilidad, crecimiento y al mismo tiempo indicar tres medidas que usted instrumentaría para fortalecer la dolarización? Hay muchos problemas en el gobierno, ¿qué acciones adicionales si tiene tiempo, ejecutará durante los primeros meses de su gobierno para fomentar la creación de puestos de trabajo de forma general y respecto a los jóvenes y a la mujer en particular?". Para responder tal cantidad de interrogantes, los candidatos contaban con tiempos ínfimos: entre un minuto y 30 segundos. 


Guillermo Lasso llegó acompañado de su familia al evento en el canal TC televisión de Guayaquil.

Antes de cada bloque, los organizadores habían preparado vídeos con algunas cifras, para supuestamente "introducir" los temas. Además, se colocaron varias cuñas del CNE en un formato que conjugaba una suerte de debate escolar con un programa corporativo.


Andrés Arauz y su esposa concurrieron al debate. 

Los tópicos del panel

Pero aparte de la renuncia de Andrea Bernal, hubo pocas sorpresas. Los dos candidatos se aferraron a un guión que se esforzaron en seguir al pie de la letra. Mientras Guillermo Lasso arremetió contra Arauz insistiendo nuevamente en que podría eliminar la dolarización, convertir el país en otra Venezuela o retomar las prácticas abusivas del correato, Arauz no perdió oportunidad para atacarlo por banquero  y por haber sido funcionario de Jamil Mahuad y Lucio Gutiérrez. Si en la primera vuelta se dijo que el debate no salió bien por la gran cantidad de participantes, en esta ocasión quedó claro que era la mecánica la que impedía mayor discusión. 

"He leído el plan de gobierno del candidato Arauz y es muy claro en la página 6, él propone una cuarentena de dólares en el Ecuador, lo cual implicaría un congelamiento. Y plantea también una serie de emisión de algunos papeles con los cuales le pagaría a médicos, docentes, proveedores. Por lo tanto, candidato Arauz, ¿serían dólares o sería humo en el bolsillo de los ecuatorianos?", le preguntó Lasso a Arauz, quien aprovechó para acusarlo de tener dólares fuera del país -una tesis que mantiene con insistencia, la de acusar a los ricos ecuatorianos de tener la plata depositada en Miami o Panamá en lugar de fortalecer la dolarización- y aprovechó para nuevamente desmentir que su plan sea cambiar de moneda nacional.

Para el efecto, Arauz sacó un billete de 20 dólares que mostró a las cámaras: "Lo que ustedes ven aquí es un billete de dólar. ¿Si ve? ¿Sí lo ve? Este billete de dólar jamás permitiremos que nuevamente nos lo quieran quitar los banqueros o que quieran quitar sobre nuestros depósitos, nosotros vamos a mantener la dolarización, que se escuche clarísimo, vamos a mantener la dolarización y a fortalecerla, trayendo unos dólares que están afuera y unos pocos banqueros han querido mantenerlos en el exterior solo para privilegiar sus intereses. A diferencia de la familia ecuatoriana que podrá gastarlo en el país, usted, cada que tiene chance, usa los dólares para sacarlos a su banco en Panamá y al resto de sus off shore", dijo Arauz.

De lejos con Lenin Moreno

Tanto Lasso cuanto Arauz harán esfuerzos -en algunos casos verdaderas maromas- para desmarcarse de Lenin Moreno y sus ministros, en especial, de María Paula Romo, quien será varias veces mencionada sobre todo por Arauz. Lasso dijo en varias ocasiones que sumaba los cuatro años de Moreno a los diez de Correa, con lo que hablaba de "14 años", destacando que tanto Arauz como Moreno eran "hijos políticos de Correa". Y, para probarlo, mostró fotos del ex presidente tanto con Arauz cuanto con Moreno. Arauz, de su lado, le recordó a Lasso su cercana relación con Romo -para quien no ha escatimado elogios- inclusive llegando a proponer que se le nombre contralora del Estado. Y se desmarcó también de Moreno con las mismas palabras que ya había usado Correa en su momento: aceptando que ellos lo pusieron pero que otros "lo compraron". 

Tanto Lasso cuanto Arauz harán esfuerzos -en algunos casos verdaderas maromas- para desmarcarse de Lenin Moreno y sus ministros, en especial, de María Paula Romo, quien será varias veces mencionada sobre todo por Arauz.

"El pueblo ecuatoriano tiene absolutamente claro quiénes han cogobernado con Lenín Moreno. Sí, nosotros propusimos a Moreno, el pueblo ecuatoriano votó por él, pero ustedes lo compraron, esa traición no fue a una persona, a un movimiento, fue a todo el pueblo ecuatoriano, traición que usted aplaudió, y ahora asuma las consecuencias; como decía usted, el reparto de hospitales es de su gran amiga María Paula Romo a quien felicitó abiertamente", le espetó Arauz a Lasso, mientras el candidato de CREO aseguró que "Andrés los ecuatorianos no te pueden creer, tú tienes que hacerte cargo de los últimos 14 años de gobierno, votaste por Moreno, fuiste parte del fraude del 2 de abril del 2017 y claro ahora quieren regresar por más, háganse cargo de su responsabilidades, no mientan tanto Andrés que es muy fácil de comprobar todas las mentiras que has dicho esta noche en este debate". 

Lamentablemente, en esta como en varias oportunidades, el pobre formato del programa impidió que la moderadora pudiera obtener precisiones de los candidatos sobre éstas y otras acusaciones, que simplemente quedaron flotando en el aire. 

Entre el tono condescendiente y los puyazos

Aunque insistió en presentarse como un hombre "sencillo" que venía desde abajo trabajando desde colegial para pagarse la pensión, Lasso recurrió a dirigirse a Arauz con un tono condescendiente, tratándolo de "Andrés" -como a un niño malcriado- e insistiendo con la muletilla de "no mientas otra vez". El magnate, mientras su interlocutor hablaba, sonreía de manera forzada. "Eres un joven con ideas viejas, yo soy una persona con ideas nuevas", le decía Lasso a Arauz.

Arauz, de su lado, trató a Lasso de usted y fue burlón con el candidato de CREO destacando su insistencia de mencionar con frecuencia a Rafael Correa. 

Cuando los candidatos hablaron sobre salud, debieron mencionar el tema de la vacunación. Lasso le dijo entonces a Arauz: "Lo que nosotros queremos evitar es lo que tu candidato hizo, entregar los hospitales para negociar votos en la Asamblea Nacional, de eso ustedes tienen que hacerse cargo, el desastre de la administración de salud pública del Ecuador es de ustedes, tienen que asumir con responsabilidad", refiriéndose a Lenin Moreno. Por su parte, Arauz mostró una hoja con las fotos de algunos de los vacunados, entre ellos, el consultor Jaime Durán Barba: "¿Saben qué tienen todos ellos (los vacunados) en común?, que son amigos del señor Lasso, ellos quieren continuar este modelo de vacunación y salud excluyente, privatización tapiñada", sostuvo, mientras insistía en preguntar si el candidato a vicepresidente de Lasso, Alfredo Borrero, se había vacunado o no. Borrero contestó en Twitter que no, pero Lasso no dijo nada en ese momento. 

Lasso recurrió a dirigirse a Arauz con un tono condescendiente, tratándolo de "Andrés" -como a un niño malcriado- e insistiendo con la muletilla de "no mientas otra vez". El magnate, mientras su interlocutor hablaba, sonreía de manera forzada. "Eres un joven con ideas viejas, yo soy una persona con ideas nuevas", le decía Lasso a Arauz.

El tercer eje sobre el que debieron pronunciar tuvo que ver con la institucionalidad y la particupación democrática. Ahí Lasso se concentró en recordarle a Arauz los aspectos más polémicos de la administración correísta, como las actitudes autoritarias más estridentes de Rafael Correa. 

"En tu gobierno, Andrés, se trató de gordita horrorosa a la mujer, se censuró por un tema de conciencia a asambleístas de tu propio movimiento, se arrastraron a mujeres por las calles, ¿eso es participación ciudadana?, ¿eso es democracia? Esos son tus antecedentes de tu partida de nacimiento político, tu padre político cometió todos esos errores Andrés y sobre ti pesa la duda de cómo actuarías", le dijo Lasso, a lo que Arauz replicó: "Solo se pasa hablando del pasado, señor Lasso aquí venimos a hablar del futuro del país, en donde hay que corregir errores, enmendarlos, hay que proceder a hacerlo, aquí nosotros venimos con una renovación generacional, apostando a poder construir ese Estado plurinacional y un gobierno paritario que dé equidad de género a toda su población". 

Otro tema que también llegó al debate fue el informe presentado por la Defensoría del Pueblo sobre las protestas de octubre de 2019, que Arauz esgrimió contra Lasso. Arauz sostuvo que Lasso no solo no fue a la entrega del documento sino que tampoco parece haberlo leído. "Estamos hablando de que en el 2019 hubo una violación sistemática de los derechos humanos, el defensor del Pueblo ha dicho que incluso va a acusar al jefe de Estado y a su aliada María Paula Romo por delitos de lesa humanidad, eso es lo que estamos hablando, no se puede comparar con una deportación, estamos hablando de asesinatos extrajudiciales, estamos hablando de abuso a las personas que protestaban, estamos hablando de motocicletas que rodaban encima de los ciudadanos que protestaban, todo por querer satisfacer al apuro unas condiciones de la banca y del Fondo Monetario Internacional", dijo Arauz. 


Arauz mostró el informe de la Defensoría del Pueblo sobre violaciones de derechos humanos en octubre de 2019.

En el eje relacionado con educación, Arauz ofreció: "la mejor forma de hacerlo es mediante los tres lenguajes universales del futuro, la música y el arte, el inglés y la programación informática. Imagínense que enseñáramos Python a partir de los 6 años de edad, algunos lo llaman fantasía, yo le llamo futuro, porque estamos preparándoles para los trabajos que ahora ni siquiera existen, los trabajos del futuro, por eso vamos a apostar por garantizar el Internet como derecho humano, para que no se diferencie a los estudiantes en función de su nivel de conexión", mientras Lasso sostuvo que "creemos que debe haber una reforma educativa para pasar de un modelo caduco de memorización de datos, información a un modelo de razonamiento crítico, para preparar a niños y jóvenes, a este mundo moderno, de esta nueva revolución tecnológica. Respecto a la educación superior, planteamos la reforma de la Ley de Educación Superior, reformar la Senescyt y eliminar el requerimiento de que los estudiantes bachilleres tengan que presentar una solicitud a la Senescyt. Libre acceso a la universidad y luego una universidad libre, que las universidades se administren de manera autónoma, ellos, sin tanta interferencia del Gobierno, establezcan extensiones universitarias en distintas ciudades del Ecuador y puedan ampliar carreras universitarias, las que ellas decidan, acorde con requerimientos de la sociedad civil y ampliar también la educación online para permitir el acceso de mayores jóvenes ecuatorianos a la educación universitaria".


Lasso mostró fotos de las reuniones de Arauz con el entorno de Rafael Correa. 

El último eje tuvo que ver con la movilidad humana y las relaciones internacionales. Arauz sostuvo que "tenemos que trabajar en la regularización de los migrantes venezolanos, tenemos que hacerlo con mucho cuidado, respetando primero el trabajo de las familias ecuatorianas, pero segundo, los derechos humanos, de la niñez de los pequeños que no tienen por qué asumir la responsabilidad ni de sus padres ni de los problemas geopolíticos", mientras que Lasso enfatizó que "en nuestro gobierno respetaremos la democracia de la región, pero no nos podemos quedar callado, como tú estás callado frente a la dictadura de Maduro en Venezuela, no nos podemos quedar callados con la dictadura de Nicaragua, las relaciones internacionales tienen que ser claras". De su lado, Arauz se pronunció sobre Venezuela: "la campaña del señor Lasso sigue instalada en el miedo, repiten a cada rato un mensaje que no ha funcionado, ya van doce años con el cuco de Venezuela, el cuco de Maduro, aquí voy a ser muy claro con el país, Ecuador tiene que labrar su propio camino, sin estar sometido a nadie, ni al uno ni al otro, debe recorrer su propio camino, observando lo que otros países hacen bien".

"Andrés respóndele a la esposa del general Gabela, aquel general que fue asesinado en circunstancia muy sospechosa, Andrés respóndele a Lourdes Tibán, que fue arrastrada vil y cobardemente por partidarios tuyos, Andrés, respóndele a Manuela Picq que fue expulsada del Ecuador en condiciones de irrespeto a los derechos humanos", dijo Guillermo Lasso.

Los candidatos también tuvieron espacio para formularse preguntas entre sí y Lasso dijo: "Andrés respóndele a la esposa del general Gabela, aquel general que fue asesinado en circunstancia muy sospechosa, Andrés respóndele a Lourdes Tibán, que fue arrastrada vil y cobardemente por partidarios tuyos, Andrés, respóndele a Manuela Picq que fue expulsada del Ecuador en condiciones de irrespeto a los derechos humanos. Andrés aquí hay algo mucho más serio, respóndele a mi esposa Andrés, respóndele a María de Lourdes que sufrió el intento de un linchamiento con palos, cuchillos y machetes al salir del estadio Olímpico Atahualpa, conmigo, mi hijo y mi equipo de trabajo, respóndeles a ellas, Andrés, no a mí, a ellas, qué les dices".

De su lado, Arauz le increpó a Lasso: "Guillermo Lasso vive en el pasado y además él es salado, salado, salado. Cuando trabajaba en la Junta Bancaria comenzó el salvataje bancario, cuando estuvo en el gobierno de Mahuad, terminó generándonos el feriado bancario que perjudicó a tantos millones de ecuatorianos. Cuando estuvo con Lucio Gutiérrez, estuvo ahí cuando lo tumbaron y ahora con Lenín Moreno nos llevó a este fracaso; Guillermo Lasso, salado".

"vive en el pasado y además él es salado, salado, salado. Cuando trabajaba en la Junta Bancaria comenzó el salvataje bancario, cuando estuvo en el gobierno de Mahuad, terminó generándonos el feriado bancario que perjudicó a tantos millones de ecuatorianos. Cuando estuvo con Lucio Gutiérrez, estuvo ahí cuando lo tumbaron y ahora con Lenín Moreno nos llevó a este fracaso; Guillermo Lasso, salado", afirmó Arauz. 

Los candidatos tuvieron unos minutos para un mensaje final. Andrés Arauz remató su intervención así: "Quisiera agradecer a los ecuatorianos, recordándoles que es un año ya de la pandemia, todos hemos hecho grandes sacrificios, hemos tenido pérdidas a nivel económico, a nivel de vidas humanas, pérdidas materiales, pérdidas sentimentales, no hemos podido pasar con nuestros seres queridos, hemos vivido con indignación el regreso de la sociedad del privilegio, en donde unos pocos se aprovecharon del sufrimiento y dolor de las grandes mayorías. Soy parte de una nueva generación, esta generación de jóvenes que queremos ya renovar la política, dejar atrás estas figuras caducas del pasado que han estado en la política 40 años. Queremos plantear alternativas innovadoras, con ideas frescas, con juventud, con creatividad para atender a las familias ecuatorianas. Vamos a trabajar porque el Ecuador es un país diverso y a partir de los territorios más pequeños del Ecuador, lo vamos a lograr".

Por su parte, Lasso concluyó con este mensaje: "Ecuatorianos, el próximo 11 de abril no es un día cualquiera, nos jugamos el futuro del Ecuador, escogemos a quien toma como referencia el pasado para guiarnos de espaldas hacia el futuro, nosotros proponemos una democracia, vivir en libertad, un Ecuador de oportunidades para todos, un Ecuador del encuentro, un Ecuador de prosperidad, donde cada ecuatoriano se sienta cobijado por el tricolor nacional, donde podamos cantar con unción cívica el himno nacional, pero teniendo claro en nuestra mente la cara de nuestros hijos, la cara de nuestros nietos y la educación ética de luchar por el futuro del Ecuador y dejar atrás este pasado de fracaso económico y violación de la libertades, vamos al cambio ecuatorianos, sin miedo y sin complejo al futuro".

La visión de tres ciudadanos

Tres ciudadanos vieron el debate en vivo con el equipo de PLANV. Se trata de Fanny Zamudio, comunicadora y analista, Danilo Manzano, de la organización LGBT Diálogo Diverso y Luis Andrango, catedrático y dirigente indígena. 

Para Zamudio, durante el debate no se escucharon elementos de juicio concretos para definir el voto este 11 de abril. La analista consideró que los mensajes finales de ambos candidatos fueron muy retóricos y ninguno de los dos candidatos pareció entender que no logran convocar.

Según Danilo Manzano, el debate se pareció más bien a una confrontación en Twitter, mientras la metodología de moderación dispuesta por el CNE no permitió obtener mayores presiciones sobre las temáticas planteadas. Manzano precisó que las preguntas eran demasiado amplias para pretender responderlas en el corto tiempo que se dio a los postulantes, que pusieron concentrarse en temas importantes que trataron de una manera ambigua. Las respuestas, dijo Manzano, no llegaron a concresiones. El activista destacó la tendencia del voto nulo que empieza a tomar cuerpo en algunos ámbitos. La sociedad civil debe resistir a cualquier forma de vulneración de derechos.


Vimos el debate en vivo junto con Fanny Zamudio, Luis Andrango y Danilo Manzano. Ver aquí

De su lado, Luis Andrango señaló que no quedó claro cuáles eran las diferencias entre los planes de campaña de ambos candidatos. Aunque hay visiones antagónicas sobre el Estado, la economía y otros aspectos, Andrango cree que esa contradicción no se evidenció. Andrango cree que en el debate tampoco se pudo convercer a quienes están pensando en un voto nulo. Para el dirigente indígena se perdió una oportunidad para profundizar sobre el futuro del país. "El debate era una posibilidad para que la ciudadanía conozca qué proponen para enfrentar la crisis. Pero en el poco tiempo que resta la información va a ser deficiente para decidir sobre el futuro del país". 

GALERÍA
Arauz versus Lasso: los momentos más sabrosos de un debate insípido
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Los Latin Kings hablan: ‘Es posible la reinserción y bajar la violencia’
Redacción Plan V
Un cheque relaciona a Jorge Chérrez con el entorno de José Serrano
Redacción Plan V
IESS: los afiliados son la última rueda del coche
Álvaro Espinosa
Así es el negocio dentro de las cárceles ecuatorianas
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Exportaciones ficticias a Venezuela: Alex Saab, Correa y el origen del mal
Redacción Plan V
Vox le quiso hacer firmar a Lasso la Carta de Madrid... a la fuerza
Redacción Plan V
Así se abrió el camino para que Alex Saab opere en Ecuador
Redacción Plan V
La Policía ingresó a la Penitenciaría después de 7 horas de iniciada la violencia; masacres suman más de 300 muertos
Redacción Plan V