Back to top
10 de Febrero del 2016
Historias
Lectura: 7 minutos
10 de Febrero del 2016
Rogelio Núñez, Infolatam
Argentina asiste al progresivo desmoronamiento del kirchnerismo

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner trata de mantener el control sobre el peronismo sin éxito.

 

Es ya una tradición histórica en el peronismo. Líder que pierde el poder, caudillo que acaba solo y abandonado: le ocurrió a María Estela Martínez, luego a Italo Luder, después a Carlos Menem y ahora empieza a pasarle a Cristina Kirchner.

La subsistencia del kirchnerismo dependía de su permanencia en el poder. Una vez fuera de la Casa Rosada, la influencia de Cristina Kirchner ha empezado a desaparecer de forma cada vez más acelerada. Gobernadores, intendentes y diputados han iniciado su alejamiento de la figura de la expresidente.

Es ya una tradición histórica en el peronismo. Líder que pierde el poder, caudillo que acaba solo y abandonado: le ocurrió a María Estela Martínez, luego a Italo Luder, después a Carlos Menem y ahora empieza a pasarle a Cristina Kirchner.

Solo el carismático Juan Domigo Perón fue capaz de mantener su liderazgo en la distancia (en el exilio en Madrid) y tras perder el poder en 1955. Y aún así el “General” le costó mucho mantener la integridad de su conducción.

“Dicen que los líderes peronistas no vuelven de la derrota. A rey muerto rey puesto: Luder, Saadi, Cafiero y Menem no tuvieron segunda oportunidad. Duhalde sí, pero fue elegido por el Congreso y tuvo que irse antes. Sin embargo, desde Córdoba, el más derrotado de los peronistas sonríe. De la Sota se cansó de perder contra el radicalismo, pero un día cambió la mano. Desde entonces no paró de ganar. ¿La excepción confirma la regla o la deroga?”, destaca el analista Andrés Malamud.

Un poder e influencia que se cuartean

El poder e influencia de Cristina Kirchner empezó a cuartearse desde el mismo día de la toma de posesión de Mauricio Macri cuando varios peronistas no aceptaron el veto al acto que proponía la expresidenta.

El poder e influencia de Cristina Kirchner empezó a cuartearse desde el mismo día de la toma de posesión de Mauricio Macri cuando varios peronistas no aceptaron el veto al acto que proponía la expresidenta.

Allí estuvieron Daniel Scioli, el gobernador de la provincia norteña de Salta, y Juan Manuel Urtubey.

También estuvieron otros gobernadores kirchneristas como la de Tierra del Fuego, Laura Bertone, el de Tucumán, Juan Manzur, el de La Rioja, Sergio Casas, así como el de Formosa, Gildo Insfrán, el de Entre Ríos, Gustavo Bordet, la de Catamarca, Lucía Corpacci, y la de Santiago del Estero, Claudia de Zamora.

Más evidente ha sido la ruptura del bloque de diputados y la que vendrá pronto en el Senado. 15 diputados se han marchado del Frente para la Victoria y van a conformar un grupo aparte más dispuesto a pactar y acercarse al presidente Macri.

Diego Bossio, uno de los que se han marchado del bloque, salió a justificar esa decisión: “No vamos a votar cualquier cosa. Somos el bloque del PJ y oposición. Pero no creemos en eso de cuanto peor, mejor; queremos que le vaya bien a Macri”.

Detrás de esos diputados están los gobernadores del peronismo que están decantándose por el antikirchnerismo.

Los gobernadores que suscribieron la conformación del bloque Justicialista fueron Juan Manuel Urtubey (Salta), Domingo Peppo (Chaco), Sergio Casas (La Rioja) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego). El otro peronista que sumó sus diputados es Carlos Verna (La Pampa),  alejado hace tiempo del kirchnerismo.

Este grupo aún puede crecer entre los gobernadores considerados “moderados”: Sergio Uñac, San Juan, Juan Manzur, Tucumán, Gustavo Bordet, Entre Ríos, Gildo Insfrán, Formosa, H. Passalacqua, Misiones, y Lucía Corpacci, Catamarca.

El diario La Nación distribuye así a las diferentes tendencias que existen al interior del peronismo:

Lo que la pelea esconde

En realidad lo que se está dilucidando es la pelea por el liderazgo en 2019 y quién será el candidato peronista en las presidenciales. Eso y la necesidad de lo gobernadores de acceder a fuentes de financiación y negociar, desde una posición de fuerza, con el gobierno.

“La ruptura de un grupo de diputados con la conducción kirchnerista del bloque es principalmente hija de las necesidades de gobernadores e intendentes. El funcionamiento del Congreso es una moneda de canje que el PJ comenzó a ofrecerle a Macri. Es más una certeza que un augurio que cada vez serán más los peronistas que abandonen “la resistencia” para reunirse a pronunciar a coro otra palabra: “sobrevivencia”, señala Sergio Suppo en el diario La Nación.

En esa pugna por 2019 todavía está apuntado el kirchnerismo y su principal fuerza (La Cámpora) que sueña con regresar con Cristina Kirchner como abanderada y defensora de la obra del kirchnerismo.

Esa aspiración de la expresidenta choca con otros aspirantes.

Tender puentes con Macri a la vez que los rompe con el el kirchnerismo: “El peronismo sufrió la peor derrota de su historia. Pero parece que muchos no se dieron cuenta”.

Desde fuera del peronismo oficialista Sergio Massa, tercer candidato más votado en la primera vuelta de las presidenciales,  y José Manuel de la Sota piensan en desembarcar en su antigua casa para controlar el partido.

Sergio Massa ya ha postulado para ese puesto al ex gobernador de Córdoba y su rival en las PASO del Frente UNA, José Manuel de la Sota. “Es el mejor dirigente y el más preparado. Siempre dije públicamente que el mejor dirigente, el más preparado para esta etapa, porque fue gobernador tres veces, tiene trayectoria y visión de futuro, es José Manuel de la Sota, el líder de la provincia más grande que quedó en manos del peronismo”.

Dentro del peronismo hay otros candidatos que buscan controlar el partido y preparar la plataforma para 2019.

Entre ellos sobresale Juan Manuel Urtubey, hombre que se ha mostrado partidario de tender puentes con Macri frente a la idea de la expresidenta de tener una posición más rupturista: “Me pareció muy bien que haya acompañado a Macri en el Foro Económico Mundial. Me hubiera gustado también que alguien del Partido Justicialista lo hubiera hecho”.

Tender puentes con Macri a la vez que los rompe con el el kirchnerismo: “El peronismo sufrió la peor derrota de su historia. Pero parece que muchos no se dieron cuenta”.

Finalmente, el gobernador de Salta persigue construir un “nuevo peronismo” y acabar con el FpV. es decir con la plataforma en la que se apoyó el kircherismo.

La pelea en el interior del peronismo no ha hecho sino empezar y se perfila larga y muy dura.

[RELA CIONA DAS]

Raúl Chicaiza desde el exilio: "no puedo decir si Correa es inocente o no en el caso Balda"
Redacción Plan V
Cuando veas la barba de tu vecino cortar, pon la tuya a remojar
Carlos Rivera
Argentina no es Boca Juniors
Álex Ron
Las PASO: resultados que marcan el paso
Alexis Oviedo
El ciclo argentino
Gabriel Hidalgo Andrade
GALERÍA
Argentina asiste al progresivo desmoronamiento del kirchnerismo
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Desde la cárcel de Latacunga, un albanés dirigió un emporio de droga en Europa
Redacción Plan V
Carapaz y el abrazo partidario que reafirma el mito barthiano del Tour de France: “una gran epopeya”
Andrés Lasso Ruales
María Del Carmen Maldonado, propuesta en lugar de Alexis Mera para organismo judicial de la OEA
Redacción Plan V
59 niñas y mujeres acuden al día a hospitales por emergencias obstétricas en Ecuador
Susana Morán

[MÁS LEÍ DAS]

Más de 100 mil estudiantes no volvieron al sistema educativo
Andrés Quishpe
Protección a cambio de silencio: los acuerdos entre Assange y el gobierno ecuatoriano
Redacción Plan V
Tribunal ratifica sentencia contra Correa y lo señala como el instigador del cohecho
Redacción Plan V
El dramático impacto de la pandemia en el Centro Histórico de Quito
Redacción Plan V