Back to top
27 de Marzo del 2017
Historias
Lectura: 18 minutos
27 de Marzo del 2017
Redacción Plan V
Así se pulió la estrategia de Lasso para la semana final

Fotos: Luis Argüello

Venciendo sus propias reservas y las de su entorno, Guillermo Lasso intenta acercarse a los sectores de centroizquierda, feministas y activistas GLBT. 

 

El presidenciable de CREO ha sumado apoyos en la semana final de la carrera hacia Carondelet por parte de sectores de centroizquierda, feministas y activistas de la diversidad sexual. Es el resultado de una estrategia con la que Lasso aspira a convencer a los indecisos y a remontar la escasa diferencia que, según varias encuestas, tiene con Lenin Moreno. Pero ese discurso electoral tiene tropiezos al interior del entorno del magnate.

La última semana de campaña electoral, el presidenciable de CREO, Guillermo Lasso, la pasará en recorridos en el interior del país. Sus últimas visitas a Quito, entre el 20 y el 26 de marzo, marcaron el envío de señales políticas contradictorias. Aunque el discurso ideológico de CREO apela más a categorías del neoliberalismo de fines del siglo pasado, en especial en lo económico y en lo político, más que a conceptos de la derecha conservadora tradicional, Lasso dio un golpe de timón en su estrategia, con la construcción de un discurso de campaña un poco más inclusivo.

De ahí sus acercamientos con sectores sociales como los indígenas, los ecologistas, ciertos grupos de mujeres y algunos activistas de la diversidad sexual. Para contrarrestar el discurso oficialista de que Lasso representa a la derecha y la oligarquía, el magnate insiste en presentarse como un hombre de clase media, que hizo su fortuna en base a su trabajo honesto. También se manifiesta como un hombre de familia, y se anticipa a las reservas que pueda despertar entre los sectores de izquierda y centroizquierda su declarada militancia en el Opus Dei, una prelatura personal de la Iglesia Católica conocida por sus posturas intransigentes en temas de moral, vida sexual y ortodoxia religiosa.

Durante un evento en la Universidad de las Américas (Udla), ubicada al norte de Quito, Lasso admitió de manera rotunda que "no es el candidato ideal de ciertos sectores" ni de ciertos políticos que, sin embargo, le han dado su apoyo. Entre las clases medias y la intelectualidad de Quito y Guayaquil, que es particularmente crítica con el correísmo, ha empezado ha circular la opinión de que, más allá de quién sea el candidato opositor, es importante "rescatar la democracia", que ha sido, en opinión de esos sectores, escamoteada por el régimen autoritario de Rafael Correa. 


Estudiantes de la UDLA escuchan la intervención de Guillermo Lasso 

Entre las clases medias y la intelectualidad de Quito y Guayaquil, que es particularmente crítica con el correísmo, ha empezado ha circular la opinión de que, más allá de quién sea el candidato opositor, es importante "rescatar la democracia", que ha sido, en opinión de esos sectores, escamoteada por el régimen autoritario de Rafael Correa.

Lasso sabe que no es el candidato ideal, y así lo dijo ante profesores y estudiantes de la Udla, que habían llenado el auditorio de esas casa de estudios, a la que Lasso considera su alma máter, pues le otorgó un doctorado honoris causa. Ahí, ante un público más bien dócil, el candidato de CREO destacó algunos de los ejes de su propuesta, y recordó que uno de los más importantes es que los jóvenes puedan recuperar el derecho a estudiar lo que estimen convenientes. Ante los universitarios de la Udla y sus profesores -encabezados por el rector Carlos Larreátegui, ex diputado de la democracia cristiana, ex Secretario General de la Administración de Sixto Durán Ballén y ex Ministro Secretario de Desarrollo Humano de Jamil Mahuad y actual crítico del Gobierno- Lasso arremetió contra Lenin Moreno, mientras negó las versiones de un diario argentino sobre la que sería la cuantía de su fortuna -que el medio estima en más de dos mil millones de dólares- supuestamente camuflada en el exterior. 

Pero Lasso recordó a figuras como el líder indígena Carlos Pérez Guartambel, quien ha declarado que prefiere "un banquero a un dictador" y de otros políticos de oposición. También, hizo un guiño de ojo a los votantes del general (r) Paco Moncayo, así como a los de Patricio Zuquilanda, Iván Espinel y los otros candidatos de la primera vuelta. Si bien el llamado a los otros postulantes a realizar un virtual endoso de su votación de la primera vuelta lo realizó la misma noche del 19 de febrero, Lasso le agregó un aspecto adicional: acercamientos con colectivos como feministas y minorías sexuales, en busca de sus respaldos.


Pamela Troya, Carlos Andrés Vera y Margarita Carranco

Entre el discurso de campaña y la ideología

Si bien consultores como Ricardo Cobo, habían advertido la diferencia entre el discurso ideológico y el discurso de campaña, el conflicto ideológico de Lasso con sectores de la izquierda podría ser más profundo de lo que parece a simple vista.

Aunque el presidente Rafael Correa se proclama como un izquierdista en política, en varias ocasiones, en especial en temas relacionados con el feminismo, las minorías sexuales, el aborto, el matrimonio igualitario, y otras expresiones del llamado "marxismo cultural" se ha manifestado en contra, denunciando la "ideología de género", una corriente de pensamiento empujada desde la Iglesia Católica que reacciona frente a algunas categorías del feminismo. Lasso, que ha centrado su discurso en temas económicos, como la defensa de la libre empresa, ha tratado de evitar hablar sobre esos temas. Al ser consultado por este portal sobre el matrimonio igualitario, el magnate sostuvo que la prohibición constitucional que lo impide no le incomoda realmente.

Pero en los actuales momentos, la estrategia de Lasso apunta a obtener el apoyo de personas, más que de grupos políticos, asumiendo que estos apoyos puedan vencer las resistencias que podría generar entre ciertos sectores. El diseño de esta estrategia es atribuible a varios de sus asesores y consultores políticos, entre los que se cuentan Roberto Izurieta, catedrático de la Universidad George Washington y de su escuela de consultoría política, su jefe de campaña Fernando Coronel, su asesor Aparicio Caicedo, o el presidente de CREO, César Monge. 

Participan también en la campaña activamente la esposa de Lasso, María de Lourdes Alcívar Crespo, y uno de sus hijos menores, Santiago, mientras su hijo mayor Guillermo Enrique  se encuentra al frente del negocio familiar, el Banco Guayaquil. 

El diseño de esta estrategia es atribuible a varios de sus asesores y consultores políticos, entre los que se cuentan Roberto Izurieta, catedrático de la Universidad George Washington y de su escuela de consultoría política, su jefe de campaña Fernando Coronel, su asesor Aparicio Caicedo, o el presidente de CREO, César Monge.

Un vídeo de apoyo producido por Resistencia EC 

El viernes 24 de marzo, la búsqueda de esos apoyos se visibilizó en un vídeo, que se publicó en redes sociales y cuya producción y edición la reivindicó el movimiento guayaquileño Resistencia EC en su cuenta de Twitter. Esa organización se sumó a la campaña en contra del voto nulo y a favor de la democracia. Ahí aparecen personas como la activista de la diversidad sexual Pamela Troya, la opositora Martha Roldós, la feminista Margarita Carranco, el caricaturista de El Universo, Xavier "Bonil" Bonilla, catedráticos y analistas políticos como Luis Verdesoto, Carlos Arcos, el ex vicepresidente León Roldós, actores e intelectuales como Maribel Serrano, Prisca Bustamante, Pocho Álvarez, Manuela Picq, Christhoph Baumann, Marcelo Galvez, Dayuma Guayasamín, Oswaldo Viteri, Juan Vizueta, Carlos Arcos Cabrera, Miguel Varea, Diana Maldonado, César Gonzaga y Andrés Crespo. 

De ahí que buscó acercarse a ciertos sectores del feminismo, si bien, se cuidó de no hacerlo con los más radicales, en especial, con los colectivos y activistas que tienen la despenalización del aborto y la "soberanía del cuerpo" como tema principal de sus agendas. Operadores de Lasso como Carlos Andrés Vera tendieron puentes hacia feministas que ellos consideran más moderadas, como Paquita Morejón, Solanda Goyes o Margarita Carranco, ex secretaria de Inclusión del Municipio capitalino de Mauricio Rodas. Algo que activistas como ellas tienen en común es que no son consideradas totalmente a favor de la despenalización del aborto. Inclusive, durante su paso por el Municipio capitalino, Carranco rechazó la idea de instalar en el transporte público de Quito buses exclusivos para mujeres, una medida que algunos consideran segregacionista y que supuestamente sirve para crear "espacios seguros" contra el acoso sexual en los buses. 

Estas activistas, además, tienen en común que no son elementos considerados radicales de la llamada "tercera ola del feminismo" a los que los sectores más conservadores -en especial, los vinculados al Opus Dei-  responsabilizan de la "ideología de género" y contra quienes tienen fuertes prevenciones. De ahí la aparición de Carranco en el vídeo, que debía viabilizar también la firma de un acuerdo de Lasso con esos colectivos feministas. 

El acercamiento a la diversidad sexual 

En contraste, en Quito, la activista lesbiana Pamela Troya, sostiene que es necesaria una institución matrimonial similar a la que ya ha sido implementada en otros países de la región, como México y Argentina, y se opone a la postura del Gobierno de Rafael Correa. Otro grupo al que la campaña de Lasso buscó acercarse es a la diversidad sexual. Aunque en dicho ámbito, los llamados grupos de gais, lesbianas, bisexuales y transgéneros (GLBT) tienen agendas muy dispares y han sido fuertemente coaptados por el Gobierno, que auspició una organización liderada por la transexual Diane Rodríguez, con sede en Guayaquil.  Las minorías sexuales cercanas al Gobierno, a pesar de que usan un discurso de género muy marcado, han aceptado la tesis correísta de que no es necesario el matrimonio igualitario en el Ecuador, y que se consideran satisfechas con la unión de hecho prevista en la Constitución de Montecristi. Estos grupos, además, han formado parte de varias operaciones de propaganda del correísmo, que así sostiene que respeta la diversidad sexual. 

Troya conoció al presidenciable de CREO durante la grabación del programa Me acuesto con la banda que realizó Fundamedios con dos de los ocho postulantes de primera vuelta, y esto motivó la convicción en la activista de que un eventual gobierno de Lasso, con su oferta de respetar la separación de poderes, podría facilitar que el Poder Judicial y la Corte Constitucional fallen a favor de demandas presentadas en beneficio de su comunidad en general, y de la regularización del matrimonio igualitario en particular. De ahí que Troya diera en redes sociales su público apoyo a Lasso, y en una reciente entrevista, explicara que, en su opinión, la llegada de CREO al poder significaría el rescate de la democracia en el país. "Yo prefiero un tipo que sé que es curuchupa, conservador y Opus Dei, pero que me está diciendo en la cara: yo no voy a interferir en que ustedes sigan luchando y conquistando sus derechos", dijo Troya. 

Los acuerdos de Lasso: mujeres sí, gais no

Tanto con las feministas moderadas, cuanto con los activistas GLBT no correístas, la campaña de Lasso evaluó la posibilidad de firmar sendos "acuerdos" con puntos programáticos en caso de que el abanderado de CREO llegue al poder. Tanto las feministas cuanto los activistas enviaron a la campaña los borradores del texto, que pasaron a la revisión de la plana mayor del lassismo. Solo el acuerdo con las mujeres se concretó la tarde del 28 de marzo. PLANV supo de fuentes confiables que muchas de la categorías y conceptos que contenían esos documentos no superaron los filtros del entorno del candidato, y que el propio Lasso habría expresado su incomodidad con algunas de ellas, al parecer muy influenciadas por la "ideología de género" que se plasmaban en los documentos.


Comunicado de Carlos Andrés Vera sobre el acuerdo con la diversidad sexual que no se pudo firmar.. 

PLANV supo de fuentes confiables que muchas de la categorías y conceptos que contenían esos documentos no superaron los filtros del entorno del candidato, y que el propio Lasso habría expresado su incomodidad con algunas de ellas.

Lasso había ofrecido para el 26 de marzo un evento para la firma de los documentos, pero hasta el viernes pasado, la campaña de Lasso no confirmaba ni desmentía dicha presentación. Se dijo que el fallido debate con Lenin Moreno, organizado por la Red de Maestros, afín al régimen, había sido la causa de que Lasso no tuviera tiempo para el evento, previsto para la mañana del domingo en el hotel Dann Carlton. 

Aunque el debate se canceló, y Lasso dio su rueda de prensa en el Dann Carlton como estaba previsto, lo cierto es que no hubo ningún acuerdo suscrito con esos grupos. Desde la campaña de Lasso se habló de "problemas de agenda".

En Twitter, Pamela Troya anunció que el asesor de Lasso, Carlos Andrés Vera, estaba a cargo del acuerdo y que confiaba en que se materializaría. Vera también había anticipado en Twitter el evento, que finalmente no se realizó. 

Estos son los acuerdos finales 

La tarde del 28 de marzo, en su cuenta de Twitter, Vera hizo público un comunicado en el que explicaba que el acuerdo con la diversidad sexual no se firmaría debido a la falta de tiempo para concertar un documento que satisfaga a ambas partes. Vera sostuvo, sin embargo, que la puerta sigue abierta para el diálogo, sobre todo, en caso de ganar Lasso las elecciones presidenciales. 

Sin embargo, Vera confirmó en Twitter la firma de un acuerdo con un grupo de mujeres. Aunque ningún nombre además del de Lasso aparece en el documento, el asesor confirmó que entre las personas con las cuales se negoció el texto están Paquita Morejón, Margarita Carranco, Nívea Vélez, entre otras. El texto se refiere a algunas ofertas de campaña de Lasso, como la reforma la Función de Control Social, la auditoría de los fondos del IESS, hace referencia al Estado laico, la derogatoria de la Ley de Comunicación, la lucha contra la corrupción, la eliminación del Plan Familia, el combate a la violencia de género, entre otros temas. 


El documento completo aquí

Moreno anuncia acuerdo con GLBT

El 27 de marzo, el candidato oficialista Lenin Moreno suscribió en Guayaquil un acuerdo con la federación de organizaciones GLBT que dirige Diane Rodríguez. El documento, de cinco puntos, sostiene que el candidato se compromete a avanzar en los derechos de las minorías sexuales, "que serán impulsados en un diálogo permanente". 


El acuerdo de Lenin Moreno con las organizaciones de diversidad sexual que lidera Diane Rodriguez. 

Entre los cinco puntos del acuerdo están aspectos como salud, educación, trabajo, justicia y derechos civiles. En la salud, Moreno se compromete a la atención integral a las personas GLBT y en especial a "promover la capacitación de endocrinólogos para la atención integral de personas trans". 

En la educación, el acuerdo destaca como importante "implementar acciones para disminuir el acoso a personas GLBT", mientras que en lo laboral busca garantiza la inclusión y "la no discriminación por razones de identidad de género y orientación sexual". En el ámbito de lo judicial, asegura se harán "campañas públicas de rechazo a la discriminación, violencia y asesinato", mientras que en los derechos civiles ofrece "el ejercicio de los derechos a la seguridad social". 

NOTA DE LA REDACCIÓN:

El enfoque, las opiniones y los documentos presentados en este reportaje reflejan las posturas de las varias fuentes consultadas para su redacción, como son activistas, consultores políticos, asesores de comunicación y estrategia política, quienes hablaron a condición de la reserva de la fuente consagrada en la Constitución y no representan una opinión editorial de PLANV ni de ninguno de sus periodistas. 

 

GALERÍA
Así se pulió la estrategia de Lasso para la semana final
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El Gobierno le apuesta a un agresivo desconfinamiento en julio
Redacción Plan V
Vuelve el Museo de la Corrupción de PLANV y necesita tu apoyo
Redacción Plan V
El Orgullo 2020 se tomó los espacios virtuales
Redacción Plan V
Diario de cuarentena, de Carlos Arcos, a la venta en formato PDF
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Este es el perfil del supercontagiador de COVID-19 hallado en la Amazonía de Ecuador
Redacción Plan V
Este es el top 30 de los contratos del Municipio en la era Yunda
Redacción Plan V
La amenaza de Rafael Correa a un juez del Caso Sobornos: ¿un delito de intimidación?
Redacción Plan V
Imágenes exclusivas revelan el colapso del relleno de El Inga
Susana Morán