Back to top
22 de Abril del 2022
Historias
Lectura: 15 minutos
22 de Abril del 2022
Redacción Plan V
Bélgica asiló a Rafael Correa y se anula la posibilidad de extraditarlo
0

Foto: Gerardo Vieyra / NurPhoto / Gettyimages.ru

 

El pasado 15 de abril, Bélgica concedió asilo político a Rafael Correa, lo que implica que el pedido de extradición que adelantaba la Corte Nacional de Justicia (CNJ) no tendrá efecto. El correísmo celebró el supuesto reconocimiento de las acciones "políticas" de los jueces ecuatorianos y Correa aprovechó para burlarse del juez nacional Iván Saquicela. El presidente de la CNJ dijo ser el primer sorprendido con el asilo de Correa.

Bélgica concedió asilo político al ex presidente Rafael Correa, en una resolución firmada el pasado 15 de abril de 2022. Mientras tanto, en Quito, el presidente de la Corte Nacional de Justicia, Iván Saquicela, dijo en televisión a primera hora de hoy que había "firmado" un pedido de extradición de Correa al reino europeo, que debía ser transmitido por la Cancillería a Bruselas. Pero la decisión de Bélgica significa la negativa de cualquier pedido de ese tipo. El abogado de Correa en Bruselas, Christophe Marchand, confirmó a medios internacionales la decisión. El comisariado general de refugiados y apátridas (CGRS) de Bélgica, adscrito al Ministerio del Interior, confirmó que otorgó a Correa el estatus de asilado en ese país europeo. 

Marchand explicó a la agencia EFE que la solicitud de asilo se había presentado tras iniciarse en 2018 en Ecuador el proceso del Caso Balda, una fallida operación de policías encubiertos ecuatorianos que por orden de la Secretaría de Inteligencia intentó secuestrar en Bogotá para traerlo al Ecuador a Fernando Balda, quien tras ser simpatizante del correísmo, pasó a la oposición. 

Según el abogado, se presentó en Bélgica “documentación sobre los casos criminales en su contra con motivaciones políticas” y “destinados a impedir su carrera política”, lo que motivó que se le conceda asilo en ese país. Citado por EFE, Marchand se declaró “feliz” con la resolución de este caso ya que sabe “lo difícil que es que Bélgica conceda asilo político”.

Según el abogado, se presentó en Bélgica “documentación sobre los casos criminales en su contra con motivaciones políticas” y “destinados a impedir su carrera política”, lo que motivó que se le conceda asilo en ese país.

Las alegaciones de la Corte Nacional de Justicia

Mientras tanto, Saquicela había indicado en Teleamazonas que pidió a la Cancillería que se informe a Bélgica sobre su pedido de extradición por la sentencia del caso Sobornos, en donde Correa y los líderes correístas fueron condenados por una red de aportes no declarados a campañas políticas que luego se retribuían con contratos en el Estado. 

Solicitud formal para la extradición de Correa. Ver PDF

Saquicela informó que este jueves, 21 de abril, firmó la providencia para el inicio del trámite de extradición de Correa. La petición se sustenta en el convenio de extradición que existe entre Ecuador y Bélgica desde el 28 de mayo 1887.

El artículo de este tratado dice: “El Gobierno de la República del Ecuador y el Gobierno de S.M. el Rey de los Belgas se obligan recíprocamente a entregarse, siempre que así lo pidan sus agentes diplomáticos respectivos, y sin otra excepción que sus nacionales o naturalizados, a los individuos que hallándose en el territorio de uno de los países, estuviesen perseguidos, sindicados, acusados o condenados como autores o cómplices por las autoridades competentes del otro país, a consecuencia de uno de los crímenes o delitos que se menciona en el Art. 2”.

Según la Corte, el numeral 17 del artículo 2 de ese convenio determina que entre los crímenes y delitos que darán lugar a la extradición está la “corrupción de funcionarios públicos, árbitros y jurados.”

Además de este tratado, la Corte citó la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, adoptada en Nueva York el 31 de octubre de 2003, de la cual hacen parte la República del Ecuador y el Reino de Bélgica.

A través de una nota verbal, del 4 de octubre de 2021, el Estado ecuatoriano notificó a la Secretaría de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, que la Corte Nacional de Justicia del Ecuador es la autoridad competente en relación a los procesos de extradición contemplados en el artículo 44 de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, además confirmó que para el Ecuador la mentada Convención es base jurídica en materia de extradiciones.

Desde 2020 se busca a Correa

El 19 de mayo de 2021, el juez Walter Macías, de la Sala de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia, solicitó a Saquicela el inicio del procedimiento de extradición de Correa. Según información proporcionada por la oficina de Interpol a la Corte, Correa tiene su actual residencia en Bélgica, dice el documento con el pedido de extradición.

El 26 de abril de 2020, los jueces Iván León, Marco Rodríguez e Iván Saquicela sentencia contra Correa en calidad de autor mediato del delito de cohecho dentro del caso Sobornos. Tiene una condena de 8 años y perdió sus derechos políticos por 25 años. Correa, además, debe pagar USD 778.224,017.

Correa y los otros procesados presentaron un recurso de casación. Los jueces Javier de la Cadena, Milton Ávila y José Layedra lo rechazaron el 8 de septiembre de 2020.

El 23 de septiembre de 2020, los jueces del primer tribunal que juzgó a Correa dispusieron la inmediata localización y captura del exmandatario.

Otros intentos 

A la decisión de Bélgica se suman los tres intentos del Ecuador de que la Interpol emita una difusión roja contra el expresidente, lo que ha sido negado pues Interpol sostiene que los procesos tienen motivaciones políticas. Esto ha significado que Correa pueda viajar libremente por el mundo. Una de sus últimas apariciones públicas fue en Honduras, donde se dijo que asesorará a la presidenta de ese país en economía. A pesar de que era del dominio público que Correa vive con su esposa en Bélgica, no se había planteado el pedido de extradición al reino europeo hasta ahora, cuando al parecer es demasiado tarde. Aunque Correa no pudo ser involucrado como autor del manejo de los dineros en el caso Sobornos, se declaró que fue autor "bajo la modalidad de instigación, por medio de su influencia cognitiva”, lo que el correísmo llama la tesis del "influjo síquico" en el caso Sobornos. 

Correa reaccionó en Twitter y se burló del juez Saquicela, al que calificó como "payaso" así como contra el sistema judicial y el Gobierno. Los correístas, de su lado, destacaron el reconomiento de Bélgica de la supuesta persecución política de los jueces ecuatorianos contra Correa.

El asilo en Bélgica

En Bélgica, país de donde es oriunda la esposa de Correa, Anne Malherbe, la legislación es considerada como muy garantista en temas de asilo. Y se han dado casos, sobre todo con terroristas de ETA requeridos por España, en los que Bélgica, tras el asilo, se negó a cualquier pedido de extradición, lo que debe ser resuelto por la justicia de ese país. 

Aunque el Tratado de Ámsterdam de 1999 eliminó la institución del asilo en Europa, el país sigue concediendo asilo según las solicitudes presentadas. De ahí que luego del fallido intento de proclamar una República catalana en Barcelona, que estuvo encabezada por el político Carles Puigdemont en 2017, este viajó a Bruselas y analizó durante varios meses la posibilidad de poder asilo a Bélgica, ante los cargos que se formularon en España en su contra.

En aquella ocasión, las autoridades belgas indicaron que sólo conceden asilo si existen "señales serias de persecución" o una evidente "imposibilidad de protección en el país". Las autoridades belgas toman en cuenta además aspectos basados en la Convención de Ginebra, tales como que alguien "deje su país de origen por ser perseguido a causa de su nacionalidad, raza, creencias políticas o religiosas" y si "existe riesgo de que sean dañados seriamente si regresan", entendiendo por eso "la amenaza de pena de muerte, ejecución, torturas".

La decisión la toma el comisario general belga para los refugiados y los apátridas, adscrito al ministerio del Interior de Bélgica, y sobre ello no cabe recurso.

En el caso del político español, el entonces ministro belga del Interior, Dirk Van den Bulcke, dijo que para el asilo deben existir "señales serias de persecución" o de que corre riesgos". "Debe haber señales serias de persecución pero, incluso en el caso de la persecución, (debe haber) una imposibilidad de obtener protección en el país".

En el pasado, Bélgica concedió asilo a terrorista de ETA y la justicia de ese país negó los pedidos de extradición de España alegando que no había garantías de un juicio justo para ellos. La decisión belga provocó roces entre Madrid y Bruselas que incluso llegaron a instancias supranacionales europeas como el Tribunal de Estrasburgo, a pesar de lo cual Bélgica mantuvo el asilo. 

Saquicela, el primer sorprendido con el asilo de Correa

Después de que se conociera sobre el asilo político de Bélgica a Correa, Saquicela convocó a una rueda de prensa para la tarde de este viernes. “He cumplido con el país”, dijo y agregó que no ha tenido “temor a nada ni a nadie” en referencia a los insultos y cuestionamientos de Correa y de sus seguidores. “Cumplo con el Ecuador, nuestro pedido está debidamente sustentado”.

Insistió que contra Correa pesa una sentencia ejecutoriada y que su pedido es para que un delito no quede impune. Su deber, sostuvo, llega hasta solicitar el requerimiento de la extradición.

Saquicela aseguró que se enteró por redes sociales sobre el asilo político y que este tema no es de su competencia sino de la Cancillería, que en un comunicado aseguró que no se ha notificada del asilo. “Esta debió ser notificada porque además hay una delegación ecuatoriana en Bélgica”, reclamó el presidente de la Corte.

El alto funcionario judicial aseguró que fue el primer extrañado y sorprendido con el asilo político que fue otorgado el 15 de abril.

“Cumplo con un país que está indigando con la corrupción”, repitió Saquicela durante su intervación. Aseguró que este tema no es ideológico sino de un delito de corrupción que es perseguido a escala internacional. “No me debo a ningún gobierno, soy un juez independiente”.

Saquicela continuará con el proceso para el pedido de extradición y si Bélgica lo niega, el presidente de la Corte dijo que eso se “escapa” de sus manos porque el país europeo es un estado soberado. Espera que sea notificado formalmente para dar una respuesta jurídica.

¿Por qué no se pidió la extradición después de que la sentecia fue ratificada en septiembre de 2020? Saquicela dijo que una vez que fue ejecutoriada, los abogados expresaron que era imposible la extradición. Por eso, según manifestó, debió hacer una preparación juridica del caso.

Saquicela explicó que en ese momento solo había el convenio de extradición con Bélgica y que era necesario fortalecer los instrumentos jurídicos internacionales. Uno de ellos fue la nota verbal, del 4 de octubre de 2021, para que el Ecuador, dentro de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, pueda tener la extradición con algunas países, entre ellos con Bélgica, afirmó el presidente de la Corte.

La Cancillería dice que se enteró de decisión de Saquicela por televisión

De su lado, el ministerio de Relaciones Exteriores dijo, en un comunicado, que la primera noticia que tuvo de la intención de pedir la extradición de Correa por parte del presidente de la Corte Nacional de Justicia le llegó esta mañana, luego de que el magistrado hiciera el anuncio en un canal de TV.

La Cancillería explicó que la Corte debe enviarles primero un requerimiento y el expedientes debidamente traducidos al idioma oficial de Bélgica, luego de lo cual le enviará al Gobierno de Bélgica por medio de la embajada ecuatoriana en Bruselas. En ese país europeo se usan tres idiomas oficiales: el neerlandés, el francés y el alemán. 

La Cancillería agregó que no ha conocido "de fuente oficial" sobre el asilo que el Reino de Bélgica habría concedido a Rafael Correa. Pero según se pudo conocer en la Cancillería, el Gobierno belga no tiene obligación de informar sobre el asilo concedido a Correa a la Embajada ecuatoriana, pues un asunto de un ciudadano particular. Además, Bélgica no tiene embajada en Quito, sino una misión concurrente en Lima. El embajador belga en Lima, Mark Van de Vreken, representa al Reino europeo ante Ecuador, Perú y Bolivia. 

GALERÍA
Bélgica asiló a Rafael Correa y se anula la posibilidad de extraditarlo
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Crónica de multitudes. La dimensión carnal de la escritura
Gustavo Abad
Extradición de Correa y caso del exdefensor Freddy Carrión, las quejas que derivaron en la suspensión de Saquicela
Redacción Plan V
El primer año de Guillermo Lasso reporta pocos avances con respecto a la comunidad LGBTI
Fermín Vaca Santacruz
La transacción tributaria: mucho ruido, pocas nueces
Carlos Pontón

[MÁS LEÍ DAS]

La larga pelea de Luis Felipe Varas por sus derechos de autor, y no es un cacho
Redacción Plan V
Este fue el minuto a minuto de la matanza en la cárcel de Santo Domingo de los Tsáchilas
Redacción Plan V
15 familiares de Carlos Pólit firmaron su fianza
Susana Morán
Cronología: estos son los hechos que han marcado el proceso de Carlos Pólit en Miami antes de su lectura de cargos
Susana Morán