Back to top
22 de Abril del 2024
Historias
Lectura: 21 minutos
22 de Abril del 2024
Gustavo Isch

Consultor político, experto en comunicación electoral y de gobierno. Docente de la Universidad Andina Simón Bolívar

Consulta popular 2024: el autosabotaje
0

Daniel Noboa ganó la consulta popular, pero su futuro político es incierto.  Fotomontaje referencial: PlanV

 

El gobierno cometió el error de centrar su campaña en el miedo y en la polarización. Su narrativa de vender miedo ante el embate de la delincuencia y el crimen organizado, y a renglón seguido marcar como cómplices de la corrupción a quienes no voten afirmativamente es una temeraria campaña publicitaria.


Los “apagones” volvieron en el gobierno de Daniel Noboa, pese a las advertencias que oportunamente habían alertado sobre la inminencia de su regreso; sin embargo, la narrativa del régimen, en vísperas de la realización de su consulta popular, desembocó en la acusación de un supuesto “sabotaje” a las centrales hidroeléctricas como percutor de la crisis energética, lo cual es bastante difícil de sostener, técnicamente, pero bastante conveniente para esquivar responsabilidades en el marco de la emergencia.

La consulta popular y referendo realizado este domingo 21 de abril, fue el otro punto nodal del debate y de la preocupación ciudadana durante la semana.  Los resultados preliminares de la votación ciudadana, difundidos en la noche, sobre las 11 preguntas formuladas por el Ejecutivo, dejan algunas lecciones y anuncian la intensidad del proceso electoral del 2025, del cual, este evento plebiscitario será un factor clave para encajar lo que se viene para el país.

El presidente de la República, Daniel Noboa, participó en la inauguración de la consulta popular 2024. Foto: Carlos Silva / Presidencia del Ecuador.

No saber elegir adecuadamente a los funcionarios que acompañarán a un mandatario en su administración, suena a ingenuidad política, incluso a vanidad y autosuficiencia; pero, sobre todo -y desde una perspectiva figurada- puede decirse que es un “auto sabotaje”, pues si el elegido para un cargo no reúne las capacidades para gestionar sus competencias, el fracaso de su labor rebota directamente en quien lo designó. Lo desagradable de ese tipo de casos es el mantener la tónica feudal de administración de gobierno, en la cual a lo sumo, el funcionario de menor rango siempre es sacrificado en la ordalía que nunca tocará al poder nominador.

Luego de la fallida administración del gobierno de Guillermo Lasso, en el que declaró la emergencia eléctrica para afrontar los racionamientos que se iniciaron el 27 de octubre del 2023, los cortes de energía eléctrica afectaron al país en pleno gobierno de transición, de Daniel Noboa.

En el 2023 el régimen de Lasso argumentó que el déficit de generación fue provocado por una sequía severa. “Vivimos el peor estiaje no visto en los últimos 50 años” dijo entonces el expresidente, y afirmó que, el consumo de energía eléctrica había crecido un 15% pero que la generación de energía era insuficiente para cubrirlo; en otras palabras, en este Ecuador que no deja de sorprender a propios y a extraños, la demanda había crecido, pero la capacidad instalada y la inversión en ese sector se encontraba estancada.

La exministra de Energía y minas, Andrea Arrobo fue el tercer “fusible” del actual gobierno que parece no tener empacho en responsabilizar a otros, de problemas que no controla.

Daniel Noboa empezó marcando distancias de su binomio presidencial, Verónica Abad y a alejarla no solo de Carondelet, sino de esta ínsula andino tropical, asignándole funciones  en un lejano país que se encuentra varias décadas en guerra con otro estado -y de paso, poner al Ecuador del lado de uno de los dos bandos en conflicto- forzando una figura diplomática que muchos conocedores del ámbito diplomático, evaluaron como inexistente. (A propósito: ¿alguien en este país de Ripley fue consultado sobre nuestra alineación con uno de los 2 estados en guerra? Curiosamente, Ecuador tiene un delegado permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que el 2 de abril de este año, invocó la famosa Convención de Viena para lamentar la incursión militar israelí en el consulado iraní, en Damasco). El manejo de las relaciones internacionales de nuestro país es un meme.

Durante una entrevista para la emisora colombiana W Radio, el Primer Mandatario se refirió a la polémica asignación de funciones para Abad, tan pronto asumió el poder en noviembre pasado.” Tenía 500 opciones (para la vicepresidenta). La pude haber enviado a estar a cargo de la estación de la Antártida o tener funciones de ministra o tener funciones de embajadora. No es la primera vez que un vicepresidente tiene función de embajador y peor, pues con una nación que en este momento sí está siendo afectada como Israel, creíamos que era lo adecuado y lo pertinente y por eso la envié para allá” Prrimicias.ec 

Después de eso, se produjo la renuncia de Ana Changuín, quien ocupaba el cargo de titular de la Secretaría Nacional de Educación Superior (Senescyt). Esta dimisión tuvo lugar el 26 de marzo de 2024, tras tan solo tres meses y 14 días en el puesto. Changuín anunció su decisión a través de las redes sociales, mencionando "razones de índole personal" como motivo de su renuncia. No obstante, no es de extrañar este hecho, considerando que el Gobierno eliminó del presupuesto general del Estado 162 millones de dólares para la educación superior, y que la propia SENESCYT sufrió un recorte de U$ 17 millones para este año.

La exministra de Energía y Minas, Andrea Arrobo, asumió su cargo en medio de una crisis energética desencadenada por la temporada de sequía y estiaje, atribuida al Fenó meno El Niño. La nueva oleada de apagones comenzó repentinamente en la madrugada del 15 de abril de 2024, y según un comunicado de ese ministerio, se trataba de "racionamientos temporales para gestionar la demanda a nivel nacional".

Andrea Arrobo, ex ministra de Energía de Daniel Noboa. El propio Gobierno la denunció por sabotaje.  Foto: Ministerio de Energía y Minas

La exministra se reunió el 9 de enero con el Comité de Crisis, para evaluar la situación de los embalses de las principales hidroeléctricas y definir la estrategia a seguir, a partir del 15 de enero.

La exfuncionaria fue designada en noviembre de 2023 y en abril de 2024, dejó su cargo luego de que el presidente le pidiera su renuncia, en medio de otra ola de cortes de energía.

Noboa anunció la declaración de emergencia en el sector. Mediante un comunicado que no dio más detalles sobre la salida de Arrobo, se mencionó que estaba en curso una investigación sobre posibles actos de sabotaje en ciertas áreas y plantas eléctricas. Desde la noche del 19 de abril de 2024, las centrales hidroeléctricas del país están bajo custodia militar, para garantizar el cumplimiento del estado de excepción declarado debido a la emergencia en el sector eléctrico; mientras la fiscalía investiga a una veintena de técnicos y funcionarios sospechosos del “sabotaje”.

La Consulta Popular

A las 21h40 horas del domingo 21 de abril,  el exit-poll y la data del propio CNE daban cuenta del triunfo del SÍ en 9 de las 11 preguntas de la Consulta Popular y Referendo. Según el CNE el margen de error es del 1%. En las preguntas D y E, referidas al trabajo por horas y al arbitraje internacional el triunfo del NO, era inobjetable.

Los consejeros electorales durante el reporte de resultados de este domingo. Foto: CNE

Los resultados del conteo, actualizado a las 06h00 de hoy señalaban que más del 69.61% de los ecuatorianos votaron NO en la pregunta sobre el trabajo por horas.

En el corte a la misma hora, en cuanto al trabajo por horas, la pregunta sobre el arbitraje internacional como método para solucionar controversias en materia de inversión, comerciales o contractuales, el NO captó más del 65.51%

Ambas preguntas eran, en realidad, las joyas de la corona de la consulta impulsada por Daniel Noboa y su gobierno. Las 9 preguntas eran de respuesta afirmativa obvia, pues tenían que ver con el combate a la corrupción, al crimen organizado y contra la impunidad. Es público y notorio que la mayor preocupación de los ciudadanos es la inseguridad. Por lo demás era inoficioso incluirlas en la consulta, pues bien podrían haber sido tratadas por la Asamblea Nacional sin necesidad de proceso plebiscitario, y en efecto, ese es el procedimiento que van a seguir.

En el caso de ganar el SÍ en la pregunta sobre el trabajo por horas, estaba lista la batería de mensajes sobre la reactivación del empleo y del aparato productivo, la resurrección del emprendimiento. El cálculo de la maniobra de comunicación política quizá apostaba a que solo en la mente anquilosada de un sindicalista, o en el hábito polarizante de un correísta; o lo que es peor, en la de un indígena radicalizado, podían caber objeciones o suspicacias como la precarización del trabajo, o incertidumbres sobre el salario por hora que se pagaría.

Si ganaba el SÍ en la pregunta sobre el arbitraje internacional de conflictos en materia de inversiones extranjeras en territorio nacional, la explosión retórica anunciaría la apertura de las puertas del paraíso para la inversión extranjera, lo cual, reactivaría casi milagrosamente, la economía. Al menos eso era lo que se pensaba en círculos signatarios de la campaña “Vota todo SÍ en las 11 preguntas de la consulta popular”.

Pero la realidad fue que esos cálculos estaban equivocados.

El NO en ambas preguntas es un llamado a la atención de un gobierno que parece adicto a la publicidad, a la espectacularidad, a los “distractores” como bases de su comunicación, la misma que, en el fondo, oculta un ambiguo manejo de la información, promueve la opacidad al no informar debidamente a la ciudadanía, y apuesta por la polarización. Si a Correa le funcionó, por qué no a nosotros, parecería que piensan la caja chica de la política oficial.

Al Ecuador no suele irle bien en sus litigios internacionales 

Solo el 23% de la inversión extranjera proviene de países con los que mantenemos tratados bilaterales. En los últimos siete años, el mayor flujo de inversión extranjera en Ecuador ocurrió después de nuestra salida del CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones), una institución del Banco Mundial con sede en Washington.

El arbitraje internacional no genera inversión, pero sí expone al país a costosos litigios que afectan el presupuesto nacional destinado a salud, educación y seguridad.

Se trata de un lucrativo negocio para bufetes de abogados y lobistas en todo el mundo. Según diversas fuentes citadas en medios, entre 2006 y 2021, Ecuador ha pagado 1.875 millones de dólares a empresas internacionales solo por demandas relacionadas con inversiones y comercio.

En octubre de 2021, la Procuraduría General del Estado informó que Ecuador enfrenta 34 procesos activos de arbitraje internacional, con reclamaciones que suman más de 57 000 millones de dólares. De estos, 15 son casos de arbitraje comercial, 10 son de inversión y 6 son juicios en tribunales extranjeros.

Desde 1997 hasta 2021, Ecuador ha recibido 36 fallos judiciales en su contra por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con una docena de casos pendientes, lo que implica indemnizaciones económicas para los afectados.

En cuanto al trabajo por horas, la posibilidad de que se precarice la condición laboral de miles de personas ha sido siempre una percepción y un sentimiento muy enraizado en la gente.

Es notable el modo en que un buen porcentaje de votantes dirimió su posición respecto a estos intrincados temas, con tan solo una dosis de sentido común, ya que el NO se caracterizó por una campaña dispersa, atomizada, sin sólidas vocerías.

La inocultable levedad del ser jefe de Estado

Según técnicos del sector, los proyectos de generación eléctrica, su contratación y ejecución requieren de entre dos y tres años; por tanto, lo que estamos viviendo también es consecuencia de la inoperancia de Gobiernos anteriores.

En el tramo final de su mandato, Lasso anunció acuerdos de importación de energía eléctrica con Colombia y Perú, sumados a una contribución de 600 MW por parte de grupos empresariales para Ecuador. El 21 de noviembre de 2023, cuando su mandato expiraba, se firmaron concesiones para ocho proyectos eléctricos.

Bajo esos antecedentes, el argumento -palabras más, palabras menos y casi literalmente- de que “…curiosamente, y por coincidencia (la redundancia no es mía, proviene de cacofónica elocuencia política de los voceros oficiales), los apagones (o el “sabotaje”) se producen en vísperas de la consulta popular”, se antoja delirante.

Hoy el Ecuador sufre una crisis energética producto del estiaje, de la desinversión en el sector eléctrico, malas administraciones de gobiernos anteriores, inoperancia, y la corrupción.

Pero la narrativa oficial, parece enfocada en victimizarse y cohesionar el voto ciudadano en la consulta. Mejor, mucho mejor habría sido para el país, en estos 5 meses de gobierno, dejar la campaña electoral y gobernar, informando sinceramente a los ciudadanos, haciéndoles partícipes de las decisiones que lo involucran directamente; ir más allá de los slogans y los spots publicitarios, cumplir la palabra empeñada de no gobernar mediante el antagonismo y la polarización política, que tanto daño nos han hecho.

De ser cierto que exministra tiene responsabilidad en la desinformación o en la ineficiente gestión de esa Secretaría de Estado ¿Por qué Daniel Noboa la designó para tan delicado cargo? Si no acreditaba experiencia para administrar ese ministerio ¿Acaso la valoración de la juventud como ventaja selectiva para edificar “El nuevo Ecuador” jugó en esa nominación? Porque mucho se habla al respecto del criterio maniqueo que promovió en campaña la supuesta preeminencia etaria de ciudadanos de hasta 35 años de edad, por sobre la experiencia probada y la formación de técnicos en el campo de la gestión pública.

Extrapolando los casos de Cancillería y de la cartera de Medio Ambiente -solo como ejemplo- al parecer no es la edad el factor que determina el éxito o el fracaso del equipo del presidente. ¿Cómo es que el mandatario se dejó engañar al igual que más de 17 millones de ecuatorianos? ¿Acaso sus organismos de inteligencia política tampoco lo alertaron sobre el “sabotaje”? ¿La ministra de Gobierno y del Interior (ratificada como titular de ese último Ministerio, del cual estuvo encargada hasta la noche de este domingo), Mónica Palencia, tampoco fue alertada por los servicios de inteligencia que deberían estar siempre alertas de posibles sabotajes en empresas de sectores estratégicos? ¿Tan preclaros estrategas no fueron capaces de anticiparse a San Pedro, por un posible contubernio al cerrar las llaves que producen lluvia desde el reino de los cielos correístas, para fastidiar al régimen en vísperas de la consulta popular?

La fiscalía, ni corta ni perezosa ya abrió una indagación al respecto, pues según el gobierno, en el “sabotaje” presuntamente estarían incursos una veintena de funcionarios a cargo de las centrales hidroeléctricas. En ciertos círculos se especuló sobre la propia exministra de Energía y Minas, y en la Asamblea ya suenan los retardados clarines del juicio político a la exministra, a la cual Noboa pidió inmediatamente su renuncia

Una fallida estrategia de comunicación

El gobierno cometió el error de centrar su campaña en el miedo y en la polarización. Su narrativa de vender miedo ante el embate de la delincuencia y el crimen organizado, y a renglón seguido marcar como cómplices de la corrupción y de las fechorías conexas,  a quienes no voten afirmativamente en todas las preguntas de la consulta popular y referendo, es una temeraria campaña publicitaria que tarde o temprano iba a desgastar la credibilidad y auspicio del régimen; la demagogia implícita en esa retórica publicitaria desmerece el criterio ciudadano de que al crimen organizado no se le combate desde tik tok, ni se le sojuzga desde redes sociales.

El Gobierno le apostó a una campaña del miedo en la consulta popular 2024. Foto: Luis Argüello. PlanV

Encapsular a toda opinión distinta en el correísmo, o insultar a los ciudadanos que no opinen como el mandatario de turno quiere que opinen, es una vieja y fracasada práctica de muchos gobernantes. Ese envilecimiento de la práctica política, aleja a la gente de sus gobernantes.

Por cierto, parece que en Carondelet minimizaron el impacto negativo del incremento del IVA y de los apagones. Evidentemente ambos factores pesaron más que la puesta en escena de un nuevo liderazgo, exhibida en la incursión de las fuerzas de seguridad ecuatorianas en la embajada mexicana en Quito, para detener al prófugo sentenciado que había obtenido asilo político en dicha legación diplomática, Jorge Glas. Otro autogol o autosabotaje. Lecciones para aprender.

Lo que se viene

Sin el apoyo del bloque de la Revolución Ciudadana y del movimiento Construye, descalificado por el CNE, la gobernabilidad del país vuelve a pender de un hilo. Con un ausentismo del 28% (el mayor en medio siglo) en la consulta popular, es evidente el agotamiento y el desaire de la gente a la mal llamada “clase política”. El discurso de los corifeos del “vota todo SÍ”, que acredita una “goleada” de 9 a 2 a favor del gobierno, habla mucho del mareo que parece acogotar la razón política en ciertos círculos. Si se proyectan los datos porcentuales a favor del SÍ a las elecciones del 2023, algunos incluso podrían pensar y sugerir al mandatario que su reelección en primera vuelta es “pan comido”. Pero ello es un espejismo.

Vienen meses de intranquilidad e incertidumbre ciudadana, de crisis económica, de ingobernabilidad en la Asamblea, y una nueva campaña electoral en la que aún queda por verse el comportamiento de las fuerzas en disputa, por su afán de llegar a Carondelet.

De todo esto, el haber aprobado la extradición, con el voto favorable del Sí, es un dato importante que se suma al hecho de que la campaña de la Conaie y del correísmo por el “Vota todo NO en las 11 preguntas de la consulta”, también fracasó. De alguna manera, también en este caso, la Revolución Ciudadana volvió a encajar un golpe muy fuerte y continúa arrinconada contra las cuerdas, esperando por una nueva oportunidad para superar su crisis interna. Habrá que ver si lo consigue.

GALERÍA
Consulta popular 2024: el autosabotaje
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La Agencia EFE le "suspendió" el premio Rey de España de Periodismo a La Posta
Redacción Plan V
EE.UU: las elecciones más difíciles de su historia
Ugo Stornaiolo
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Las claves para entender las reformas al PUGS y el nuevo marco urbanístico de Quito
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Audio entre Carlos Pólit y Diego Sánchez (primera parte): en 2020 el excontralor creía que le pincharon su teléfono
Susana Morán
Audio entre Carlos Pólit y Diego Sánchez (segunda parte): el excontralor pidió ayuda para su hijo John a Lenín Moreno
Susana Morán
La "gran fiesta" de despedida de Roberto Izurieta levantó polvareda
Redacción Plan V
Ecuador, en el eje de la criminalidad en Europa
Redacción Plan V