Back to top
14 de Noviembre del 2023
Historias
Lectura: 11 minutos
14 de Noviembre del 2023
Fermín Vaca Santacruz
Daniel Noboa: el pacto con el correísmo le asegura una mayoría de 94 votos
0

Fotomontaje: PlanV

 

Un pacto legislativo con "líneas rojas" según la jefa del bloque de ADN, Valentina Centeno, permitiría a Noboa tener una mayoría de 94 legisladores con miras a su año y medio de gestión. Pero el acuerdo pasa por incluir al correísmo, lo que no le hizo ninguna gracia a los sectores más anticorreístas.


Si nada cambia hasta este viernes 17, cuando a las 10:00 se instale la Asamblea Nacional en el Palacio Legislativo, el gobierno de Daniel Noboa habría asegurado una mayoría de por lo menos 94 votos, repitiendo una receta que fracasó con Guillermo Lasso: incluir al correísmo, al PSC y apoyar a Henry Kronfle, una figura del empresariado de Guayaquil, como presidente de la Cámara.

La fórmula no es nueva: en mayo de 2021, el bloque de CREO, el movimiento político de Guillermo Lasso, que llegó al poder con el apoyo electoral del PSC, negociaba un acuerdo con el correísmo entre cuyos ejes principales estaba la presidencia del Legislativo para Kronfle. Pero, a última hora y ante las críticas de los sectores más radicalizados del anticorreísmo, Lasso cambió de opinión: decidió pactar con el inestable bloque de PK, que a lo largo de la legislatura se iría fraccionando, y entregarle la presidencia, dando su apoyo y el de otros sectores no correístas a la ex prefecta de Orellana Guadalupe Llori.

En el lassismo, se pensó que no hubiera sido consecuente el pacto legislativo con Rafael Correa y Jaime Nebot, y Nebot se alejó de la alianza oficialista acusando a Lasso de traición y deslealTad. 

Así empezó una legislatura marcada por conflictos, con varios intentos de destitución del presidente Lasso y en donde la invalidez política del régimen se hizo notar en varios momentos, el más importante, el intento de juicio político contra Lasso que no concluyó, pues el mandatario, que había amenazado con ello durante prácticamente toda su gestión, disolvió la Cámara y puso fin anticipado a su gobierno.

Noboa ignora las críticas al acuerdo con el correísmo

Pero al parecer, los criterios que movieron a Lasso a romper su alianza electoral y política con el PSC no han tenido ningún efecto en un Daniel Noboa decidido a evitar que una mayoría opositora no le pase las leyes en la Asamblea. Según explicó Centeno, el acuerdo legislativo (al que se habían mostrado abiertos el correísmo y el PSC desde el anuncio del triunfo electoral de Noboa) tiene algunas líneas rojas, pues Correa ha insistido de manera pública, por medio de la red social X, en que se debe llevar a juicio político a la fiscal general, Diana Salazar. 

Noboa, quien nunca había dicho que no iba a conversar con el correísmo (la propia Luisa González reveló que el presidente electo había intentado que la Revolución Ciudadana lo postule como candidato presidencial) solamente se pronunció para aclarar que lo de la fiscal general no estaba en el tapete de la discusión.

Una conciliadora Pierina Correa dijo también que el hecho de que el correísmo lo pida no significa que necesariamente vaya a pasar el filtro de la Comisión de Fiscalización, moligerando así la postura de Noboa, quien insiste de manera diaria en la necesidad de sacar del cargo a Diana Salazar. De su lado, Kronfle también se había manifestado anticipando que no apoyarían lo que llamó una intromisión en el sistema de justicia, lo que motivó un duro reproche público de Correa al socialcristiano.

Sea como fuere, lo cierto es que Marcela Holguín confirmó las palabras de Centeno: sí hay un acuerdo, que suma a los 51 correístas (perdieron un voto por la salida de Fernadinan Álvarez), 18 votos del PSC y por lo menos 25 que ha logrado levantar ADN, el movimiento de Noboa que llegó de las urnas con solo 14. Estos 94 votos, una mayoría de dos tercios, permitirían a Noboa pasar dos leyes que cree son claves: una reforma tributaria que baje algunos impuestos como incentivo a la contratación de empleados (Centeno explicó que no van a subir impuesto alguno, algo que siempre rechaza el PSC) y otra norma relacionada con el sector eléctrico, para combatir los apagones. 

El fracaso de la mayoría anticorreísta

Pero mientras se daba el entendimiento en la Asamblea, desde el anticorreísmo se buscaba la conformación de una mayoría de "ética en la política" que buscaba aglutinar a bloques como Construye, Gente Buena PSP, los socialcristianos y ADN para dejar aislado al correísmo, es decir, reeditar la maniobra que en 2021 permitió la designación de Guadalupe Llori como presidenta de la Asamblea Nacional.

Sin embargo, fue poco lo que se logró en esa línea. Patricio Carrillo, al recibir su credencial como legislador electo (está por verse aún si la mayoría deja que se posesione, pues el impedimento para ejercer cualquier cargo o dignidad pública sigue vigente en el ministerio del Trabajo) se mostró desencantado del gobierno de Noboa, y reveló que prácticamente fueron "bloqueados" sus intentos de conversar con los oficialistas para la conformación de una nueva mayoría anticorreísta.

Ante los hechos,  Carrillo sostuvo que se mantendran en una "oposición democrática" desde el tercio de la Cámara que sigue bajo control del anticorreísmo, que ahora tiene por lo menos dos grandes vertientes: el bloque del Construye de María Paula Romo, que se quedó con 18 votos, y el de Gente Buena, nucleado en torno al PSP de Lucio Gutiérrez y el ex oficial de Marina Edwin Ortega.

Estos sectores, que buscaban obtener más de 90 votos pero sin el correísmo, al que consideran una "mafia" sufrieron un cisma, cuando se oficializó la ruptura entre Gente Buena y Construye, que votarán como dos bloques diferentes, luego de que desde el primer momento del asesinato de Fernando Villavicencio se evidenciaran las tensiones entre el grupo de ex policías y ex militares y los simpatizantes del movimiento político de Romo. 

La agenda de Construye

Carrillo reveló también que habría nexos entre ciertas fuerzas políticas y algunos involucrados en el caso ISSPOL, y al parecer hace alusión a una denuncia reciente del periodista de Guayaquil Guillermo Lizarzaburo, quien sostuvo que Mónica Palencia, quien sería la ministra designada de Gobierno, fue abogada de Oriana Rumbea y Xavier Neira, involucrados en la trama del ISSPOL.

Aunque el desgrane del bloque de Construye, que reinvindicaba por lo menos 30 legisladores ha sido constante, los 18 que quedaron bajo esa tienda política presentaron el que sería su plan de gestión legislativa. Entre los puntos están tolerancia cero con las mafias, insistir en una reforma constitucional que permita la extradición de criminales ecuatorianos requeridos por otros países (algo que fue negado en la última consulta popular), depurar y fortalecer la administración de justicia, recuperar los fondos del ISSPOL, impulsar una agenda para generar empleo, sí a la gobernabilidad pero no silencio ni cogobierno, y la investigación del crimen de Fernando Villavicencio y la sanción para los culpables.

Un corto tiempo para la dinámica política

Para la politóloga Gabriela Guerrero, el actual acuerdo legislativo evitaría una asamblea totalmente opositora, y es un entendimiento que se ha anunciado de manera pública. Sobre el posible juicio político a la fiscal general, Guerrero sostiene que aunque se han anunciado las líneas rojas, un juicio político podría liberar ese cargo para atender los intereses de algunos sectores. 

Noboa, sostiene, va a tratar de no cerrar las puertas de la Asamblea, seguir conversando con todos los sectores políticos y diseñar un plan país en temas tributarios y de seguridad. Se debe evitar que se rompa la comunicación entre ambas funciones del Estado.

Sobre el transfugismo político que se ha evidenciado antes de la instalación de la Asamblea, Guerrero sostiene que la falta de partidos y de institucionalidad política, se evidencia en esos procesos, mientras que considera que la gestión del ministro de Gobierno será clave para mantener esa relación.

Guerrero cree que la alianza entre Noboa y el PSC probablemente dure más que la que mantuvo con Lasso, las acciones del PSC estarán condicionadas de las cercanas elecciones para la Asamblea de 2025, al igual que otras tiendas políticas. Sobre el correísmo, Guerrero describe una organización política que tiene el problema de la ausencia de Correa y la separación de figuras como Marcela Aguiñaga, lo que podría ser el escenario propicio para la aparición de un nuevo partido de izquierdas que pueda disputar los votos del correísmo.

Además de la designación de la Directiva y de la integración del Consejo de Administración Legislativa, la nueva mayoría deberá organizar las comisiones, entre ellas, la de Fiscalización y Control Político, algo que podría tener lugar en la siguiente semana o luego de la posesión de Daniel Noboa, prevista para este 23 de noviembre. Tanto en la Directiva, cuanto en el Consejo, se espera que opere el acuerdo político, con la entrega de las vicepresidencias para ADN y el correísmo, así como con la presencia de esas fuerzas de manera mayoritaria en el Consejo.

Con todo, las dudas se absolverán este viernes, cuando las banderas vuelvan a izarse en el Palacio Legislativo, cerrado desde la inédita disolución de la Asamblea Nacional y se retome el juego parlamentario.

GALERÍA
Daniel Noboa: el pacto con el correísmo le asegura una mayoría de 94 votos
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Correísmo y oficialismo toman distancia de la tesis de crimen político en el asesinato de Villavicencio
Redacción Plan V
¿Se desinfla una opción política para Guayaquil?
Redacción Plan V
Última hora: se cancela la risa y la lectura en Quito
Redacción Plan V
"Falta que el gobierno de Daniel Noboa se atreva a golpear a gente poderosa"
Susana Morán

[MÁS LEÍ DAS]

Entre el Hotel Quito y Oloncito
Consuelo Albornoz Tinajero
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
!Ay, Pame! o de la impudicia
Fernando López Milán