Back to top
21 de Abril del 2020
Historias
Lectura: 12 minutos
21 de Abril del 2020
Redacción Plan V
¿Deben retornar todos los diplomáticos de cuota política para ahorrar 15 millones?
0

Las embajadas y consulados del Ecuador en el mundo cuestan hasta 35 millones de dólares anuales. Foto referencial

 

Por lo menos 73 personas ha nombrado el actual Gobierno como cuota política en la diplomacia ecuatoriana. Desde embajadores hasta funcionarios de varios otros niveles que trabajan en las principales misiones de América Latina, Europa y Estados Unidos. Un grupo de legisladores propuso que ante la crisis económica, todos retornen y sus funciones sean encargadas al personal de carrera. La cuota política puede llegar al 20% de los funcionarios de Relaciones Exteriores.

Un grupo de ocho legisladores presentó, en la Asamblea Nacional, un documento con observaciones al Proyecto de Ley Orgánica de Apoyo Humanitario remitido por el Gobierno con el carácter de urgente. La propuesta del Gobierno incluye varios ajustes de distinto tipo, y se justifica en la necesidad de reducir los gastos del Estado para enfrentar la crisis global producida por la peste del coronavirus. 

La propuesta de los asambleístas Fabricio Villamar, René Yandún, Fernando Flores, César Carrión, Pedro Curuchimbi, Encarnación Duchi, Denis Marín y Fafo Gavilanez apunta a que todas las personas que están en el exterior en calidad de cuota política en el Servicio Exterior retornen al país, y que sus funciones sean ejercidas en el extranjero por los diplomáticos de carrera. Según estiman los legisladores, esto significaría un ahorro hasta el mes de diciembre de este año de USD 15 millones de dólares, y se establecería una moratoria de nombramientos políticos durante los mismos nueve meses que el Gobierno pretende imponer contribuciones a la población para enfrentar la crisis. 

Según estiman los legisladores, esto significaría un ahorro hasta el mes de diciembre de este año de USD 15 millones de dólares, y se establecería una moratoria de nombramientos políticos durante los mismos nueve meses que el Gobierno pretende imponer contribuciones a la población para enfrentar la crisis.

En su exposición de motivos, los asambleístas indican que "Cerca de 35 millones de dólares el Estado ecuatoriano designa anualmente para el pago de misiones diplomáticas en diferentes lugares del mundo, además de ese rubro, designa cada año a funcionarios en calidad de cuotas políticas en diferentes organizaciones no gubernamentales, tales como: Naciones Unidas, UNICEF, PNUD, OEA, entre otras organizaciones. Entre estos funcionarios corresponden específicamente a índole política y los cuales fueron designados por el Presidente de la República, estos generan altos costos económicos que deben ser cubiertos dentro del Presupuesto General del Estado; y, que los mismos actualmente, por la situación que vivimos deben ser inmediatamente recortados".

Los legisladores explicaron también que "Si nuestro país realiza dicho recorte, no solo representaría un ahorro de alrededor de 15 millones de dólares solamente hasta al mes de diciembre del presente año; sino, que a su vez, garantiza que las funciones a desarrollarse en estas instituciones de carácter internacional sean ejecutadas por funcionarios de carrera, garantizando la profesionalización de las relaciones internacionales de nuestro país".

Los ocho asambleístas propusieron concretamente que "en el plazo de 30 días, en observancia de las necesidades de ahorro y austeridad requeridas por el Estado, el Presidente de la República en conjunto con el ente rector en materia de relaciones exteriores dispondrá el cese de funciones y terminación de las misiones diplomáticas y de cualquier otro funcionario en el servicio exterior que no pertenezca a la carrera diplomática o haya sido considerado como cuota política por parte del Presidente de la República del Ecuador".

También mocionaron que "el servicio exterior ecuatoriano no podrá reemplazar o delegar a funcionarios que no sean de carrera diplomática en los cargos que han sido cesados por el tiempo de 9 meses, según lo dispuesto en la presente Ley por la emergencia sanitaria".

El listado de la cuota política

Pero ¿quiénes conforman la cuota política del actual Gobierno? Una fuente de la Cancillería que habló a condición del anonimato sostuvo que el actual Gobierno calcula el 20% de la cuota política sobre el total de los funcionarios de Relaciones Exteriores. "Somos 380 funcionarios diplomáticos de carrera. Así calculan el 20% que da 76 de cuota política".

Irina Moreno, hija del presidente, trabaja en la misión ante la ONU en Nueva York. 

En la lista, aparecen personas del entorno del presidente Lenin Moreno, dice la fuente "como su hija Irina Moreno o el Embajador en Argentina, quien es casado con prima hermana de la primera dama, Rocío González. También aparecen dos hermanos del ex ministro del Interior, José Serrano, en las misiones en Francia y en Hungría, asi como una hermana de Johanna Pesantes en México, el padre del secretario Juan Sebastián Roldán en España y la mamá de Iván Granda, el ex ministro Homero Arellano quien es embajador en Chile y tiene un hermano en la Embajada en Canadá, la embajadora en El Salvador (vinculada a caso telecomunicaciones Topic), o la esposa de Richard Espinosa, ex presidente del IESS, en Toronto".

En la lista de los 73 funcionarios a los que tuvo acceso PLANV aparecen, en efecto, algunas de las personas mencionadas. Por ejemplo, la hija del presidente Irina Moreno, quien es consejera en la Delegación permanente ante la ONU en Nueva York, o Juan José Vásconez, embajador del Ecuador en Argentina, quien sería pariente de la primera dama. 

Los hermanos del ex ministro José Serrano son Francisco Javier Serrano Salgado, consejero de la Embajada del Ecuador en Hungría, y su hermano Jorge Luis Serrano Salgado, ministro de la Embajada del Ecuador en Francia.

Cristóbal Roldán Cobo, padre de Juan Sebastián, es embajador en Madrid. 

El padre del secretario Juan Sebastián Roldán es Cristóbal Roldán Cobo, quien se desempeña como embajador del Ecuador en España.  

Sandra Carolina Pesántez Benitez es la hermana de la secretaria jurídica del Palacio, Johanna Pesántez, y se desempeña como como ministra en el Consulado del Ecuador en Monterrey, México. En ese mismo país es consejera en el Consulado del Ecuador en México DF la madre de Iván Granda Molina, ex secretario Anticorrupción y actual ministro de Inclusión Económica y Social, Yathcia Janneth Molina Coronel.

En ese mismo país es consejera en el Consulado del Ecuador en México DF la madre de Iván Granda Molina, ex secretario Anticorrupción y actual ministro de Inclusión Económica y Social, Yathcia Janneth Molina Coronel.

Por su parte, el almirante en retiro Homero Arellano Lascano se desempeña como embajador del Ecuador en Chile, mientras su hermano, Iván Fernando Arellano Lascano es ministro de la Embajada del Ecuador en Canadá. 

Ivonne Baki es embajadora en Washington. Foto: El Universo

Otros personajes que forman parte de la cuota política del actual Gobierno son la embajadora del Ecuador en EE.UU. Ivonne Baki, el ex secretario de Inteligencia Marlo Brito (en el Consulado en La Habana, Cuba), la ex ministra Eva García Fabre (embajadora del Ecuador en Perú), Ivonne Guzmán Vera (ministra del Consulado en Los Ángeles), Eduardo Khalifé, ex secretario de Comunicación (embajador en la Unesco), Jaime Marchán (embajador en Reino Unido), Manuel Antonio Mejía (embajador en Alemania), el ex ministro de Turismo Enrique Ponce de León (embajador en México), María Belén Moncayo (embajadora del Ecuador en Nicaragua), Christian Oquendo Sánchez (segundo secretario en Canadá), Pablo Ortiz García (embajador ante Bélgica y la UE), Nelson Robelly Lozada (Embajador del Ecuador en Italia), la ex ministra Lorena Tapia (Consulado en Milán), Katherine Beatriz Romero Sigcho (quien sería la esposa de Richard Espinosa) en Toronto, Canadá, entre otros.

Las remuneraciones de estos funcionarios alcanzan por lo menos USD 168.992 mensuales más los gastos de representación de los embajadores, que suman USD 83.085,14.

Las remuneraciones de estos funcionarios alcanzan por lo menos USD 168.992 mensuales más los gastos de representación de los embajadores, que suman USD 83.085,14.

Pero según la fuente de la Cancillería, la cuota política del actual Gobierno costaría mucho más al país que sus remuneraciones oficiales: "Se les duplica la remuneración en el exterior, además de residencia y seguro médico y si eres embajador te pagan la residencia completa a cargo del Estado. Eso no pasa en otros rangos" explica.

Sin embargo, el funcionario admite que las designaciones se basan en una reforma a la Ley del Servicio Exterior, realizada durante el correato, que amplió la cuota política al 20% de todos los funcionarios de Relaciones Exteriores, lo que significa que todavía tendrían tres cupos disponibles, pues podrían nombrar con esa modalidad a 76 personas y solamente están en funciones 73. 

Según los legisladores que proponen la reforma, la medida podría significar un ahorro importante de recursos públicos en momentos en que el país se encuentra en virtual quiebra, y, además, las funciones ocupadas por los funcionarios de cuota política podrían ser cubiertas por los funcionarios de carrera que se quedan en esas misiones. Así, si retornan todos los embajadores políticos, las embajadas pueden quedar a cargo de encargados de negocios hasta que se supere la emergencia. La propuesta fue entregada oficialmente al presidente de la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea, Esteban Albornoz, para su análisis. La Comisión se encuentra tramitando el proyecto enviado por el Gobierno durante esta semana. 

Sin embargo de ello, fuentes diplomáticas consultadas por este portal, que corresponden a la llamada cuota política, señalaron que esa es una condición legal, constitucional y que es atribución del presidente de la República. Los embajadores, sobre todo en países como España, México, Canadá, y otros países donde la epidemia se han ensañado con particularidad, están haciendo los esfuerzos necesarios y más para velar por la seguridad y bienestar de los ecuatorianos en condición de vulnerabilidad en el exterior. 

El trabajo en esta crisis se ha multiplicado y cada uno de los miembros de las misiones diplomáticas están cumpliendo con su deber, sean cuota política o no, dijeron las fuentes. Retirar un embajador y cónsul de sus funciones, en esta situación de crisis mundial, es más perjudicial que beneficioso, pues implicaría grandes gastos en medio de graves restricciones de movilización aérea en todo el mundo. También están de por medio sus familias y las condiciones que garanticen un retorno adecuado, agregaron las fuentes.

[RELA CIONA DAS]

¿Qué dirá la historia económica del Presidente Moreno?
Carlos Rivera
No, señor presidente
Giovanni Carrión Cevallos
Los empleados de TAME buscan opciones para salvar la aerolínea
Redacción Plan V
La contumaz morosidad de las élites
Juan Cuvi
El secreto de los muertos
Gonzalo Ordóñez
GALERÍA
¿Deben retornar todos los diplomáticos de cuota política para ahorrar 15 millones?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Ecuador superó los 40 mil contagios por COVID-19
Redacción Plan V
En Ecuador, las muertes violentas de niños y niñas aumentaron en la pandemia
Susana Morán
Aeroregional se hace con buena parte de las frecuencias de TAME
Redacción Plan V
EE.UU.: el estallido social que mezcla racismo, pobreza y crisis por la pandemia
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Contratación pública: tarimas, trajes de baño y hasta cursos de francés en plena pandemia
Leonardo Gómez Ponce - Observatorio de Gasto Público
Coronavirus: Ecuador es el país con mayor letalidad en Sudamérica; Santa Elena tiene el mayor aumento de muertes
Redacción Plan V
Las historias desconocidas de la pandemia en Manabí
Redacción Plan V
El COVID-19 y la grave amenaza de la disolución social y nacional
Redacción Plan V