Back to top
18 de Enero del 2018
Historias
Lectura: 21 minutos
18 de Enero del 2018
Simón Espinosa Cordero

Doctor en Filosofía, escritor y catedrático universitario.

Don Faggioni versus Club Atlético Newll’s Old Boys

Instante de la audiencia en la cual el entonces contralor Carlos Pólit demandó a los miembros de la Comisión Nacional Anticorrupción. Foto de algunos de sus miembros. 

 

Contra la escuadra de Faggioni se arriesgaba el Old Boys de Vilcabamba. En este Vilcabamba alineaban Jorge Rodríguez en el arco; Marcelo Merlo, Simón Espinosa, Ramiro Román y María Arboleda en la defensa; German Rodas, Julio César Trujillo y Bayron Celi en la media; Juan Fernando Cuesta, Isabel Robalino y Darwin Seraquive en la delantera. Los suplentes eran Ximena Moreno, Francisco Muñoz, Verónica Acosta y el guardameta Víctor Rivadeneira. Ningún equipo ecuatoriano ganaba en experiencia al Old Boys.

Los comisionados presenta este nuevo libro donde recogen algunas de las dificultades que han enfrentado en la lucha contra la corrupción

“La Costa de Ecuador es un portaviones”, decía el general de Ejército José Gallardo Román. Se refería a la anchura de ella entre los Andes y el mar.

En tan enorme portaviones, el contralmirante Hugo Chávez y su oficial preferido el capitán de Fragata Rafael Correa acordaron montar una refinería de petróleo de gigante envergadura en la bella Manabí. Era el 15 de enero del año 2008. De ascendencia manabita por parte de madre, Correa dio un triple salto de gozo mortal cuando sus lugartenientes se hallaron con un terreno grande y barato en “Manabí de sus quimeras, Manabí de su ilusión”. Se llamaba El Aromo, no lejos de rocas y peñascos que recibían la furia y la caricia del océano Pacífico, rico en tiburones y millonario en atún.

El 15 de julio de 2008, nació la Refinería del Pacífico Compañía de Economía Mixta. El 30 de diciembre del mismo año fue bautizada Refinería del Pacifico Eloy Alfaro. Y al estilo de las doradas monarquías de antaño, creció codiciada por numerosos pretendientes.

La Denuncia

El 18 de febrero de 2016, María Arboleda, Bayron Celi, Simón Espinosa, Isabel Robalino, Germán Rodas, Jorge Rodríguez, Ramiro Román, Julio César Trujillo y Juan Fernando Vega, miembros de la Comisión Nacional Anticorrupción, presentaron una denuncia contra don Carlos Pólit Faggioni, contralor general del Estado; contra ciertos funcionarios y contra algunas personas particulares. La Comisión presumía que el contralor Pólit había cometido el delito de cohecho al no haber auditado cabalmente a tales servidores y ciudadanos envueltos en la compra y venta de El Aromo, por un supuesto y cuantioso sobreprecio. El Aromo despedía el mercurial olor a oro mal habido. La denuncia fue presentada ante Galo Chiriboga Zambrano, fiscal general de un Estado de vacas gordas y ordeñadas durante siete años de abundancia.


La toma clásica del terreno donde se iba a asentar la refinería del Pacífico.

Cuatro meses y trece días después, Chiriboga concluyó que no había elementos para presumir la existencia de un injusto penal. Pidió que el juez sorteado para la causa convocara a la audiencia respectiva y que, luego de sopesar los motivos fiscales, declarase que el injusto era pura fantasía.

Cuatro meses y trece días después, Chiriboga concluyó que no había elementos para presumir la existencia de un injusto penal. Pidió que el juez sorteado para la causa convocara a la audiencia respectiva y que, luego de sopesar los motivos fiscales, declarase que el injusto era pura fantasía. Le cayó el sorteo a don Marco Antonio Maldonado, conjuez Nacional, quien, oídos los argumentos, declaró extinta dicha acción. Y muy fresco y muy majo y muy ciegamente apegado a la letra de la ley calificó la audiencia de maliciosa y temeraria. Jueces hay de maravilla con frecuencia mal donados para ver más allá de sus narices.

El 10 de noviembre de 2016, la jueza sorteada doña Karen Matamoros citó a los querellados y les notificó la querella. De esta suerte y no de otra, se enteraron los anticorruptos de que Pólit y su abogado defensor don Hernán Ulloa Parada habían informado por escrito al Consejo de la Judicatura y sobre la demanda por ellos esgrimida, al par que pedían, graciosa y ávidamente, que se impusiera a los calumniadores la máxima pena de cárcel prevista en la ley. Dos años tras las rejas mas una indemnización no menor a la cantidad de novecientos mil dólares. ¡Santa Bárbara y doncella, líbranos de esta centella!

A sólo una cuadra de la corte Nacional de justicia se alza el complejo judicial Quito Norte, destinado exclusivamente al trámite de juicios penales. En las jardineras del complejo judicial,-obra del carísimo ex presidente Correa-, " Había rosas de podridos pétalos, entre geranios de áspera fragancia y roja flor" (Antonio Machado, En el entierro de un amigo).

Un miércoles 19 de abril del año 2017, el Club Atlético Newell’s Old Boys subía al cuarto piso del Complejo donde se jugaban las eliminatorias al Mundial de la Glasnost, en ruso Transparencia.

El equipo de la Contraloría General del Estado llevaba el lindo nombre de Club de la Inmaculada Concepción. Su capitán, Carlos Ramón Pólit, más conocido en el argot futbolístico como don Faggioni, proclamada a los siete vientos que su equipo se había mantenido inviolado en los últimos diez años.

Contra la escuadra de Faggioni se arriesgaba el Old Boys de Vilcabamba. En este Vilcabamba alineaban Jorge Rodríguez en el arco; Marcelo Merlo, Simón Espinosa, Ramiro Román y María Arboleda en la defensa; German Rodas, Julio César Trujillo y Bayron Celi en la media; Juan Fernando Cuesta, Isabel Robalino y Darwin Seraquive en la delantera. Los suplentes eran Ximena Moreno, Francisco Muñoz, Verónica Acosta y el guardameta Víctor Rivadeneira. Ningún equipo ecuatoriano ganaba en experiencia al Old Boys.

En efecto, Giorgio Rodríguez, guardameta y el capitán del equipo, eran tan confiable que lo llamaban El Alfa Seguros, y esto desde que se ingresó al club en 1945, año de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki.

María la mandaba 53, defensa izquierda, tenía una visión completa del campo de fútbol y sus pases certeros eran comparados con los del madridista Sergio Ramos. Implacable en la marca, no se le filtraba nadie y si había que faulear, fauleaba. Hizo llorar al árbitro Karen Matamoros por pitar siempre offside a fin de favorecer a los equipos de la nariz del diablo: Correa-refinería del pacífico.

El back central izquierdo Ramiro Romanescu, de 60 añitos, penalista, a quien siempre golpeaban en el área de candela. Se atrasada a los entrenamientos porque no sólo defendía el Old Boys, sino en cárceles y chimbacalles. Tenía alergia a los helicópteros Dhruv y a las sabatinas.

El back central izquierdo Ramiro Romanescu, de 60 añitos, penalista, a quien siempre golpeaban en el área de candela. Se atrasada a los entrenamientos porque no sólo defendía el Old Boys, sino en cárceles y chimbacalles. Tenía alergia a los helicópteros Dhruv y a las sabatinas.

El Opus Dei fue fundado en 1928, y desde entonces el back central derecho Simao, o eterno adolescente, viene cabeceando con más frecuencia que la Bella Durmiente del Bosque.

En defensa derecho Marcelo, nacido en la víspera de la batalla de Guadalcanal el año 1942, ex jugador del equipo de Contraloría, fue contratado por su fama de marcar a los delanteros y glosar a los árbitros. Defensa impasable y delegado del equipo para hablar con los medios.

Germán Rodas, medio izquierdo, formado en las canteras del socialismo, jugador político, esconde la bola, la retiene, la pasa al mejor ubicado, no corre tras el balón: el balón va hacia él. Nació en tiempos de Marcuse y de la Nueva Izquierda del año 55.

Julio César, O Fino da Bola, ocupa el centro medio. Desde 1931, el último año de la presidencia de don Isidro Ayora, hasta la víspera del juego con el Inmaculada de Faggioni, ya hecho 223,600 pases perfectos. A pesar de haber sido asesor legal de la FIFA, no tiene miedo ni medio doblar en los paraísos fiscales.

Bayron Celi, medio derecho, del año 68, jugador explosivo, liberado, no muy fiel a las directrices del entrenador. " Yo soy de San Isidro del Carchi", dice. Consuela a sus compañeros congelados de paila cuando el equipo pierde. Buena nota, invita hasta los jueces de línea.

El delantero izquierdo Juan Fernando Vega nacido en 1946, un año después de la era atómica tiene una precisión radio activa en los pases a Isabelita. Nunca en su vida ha subido a un tranvía. Fue declarado "Cholo Cuencano" por el " El Corcho Cordero", y "Galgo Corredor" por Jefferson Pérez.

Número diez Isabelita Robalino, goleadora nata, jamás ha fallado un penal desde 1917, tercer año de la Primera Guerra Mundial. Está a la altura de Pelé, Messi Maradona, Lukaku, Ronaldo y Santo domingo de Guzmán Garcés.

Darwin Seraquive El Argelino nació en Argelia, cerca de Cotocollao, en el año 1975. Delantero derecho, evolucionista musulmán, especialista en chilenas. Corre toda la cancha. Casi nunca comete faltas, ratón de archivos Fiscales, le gusta beber agua fría, orar tres veces al día y perseguir a los ladrones del Penthouse de Alianza Popular.

Ya suplente Ximena moreno, Premio 'Fair Play 47, pues vino al mundo sin patear a nadie. Notable notaría por seguir como sombra en la marca a Osvaldo hurtado, presidente de la Liga Barrial de Chambo.

El suplente Francisco Muñoz El Negro, es el sólido Casemiro del equipo. Cuando reclama al árbitro Alexis Mera, Se le oye hasta Bélgica. Vino al mundo en el 48, año del Apartheid en Sudáfrica.

La suplente Verónica Acosta tiene un pelín de pelucona. Ennoblece a Old Boys. Es una ardilla en el césped. Hace túneles, mete goles. En un partido contra el equipo 'fanáticas de Rafael' chocó cabeza a cabeza con Gabi Rivadeneira. Esta Gabi quedó aturdida y espetó a Vero: "que los ricos comen pan y los pobres, mierda, mierda".

En fin, Víctor Rivadeneira, golero suplente, Tiene todo para ser un muro entre los tres palos. Alto, flaco, ágil, vuela con elegancia. Es el preferido de las fotógrafas deportivas. Ha salvado al Old Boys de caídas vergonzosas.

No todo es un lecho de flores en tan experimentado equipo. Las jugadoras amenazaron con irse si no se añadía El nombre del equipo el sustantivo Girls: Club Atlético Newell's Old Boys and Girls. Pero los veteranos son machistas y sofistas. Les arguyeron con que " corrupción " pertenece al género femenino y era obligación de ellas combatir al género no con palabras sino con obras. Pero el argumento que las dejó sin palabras es que Old Girls sonaba a patas de gallo. Pese a todo esto, el futuro del equipo es incierto.

Y con una hora de retraso empezó el partido.

El Partido

Arbitraba Karen Matamoros, bien uniformada, firme, con aura de autoridad. Atacaba el Old Boys. Sus directores técnicos, tres jóvenes de menos de 30 años: don Felipe Rodríguez, Don Carlos León Micheloni y doña Marcela Estrella habían diseñado una táctica indescifrable. Don Diego García Falconí, sabio zorro viejo, mareaba a Matamoros. El equipo de la Inmaculada Concepción de Faggioni se expresaba, metía zancadillas, protestaba. Terminó el partido cinco a cero. Alegría en el Old Boys. Faggioni alegó ante la autoridad deportiva. Telefonazo iba y teleorden volvía. Matamoros convocó a los equipos para el 20 de abril. Iba a dictar sentencia: o ganó el Inmaculada o ganó Vilcabamba. La realidad no contaba. Contaba la disposición del amo. Este se regodeaba de haber metido la mano a la Justicia. Ahora metía la mano en todo. ¿Y por qué no en el fútbol? Matamoros miraba con simpatía a los jóvenes abogados. Y por esto, además de la verdad, Old Boys, barras, fans celebraban la victoria.

No solo Hernán Cortes vivió La Noche Triste; Matamoros, también. A las tres de la tarde, Karen, pálida, mal maquillada, -histérica, diría don Jorge Glas-, era otra persona. "Ayer, Karen mía, maravilla fuiste. Y ahora, Karen llorona, ni siquiera sombra sois". Con voz desmayada y tropiezos de lectura leyó la sentencia impuesta desde las alturas de Carondelet. Los old boys and girls estaban condenados a un año de cárcel y a una cantidad en dólares equivalente al sueldo del contralor.

No solo Hernán Cortes vivió La Noche Triste; Matamoros, también. A las tres de la tarde, Karen, pálida, mal maquillada, -histérica, diría don Jorge Glas-, era otra persona. "Ayer, Karen mía, maravilla fuiste. Y ahora, Karen llorona, ni siquiera sombra sois". Con voz desmayada y tropiezos de lectura leyó la sentencia impuesta desde las alturas de Carondelet. Los old boys and girls estaban condenados a un año de cárcel y a una cantidad en dólares equivalente al sueldo del contralor. Sí, por ejemplo, Pólit ganaba diez mil al mes, puesto que los condenados eran nueve, se metía en el bolsillo 90 mil lucas en un abrir y cerrar de ojos, de ajos y de otras ensaladas.

¿Por qué? ¿Acaso no compraron el 24 de diciembre de 2009 el terreno para la refinería en seis millones setecientos treinta y siete mil quinientos dólares? ¿Acaso en los años 2008 y 2009 el propietario del terreno no pagaba a la Municipalidad de Montecristi un monto de ciento quince dólares con veintiún centavos por impuestos prediales rurales, calculados sobre el avalúo del terreno en ciento veintiún mil doscientos setenta y cinco dólares?

¡Qué salto tan espectacular tras nueve meses de embarazo! ¡Qué parto tan feliz! Un terreno de ciento veintiún mil doscientos sesenta y cinco dólares es comprado en seis millones setecientos treinta y siete mil quinientos dólares de todos nosotros. ¡Qué bono de Navidad! ¡Qué magos los Reyes de Oriente! "A la mierda los pastores se acabó la Navidad", dice el pueblo ecuatoriano. "Caramelitos nos dan y muñequitas de trapo". ¡Qué atraco!

Y tienen la desfachatez de decir que le ahorraron al Estado seis millones setecientos setenta y tres dólares de los Estados Unidos de Norteamérica, porque -supuestamente- don Eulogio Alonzo Carrillo, jefe de Avalúos y Catastros de la Municipalidad de Montecristi, había emitido un certificado del valor del terreno en trece millones cuatrocientos setenta y cinco mil dólares, el mismo día en el que se celebraban las escrituras!

Montecristi. Monte de Cristo. Monte Calvario. Jesús crucificado entre el buen ladrón del Estado y el supuesto mal ladrón de Avalúos y Catastros. El pueblo crucificado entre el hambre canina del oro y el cinismo y la mentira.

Ulloa Prada define a Pólit diciendo que, el 28 de diciembre de 2015, Contraloría emitió contra los vendedores y los otros una glosa por seis millones seiscientos dieciséis mil doscientos veinticinco dólares, ratificada el 11 de mayo de 2016 y los glosa por responsabilidad civil culposa. ¡Ay, qué glosa tan sabrosa! Una glosa tan tardía. ¿Pagaron la plata de glosada o gozan la plata robada? ¿Dónde andan los títulos de crédito emitidos? Que los muestren. Que los muestren. ¿No debían los culposos estar tras las rejas cuando por un pavo, una gallina, un celular, unos zapatos, el pueblo yace en mazmorras de cárceles suntuosas en Tacunga, la tierra de las ashushas y chugchucaras?

Bueno pues, condenados los anticorruptos, la gente que los respaldaba rugió. Y gracias a Faggioni y la sociedad civil, la Comisión Nacional Anticorrupción se volvió popular y respetada.

Pero el show apenas empezaba. Hacia el mediodía del 20 de abril de 2017, fecha fijada para la sentencia, circulaba la noticia de que el vicepresidente República y presidente electo, don Lenin Moreno Garcés, había pedido a Faggioni ser Clemente con los encausados. Y así fue. Dictada la sentencia de condenados a un año de cárcel y un sueldo de contralor por calumniosos, maliciosos, temerarios, se levantó Hernán parada, --defensor de un Pólit que no se arriesgó a presentarse--, y pomposo leyó el perdón de un Faggioni virtuoso, virtuosísimo. ¡Que viva la Blanca Nieves! ¡ que vivan sus nueve malditos enanitos sentenciados, perdonados, pisoteados!

Rechazaron los viciosos el infame perdón. Julio César Trujillo montó en cólera y desmontó en una sala de primeros auxilios. Simao dijo: "El círculo rosa de la presidencia no se ha metido el dedo, no se asome a sodomizado. Círculo rosa de la presidencia no se ha metido el dedo, nos ha sodomizado "Y así terminó esta triste historia del Inmaculado Carlos Pólit y la Comisión denunciante, insultadas de lo lindo en la audiencia por Ulloa Prada y ahora perdonada por medio de la misma prada voz de insultos, malos tratos y deformaciones.

Vita Brevis

 

Juan Montalvo calificó de "monstruo que al patíbulo infamara" al primer ladrón de ladrones, don Ignacio de Veintimilla Ascázubi ¿Cómo habría calificado don Juan a Faggioni Pólit Vicente Carlos, supuesto ladrón de ladrones? Imagínalo, Águila quiteña.

Carlos Pólit Faggioni nació en la distinguida y bella y digna Ciudad de Bahía de Caráquez en 1951, año en que nació también el rock'n'roll. 

Vio la luz en el cantón Sucre, por lo que desde la pila del bautismo lo sucres le han seguido madurados en dólares hasta el dos de julio de 2017, cuando tras siete horas de sesión, el pleno de la Asamblea Nacional, con 132 votos de 133 asambleístas presentes, censuró la graduación de Don Faggioni.

Aduanero. Tres veces contralor. De Sociedad Patriótica proviene Faggioni, Secretario de mi coronel don Lucio Gutiérrez. Gobernador del Guayas en tiempos de mi coronel. Ministro de bienestar social de mi coronel. Secretario de mi coronel don Lucio Gutiérrez. Gobernador del Guayas en tiempos de mi coronel. Ministro de Bienestar Social de mi coronel.

Llego a contralor, por un pago político del presidente Rafael al haber votado Sociedad Patriótica en el Congreso de 2007 para que se aprobara la consulta que incluía la convocatoria a Constituyente, madre de la barroca ambigua Constitución del año 2008. La segunda y la tercera contraloría se le vino por la cañería del Quinto Poder, donde flotaban chiribogas, bacas, faggionis y otros bravísimos culebrones.

Juan Montalvo calificó de "monstruo que al patíbulo infamara" al primer ladrón de ladrones, don Ignacio de Veintimilla Ascázubi.

¿Cómo habría calificado don Juan a Faggioni Pólit Vicente Carlos, supuesto ladrón de ladrones? Imagínalo, Águila quiteña.

Vivirá largos años entre lujos y viajes comilonas y autos caros y cortesanas, gracias a nosotros que lo toleramos todo. Salve, oh Patria, mil veces, mi Miami feliz e inmoral.

Tomado del libro: "Corrupción en la década encubierta", de la Comisión Nacional Anticorrupción, CNA, que será lanzado el 30 de enero del 2018. Pags. 87 a 94.

[RELA CIONA DAS]

El negocio de la Justicia
Fernando López Milán
Los fonditos sí han servido
Consuelo Albornoz Tinajero
Cicig: memorias de una Guatemala capturada por las mafias de la corrupción
Redacción Plan V
Iván Granda: "si no hay voluntad política de luchar contra la corrupción, no hay solución para el país"
Redacción Plan V
Los cuatro "mecanismos" con los que habría operado el "Arroz Verde" correísta
Redacción Plan V
GALERÍA
Don Faggioni versus Club Atlético Newll’s Old Boys
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Así festejó el David indígena la derrota de Goliat
Fermín Vaca Santacruz
Las horas de terror en Quito
Susana Morán
La tormenta perfecta
Gustavo Isch
Lourdes Tibán: “La mayoría de los infiltrados son policías y militares indígenas”
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Cae otro accionista de Sky Jet con más de una tonelada de droga
Redacción Plan V
El campanazo carchense
Juan Cuvi
Quien busque la continuidad de Moreno y Correa, será golpeado con votos
Jean Cano
En Carchi se exige que la minería no dé la espalda a las comunidades
Susana Morán