Back to top
16 de Noviembre del 2015
Historias
Lectura: 10 minutos
16 de Noviembre del 2015
Redacción Plan V
Ecuador: ¿clave en el ajedrez contra el dólar?

Foto: Presidencia de la República

El presidente  Rafael Correa en la Segunda Reunión de Trabajo de la Cumbre del BRICS y países de América del Sur, junto con los líderes de Rusia y China. 

 

Según un centro de estudios con base en Washington, el Ecuador es parte de un complejo ajedrez global liderado por China y Rusia cuyo objetivo es desplazar al dólar como moneda para los intercambios internacionales. Mientras Moscú y Beijing trazan en rublos o yuanes, el Ecuador dolarizado ensaya con el dinero electrónico.

Ecuador es pieza clave en una alianza de Rusia, Irán y China cuyo propósito es quitarle al dólar su actual condición de moneda usada en las transaciones internacionales. Esta es la sorprendente conclusión de un estudio publicado por el Centro para una Sociedad Libre y Segura (SFS por sus siglas en inglés) un think tank con sede en Estados Unidos.

Según el informe titulado "La alianza anti dólar: Rusia, China y Ecuador en contra de la dominación global del dólar americano", elaborado por Joseph Humire, director ejecutivo del SFS, Fernándo Menéndez y un economista latinoamericano que firma con el seudónimo de "Juan Cordero", el Ecuador de Correa es parte integrante de un eje conformado por Moscú y Beijing cuyo objetivo es lograr que el dólar deje ser usado como la principal moneda en las transacciones internacionales, así como diseñar sistemas de pagos interbancarios que desplacen al mecanismo internacional SWIFT, al que actualmente están afiliados casi todos los bancos del mundo y permite el pago de transferencias globales. 

A pesar de que el informe admite que el Ecuador es uno de los países más pequeños de Sudamérica y que su economía está fuertemente ligada al dólar de los Estados Unidos que usa como moneda, los autores plantean una tesis inquietante: los coqueteos del Gobierno de Rafael Correa con Rusia y China buscan lograr que nuestro país, que es considerado el territorio más grande fuera de Estados Unidos que usa el dólar como moneda, se convierta en la cabeza de puente de un complejo operativo internacional capitaneado por Vladimir Putin y sus aliados, cuyo objetivo es debilitar al dólar como moneda internacional y reemplazarla por transacciones en rublos o yuanes, las monedas de Rusia y China, respectivamente. 

Según el informe, que hace un detallado análisis de la actual coyuntura económica ecuatoriana, el Ecuador sería clave para este intento de rusos y chinos para disputar a los estadounidenses el liderazgo en los grandes mercados internacionales, pues serviría como "conejillo de indias" para probar nuevos mecanismos económicos y las posibilidades de un plan piloto internacional que permita ajustar el uso de nuevas monedas a las transacciones globales.

Los acercamientos entre Rusia, China y América Latina

Para los autores del informe, la presencia del presidente de Rusia, Vladimir Putin, en la cumbre del Grupo de los 77 más China realizada en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en junio de 2014 no fue casual.

Respondía, además de a una invitación del presidente Evo Morales, a la estrategias geopolíticas del Estado ruso, uno de cuyos asesores, Sergey Glazyev, propugna la necesidad de desbancar al dólar y crear un nuevo orden económico mundial.

Según el informe, Glazyev es el autor de una nueva doctrina, el "euroasianismo" que busca robustecer el poder de la Europa eslava y ex soviética y consolidar una alianza más cercana con China, cuyo objetivo es delibilitar la hegemonía de Estados Unidos.

Y para ello, más que operativos militares, Rusia y China le apuestan a acciones económicas: entre ellas, la creación de un sistema de pagos interbancarios paralelo al SWIFT que eventualmente pueda estar bajo su control, y que pueda interesar también a otros países emergentes, como India, Sudáfrica, Brasil, entre otros. 

Pero, ¿cómo encaja el Ecuador en lo que parecen ser las ligas mayores de la diplomacia económica internacional? El estudio analiza de forma detenida la actual coyuntura política ecuatoriana, sus similitudes con el modelo chavista y también las diferencias entre el estilo de gobernar de Rafael Correa y el del extinto presidente Hugo Chávez.

En la búsqueda de romper la hegemonía de Estados Unidos en el hemisferio, la Venezuela de Chávez y el Ecuador de Correa, con el membrete del "multilateralismo" han buscado crear nuevas instancias internacionales en la región. El informe del SFS cita la creación de la ALBA capitaneada por Venezuela, de la UNASUR cuya sede está en Quito o de la CELAC, que excluye de entre sus miembros a Estados Unidos y Canadá, en su afán de ser una especie de nueva OEA.

Además, el estudio menciona la implementación del SUCRE, un polémico programa de pagos internacionales de exportaciones entre Ecuador y Venezuela, en torno al cual se han denunciado varios casos de corrupción, como un esfuerzo de Quito y Caracas de desbancar al dólar y al sistema de SWIFT.

En el caso específico del Ecuador, el SFS menciona las recientes reformas financiaras adoptadas por el Gobierno para direccionar el crédito bancario y, sobre todo, el "dinero electrónico" manejado por el Banco Central, que analistas locales denunciaron, en su momento, como un instrumento con el cual el correísmo buscaría salir de la dolarización.

En el caso específico del Ecuador, el SFS menciona las recientes reformas financiaras adoptadas por el Gobierno para direccionar el crédito bancario y, sobre todo, el "dinero electrónico" manejado por el Banco Central, que analistas locales denunciaron, en su momento, como un instrumento con el cual el correísmo buscaría salir de la dolarización.

A estas medidas en nuestro país, hay que agregar iniciativas como el Banco del Sur, y la creación de organismos multilaterales de crédito propios de la región, cuyo objetivo sea desplazar a las instituciones tradicionales, como el Banco Mundial, la Corporación Andina de Fomento, el Banco Interamericano de Desarrollo  y el Fondo Monetario Internacional.

El informe pasa revista también a los polémicos acuerdos de preventa de petróleo a China, y a la forma en la que, según el periodista Fernando Villavicencio, Ecuador vende su petróleo a empresas chinas que no lo llevan a su país, sino que lo revenden a las refinerías de Chevron en California, a pesar de la campaña internacional que el correísmo le ha declarado a la petrolera norteamericana.

Un castillo de naipes

La actual crisis económica del Ecuador es considerada, por los autores, como la consecuencia de haber levantado un "castillo de naipes" económico, que ante la baja de los precios del petróleo y la apreciación del dólar se estaría desplomando. Según el estudio, por cada dólar que el Gobierno ecuatoriano recibe, por lo menos cuatro se pierden como consecuencia del flujo de dinero ilícito, entre otros aspectos, lo que fue advertido por el GAFI cuando señaló que el Ecuador no tomaba suficientes medidas contra el lavado de dinero en su economía. 

Aunque el estudio admite que Ecuador es uno de varios países de la región con los que Rusia ha estrechado lazos, (menciona las relaciones cercanas con Argentina, Venezuela y otros) destaca cómo nuestro país se ha convertido en el comodín del régimen de Putín para proveerse de algunos alimentos, flores, banano y otros productos de exportación ecuatorianos que no llegan desde Europa debido a las sanciones impuestas a Rusia por la crisis en Ucrania.

Actualmente, señala el estudio, Ecuador es uno de los socios económicos más importantes de la región con Rusia, entre los que destacan Argentina, México y Brasil. Inclusive, señala el informe, se ha creado una ruta naviera que une el principal puerto ruso, San Petersburgo, con Guayaquil, cruzando el Atlántico y el canal de Panamá.

De esta forma, Ecuador es uno de los países con más alto porcentaje de comercio por cápita con Rusia en función de su población, superando inclusive a los países más grandes de la región.

Mientras tanto, los analistas sostienen que es posible que Ecuador se pueda ver interesado en realizar sus transacciones comerciales internacionales usando el yuan chino, pues esta moneda puede ser devaluada y vender en yuanes sería más competitivo que en dólares americanos. Esta podría ser una de las explicaciones de la simpatía del Gobierno de Correa por China y Rusia.

Los tres pilares de la alianza

Con estos antecedentes, hay tres importantes conclusiones para el SFS: la alianza entre Rusia, China y Ecuador para desbancar al dólar se asienta en la necesidad de crear bancos de desarrollo alternativos, como el Banco del Sur. 

El segundo pilar es establecer sistemas internacionales de pago que desplacen al SWIFT para las transacciones comerciales. En esa línea estarían sistemas de pagos internos que se han desarrollado en China y Rusia y el polémico "dinero electrónico" del Ecuador. También, el perfeccionamiento del sistema del SUCRE entre Ecuador y Venezuela. 

El tercer pilar, sostiene el informe, es buscar nuevas formas de respaldar sus monedas: China y Rusia están acumulando oro físico, mientras que, en sentido contrario, Ecuador ha empeñado sus reservas  de oro a la banca norteamericana. 

 

 

 

GALERÍA
Ecuador: ¿clave en el ajedrez contra el dólar?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Los ladrones del bronce pululan por la Plaza Grande
Redacción Plan V
Un Presidente sin filtro sale a la caza del voto joven de centroizquierda
Redacción Plan V
El nuevo mapa electoral para los comicios generales de 2025
Redacción Plan V
Al "Diablo" se le duerme el diablo
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Criminales colombianos y ecuatorianos extienden su violenta influencia por la Amazonía
Por Plan V y Amazon Underworld *
Última hora: se cancela la risa y la lectura en Quito
Redacción Plan V
"Falta que el gobierno de Daniel Noboa se atreva a golpear a gente poderosa"
Susana Morán
¿Se desinfla una opción política para Guayaquil?
Redacción Plan V