Back to top
12 de Octubre del 2023
Historias
Lectura: 11 minutos
12 de Octubre del 2023
Fermín Vaca Santacruz
El bloqueo político e institucional espera a quien llegue a Carondelet
0

El nuevo gobierno tendrá 18 meses para completar el periodo de Guillermo Lasso. Foto: Luis Argüello. PlanV

 

El país que deja Guillermo Lasso es uno en donde el bloqueo político persiste más allá de la disolución de la Asamblea Nacional y la terminación anticipada del periodo. Ante la composición de la nueva Asamblea será distinta de la anterior, analistas coinciden en que en un eventual gobierno de Luisa González o Daniel Noboa la relación con el Legislativo y las otras funciones del Estado seguirá siendo tirante. La gobernabilidad no está garantizada.



Gane quien gane este domingo 15 de octubre, en el balotaje de las elecciones anticipadas 2023, el panorama de la gobernabilidad del país y la posibilidad de que el gobierno que se extenderá hasta mayo de 2025 pueda cumplir con sus ofrecimientos sigue estando condicionada a posibles tensiones entre el nuevo Ejecutivo y las otras funciones del Estado. 

El conflicto político que llevó a la disolución de la Asamblea Nacional, decretada por Guillermo Lasso según la Constitución de Montecristi, y la terminación anticipada de su propio periodo está aún latente, pues el correísmo mantiene una presencia importante en la Asamblea Nacional, aunque no logró una mayoría absoluta que le permita el control del Legislativo sin alianzas.

El domingo 15 de octubre se resolverá la segunda vuelta electoral.  Foto Luis Argüello. PlanV

En ambas campañas, se ha planteado una consulta popular como una herramienta para destrabar la situación política, una receta que se aplicado en varias ocasiones en el país, siendo la última la convocada por Guillermo Lasso con la intención de propiciar algunas reformas institucionales, relacionada con el papel de las Fuerzas Armadas o las atribuciones del Consejo de Participación. 

Pero esa consulta resultó un fracaso político para el gobierno de Lasso, y se convirtió en un acto de repudio a la incapacidad del régimen para cumplir sus ofertas e intentar superar los problemas del país. De ahí que tanto Luisa González cuanto Daniel Noboa plantean una consulta como herramienta para destrabar, apenas posesionados, la situación política.

El planteamiento, sin embargo, tiene matices. En la propuesta de Noboa, su idea es convocar un plebiscito usando el mismo formato que Lenin Moreno, es decir, tan pronto se posesione, con la intención de consultar algunos temas relacionados con seguridad y reformas legales. Cuando se ha referido al tema, Noboa ha mencionado aspectos como el rol de las Fuerzas Armadas o su propuesta de crear un mecanismo de justicia penal con jurados, similar al que se aplica en Estados Unidos, que se aplique solo en cierto tipo de delitos.

El candidato no ha ahondado en qué otros temas podría plantear, aunque ha dejado entrever que podría referirse también a cuestiones de naturaleza económica. Si Noboa plantea y gana la consulta, tendría una posibilidad, similar a la de Moreno en 2018, de empujar algunos temas de su agenda con mayor rapidez que si pretendiera plantearlos por medio de la Asamblea Nacional. 

La forma en la que Noboa podría enfrentar el conflicto político en la Asamblea, dado que tiene un bloque propio pequeño, lo que lo coloca en una situación similar a la de Lasso, es algo a lo que también se ha referido con la parquedad que lo caracteriza. Ha anticipado que la respuesta será conformar mayorías móviles, en las que está dispuesto a contar con todas las fuerzas políticas que quieran apoyarlo. 

La relación del Ejecutivo con la Asamblea Nacional seguirá siendo el desafío clave de la gobernabilidad. 

La Constituyente sigue gravitando 

Desde el correísmo, en cambio, se propone en el plan de gobierno de la campaña una reinstitucionalización, que buscaría anular los cambios aprobados durante el gobierno de Lenin Moreno. 

La candidata Luisa González ha mencionado poco la posibilidad de una convocatoria a una Constituyente, algo que fue planteado hace meses por Rafael Correa, en una entrevista a un medio internacional. Correa había señalado que solo la Constituyente podría permitir a sus fuerza política retomar el poder tal como lo ejercieron hasta 2017. 

Pero ello requeriría de una nueva consulta popular (es un tema que debe ser sometido al pueblo), en la que una eventual presidencia de Luisa González debería plantear tal posibilidad. Y de ganar en esa consulta, se iniciaría un proceso constituyente que, probablemente, no alcance a ser terminado antes de que se termine el periodo de González.

El correísmo se aplicaría a fondo en pavimentar el retorno de Rafael Correa, lo que implicaría algún tipo de revisión de las condenas en su contra. Tras recibir el asilo de Bélgica y tras la negativa de Interpol para detenerlo, Correa viaja con libertad por todo el mundo, aunque si vuelve al Ecuador podría ser detenido. 

Daniel Noboa y Luisa González tienen visiones antagónicas en algunos temas. Fotos: CNE

En lo referente a la Asamblea, aunque el bloque correísta es numeroso, debe todavía hacer alianzas con otras fuerzas, y se encontraría con la resistencia del bloque afín a Daniel Noboa y a Construye y Gente Buena, mientras podría contar solamente con el apoyo de sus tradicionales aliados legislativos del Partido Social Cristiano y otras fuerzas que puedan aparecer en ejercicios de transfugismo político alineadas con la intención de confomar una mayoría oficialista en torno a la presidencia de González.

La relación de González con las otras funciones del Estado, en caso de ganar, se verían marcadas por tensiones, en especial, luego de que la mayoría correísta que se había conformado en el Consejo de Participación, en torno a Alebert Vera, se disolvió y se produjo la destitución del ex abogado de Rafael Correa, quien ejercía la presidencia.

Por otro lado, la posibilidad de encontrar una salida legal a la condena contra Rafael Correa por el caso Sobornos, otro de los temas que será prioritario en la agenda política de un eventual gobierno de González, pasará por intentar lograr el control de la justicia y del Consejo de la Judicatura. 

Para el consultor político Jacobo García, en ambas candidaturas faltó una propuesta de cambios que pudieran motivar el apoyo ciudadano. 

García sostiene que una de las falencias de una eventual gestión de Daniel Noboa será su falta de proyecto, partido y cuadros políticos, lo que afectará su desempeño en la Asamblea. García cree que la consulta popular que propondría Noboa es un error, pues se estaría seguiendo un esquema similar al que planteó Lasso. Noboa, dice García, tampoco ha planteado la necesidad de acuerdos mínimos en el Legislativo.

Pero la Constituyente que plantea Luisa González tampoco será totalmente viable, anticipa García, aunque sostiene que el control de ciertas instancias que tiene el correísmo podría convertirse en un elemento de gobernabilidad un tanto mayor que en el caso de Daniel Noboa. García advierte que la Constituyente podría no estar sintonizando con los intereses de la gente y con la situación actual del país.

La disolución anticípada de la Asamblea y el fin del periodo presidencial fueron diseñadas para superar el conflicto político recurriendo a las urnas, pero hasta el momento, el experimiento institucional en que el se embarcó el país no da resultados tangibles. 


  PUNTO DE VISTA  

"Quien llegue al poder debe plantear a la Asamblea acuerdos mínimos"

Gabriela Guerrero: Politóloga


Foto: Radio Sonorama

El primer desafío de cualquiera de los dos candidatos que llegue al poder es establecer un acuerdo mínimo con la Asamblea Nacional, que debería incluir por lo menos tres temas de consenso, pues en ambos casos han dicho que van a enviar leyes urgentes, sobre todo económicos, a la Asamblea. Gane quien gane lo básico es una lista de temas prioritarios, y el nuevo presidente o presidenta debería concurrir al Pleno de la Asamblea y decirles que independientemente de sus posiciones ideológicas, se debe trazar una hoja de ruta para los 17 meses.

En mi opinión, esos tres ejes que el nuevo gobierno debe fijar y plantear a la Asamblea Nacional tienen que ver con la seguridad, el empleo y el fenómeno de El Niño que se avecina. 

Los planteamientos que ambos tienen sobre consultas populares estarán condicionados por el tipo de preguntas. Cuando se le cuestionó a Noboa para que indique dos cosas que preguntaría, volvió a mencionar la cuestión de las Fuerzas Armadas, algo que ya planteó Lasso. Si Noboa va a presentar una consulta ya deberían tener un borrador de su equipo de trabajo.

En una eventual Constituyente, ya se deberían plantear qué temas se van a tratar en la reforma constitucional y eso tampoco se ha hecho desde la campaña de Luisa González. 

Pero si debemos elegir entre una constituyente y una consulta creo que en el momento actual sería más conveniente la consulta, pero siempre y cuando él o la presidenta tengan un nivel de apoyo mínimo por parte de la ciudadanía, pues no se puede volver a hacer una consulta como Lasso, con un nivel de apoyo muy bajo que hace obvio que no va a pasar la consulta. 

En la relación con otros poderes del Estado, un gobierno correísta tendría mayor gobernabilidad en caso de ganar, pues tienen un relativo control de ciertas funciones del Estado e instituciones.

En el caso de Noboa, su situación sería similar a Lasso si es que no logra una comunicación constante con la ciudadanía, que le permita obtener un respaldo político significativo de la sociedad frente a otras funciones del Estado y frente a la oposición. 

GALERÍA
El bloqueo político e institucional espera a quien llegue a Carondelet
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El agónico río Machángara espera un millón de amigos
Redacción Plan V
Noboa: la crisis eléctrica, la gasolina y la inseguridad terminan con la luna de miel
Gustavo Isch
Daniel Salcedo según Daniel Salcedo: estos fueron sus operadores y sus relaciones con el crimen organizado
Redacción Plan V
Los ladrones del bronce pululan por la Plaza Grande
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Criminales colombianos y ecuatorianos extienden su violenta influencia por la Amazonía
Por Plan V y Amazon Underworld *
Última hora: se cancela la risa y la lectura en Quito
Redacción Plan V
"Falta que el gobierno de Daniel Noboa se atreva a golpear a gente poderosa"
Susana Morán
¿Se desinfla una opción política para Guayaquil?
Redacción Plan V