Back to top
19 de Junio del 2020
Historias
Lectura: 7 minutos
19 de Junio del 2020
Redacción Plan V
El CNE cerró el registro electoral sin tomar en cuenta el pedido de la Contraloría
0

La suerte de cuatro movimientos políticos podría decidirse en el pleno del Consejo Nacional Electoral. 

 

En una sesión virtual en la que solo participaron los tres consejeros de mayoría, se rechazó modificar el calendario electoral. El cierre del registro electoral, que estaba previsto para este 19 de junio, se habría producido permitiendo participar a cuatro movimientos cuya inscripción fue observada por la Contraloría. Otros 13 movimientos se habrían quedado por fuera al no revisarse a tiempo sus firmas.

El pleno del Consejo Nacional Electoral deberá tomar una decisión y esto podría enfrentarlo a la Contraloría. El organismo electoral deberá decidir si acoge el informe aprobado por el contralor general del Estado, Pablo Celi, quien reiteró el incumplimiento de las recomendaciones emitidas por la Contraloría al CNE cuando auditó los procesos de inscripción de los  movimientos políticos Fuerza Compromiso Social (del expresidente Rafael Correa), Justicia Social (liderado por Jimmy Salazar), Podemos (Paúl Carrasco, ex prefecto del Azuay) y Libertad es Pueblo (de Gary Moreno, hermano del presidente de la República, Lenin Moreno). La Contraloría sostiene que los movimientos deben ser eliminados por no haber reunido por lo menos el 1,5% de firmas del padrón para lograr su inscripción.

A las 18:30 de hoy, al instalarse la sesión virtual, que fue convocada a las 06:00 de hoy, el consejero Enrique Pita propuso que primero se reforme el calendario electoral, antes de resolver sobre las recomendaciones de la Contraloría, pues hoy estaba previsto que se declare cerrado el registro de los movimientos y partidos que podrán participar en las próximas elecciones generales. Luis Verdesoto, de su lado, cuestionó que se realice la sesión virtual en un horario "con baja atención mediática".  En el orden del día están temas como el padrón electoral, el estado del sistema informático, las recomendaciones de la Contraloría, el cierre del registro electoral, entre otros temas. 

De su lado, la presidenta del CNE, Diana Atamaint sostuvo que mientras el actual calendario electoral esté vigente debe ser cumplido, lo que para los consejeros de minoría significa que se declaró cerrado el registro electotal, permitiendo a los cuatro movimientos observados por la Contraloría participar y, con ello, ignorando la recomendación de la Contraloría. Tras expresar sus posturas, Verdesoto y Pita se desconectaron de la sesión y en cambio abrieron su propio Zoom para comentar su postura con la prensa. 

En un primer informe, el contralor había establecido que se cometieron irregularidades al aprobar el registro de éstos cuatro movimientos. Pero los líderes de algunos de ellos, como Correa y Carrasco, creen que de plano se busca impedir su participación electoral.

¿De qué trata el informe?

En un primer informe, el contralor había establecido que se cometieron irregularidades al aprobar el registro de éstos cuatro movimientos. Pero los líderes de algunos de ellos, como Correa y Carrasco, creen que de plano se busca impedir su participación electoral. El informe fue sobre el seguimiento de las recomendaciones de otro examen, que se realizó a "los sistemas informáticos e infraestructura tecnológica, así como a los contratos relacionados, de la inscripción, registro y extinción de organizaciones políticas entre el 1 de febrero de 2013 y el 31 de agosto de 2018", que publicó la Contraloría el año pasado.

En el informe de auditoría DNA1-0053-2019, que ha sido ratificado en su mayor parte por el contralor, los auditores del organismo de control determinaron que se debe borrar del  Registro de Organizaciones Políticas a "aquellas que incumplan los requisitos previstos en la normativa vigente”. En ese documento, los auditores determinaron que el sistema informático no detectó oportunamente "números de cédula inexistentes en la base de datos de afiliados, adherentes y adherentes permanente, errores de digitación en los formularios entregados por las organizaciones políticas, firmas que no corresponden a las que constan en los padrones". El informe emitió 19 recomendaciones y al hacer el seguimiento, la Contraloría encontró que solo se había cumplido con tres, se ejecutaron parcialmente siete y se incumplieron de plano nueve.

El informe emitió 19 recomendaciones y al hacer el seguimiento, la Contraloría encontró que solo se había cumplido con tres, se ejecutaron parcialmente siete y se incumplieron de plano nueve.

Celi advierte a los consejeros de mayoría y funcionarios

En un vídeo grabado por la Contraloría, Celi dijo que "este incumplimiento compromete a las autoridades y funcionarios responsables de esta vigilancia", entre los que se encuentran los consejeros de mayoría del CNE, pues Pita y Verdesoto no votaron a favor. Los consejeros de mayoría, dijo Celi, "con su voto han posibilitado resoluciones para que dichos movimientos mantengan sus inscripciones y personería jurídica, incumpliendo requisitos legales y constitucionales señalados en las recomendaciones de (la) Contraloría, que estableció irregularidades en su registro".

En el informe aprobado por Celi, se menciona a la Directora de Asesoría Jurídica  del CNE, quien en un informe recomendó al pleno mantener la inscripción en el Registro Permanente de Organizaciones Políticas de los cuatro movimientos.

El documento de la Contraloría menciona también al Coordinador Nacional de Seguridad Informática y Proyectos Tecnológicos Electorales y al Director Nacional de Organización Política del CNE, a los que responsabiliza por no haber cumplido con "procedimientos para depurar y cancelar registros inválidos ocasionando que la base de datos de afiliados, adherentes y adherentes permanentes no se encuentre depurada y se mantengan las inconsistencias observadas".

Para el ex presidente del Tribunal Supremo Electoral, Jorge Acosta, no hay base legal para que la Contraloría recomiende eliminar movimientos: "La Función Electoral tiene una ley orgánica, que ordena recibir las solicitudes de inscripción de las organizaciones políticas, y hay causales de extinción de esas organizaciones, que son las constantes en los seis numerales del artículo 327 de la Ley Orgánica Electoral conocida como Código de la Democracia. En ninguno de esos numerales consta una decisión de la Contraloría como causal".

¿Choque de trenes?

Pero qué pasaría si el CNE acata el informe de la Contraloría, ¿Correa o Carrasco podrían seguir haciendo política?: "Pueden seguir haciéndolo por medio de alianzas o en otros movimientos o partidos políticos. Alternativas hay y sin duda el correísmo tiene un plan b. Esta medida es contra la persona jurídica no contra las personas naturales mientras tengan derechos políticos y de participación", explicó Acosta.

Al momento se cree que hay tres escenarios: que el CNE acoja la decisión del contralor y deje a Correa, Carrasco y los otros políticos sin partido (lo que al parecer ya no ocurrirá), o el CNE no lo haga (que es lo que pasó, según los consejeros de minoría). Esto podría provocar que la Contraloría destituya a los tres consejeros de mayoría y a los funcionarios mencionados (lo que en teoría está entre sus atribuciones).  

GALERÍA
El CNE cerró el registro electoral sin tomar en cuenta el pedido de la Contraloría
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El Banco Mundial aboga por la integración económica y social de los venezolanos
Redacción Plan V
Las pruebas para COVID de Yunda con nuevos tropiezos
Redacción Plan V
Los otros entretelones de la sentencia de Tamayo a favor del líder de Los Choneros
Redacción Plan V
La (nueva) alianza entre Jairala y el correísmo
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Este es el perfil del supercontagiador de COVID-19 hallado en la Amazonía de Ecuador
Redacción Plan V
Este es el top 30 de los contratos del Municipio en la era Yunda
Redacción Plan V
La amenaza de Rafael Correa a un juez del Caso Sobornos: ¿un delito de intimidación?
Redacción Plan V
Imágenes exclusivas revelan el colapso del relleno de El Inga
Susana Morán