Back to top
7 de Julio del 2020
Historias
Lectura: 10 minutos
7 de Julio del 2020
Redacción Plan V
¿El espionaje político sigue activo en el Ecuador?
0

Fotomontaje referencial / PlanV

 

A principios de julio aparecieron denuncias de Anonymus, replicadas por medios y redes correístas, sobre el espionaje político a ciertos personajes del país. Pero esto es lo que hizo el gobierno de Correa durante diez años. Esto se visibiliza con los cuestionamientos a un oficial de Inteligencia de la Policía Nacional, próximo a ascender a coronel, que ha sido acusado por activistas de hacer operativos de esa naturaleza. El oficial lo niega: he cumplido órdenes y mis operaciones siempre fueron emanadas de autoridad competente, dice.

Una página de internet llamada telegra.ph, publicó en la supuesta cuenta de Twitter de Anonymus Ecuador, la historia de cómo agentes a órdenes supuestamente de la Secretaría Nacional de Inteligencia, Senain, hicieron un seguimiento pormenorizado a Gustavo Larrea, quien fuera por dos años ministro a inicios del gobierno de Correa, fundador y director del movimiento Democracia Sí, y amigo del presidente Lenín Moreno por más de cuatro décadas. Esta página publicó en detalle documentos de presuntos informes de agentes los cuales detallaban día a día y hora a hora los movimientos de este actor político, desde su casa, su oficina, sus llamadas telefónicas, sus visitas a varias personas, durante varias semanas.

Aparece en los supuestos informes el detalle de las llamadas de Larrea desde varios teléfonos a decenas de personas, con las cuales ha tenido interacción telefónica desde varios números de teléfonos. Los informes incluían análisis sobre personajes políticos con quienes se había reunido y una serie de conjeturas sobre cómo actuaba Larrea en medio de esa coyuntura política. Sobre todo, preocupaba a los agentes saber sus contactos en la Asamblea Nacional. Ese seguimiento no fue reciente, sino del 2017, cuando Moreno ya estaba en el gobierno, empezaba una ruptura con el correísmo duro, pero la Secretaría Nacional de Inteligencia, Senain, estaba aun bajo la dirección de quién había dirigido la Senain los dos últimos años del gobierno de Correa.

El avatar de Anonymus, organización desde donde supuestamente

La nota de Anonymus lanzaba un reclamo: Lenín Moreno espía a sus amigos. ¿Era Lenín Moreno?  El espionaje político en el Ecuador llegó a su punto más alto durante el gobierno de Rafael Correa. A través de las agencias de inteligencia del Estado, y de modo extrajudicial —es decir que el espionaje y seguimiento no estaba respaldado por el pedido u orden del sistema judicial, como dice la ley— se hizo espionaje a decenas de blancos políticos, lo cual —según fuentes consultadas por este portal que prefirieron la reserva de la fuente— fue una práctica constante en todo el gobierno anterior, y principios de este. Este grupo de agentes, dicen las fuentes, acumuló una enorme cantidad de información de decenas de personas, sobre la base de seguimientos físicos y acceso a sus datos personales, lo cual también es ilegal. Toda esta información quedó en manos de estos agentes, que luego la han ido utilizado, como una serie de "chantajes políticos". La información ha sido usada mediante filtraciones, que aparecen como información en diversos portales y cuentas de redes sociales, supuestamente como investigación periodística. Los agentes (o exagentes) pudieron aumentar su archivo hasta el 2018, pero luego no tuvieron acceso a más información o se suspendió la práctica del espionaje político, salvo momentos en los que un asesor del presidente Moreno difundió documentación personal y reservada del gerente de Teleamazonas, Sebastián Corral.  Pero, de acuerdo a intereses que tienen que ver con los de este grupo de exagentes y de políticos relacionados, esta información referida a ministros, funcionarios o al propio presidente de la República, aparece ocasionalmente.


La serie de referencias al oficial de inteligencia desde las redes sociales.

el tema de la Inteligencia policial y su papel en el gobierno de Correa ha tenido su expresión en la polémica levantada sobre un oficial que fue pieza determinante en el gobierno anterior

El tema de la Inteligencia del Estado y el papel en el gobierno de Correa ha tenido su expresión en la polémica levantada sobre un oficial que fue pieza determinante en el gobierno anterior y que ha sido visibilizado por activistas políticos en redes sociales, aunque no en instancia judicial alguna.

Las fuentes consideran que este es un momento delicado en ese sentido, dentro de la institución policial. El proceso de ascenso de la promoción 57 de oficiales de línea ha cobrado inusual importancia, porque significaría la continudidad o no de un oficial que, por las acciones inherentes a su especialidad de Inteligencia,  fue parte de la obtención y manejo de información de personajes políticos y de acciones más polémicas de Inteligencia policial en los años de Correa. Hasta fines de julio el Consejo de Generales de la Policía Nacional y la ministra de Gobierno deberán pronunciarse sobre el ascenso de 51 tenientes coroneles de esta promoción.

Para su ascenso, los oficiales pasaron por pruebas médicas, psicológicas, toxicológicas, poligráficas y de análisis de su situación financiera. Se llaman pruebas de confianza. El ascenso se determina por sus evaluaciones anuales, la nota del curso de ascenso y la de los méritos, lo cual constituye el 50% de la nota de ascenso. El otro 50% depende de la decisión de los generales en servicio activo de la Policía Nacional. Una evaluación considerada, por muchos, subjetiva. El resultado se promedia con las notas de ascenso de los grados anteriores y se obtiene la nota final. Así se determinan las nuevas ubicaciones en las escalas, que en la Policía (y en las Fuerzas Armadas) se llama antigüedad. El que mejor nota obtiene es el más antiguo y, por tanto, tiene asegurado el ascenso.

El proceso de ascensos tiene en la promoción 57 de la Policía, un toque de polémica, la misma que aterrizó en la figura del Tnte. Coronel Francisco Saavedra, un oficial que, de sus 28 años en la institución, se han mantenido 24 en la especialidad de inteligencia. La polémica surgió luego de que varias notas referidas al oficial y a la promoción circularan entre varios periodistas especializados de las secciones de seguridad y fuerza pública. Su nombre y foto también había sido mencionado en las cuentas de Twitter de varios activistas políticos. Y su presencia en actividades de vigilancia a los movimientos sociales se reveló en este portal en el artículo Así vigila el Estado a los ciudadanos, a propósito de una marcha por el Primero de Mayo, durante el gobierno anterior.


Según el ex coronel César Carrión, este supuesto sacerdote católico se llama Francisco Saavedra, un oficial de Inteligencia de la Policía que tomaba fotos de opositores el 1 de mayo. Ver artículo

El 6 de julio del 2020,  diario Expreso, de Guayaquil, publicó un artículo referido a este oficial y sus presuntas actividades de vigilancia y espionaje en contra de activistas políticos durante el gobierno de Rafael Correa. él negó las acusaciones.

El 6 de julio del 2020,  diario Expreso, de Guayaquil, publicó un artículo referido a este oficial y sus presuntas actividades de vigilancia y espionaje en contra de activistas políticos durante el gobierno de Rafael Correa. En este se mencionaba su vinculación a hechos como la persecución a policías y militares luego del 30S, las persecuciones a Fernando Villavicencio (pues habría participado en el allanamiento a su casa), Cléver Jiménez y Carlos Figueroa; la presunta persecución al coronel César Carrión, ex director del Hospital de la Policía durante la rebelión del 30S, el secuestro de Fernando Balda, el caso Pases de la Policía... El artículo de Expreso se llamaba titulado Polémica por nombres señalados en el ascenso para 51 Coroneles.

El oficial de inteligencia registra 20 condecoraciones y 15 felicitaciones lo que le permitió escalar a la segunda antigüedad de su promoción. Fuentes consultadas por este portal dijeron que eso se debía al reconocimiento "que le hizo el correísmo por sus servicios".

Carta del Tnte, Cnel. Saavedra a la redacción de Expreso. Ver carta

El oficial, en una carta de réplica a Expreso, que circuló ampliamiente en la Policía Nacional, desmintió todas estas acusaciones y dijo, en la misma, que ningúna de las acciones en las cuales participó se dieron por fuera de las órdenes de las autoridades competentes.

Saavedra dijo en su carta que cuando estuvo como Jefe de Operaciones de la Dirección Nacional de Inteligencia, "todas las operaciones que se ejecutaron bajo mi mando, estuvieron sustentadas tanto en órdenes de la Institución Policial como de las autoridades competentes. Ciertos operativos de inteligencia que fueron requeridos institucionalmente, los tuve que ejecutar directamente, para lo cual tenía que encubrir mi actividad, valiéndome de otros personajes, como fue el caso del disfraz de sacerdote".

Saavedra dijo en su carta, refiriéndose al allanamiento de la casa de Fernando Villavicencio,  en diciembre del 2013, que se le ha pedido al periodista que si tiene evidencias que ese allanamiento fue ilegal o se violaron los derechos humanos, como se ha denunciado, que presente una denuncia ante la Fiscalía General del Estado. Para el medio, el tono del oficial fue amenazante.

GALERÍA
¿El espionaje político sigue activo en el Ecuador?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Repsol Ecuador vende todos sus activos por USD 5 millones
Redacción Plan V
El FMI y una inminente reforma tributaria: es el momento de ser sinceros
Carlos Pontón
Pueblos indígenas: solos, y con los remedios de los abuelos, combatieron al coronavirus
Redacción Plan V
Pueblos no contactados: el largo camino por su derecho a existir
Susana Morán

[MÁS LEÍ DAS]

La llama viva de Rocío Velarde
Gabriela Muñoz
Las letanías del gas, la chatarra y las papas se toman Quito
Redacción Plan V
María José Calderón: WhatsApp puede ser lo más peligroso en las próximas elecciones
Redacción Plan V
Salvoconducto 11 (¿Cuándo se jodió Quito?)
Carlos Arcos Cabrera