Back to top
17 de Abril del 2023
Historias
Lectura: 10 minutos
17 de Abril del 2023
Leonardo Gómez Ponce - Observatorio de Gasto Público de Fundación Ciudadanía y Desarrollo
El financiamiento de campaña y el pago de favores en Carondelet
0

Guillermo Lasso llegó al poder con el apoyo de una coalición con el PSC. Foto: Santiago Fernández / EFE

 

Aportaron a la campaña del presidente Guillemo Lasso y pasaron a ser parte de su círculo de confianza tras el cambio de mando en Carondelet. Este informe deja en evidencia quiénes financiaron en 2021 la promoción electoral del primer mandatario ecuatoriano.

La campaña presidencial de Guillermo Lasso en 2021 fue su tercer intento por llegar a Carondelet y un momento propicio para poner a prueba el compromiso de su familia y amigos con la causa. Él, su hermano Carlos Lasso y su cuñado Danilo Carrera entregaron el 91% de los fondos privados que financiaron la campaña, mientras el 9% restante fue la donación de otros 14 simpatizantes, y muchos de ellos fueron premiados con un cargo de confianza en el Gobierno. 

Fue un total de USD 1’164.230 lo recaudado de fondos privados por el Movimiento CREO y sus aliados para promocionar la imagen del entonces candidato, para financiar el proselitismo de la primera y segunda vueltas. A diferencia de otras candidaturas presidenciales con listados de 300 aportantes o más, lo recaudado por Lasso y su equipo fue obtenido de la voluntad de tan solo 17 personas según los registros de ingresos gastos presentado por la organización política al Consejo Nacional Electoral (CNE).

Guillermo Lasso, como candidato, destinó a su propia campaña un total de USD 460.000; su hermano, Carlos, donó otros USD 350.000; mientras que su cuñado, Danilo Carrera Drouet -vinculado al caso de corrupción “El Gran  Padrino”- entregó USD 250.000. Así, los aportes de familiares sumaron USD 1.060.000.

Guillermo Lasso y su cuñado, Danilo Carrera 

Los USD 104.230 restantes fueron un aporte de simpatizantes cuyos nombres son conocidos en la esfera pública: el ex secretario Jurídico de Presidencia, Fabián Pozo; el secretario Técnico de  Inmobiliar, Fernando Villacís; el gerente de CNT, Ralph Suastegui Brborich; Sergio Iannuzzelli Lecaro, actual subsecretario general de la Presidencia, y; Eduardo Bonilla Salcedo, secretario general de Comunicación de la Presidencia.

A ellos se suma un listado de otros cuatro aportantes que tras el cambio de mando presidencial ocuparon cargos en diferentes instituciones públicas. El detalle de los aportes y gastos de esa campaña presidencial fue presentado en informe publicado por los observatorios de Gasto Público y del Financiamiento de la Política de Fundación Ciudadanía y Desarrollo (FCD).

Aportantes con cargos públicos ¿Un pago de favores?

Es de conocimiento público que la mayoría de funcionarios en cargos de confianza y cercanos al presidente Guillermo Lasso salieron de entre las filas de su tanque de pensamiento, la Fundación Ecuador Libre. De hecho, el actual ministro de Economía y Finanzas, Pablo Arosemena Marriot, fue director ejecutivo de esa organización. 

Pese a la cercanía de Arosemena con el actual jefe de Estado, él no figura entre los aportantes de campaña, a diferencia del ex secretario Jurídico de la Presidencia, Fabián Pozo, que le entregó USD 9.970 para la segunda vuelta electoral. Cabe recordar que Pozo fue vinculado al Caso Danubio por su relación societaria con el estudio jurídico Gottifredi & Pozo. Su socio Francisco Gottifredi fue acusado de operar en las aduanas sin ser funcionario público. Pozo Neira, además, es cónyuge de la asambleísta por Azuay Ana Belén Cordero, de las filas de CREO.

Fabián Pozo ejerció como secretario jurídico de la Presidencia de la República.  Foto API / Archivo

Fernando Villacís Cadena también aparece en los informes quincenales de ingresos de campaña en los archivos del Consejo Nacional Electoral (CNE). Villacís era el responsable económico de la campaña de CREO. De su bolsillo entregó USD 10.090 para financiar la segunda vuelta; y, con el cambio de Gobierno, se convirtió en el titular de la Secretaría Técnica de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar). 

Ralph Suastegui Brborich aportó con USD 4.990 en abril; y, el 25 de mayo de 2021 se convirtió en el nuevo secretario general de Presidencia, cargo que asumió hasta el 31 de septiembre del mismo año en que pasó a ocupar la Gerencia de la Corporación Nacional de Telecomunicación (CNT).

El mismo abril, Sergio Iannuzzelli Lecaro, actual subsecretario general del Despacho Presidencial, entregó USD 7.000 para la campaña electoral de su actual jefe.

Eduardo Bonilla Salcedo, que fue nombrado secretario general de Comunicación de la Presidencia el mismo día que Lasso fue posesionado. Su caso llama la atención pues no solo figura como aportante, sino también como beneficiario indirecto de los fondos privados de campaña: Bonilla es presidente y accionista de la de la empresa Lettera S.A., la principal firma contratada por CREO para la producción, comunicación y publicidad durante la campaña.

Otros aportantes que ocupan u ocuparon cargos públicos después del cambio de mando, según el informe de FCD, son: Omar Zambrano, actual jefe político de la Gobernación del Guayas; Guido Chiriboga, electo en las urnas como asambleísta nacional; Edmundo Valdez, analista en la Agencia de Regulación y Control de Energía; y, Shirley Solís, administradora zonal en Inmobiliar.

Aportes que eluden la norma

La Décimo Primera Disposición General del Código de la Democracia establece que todo aporte que supere los USD 10.000 debe estar respaldado con un formulario de origen lícito de fondos, “conforme a lo exigido dentro del sistema financiero y aprobado por las entidades competentes en coordinación con la Unidad de Análisis Financiero y Económico”, cita.

Al respecto, existen siete aportantes cuyos aportes rozan el techo establecido con montos que van de USD 9970 a USD 9990; es decir, que por una diferencia de 10 a 30 dólares eluden la norma. Los aportes corresponden a Fernando Villacís, Guido Chiriboga, Luiggi Merejildo, Eduardo Bonilla, Germán Cobos, Fabián Pozo y Omar Zambrano.

Villacís supera el techo de los USD 10.000 sumando los aportes de primera y segunda vuelta, por un total de USD 10.090. Pero la Ley no diferencia si el límite fijado aplica para la suma de los aportes; por lo tanto, Villacís pudo no estar obligado a presentar el informe de origen lícito de fondos. 

Un caso diferente es el de Omar Zambrano Zambrano. Este aportante realizó cuatro donaciones por un total de USD 11.580: dos aportes por USD 4.990 cada una, en depósitos; y, otras dos por USD 800 cada una, en especies. Por su naturaleza, estas últimas no suman al cálculo final para el cumplimiento de esta disposición.

“Cabe destacar que la Decimoprimera Disposición General también prohíbe el fraccionamiento de aportes como mecanismo para evadir esta obligación, esto no se ha producido de acuerdo con la información analizada y al alcance de la norma”, cita el informe de FCD.

En qué gastaron y a quiénes contrataron

En plena campaña electoral 2021, la militancia del hoy presidente Lasso repartió mascarillas y organizaron brigadas médicas para aplicar pruebas rápidas Covid. Esa es una actividad que no está registrada como gasto o donación en los informes quincenales presentados por CREO al CNE. 

Lo que sí está registrado son los USD 951.935 gastados en diferentes actividades propias de la campaña, como el pago de gasolina, alimentación y suministros de oficina. De esa cifra, un 52% de los fondos se usó para el pago de publicidad, producción multimedia, asesoría de comunicación, pauta y estrategia digital contratadas a la empresa Lettera S.A. con RUC No. 0992918438001, propiedad del ex secretario general de Comunicación de Presidencia y aportante de campaña, Eduardo Bonilla Salcedo, quién ocupó el cargo entre el 24 de mayo de 2021 y el 16 de junio de 2022. 

Eduardo Bonilla, ex secretario de Comunicación. Foto: Secretaría de Comunicación

Bonilla es accionista y presidente de la empresa Lettera S.A., una empresa legalmente constituida en 2015. En esta firma, el exsecretario presidencial se desempeña hasta la fecha como presidente desde noviembre de 2017, sin interrupciones. Según los archivos de la Superintendencia de Compañías, Bonilla es socio del 50% de esa empresa, junto con Manuel Ignacio Gómez Lecaro, quien posee el otro 50% de participación accionaria. La empresa no registra ningún contrato con el Estado, ni antes ni después del Gobierno de Guillermo Lasso.

La segunda mayor beneficiaria de los fondos privados de campaña fue FECAP, con un 30% de participación de la facturación total (USD 283.750). Esta firma fue contratada para investigaciones de mercado y sondeos de opinión.

En un monto menor también destaca como receptor de los fondos el ex jefe político y excandidato a alcalde de Samborondón, Omar Zambrano Zambrano, quien también fue aportante con USD 9.980 en depósitos y otros USD 1.600 en especie. Como receptor de los fondos, Zambrano aparece en dos ocasiones como beneficiario por el cobro de honorarios como contador, por un total de USD 1.600. El primer pago, según los registros del CNE se realizó el 04 de febrero de 2021; y, el segundo, el 8 de abril del mismo año.

GALERÍA
El financiamiento de campaña y el pago de favores en Carondelet
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Los entretelones del honoris causa a Daniel Noboa en Ambato
Redacción Plan V
Donald Trump y la amenaza rusa
Richard Salazar Medina
PLANV e Ispade se unen para promover la comunicación digital
Redacción Plan V
Estos son los estándares sobre beneficiarios finales y su importancia para combatir el lavado
Fundación Ciudadanía y Desarrollo  y Global Financial Integrity

[MÁS LEÍ DAS]

Narcotráfico: el bombazo en México y la onda expansiva en Ecuador
Redacción Plan V
Acerca de los acuerdos con Estados Unidos y la lucha contra el crimen organizado
Gonzalo Salvador Holguín
La Asamblea blindó nuevamente los bienes producto de la corrupción
Redacción Plan V
Casa de la Cultura Ecuatoriana: de la sinergia a la entropía
Pocho Álvarez