Back to top
5 de Febrero del 2018
Historias
Lectura: 17 minutos
5 de Febrero del 2018
Redacción Plan V
El sí entierra al correísmo

Los resultados de la consulta popular evidenciaron que el correísmo más ortodoxo ha perdido espacio político en el país. El Gobierno tiene nuevos desafíos. 

 

Por lo menos siete de cada diez ecuatorianos votaron SÍ en la consulta popular, lo que significa, en principio, el fin de las aspiraciones presidenciales de Rafael Correa. Mientras el Gobierno celebró sin tarima y recibió resultados en los salones del Palacio presidencial, Rafael Correa se atrincheró en Guayaquil y prefirió dar una entrevista en un canal alineado para atribuirse el triunfo. La segunda etapa es la serie de modificaciones legales y la conformación de las ternas para el Consejo de Participación Social Transitorio.

Un tuit de la vicepresidenta María Alejandra Vicuña anticipó la reacción del gobierno de Lenín Moreno. Eran las 19:20, 40 minutos antes del anuncio oficial de los resultados del conteo rápido y cuando el escrutinio de los votos no llegaba al 10%, pero mostraba una tendencia a favor del sí en la consulta popular. Hablaba de una “victoria contundente”.

El tuit estaba acompañado de una imagen de ella junto a Moreno, el presidente de la Asamblea, José Serrano, y el secretario de la Gestión de la Política, Miguel Carvajal. Todos sonrientes. Un mensaje diferente a la posición cauta y moderada del Primer Mandatario durante toda la jornada en la que participó el 82.1% de los 13 millones de ecuatorianos habilitados para sufragar.

Los miembros del Ejecutivo se habían convocado en el Palacio de Gobierno desde las 16:00 para recibir los resultados, mientras en la avenida de Shyris, al norte de Quito, se montaba una tarima a la que el presidente Moreno no llegó. El Gobierno se reunió en el Salón de Banquetes de Palacio, a espera de los resultados oficiales. Pocas personas llegaron tanto a la Plaza de la Independencia cuanto a la sede del movimiento oficialista. 

Pero una vez que el Consejo Nacional Electoral (CNE) difundió los resultados, en donde el sí superó con un amplio margen al no, Moreno se mostró seguro. Hasta las 22:00 del domingo, las preguntas 1 y 4, referentes a la muerte política de los funcionarios corruptos y la no prescripción de los delitos sexuales, fueron las que más alta votación lograron entre 74 y 73%, respectivamente.  

En un discurso que no duró más de cinco minutos, el Primer Mandatario calificó de “contundente” la victoria y dijo que incluso los que votaron por el “no” apostaron por la democracia. “La victoria del sí es la victoria del país, un objetivo de todos, una causa común. Le dijimos sí al Ecuador”. Ofreció “unidad, paz y trabajo” como sus prioridades.

 Moreno aseguró que los cambios se harán “sin ninguna demora” y que la Asamblea en los próximo 30 días pondrá en marcha mecanismos para las reformas necesarias. En ese sentido, Serrano informó que el Legislativo resolverá de “manera expedita” los cambios y dijo estar seguro que todos los jefes de bancada estarán de acuerdo.

En su intervención, hizo varias alusiones a su mayor contradictor en la campaña, el expresidente Rafael Correa. “La confrontación quedó atrás, es hora de volver a abrazarnos”, mencionó y añadió que en su administración no habrá “más políticos ni empresas corruptas” en clara referencia a los escándalos de corrupción que protagonizaron exfuncionarios de Correa como Jorge Glas. Este tema estaba planteado en la pregunta 1 sobre la muerte política de las personas condenadas por corrupción.  

“Gracias por incentivar a nuestros jóvenes a participar en política. Ahora les corresponde a los partidos y movimientos, que tienen el gran reto de renovarse. No volverán ya los viejos políticos. Tienen la obligación de renovarse”, fue una de las frases más aplaudidas de su alocución. Fue el comentario que hiciera a la pregunta 2 para eliminar la reelección indefinida propuesta impulsada y aprobada en el mandato de Correa.

 

“Gracias por incentivar a nuestros jóvenes a participar en política. Ahora les corresponde a los partidos y movimientos, que tienen el gran reto de renovarse. No volverán ya los viejos políticos. Tienen la obligación de renovarse”, dijo el presidente Lenin Moreno. 

En ese sentido, Miguel Carvajal, el ministro de la Política y principal operador político de Moreno, pero antes ministro en varias ramas durante el correísmo, fue el más tajante en la jornada. “Se cierra un ciclo político y se cierra un proceso de transición”. Recalcó que ha terminado “un estilo que se fue degradando”, aunque en principio compartió ideas y programas durante el correísmo. “La apuesta por la alternabilidad es una apuesta por la renovación”.  Dijo que hay la posibilidad de recuperar los contenidos y las apuestas originales de Alianza País (AP).  

María Fernanda Espinosa, ministra de Relaciones Exteriores y vicepresidenta de AP, se refirió a la división del movimiento que se profundizó en los últimas meses tras la convocatoria a la consulta popular. En su opinión, prefiere ver a esa crisis como una oportunidad que permitió una depuración de AP. “Hay un sector disidente, pero la mayoría de las bases están allí”. Anunció que convocarán a una convención nacional para reorganizar el movimiento. Pero reconoció que existe preocupación por los resultados en Manabí. Allí el “no”, hasta las 22:00 del domingo, se imponía en tres de las siete preguntas (2, 3, 6).

Una de las preguntas más polémicas fue la pregunta 3 sobre la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana, duramente cuestionado por su inefectividad en la lucha contra la corrupción y por la elección de funcionarios cercanos a Correa para los principales órganos de control. Augusto Barrera, secretario de la Senescyt, trató de alejar al actual Régimen de su  predecesor y aseguró que ahora la propuesta es tener un Consejo sin amigos ni militantes de AP. “El Presidente ha pedido tener un conjunto de opciones (para enviar la terna)”.

El círculo de funcionarios más cercanos a Moreno coincidió que ahora la principal prioridad será la economía y la protección de la dolarización.

Con el 99% de las actas escrutadas, los resultados oficiales del CNE establecían para la pregunta uno, el SÍ con el 73,9%, y el NO con el 26,1%. En la pregunta dos, el SÍ con el 64,35%, y el NO con el 35,65%. En la pregunta tres, el SÍ con el 63,19% y el NO con el 36,81%. En la cuatro, el SÍ con el 73,74% y el NO con el 26,26%. En la cinco, el SÍ con 68,8% y el NO con el 31,2%. En la seis, el SÍ con 63,23% y el NO con el 36,77%. Finalmente, en la pregunta siete los resultados fueron: para el SÍ 67,46% y para el NO 32,54%. 

Correa canta victoria 

Lejos del aparataje  y la parafernalia de tarimas, cantantes, militantes con camisetas que llegaban en decenas de buses, banderas y periodistas de medios oficiales, el correísmo tuvo una presencia más bien tenue durante todo el día. Rafael Correa se atrincheró en el centro de Guayaquil, en la nueva sede de su movimiento en la ciudad, en las calles Esmeraldas y Gómez Rendón, mientras otras figuras de su tendencia, como Gabriela Rivadeneira, Marcela Aguiñaga, Ricardo Patiño, Paola Pabón, Pamela Aguirre, entre otros, daban algunas declaraciones a los medios que los invitaban o que los abordaban al votar. 

Correa se negó a dar declaraciones a los medios nacionales, y al cierre de la jornada, concedió una entrevista al canal chavista Telesur. El ex director de El Telégrafo, el periodista ecuatoriano Orlando Pérez, fue el encargado de entrevistarlo.

 

Correa se negó a dar declaraciones a los medios nacionales, y al cierre de la jornada, concedió una entrevista al canal chavista Telesur. El ex director de El Telégrafo, el periodista ecuatoriano Orlando Pérez, fue el encargado de entrevistarlo.

En la entrevista, Correa volvió sobre varios de los puntos de su retórica, que convirtió en doctrina del Estado durante su Gobierno. Culpó a los medios de comunicación de desinformar, y sañaló a los ex banqueros Isaías como los autores de una campaña en su contra. Sin embargo, se mostró satisfecho con los resultados obtenidos en la consulta pues, dijo. "Ningún movimiento por sí solo puede lograr el 36% alcanzado, peor en tan poco tiempo y en lucha tan desigual".

Correa arremetió también contra el presidente Lenin Moreno,  de quien dijo, sabía que se consideraba de "centro derecha" y realizó también varias críticas contra Estados Unidos y contra el propio proceso de consulta popular, en el que habló de preguntas en donde había un claro "populismo penal". Aunque dijo que le interesaba la política, dijo que "nunca se sabe" en política ecuatoriana. 

En la lectura de Correa y sus seguidores, los resultados de la consulta no fueron una derrota, sino una muestra de que son una fuerza importante en el país. Sostuvieron también que van a usar ese capital electoral para reestructurar el Movimiento Revolución Ciudadana, y para continuar su presencia política. 

Los anexos y su implementación 

Mientras tanto, el Gobierno anunció que iniciará de inmediato el trámite de las reformas legales que deben hacerse de acuerdo con los anexos que han sido aprobados en la consulta popular del 4 de febrero. 

Para el abogado Marcelo Espinel, de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo la aprobación de las siete preguntas plantea una serie de interrogantes. 

En el caso de la pregunta uno, que estableció que los acusados de corrupción no puedan ser candidatos en 25 años, Espinel sostuvo que "es claro que los corruptos deben ser sancionados, y con la mayor pena posible, siempre respetando su derecho a la defensa y a un proceso justo, pero debemos preguntarnos ¿No estamos dejando la puerta abierta a la persecución política?". Al respecto, comentó el caso del ex candidato presidencial venezolano Henrique Capriles: "la Contraloría venezolana inhabilitó políticamente a Henrique Capriles por un período de 15 años debido a supuestos ilícitos administrativos durante el ejercicio de su cargo de gobernador. ¡Qué gran regalo le estamos otorgando a los políticos! Usar la justicia para inhabilitar políticamente a sus adversarios y así sacarlos de la competencia", sostuvo.

En el caso de la pregunta dos, que prohibió la llamada reelección indefinida, Espinel comentó que la norma aprobada por el correísmo fue "un absurdo jurídico" y señaló que tras la consulta "todas las autoridades podrán ser reelectas por una sola ocasión, tal y como lo aprobó la ciudadanía en el referéndum constitucional de 2008". Sin embargo, advirtió que "el anexo establece que aquellos políticos que desde 2008 hayan ocupado dos veces su cargo, no podrán ser nuevamente electos para el mismo. Es decir, Correa nunca más volverá a la Presidencia, Nebot a la Alcaldía de Guayaquil, Jairala a la Prefectura del Guayas y Rivadeneira a la Asamblea. Así, se saca de la competencia a alrededor de 150 políticos".

 

Según el abogado Marcelo Espinel,"el anexo establece que aquellos políticos que desde 2008 hayan ocupado dos veces su cargo, no podrán ser nuevamente electos para el mismo. Es decir, Correa nunca más volverá a la Presidencia, Nebot a la Alcaldía de Guayaquil, Jairala a la Prefectura del Guayas y Rivadeneira a la Asamblea. Así, se saca de la competencia a alrededor de 150 políticos".

Sobre la pregunta tres, Espinel comentó que la designación de las autoridades de control  se hace en la mayoría de países por medio del Legislativo, salvo en el Ecuador, en donde "en 2008, nos inventamos este “Frankenstein” llamado Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS). Este CPCCS estuvo integrado con ciudadanos cercanos a Correa, y claro, designó a autoridades de control que respondían a los intereses de Correa. Lenin nos plantea ahora que se integre un “Consejo de Transición” de una lista enviada por él y electa por la Asamblea. Este Consejo evaluará y destituirá a las actuales autoridades para posteriormente elegir unas nuevas".

Sin embargo, expresó sus reservas, pues "no tenemos ninguna garantía de que los miembros de este Consejo sean independientes y que, por ende, no designen a autoridades que sean cercanas a Moreno o sus aliados". Sobre el Consejo definitivo, que será electo por votación popular en las elecciones de 2019, aclaró que "ellos no podrán evaluar ni destituir autoridades, tal vez ni siquiera designarlas, pues el Consejo Transitorio será el encargado de designar a todas las nuevas autoridades y éstas durarán en funciones alrededor de cinco años". "¿Estamos abriendo la posibilidad para pasar de los amigos de Correa a los amigos de Moreno? O incluso más importante, ¿es ésta la solución definitiva al problema de designación de autoridades de Control en nuestro país? A mi criterio, no", sostuvo. 

En la pregunta cuatro sobre los delitos sexuales contra niños, niñas y adolescentes, que se volverán imprescriptibles en el país. Espinel también expresó reservas. "¿La posibilidad de investigar y sancionar en cualquier momento un acto de este tipo es la real solución al problema? ¿Qué va a suceder cuando alguien presente una denuncia penal alegando que “Juan hace 30 años trató de violarme”? ¿Será posible probarlo? ¿Se cuidará de la reputación de “Juan” mientras dure la investigación?", se preguntó. "Este tipo de populismo penal no es el camino correcto y la única intención de incluir esto en la consulta fue la de sumar adeptos al todo sí".

Sobre la pregunta cinco relativa a la minería, Espinel aseguró que "se debe garantizar que la explotación de recursos mineros se realice de acuerdo a los más altos estándares de eficiencia, protección y transparencia, que aseguren el menor impacto ambiental posible y el mayor rédito económico para todos", al tiempo que  sostuvo que "esta modificación a nuestra Constitución podía realizarse a través de una enmienda en la Asamblea".

Sobre la Ley de Plusvalía, que constó como pregunta seis,  Espinel recordó que con el triunfo del SÍ "el Presidente enviará en un plazo de 15 días a la Asamblea un proyecto de Ley que derogue a la Ley de Plusvalía aprobada en 2015. Pero esto no implica que en este proyecto de Ley derogatorio o en uno presentado posteriormente se establezcan nuevas reglas, incluso peores a las actuales, para el sector inmobiliario". También cuestionó que se colocara esto en la consulta, pues tanto el presidente cuanto cualquier asambleísta pudieron presentar un proyecto de Ley para derogarla. 

En esa misma línea, sostuvo que la situación del Yasuní, analizada en la pregunta siete, pudo resolverse por medio de un simple decreto ejecutivo. "No se está prohibiendo de manera definitiva la extracción petrolera en el Yasuní, tan solo se está reduciendo el área de extracción de 1.000 a 300 hectáreas. La explotación se seguirá realizando, bajos los mismos, o quién sabe, nulos estándares de eficiencia, protección y transparencia de hace cuatro años, cuando empezó (oficialmente) la explotación petrolera en la zona. Ese es el problema de fondo", finalizó .

Empiezan las nominaciones

De su lado, la Comisión Nacional Anticorrupción anunció que presentará nombres para que el Gobierno los considere en la integración de las ternas que el Ejecutivo deberá enviar a la Asamblea Nacional. El presidente Lenin Moreno había anunciado previamente que no le interesa "controlar" el nuevo Consejo y que estaba dispuesto a recibir sugerencias de la sociedad civil al respecto. 

GALERÍA
El sí entierra al correísmo
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Así festejó el David indígena la derrota de Goliat
Fermín Vaca Santacruz
Las horas de terror en Quito
Susana Morán
La tormenta perfecta
Gustavo Isch
Lourdes Tibán: “La mayoría de los infiltrados son policías y militares indígenas”
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Cae otro accionista de Sky Jet con más de una tonelada de droga
Redacción Plan V
El campanazo carchense
Juan Cuvi
Quien busque la continuidad de Moreno y Correa, será golpeado con votos
Jean Cano
En Carchi se exige que la minería no dé la espalda a las comunidades
Susana Morán