Back to top
22 de Diciembre del 2014
Historias
Lectura: 14 minutos
22 de Diciembre del 2014
Redacción Plan V
Estados Unidos y Cuba se tienden la mano

El embargo comercial de las empresas norteamericanas ha impedido que la economía de Cuba se modernice, por lo que algunas imágenes de La Habana parecen detenidas en el tiempo.

 

El sorpresivo reestablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba no significa el fin del embargo de las empresas norteamericanas contra la isla. Pero cambia el escenario político en la región y obligará a replantear el discurso de varios gobiernos latinoamericanos. Carlos Alberto Montaner habló con PLAN V sobre el tema.

Cuba y Estados Unidos vuelven a tener relaciones diplomáticas. Las negociaciones, que se realizaron en Canadá y contaron con el apoyo del Vaticano, parecen poner fin al que era el último rezago de la Guerra Fría en el continente.

El Ejecutivo norteamericano decidió retomar las relaciones diplomáticas con el país comunista, pero ello no significará el fin del embargo económico, pues este es producto de una ley que debería derogar el Congreso. Y en el Congreso, los republicanos, que tienen ahora mayoría en ambas cámaras, han anunciado que están en contra de la decisión de Barack Obama de tenderle una mano a Raúl Castro y su régimen. El embargo a Cuba consiste en la prohibición que tienen las empresas norteamericanas de comerciar con la Isla, que aunque no le impide tener relaciones comerciales con otros países, afecta duramente su economía. 

Las razones de Obama son claras: el duro trato que ha recibido La Habana durante 53 años no ha servido para modificar las condiciones políticas del gobierno de los hermanos Castro. "Todos somos americanos", señaló el presidente de Estados Unidos.

Las razones de Obama son claras: el duro trato que ha recibido La Habana durante 53 años no ha servido para modificar las condiciones políticas del gobierno de los hermanos Castro. "Todos somos americanos", señaló en español el presidente de Estados Unidos. 

Obama dijo, desde la Casa Blanca: “Hoy los Estados Unidos de América están cambiando su relación con el pueblo de Cuba. En el giro más significativo de nuestra política en más de 50 años, vamos a modificar una aproximación obsoleta que, durante décadas, ha fracasado en la defensa de nuestros intereses y, en vez de eso, vamos a empezar a normalizar las relaciones entre los dos países”. 

La normalización, se ha explicado, significará que se quiten ciertas restricciones económicas que impiden el viaje de los estadounidenses a la Isla y el uso de sus tarjetas de crédito y débito. Inclusive, Obama ha dispuesto que se analice quitar a Cuba de la lista de países que auspician el terrorismo. El acuerdo pasó también por la liberación mutua de prisioneros, tanto cubanos cuanto norteamericanos, que fueron entregados momentos antes del anuncio de Obama.

Mientras tanto, en su despacho en La Habana, el presidente de Cuba, Raúl Castro con el retrato de José Martí de fondo, precisó que este hecho no significa que “el principal problema se haya resuelto” e insistió en  que “el bloqueo económico, comercial y financiero, que provoca graves daños humanos y económicos a nuestro país, debe cesar”.

El futuro del embargo

Cómo quedan los países cuyo discurso central era denunciar el trato de Estados Unidos a Cuba es un interrogante. Mientras Cuba negocia con Estados Unidos, el discurso del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se ha vuelto mucho más duro en las últimas semanas, debido a nuevas sanciones decididas contra el país caribeño.

Analistas como Héctor Schamis, profesor del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, piensan que “el anuncio remueve un obstáculo que existía entre los dos y ha quitado su principal grito de batalla a varios presidentes de la región como Nicolás Maduro en Venezuela, Cristina Fernández de Kirchner en Sla Argentina o Rafael Correa en Ecuador”.

Pero no solo los gobiernos "progresistas" de la región parecen haber quedado descolocados. El sorpresivo anuncio provocó opiniones divididas entre los propios cubanos, castristas o anticastristas. 

En un entrevista con Rayuela Radio el periodista independiente Jorge Olivera Castillo precisó: “Dentro del Movimiento Democrático de Cuba las opiniones sobre este hecho histórico están dividas porque hay personas que son reticentes a aceptar que se le debía otorgar esta reapertura a la dictadura cubana, y hay otro sector que estaba a favor desde hace mucho de las nuevas medidas para suavizar el embargo económico a La Habana”. Según Olivera, “yo soy de la opinión de esperar seis meses para ver lo que determinan los gobiernos con esta reanudación de las relaciones diplomáticas, ya que es un consenso mundial para integrar al gobierno cubano y a través de ello influir para que exista un tránsito hacia la democracia.”

Sobre la liberación de presos políticos en Cuba, Olivera comentó: “Hay que ver los pasos que da el Gobierno de Cuba porque hay más de 100 presos políticos actualmente, porque está obligado a dar señales de caminar positivamente para conceder la libertad y la amnistía”. El periodista se mostró esperanzado en que el Gobierno cubano muestre una mayor apertura hacia los derechos humanos: “Esperamos que el gobierno cubano legitime los derechos constitucionales de los que hemos estado despojados durante más de cinco décadas”.

Pero no todo el mundo tiene el optimismo de Olivera. Para The Washington Post, en un editorial titulado ‘Distensión con los Castro’, Obama no debió haberle lanzado un salvavidas al régimen castrista y el presidente se equivoca al creer que la llegada de dinero y turistas estadounidenses promoverá la democracia en la isla. Las relaciones diplomáticas con el régimen de Vietnam desde hace dos décadas, “no han producido una mejora en el respeto a los derechos humanos en ese país”, afirmó el rotativo. 

En el Ecuador, entre tanto, el Gobierno reaccionó con cautela. Aunque el presidente Rafael Correa se había referido constantemente al embargo y sus efectos económicos más que a las relaciones diplomáticas, destacó la presencia de la Iglesia Católica en las negociaciones y hasta llegó a hablar de un "milagro" del papa Francisco. 

Aunque el presidente Rafael Correa se había referido constantemente al embargo y sus efectos económicos más que a las relaciones diplomáticas, destacó la presencia de la Iglesia Católica en las negociaciones y hasta llegó a hablar de un "milagro" del papa Francisco.

Para los voceros de Alianza PAIS, en todo caso, la reanudación de las relaciones diplomáticas fue considerada como "un triunfo para la Patria Grande", si bien evitaron pronunciarse sobre los próximos escenarios. 

El Ecuador reanudó relaciones diplomáticas con Cuba en 1979, por decisión del presidente Jaime Roldós. El presidente León Febres Cordero llegó, inclusive, a visitar La Habana en 1985. 

Pero para que el embargo se levante falta aún un largo trecho. Políticos republicanos, en especial de Florida, como Marco Rubio, se ha referido en duros términos al acuerdo: “El anuncio de la Casa Blanca es profundamente decepcionante. Lo que va a producir es que el régimen cubano se aferre más al poder en las siguientes décadas”. También dijo: “Este presidente ha demostrado que su mirada no es solo ingenua sino ignorante del modo en el que funciona el mundo. Ha sido el peor negociador que hemos tenido en la Casa Blanca en lo que llevo de vida. Le ha dado al gobierno cubano todo lo que ha pedido”. También ha amenazado con dificultar la designación del futuro embajador de Estados Unidos en La Habana, que debe ser aprobado por el Senado. 

Sobre la situación de los derechos humanos en la isla, hay quienes son escépticos sobre que el acercamiento constituya una mejora. En todo caso, algunos medios norteamericanos ha destacado la mejora de la situación de los homosexuales bajo la gestión de Raúl Castro. 

ENTREVISTA

Montaner: Europa del Este se liberó protestando,
¿Por qué los cubanos vamos a hacer algo distinto?

Por César Ricaurte
Especial para PLAN V

En el exilio cubano, el restablecimiento de las relaciones ha sido recibido con escepticismo, y muchos piensan que se trata de un craso error de la Administración Obama que fortalecerá a la dictadura cubana.

En esta línea está Carlos Alberto Montaner, periodista y escritor cubano, reconocido como uno de los columnistas más influyentes de América Latina, con seis millones diarios de lectores y televidentes diarios y una extensa producción que incluye más de 26 libros publicados. Una personalidad, que en contraste, el castrismo pinta como un “terrorista” y un peligrosísimo “agente de la CIA”.

Plan V le planteó un cuestionario. Estas sus respuestas.

Hay quienes sostienen que en el restablecimiento de las relaciones entre EE.UU. y Cuba ganan los Castro y que esto no modificará la situación política en Cuba. Quienes defienden la acción dicen que dado el fracaso del embargo estadounidense era necesario el cambio de enfoque en la política estadounidense. ¿Cuál es su lectura de este hecho?

He escrito que las concesiones sin contrapartida confirman una victoria política para la dictadura de los Castro. Debía levantarse el embargo, pero a cambio de libertades para los cubanos. Libertades esenciales: que los cubanos puedan organizarse al margen del Partido Comunista y puedan expresarse con libertad.

Se ha dicho que EE.UU se trago el anzuelo de Alan Grossman y también se ha revelado que en las negociaciones tuvieron un papel protagónico prominentes senadores demócratas y sus staffers. ¿Cuánto de jugada de política interna por parte de la Admnistración Obama hay en el anuncio de la semana pasada?

Hay mucho de política interna, pero es posible que este cambio de esrategia tenga un costo altísimo para Obama. Hay importantes senadores demócratas, como Bob Menéndez, que se sienten estafados. Hasta la víspera del anuncio el presidente Obama les decía que no habría más concesiones si el régimen de los Castro no daba pasos hacia la democracia. Ahora comienza una larga batalla en el Congreso y el Senado, dominado por los republicanos, en la que Obama sudará sangre. 

¿Qué le parece la devolución de los espias cubanos llamados "luchadores por la libertad" por el castrismo?

Me parece una burla a la ley. Trataron de disfrazarlo como un intercambio de espías, pero no hay nada de eso. Es parte de las concesiones gratuitas. Afortunadamente, salió de la cárcel Alan Gross, una persona que no debió haber sido condenada.

Todos los presidentes latinoamericanos han recibido con satisfacción el anuncio. ¿El restablecimiento de relaciones con Cuba va a tener el efecto de mejorar las relaciones de EE.UU. con América Latina al desvanecer cualquier factor de irritación?

"La irritación era con los presidentes de la cuerda del Socialismo del Siglo XXI, aliados objetivos de la dictadura de los Castro. A los otros les importaba un rábano."

La irritación era con los presidentes de la cuerda del Socialismo del Siglo XXI, aliados objetivos de la dictadura de los Castro. A los otros les importaba un rábano. No debe olvidarse que la salida de Cuba de la OEA y el aislamiento diplomático fue como consecuencia de la injerencia cubana en los asuntos internos de casi toda América Latina.

Entre los efectos positivos, se dice que EE.UU. deja sin bases la retórica antiamericana de los líderes de los países del ALBA y de la izquierda más radica latinoamericana. Especialmente, se dice que Nicolás Maduro se queda solo. A su juicio, ¿esto es así?

Maduro, Correa, Morales y Ortega seguirán hostigando a Estados Unidos cada vez que se presente la oportunidad, como hoy lo hace Cristina Fernández. Este tipo de latinoamericano nunca ha necesitado una razón para ejercer como antiamericanos. Están convencidos de que Washington es el azote de la humanidad.

Hay más de 100 presos políticos en las cárceles castristas, de los cuales se dice deberían ser liberados 53 como parte de la normalización de relaciones. ¿Cree que habrá una apertura efectiva para el movimeinto democrático cubano? ¿Mejoran las condiciones de los derechos humanos fundamentales?

Raúl Castro ha dicho y reiterado que no se moverá un milímetro del modelo de Partido Único. Su intención es perfeccionar el socialismo, es decir, la dictadura, haciéndolo más productivo. Eso es pedirle peras al olmo.

Es entendible el enojo de una gran parte del exilio cubano, ¿pero no es hora también de cambiar su enfoque sobre Cuba y plantearse otras medidas quizás más efectivas para provocar una transición democrática en la Isla?

Lo que aprendimos de Europa del Este y de las dictaduras militares de derecha es que la manera de sacudirse el yugo es protestando y denunciando. ¿Por qué vamos a hacer algo diferente los cubanos?

[RELA CIONA DAS]

América Latina y el Caribe frente a la elección del presidente estadounidense
Adrian Bonilla
Belcebú, Satanás,… ¡Sanders!
Alexis Oviedo
En busca de un Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos
Carlos Rivera
"Debemos buscar un acuerdo comercial permanente con EE.UU.": Pablo Zambrano
Fermín Vaca Santacruz
La visita de Lenin Moreno a Donald Trump: así operó el "efecto Baki"
Fermín Vaca Santacruz
GALERÍA
Estados Unidos y Cuba se tienden la mano
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Escasos datos de informe demuestran “aumento desproporcionado” de defunciones en Guayas
Susana Morán
Así funcionan los monitoreos de celulares que el Gobierno usa para vigilar la epidemia
Redacción Plan V
Los cuatro pilares de la respuesta a la pandemia
Pablo Andrés Martínez* razonpublica.com
El subempleo explica por qué al guayaquileño le cuesta más la cuarentena
Por Revista Gestión

[MÁS LEÍ DAS]

Coronavirus: La odisea de los primeros tres recuperados en Ecuador
Susana Morán
Esta es la historia no contada de la paciente 0 en Ecuador
Redacción Plan V
Minuto a minuto todo sobre el coronavirus en Ecuador
Redacción Plan V
¿Cuánto tiempo podrán el Ecuador y el mundo sostener la cuarentena?
Redacción Plan V