Back to top
6 de Enero del 2021
Historias
Lectura: 24 minutos
6 de Enero del 2021
Juan Carlos Calderón

Director de Plan V, periodista de investigación, coautor del libro El Gran Hermano. 

Guillermo Lasso: "la elección del 7 de febrero es un plebiscito entre dos modelos"
0

Guillermo Lasso nació en Guayaquil en 1955. Esta es su tercera campaña presidencial. Es un empresario de la banca, y es presidente del partido CREO. Fotos: Luis Argüello. PlanV

 

La apuesta por el extractivismo para financiar al Estado (duplicar la producción petrolera e impulsar la minería) es lo más notorio de este conversatorio con el candidato presidencial Guillermo Lasso. El empresario plantea en esta elección la polarización entre dos modelos distintos. El uno, dice, es por el dólar y la iniciativa privada, y el otro (del correísmo) que nos quiere desdolarizar, llevar a Venezuela, y que es "totalitario y demagógico" y que representa Andrés Aráuz.



Para Guillermo Lasso, la prioridad está en la economía de la familia ecuatoriana y lo más urgente, para reactivarla y generar empleo es salir de la pandemia por medio de la vacuna y atendiendo de urgencia a más de 300 mil familias que han perdido sus ingresos y ahora pasan hambre. Lasso, en un diálogo con Plan V y otros dos medios de comunicación*, reiteró sus propuestas del enfoque hacia el sector privado como motor de la economía, a la generación de empleo y, de una manera muy enfática, a la generación de nuevos ingresos para el fisco, no a través de nuevos impuestos, sino duplicando la producción petrolera del Ecuador. "A la tercera es la vencida", dijo Lasso al hacer referencia en que esta es su tercera participación electoral por la Presidencia de la República. Se mostró optimista en gana, esta vez, las elecciones. Para Lasso esta elección es un plebiscito entre un modelo que genera desarrollo para el Ecuador y el que "nos quiere llevar a Venezuela", entre el dólar y la desdolarización, "que plantea el señor (Andrés) Aráuz; (un plebiscito) entre una economía libre, abierta al mundo, que se apoya en el trabajo y la creación de cada ecuatoriano,  y un modelo totalitario, demagógico, que pretende seguir pensando en el Estado como único motor de desarrollo". 

El próximo gobierno tendrá un panorama complicado y tiene que tratar temas que no son "populares" como la reforma laboral, tributaria, al IESS, ¿cuál es su línea frente a estas reformas? ¿Y cuál es su posición frente al acuerdo con el FMI?

Estos temas son colaterales a uno que es fundamental y es la apertura de la economía al sector privado y al mundo. Necesitamos empleo en el Ecuador y una manera de crearlo es promoviendo la inversión, y para ello se tienen que dar reformas. Pero no vamos a subir impuestos como el IVA, vamos a eliminar una serie de impuestos que generan poco al fisco pero que causan muchas molestias a los ciudadanos. Una reforma laboral será necesaria y se la discutirá con los representantes de los trabajadores. Pero lo más importante es abrir la economía al mundo y una de las primeras decisiones será la invitación a los inversionistas internacionales para que vengan a repotenciar los pozos petroleros en el Ecuador sobre la base de nuevos contratos, compartición de riesgos más que de servicios y de esa manera iniciar el objetivo, que deberá cumplirse entre cinco y siete años, que es duplicar la producción petrolera en el Ecuador. Ahí hay recursos muy importantes, el país cuenta con 4800 millones de barriles de reserva y produce 500 mil barriles diarios. Eso va a tomar tiempo, se requiere capital extranjero porque el Estado no lo tiene. 

4.800 millones de barriles por 50 dólares el barril representan 250 mil millones de dólares aproximadamente. Si el costo de extracción de estas reservas es de alrededor de 15 a 20 dólares por barril, el Ecuador tiene recursos por 150 mil millones de dólares. Hago énfasis en esto porque cuando hablamos de la crisis económica del Ecuador estamos hablando de la crisis fiscal del Estado ecuatoriano. El Estado no tiene recursos, gasta más de lo que le ingresa, está sobre endeudado, no tiene liquidez ni para sueldos menos para invertir. Pero el Estado es solvente, el Ecuador tiene petróleo, tiene oportunidades de mejorar las deficiencias. Las tres refinerías del Ecuador reciben 170 mil barriles diarios de petróleo y nos devuelven apenas 110 mil barriles de combustible. Hay una merma de 60 mil barriles diarios, que destruyen las refinerías y que equivalen a 1000 millones de dólares al año.

4.800 millones de barriles por 50 dólares el barril representa 250 mil millones de dólares aproximadamente. Si el costo de extracción es de alrededor de 15 a 20 dólares por barril, el Ecuador tiene recursos por 150 mil millones de dólares.

Entonces tenemos: ingresos por incremento de producción petrolera, ingresos por eficiente manejo de las refinerías y solamente con eso ya se tiene la posibilidad de cubrir el déficit fiscal estructural que ha decir del gobierno lo dejará en cerca a 4500 millones de dólares, que es el 5.5% de un PIB, que se ha visto reducido de 100 mil a 96 mil millones de dólares. Por lo tanto, el Ecuador es un país viable que ha sido muy mal administrado. La salida simple ante algún problema en el Estado ha sido una reforma tributaria para extraer dinero del bolsillo de los ciudadanos, y cuando eso se agota se acude a la deuda pública. Ecuador debe plantearse, como nosotros nos vamos a plantear como un objetivo de cuatro años de gobierno,  cero déficit. Y eso lo logramos con la lucha contra la corrupción, buscando deficiencias, incremento de inversión petrolera y estímulos a la inversión. 

En el Ecuador hay más de un millón de unidades productivas pequeñas y medianas, lo mismo que unidades de servicio. Gente que no tiene crédito ni posibilidades de sostener sus pequeñas empresas. En lo inmediato, ¿cuál es su propuesta para este sector? Hay un candidato que ofrece 1000 dólares a 1 millón de personas, porque hay la percepción de que se necesita una solución inmediata ante esta crisis, sobre todo para estos sectores.

Va a parecer un poco extraña la respuesta pero Ecuador lo que más tiene ahora es liquidez. Hay recursos económicos. Aquí hay más  de 15 mil millones de dólares en liquidez disponible que puede ser prestada a aquellos que requieran créditos para reactivar sus negocios. El problema que existe hoy en el Ecuador es que no hay demanda de crédito, y eso pasa porque aquellos pequeños negocios no buscan reactivarse porque no tienen a quién vender. Las restrcciones sanitarias siguen golpeando a los pequeños negocios. A propósito de la nueva cepa el gobierno tomó medidas que fueron un golpe para la pequeña empresa. Los que tienen restaurantes,  pequeñas hosterías, los que esperaron cerrar el año con algo de ingresos se les agravó el problema. Creo que la vacuna va a permitir regularizar la vida de los ciudadanos, del mundo y del Ecuador y reactivar los negocios. Y la banca está lista con crédito, con fondos disponibles y recursos. Ahora, necesitamos que bajen las tasas de interés en el Ecuador. Y creo que eso lo piden hasta los banqueros. Pero para que esto pase tenemos que arreglar la economía, para que baje el riesgo país, que está en cerca de 980 puntos. El riesgo país es simplemente la aspiración que tiene un inversionista de un rendimiento mínimo en función del riesgo que representa ese país. Eso significa 9.8% al costo del dinero. Es muy alto comparado con lo que tienen otros páises.  Necesitamos bajar el riesgo país para que baje la tasa de interés y sea más rentable la inversión en el Ecuador.  Necesitamos banca extranjera que vengan a competir con los bancos nacionales, para bajar los precios de los servicios bancarios, pero para eso necesitamos un cambio, con soluciones reales. No me parece mala idea que una persona tenga mil dólares en el bolsillo, me parece muy buena idea. La pregunta es: ¿será posible hacerlo, y con mil dólares arregló los problemas de su vida? ¿O lo que necesitan es una economía que funcione de manera sostenible para que no tenga mil dólares por una vez sino mil dólares cada fin de mes durante toda su vida? Necesitamos poner en orden la economía para reactivar la demanda, el consumo y esos pequeños negocios pero hay que superar esta crisis, la de la pandemia y la de un gobierno gris que no ha sabido manejarla.

¿será que con mil dólares una persona arregló los problemas de su vida? ¿O lo que necesita es una economía que funcione de manera sostenible para que no tenga mil dólares por una vez sino mil dólares cada fin de mes durante toda su vida?

El gobierno no solo que no ha podido bajar la deuda que recbió sino que la incrementó. Hablemos un poco del PIB prepandemia. La economía decreció 10% en el 2019. Durante la pandemia el PIB probablemente  en un 11 al 12% según las estimaciones oficiales. Por tanto la crisis se agravó. En materia de empleo: en prepandemia 3,2 millones de ecuatorianos tenían un empleo formal, de un total de 8 millones de la población económicamente activa. Al final de este año, apenas 2,8 millones de ecuatorianos tienen un empleo formal, o sea que hay una pérdida adicional de 400 mil empleos, teniendo rezagados a cerca de 5,2 millones de ecuatorianos esperando la posibilidad de un empleo. 


En la mesa de trabajo, los periodistas que participaron en el conversatorio con Guillermo Lasso.

En materia de deuda, al inicio de este gobierno se hablaba de 50 mil millones como el gran escándalo de la deuda pública total del gobierno. Hoy, si se hace las cuentas correctas, la deuda supera los 70 mil millones, de los cuales 25 mil millones serán deuda externa y la deuda interna. Y la deuda interna también hay que pagarla, porque es dinero de la seguridad social, de los trabajadores ecuatorianos. Este gobierno ha empeorado los indicadores económicos. Para el 2021 se espera, ojalá con la vacuna, que exista un rebrote de la economía para volver a los 100 mil millones del PIB. En materia de empleo, no hay un solo programa de inversión en el sector minero y petrolero, en telecomunicaciones o eléctrico, no hay carreteras que se estén construyendo; empresas del Estado que pudieran dinamizar la inversión extranjera en el Ecuador, tampoco. Es un país paralizado en materia de obra pública e inversión y evidentemente eso reduce el empleo. 

¿Y qué les va a decir a los acreedores internacionales? ¿Sentémonos a conversar para negociar o pagar?

Las deudas fueron ya renegociadas hace dos meses. El futuro gobierno no se va a encontrar con una situación imperativa. La deuda con el FMI es a diez años plazo, con cuatro de gracia y con una tasa de 2,9%, tampoco es un problema. Lo que tenemos que hacer es aumentar los ingresos de la sociedad ecuatoriana. Este es un país solvente, pero que dialoga alrededor de tres palabras: déficit, deuda e incremento de impuestos.  Y nosotros queremos cambiar ese ciclo, ese es el cambio que proponemos:  aumentar los ingresos petroleros, los ingresos mineros, los recursos hidroeléctricos. Si el FMI quiere que se suba el IVA nosotros no lo vamos a subir, porque voy a demostrar que con el incremento de la producción petrolera, que ciertamente no es de la noche a la mañana, se va a salir adelante. Desde hace 40 años escucho que el Ecuador produce 500 mil barriles diarios de petróleo, ya es hora de que hagamos bien las cosas. Vamos a respetar la consulta previa, vamos a hablar con las comunidades, pero en la primera fase se puede optimizar la producción sin aumentar la frontera petrolera. 

¿Usted es partidario de propiciar el ingreso de la banca internacional para permitir la reducción de las tasas de interés?

Soy partidario de que existan en el Ecuador más bancos extranjeros. Eso se logra apuntando a una economía con déficit cero, incremento de producción petrolera, aprovechamiento de los minerales, bajar el riesgo país y usted va a ver la fila de bancos que quieren venir al Ecuador. Pero tenemos que producir un cambio con un nuevo gobierno, que nos saque de este ciclo de los últimos 14 años de déficit, deuda e incremento de impuestos. Ningún banco viene a un país donde le cobran por sacar sus capitales. Nosotros planteamos eliminar el impuesto a la salida de divisas; el señor (Andrés) Aráuz plantea subir ese impuesto al 27%. Con esa propuesta, él no quiere propiciar la venida de la banca extranjera. No hay una sola norma que prohiba la inversión extranjera en banca.

es obvio que el acuerdo creo-psc es como un matrimonio de conveniencia, porque en un acuerdo de cualquier tipo tiene que haber una conveniencia. Primero para el país.

Usted ha hablado de contratos de riesgo compartido para optimizar la producción petrolera. ¿Ese nuevo contrato implica una reforma a la Ley de Hidrocarburos?

No implica una reforma a la ley sino simplemente el cambio del modelo de contrato. En el gobierno anterior, pensando en que el petróleo se quedaría en 150 dólares por barril cambiaron el modelo de contrato, de compartir riesgos a un modelo de servicio; prefirieron pagar un precio fijo por barril producido a compartir el riesgo y ahora resulta que el precio está en 50 dólares, y en la pandemia llegó a dos dólares, produciendo pérdidas para el Ecuador. Si el Ecuador hubiera tenido un contrato de riesgo, no hubiéramos tenido pérdidas o las hubiéramos compartido.

¿Qué les diría a quienes consideran que el acuerdo político con el Partido Social Cristiano es un matrimonio de conveniencia?

Les diría que es obvio, porque en un acuerdo de cualquier tipo tiene que haber una conveniencia. Primero para el país.

Pero no necesariamente es un acuerdo de conveniencia de ideas...

Sí creo que es un acuerdo de conveniencia de ideas y está escrito en un documento, donde el PSC y CREO hacen una alianza en bien del Ecuador, para evitar precisamente que el país llegue a un precipicio que lleve a los ecuatorianos a vivir el infierno que viven en Venezuela. Para evitar eso se requiere un cambio. Es un acuerdo de conveniencia para todos los ecuatorianos, y porque CREO fortaleció su opción presidencial y el PSC fortaleció su opción legislativa. Es normal, imagínese una alianza en la que no haya beneficio para nadie. 

¿Qué piensa del conflicto entre el Tribunal Contencios Electoral y el CNE? ¿Todo esto pone en riesgo el proceso electoral?

No puedo dejar de referirme a una democracia de bisutería, a una institucionalidad de bisutería. No puede ser posible que existan tantos partidos políticos aprobados por el Consejo Nacional Electoral, y que muchos de ellos están guardados en un file, en la gabeta de una persona que considera que eso es un negocio, para en la época electoral sacarlo de la gabeta, alquilarlo o venderlo. Eso no es democracia. ¿Cómo votar por alguien que nunca ha tenido una vinculación con ese partido político? ¿Que ha sido, además, promovido por una persona enjuiciada y sentenciada en un caso de corrupción? Ojalá que esto se resuelva porque eso le hace daño al país y a la democracia. ¿Queremos defender la institucionalidad en el Ecuador? Actúen de acuerdo con la ley, y no lo que diga la opinión en una coyuntura. El gran peso de una institución es cuando actúa de acuerdo con la ley.

¿Cómo hacer campaña en un momento en que todos los ecuatorianos estamos afectados? ¿Cómo enfrentar las campañas populistas que ofrecen sinnúmero de cosas en medio de esas necesidades y desespereanza?

Lo que he observado en los útimos dos meses de mis recorridos y es algo muy distinto a las otras dos campañas en las que he participado, es que hay hambre en el Ecuador y no estoy hablando figurativamente. Por lo menos hay 300 mil familias ecuatorianas que perdieron su empleo o su negocio, y que no han comido. Al transitar con una caravana me hacen señales de que quieren comer, de que sus hijos no han comido. Un gobierno responsable es como un buen padre de familia. Cuando un padre de familia sabe que un hijo tiene hambre, el padre vende lo que sea, porque considera esa una prioridad. En nuestro gobierno la prioridad será dar de comer a los ecuatorianos durante toda la crisis de la pandemia y hasta prender la máquina generadora de trabajo y de inversión. Esa es la responsabilidad de un gobierno que prioriza el gasto en función de necesidades humanitarias. Pero seguimos planteando al empleo como una salida estructural a la crisis del Ecuador. Con empleo, un padre lleva el plato de comida a la mesa, cuida la salud, educa a los hijos. Sin empleo se pierde la esperanza y hay mucha desesperanza, fastidio, indignación. Es porque tenemos un gobierno insensible y obscuro, que no ha sabido dar respuesta a esas necesidades del pueblo ecuatoriano, derivados de la crisis económica y de la pandemia. Más que hablar con ellos, los escucho. Populismo es pensar en el pueblo, y eso no es malo, pero cuando se ofrecen cosas que no se pueden llevar a cabo, se llama demagogia, como plantear una economía basada en la extracción de oro de los celulares. 

seguimos planteando al empleo como una salida estructural a la crisis del Ecuador. Con empleo, un padre lleva el plato de comida a la mesa, cuida la salud, educa a los hijos. Sin empleo se pierde la esperanza y hay mucha desesperanza, fastidio, indignación.

El Ecuador va a escoger un modelo que quiere mantener y mejorar la dolarización a otro que quiere desdolarizar; un modelo que le da importancia al sector privado como motor del desarrollo y no quiere subir impuestos, frente a un modelo que piensa que el Estado resuelve todos los problemas de los ciudadanos y que quiere seguir aumentando impuestos; un modelo de alguien que cree que el dinero se crea de la nada, frente a los que creemos que el dinero se crea sobre la base del esfuerzo y trabajo de cada ciudadano y la producción del país. No es verdad que sea posible poner en cada bolsillo 400 dólares de renta básica con dinero electrónico ¿se ha visto alguna vez un pollo electrónico, un ceviche electrónico, un encebollado electrónico? No existen, y por tanto no existe dinero electrónico cuando se lo plantea como una moneda alternativa. Es la desdolarización en el Ecuador y es volver al ciclo de las devaluaciones del siglo pasado. 


Guillermo Lasso utiliza un bastón para movilizarse, debido a una molestia en su pierna, que ocurrió luego de un accidente y una mala práctica médica en España.

¿Piensa cambiar la política migratoria, la de la ciudadanía universal?

Es un tema delicado. ¿Quién causa que el Ecuador esté inundado de venezolanos? Es el señor Maduro, con su política económica que ha llevado a un país rico a la catástrofe, y ha obligado que millones de ciudadanos venezolanos tengan que salir en estampida. 

Pero evitar eso no está en nuestras manos.

El origen es un problema internacional y el Ecuador debe tener una postura al respecto. Ya con los que venezolanos que están acá, el Ecuador debe dar una respuesta, no se puede tener a ciudadanos que no tengan papeles en el país; hay que ayudar a legalizarlos, como en el pasado muchos países ayudaron a los ecuatorianos, cuando fuimos a España, a Estados Unidos, incluso a Venezuela en la década del 70 del siglo pasado. Desde el punto de vista humanitario hay que legalizarlos, pero eso demanda un mayor desafío: hay que crear más empleo no solo para los ecuatorianos sino para aquellos extranjeros que buscan mejores días. En el Ecuador no hay empleo y no habrá si en el "plebiscito" del 7 de febrero se vota por un modelo que nos quiere llevar a Venezuela, a la miseria de Venezuela, porque ahí serán los ecuatorianos los que deban salir a Colombia o al Perú, y eso lo tenemos que evitar.

El gobierno de Moreno ha anunciado que recién en marzo del 2021 llegarán dos millones de dosis al Ecuador, por lo que la vacunación masiva será sobre todo responsabilidad del nuevo gobierno. ¿Cuál es su plan al respecto?

Hay dos problemas que requieren la atención de un gobierno responsable, de inmediato. El uno es la vacunación y el  otro es el hambre. Puedo plantear soluciones a partir del 24 de mayo. Pero mientras tanto hay familias que no han desayunado ni almorzado, y por tanto debo exhortar al gobierno y decirle que cree un mecanismo para dar de comer de inmediato a aquellas familias que tienen hambre. Y lo segundo, en la vacunación, a partir de enero comenzará con el sector médico, y este gobierno debe solucionar los problemas ahora. Pero, con Alfredo Borrero (su candidato a la Vicepresidencia) está creado un grupo consultivo técnico que va a estudiar exclusivamente el tema de la vacuna, cómo lo vamos a recibir y de qué manera vamos a continuar o apurar un proceso de vacunación. Soy optimista por información de EEUU. La producción de vacunas es a gran escala y creo que el tema de la vacuna será mucho más rutinario en la vida de los ecuatorianos desde marzo, pero este gobierno debe actuar.

* En este conversatorio participaron Milton Pérez, de Teleamazonas; María Teresa Escobar, de Primicias; Plan V y Wilson Moposita, de Sonorama, como moderador. 

[RELA CIONA DAS]

El voto nulo: Y la culpa no era mía…
Alexis Oviedo
La Sierra y la Amazonía dieron la victoria a Lasso
Redacción Plan V
Cuando el correísmo apagó las luces de la tarima
Susana Morán y Manuel Novick
¿Por qué Lasso ganó al progresismo con los votos indígenas?
Natalia Sierra
Y ahora, hablemos de libertad de prensa
Rubén Darío Buitrón
GALERÍA
Guillermo Lasso: "la elección del 7 de febrero es un plebiscito entre dos modelos"
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El contralor Pablo Celi, detenido por la trama de sobornos en Petroecuador
Redacción Plan V
La Sierra y la Amazonía dieron la victoria a Lasso
Redacción Plan V
Cuando el correísmo apagó las luces de la tarima
Susana Morán y Manuel Novick
Jaime Costales: el populismo se aprovecha del síndrome de desamparo de los ecuatorianos
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Correa contra Manuela Picq: ¿quién dice la verdad?
AGENCIA DE NOTICIAS INVESTIGATIVAS DE PLAN V
Las muertes sin aclarar de la década correísta
Mariana Neira
Guerra de epítetos entre Jaime Vargas y Yaku Pérez
Redacción Plan V
Jaime Costales: el populismo se aprovecha del síndrome de desamparo de los ecuatorianos
Redacción Plan V