Back to top
14 de Enero del 2020
Historias
Lectura: 16 minutos
14 de Enero del 2020
Redacción Plan V
Indígenas caminan entre la cautela y la desconfianza al Gobierno, tres meses después del paro
0

Foto: Luis Argüello / PlanV

Miles de indigenas salieron a las protestas en octubre, principalmente de las provincias de Cotopaxi y de Imbabura.

 

Tras el paro de octubre, el movimiento indígena dice estar fortalecido. Pero sus dirigentes aún no se adelantan a anunciar posibles acciones para este 2020 pues en la mira están las elecciones presidenciales del 2021. Mientras tanto, la última ley tributaria causó un fractura con Pachakutik. Yaku Pérez vuelve a la lucha antiminera.

El movimiento indígena camina entre la cautela y los cuestionamientos al presidente Lenín Moreno por su “engaño”. Plan V entrevistó a cuatro dirigentes indígenas para conocer su evaluación y próximos pasos después de los 11 días del paro de octubre, una de las manifestaciones más grandes de la historia reciente del país. Los líderes prefieren no dar fechas ni de hablar de nuevas movilizaciones aún, porque eso dependerá de las resoluciones que tomen con sus bases en las próximas semanas. Pero sí mencionan el descontento que se mantiene por las decisiones económicas recientes del Gobierno.

Jaime Vargas, presidente de la Conaie, dice que sí está dispuesto a ser candidato presidencial. 

Jaime Vargas, presidente de la Conaie, habla de una profunda preocupación no solo del movimiento indígena sino de las 200 organizaciones sociales que conforman el Parlamento de los Pueblos que se instaló en octubre después de que el paro nacional terminara con el anuncio del Régimen de derogar el decreto 883. Para los indígenas, Moreno y la Asamblea están siguiendo la receta económica del Fondo Monetario Internacional (FMI), al tiempo que ha ignorado la propuesta alternativa económica que el Parlamento. Ese documento fue entregado en la Presidencia el 31 de octubre pasado como resultado del llamado al diálogo bajo la mediación de la ONU Ecuador y la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, como garantes del proceso. Allí propusieron, entre otros puntos, que se mantengan los subsidios a los combustibles -motivo principal de las protestas- hasta que “se definan criterios de justicia y equidad para la política económica y tributaria”.

Vargas, en entrevista telefónica con Plan V, dijo que esa propuesta fue pensada para mantener la estabilidad y trabajar de manera conjunta en el desarrollo. “El Gobierno se hizo de oídos sordos, al igual que la Asamblea”. Se refiere a que aún el movimiento no ha recibido una respuesta a su planteamiento. Marlon Santi, coordinador nacional de Pachakutik, cuestionó esa falta de respuesta. “El Gobierno no ha parado en sus políticas bien fuertes. Hay reuniones provinciales donde todavía la rebeldía y la rabia se mantiene”.

Blanca Chancoso anunció acciones por parte de las mujeres de los movimientos sociales. 

La dirigente indígena Blanca Chancoso coincidió en que las condiciones económicas se han puesto difíciles tras las movilizaciones y habla de engaño. “El Gobierno no ha encaminado su compromiso desde octubre. No ha habido una voluntad política. Engañó al pueblo ecuatoriano, solo quiso quitarse de encima las movilizaciones”. En su opinión, Moreno ha enviado los contenidos del eliminado decreto 883 por partes a la Asamblea. “Las bases se mantienen movilizadas en asambleas permanentes, reuniones y análisis. El gobierno y los asambleístas no han aprendido la lección y han acolitado al FMI”.

Sobre la posibilidad de un nuevo paro, Chancoso prefirió no adelantarse. “Estamos discutiendo, no se descarta”, dijo a Plan V. Pero no tienen una fecha. Por lo pronto, anunció que las mujeres indígenas y de organizaciones sociales se están convocando y prevén una actividad para este mes de enero.

Vargas dijo que desde la semana pasada hay reuniones en la dirigencia para definir sus decisiones. El miércoles se instaló el Consejo de Gobierno de la Conaie y esta semana está previsto que se reúna el Consejo Político de las tres regiones. Asimismo habrá reuniones entre la dirigencia nacional con los sectores sociales. Uno de sus objetivos, anunció Vargas, será tomar fortalecer la propuesta alternativa económica.

El líder de la Conaie manifestó que el diálogo está “totalmente cerrado” desde el 13 de octubre, día en que Moreno derogó el decreto 883. Desde entonces Vargas no ha tenido ninguna reunión con ningún ministro. Aseguró que hay una disposición desde el Gobierno para que no exista reuniones con los líderes indígenas, pero cree que es una posición unilateral de algún ministro. “El que pierde es el Gobierno. Nosotros seguiremos nuestro camino, trabajando en nuestras bases”.

La dirigencia de la Conaie asegura que el Gobierno ha ofrecido 10.000 dólares a las familias de los fallecidos durante las manifestaciones. Las calificó de dádivas.

¿Cómo quedó el movimiento tras el paro de octubre? La dirigencia indígena es optimista. Vargas dijo que las bases están fortalecidas, aunque el aire de preocupación se mantiene. Aseguró que ese ambiente no solo se vive en el sector indígena sino en las 200 organizaciones sociales que se han sumado al Parlamento de los Pueblos. “Si en este momento se convocara a una nueva protesta, no solo serán indígenas sino distintas organizaciones sociales”. Vargas sostuvo que la decisión de un nuevo levantamiento pasará por el análisis de la estabilidad del país y del respeto a la democracia y los derechos.

Este es un discurso más moderado respecto a los últimos meses del año pasado y alejado de posiciones más radicales como la dirigente Lourdes Tibán, quien cuestionó en su cuenta de Twitter la facturación electrónica del gas por parte de los distribuidores. “Este será el detonante para otro octubre en el 2020”, dijo. 

Justamente un escenario que tiene en la mira el movimiento indígena es el electoral. Santi confirmó en noviembre pasado que el objetivo de la agrupación social más grande del país es llegar a la Presidencia en el 2021. “Nos toca resistir este año y creo que en el próximo vienen momentos distintos”, dijo Vargas a Plan V. Sobre su posible candidatura presidencial manifestó lo siguiente: “Si así lo dice el pueblo estaremos dispuestos a participar. Pero dentro de nuestro proceso hay parámetros para legitimar a los candidatos, tenemos un brazo político que es Pachakutik, la dirigencia social y la dirigencia de Pachakutik llevarán sus procesos. Pero claro que sí estaría dispuesto a participar. Estamos armando una estrategia”.

Santi informó que el candidato del movimiento será quien gane las primarias que están previstas para febrero. Ese candidato irá en alianza con la sociedad civil.

Le ley tributaria cobró factura en Pachakutik

Pero no todo ha sido armonioso dentro del movimiento indígena. El pasado 2 de enero se registró la primera fractura con cuatro asambleístas de Pachakutik, el brazo político de la Conaie. En un comunicado, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía (Confenaie) pidió sanciones contra Encarnación Duchi, Elio Peña, Jaime Olivo y Eddy Peñafiel por votar a favor de la Ley Orgánica de Simplicidad y Progresividad Tributaria. La moción para que sea enviada al Registro Oficial fue presentada por el asambleísta José Serrano.


El 9 de diciembre, la Asamblea aprobó en segundo debate la Ley Orgánica de Simplicidad y Progresividad Tributaria. Pero el 30 de ese mes se aprobó su envío al Registro Oficial. 

La Confenaie aseguró que de manera sorpresiva el bloque del Movimiento Pachakutik (MUPP) dio el quórum para la instalación de la sesión: 4 de los 5 asambleístas del MUPP votaron a favor de dicha ley. El ausente fue el asambleísta por Morona Santiago. La organización calificó como “lamentable” esa actuación y dijo estar indignada con la decisión de los asambleístas de allanarse al veto presidencial. Para la facción amazónica del movimiento indígena, esa ley “exonera impuestos a los ricos” y responde a los intereses del FMI “al cual el gobierno se ha entregado de manera servil y humillante para el país”.

Según la Confenaie, la decisión del bloque de Pachakutik en la Asamblea no representa la posición del movimiento indígena. “Contradice la voluntad popular y de nuestras bases que salieron a las calles en el mes de octubre para rechazar las medidas económicas: 11 muertos, decenas de heridos, miles de encarcelados no han significado nada para unos asambleístas que han perdido total sintonía con el sentir de las bases, por lo tanto no nos representan”.

La Conaie ha pedido a la Corte Constitucional la desclasificación de documentos reservados durante las protestas de octubre. Aún no tienen respuesta.

Esta ley fue la alternativa que encontró el Gobierno después de que la Asamblea archivara el proyecto de ley de Crecimiento Económico en noviembre pasado. La Ley Orgánica de Simplicidad y Progresividad Tributaria incluyó beneficios para los empresarios afectados por el paro de octubre. Establece por única vez la reducción del 10% del impuesto a la renta del 2019 para los contribuyentes domiciliados en Imbabura, Bolívar, Chimborazo, Tungurahua, Cotopaxi y Cañar cuya actividad económica principal sea la agrícola, ganadera, agroindustrial y turismo.

Marlon Santii dice que hay indignación en las bases por las medidas del Gobierno.

El pasado 7 de enero, Marlon Santi, coordinador nacional de Pachakutik, dijo que el pedido estaba sobre su escritorio y que esa semana tomaría una decisión al respecto, pues recién retomaba sus actividades. Contó que hay un procedimiento disciplinario que establece tres niveles de sanciones: verbal, la suspensión de sus derechos como asambleístas y la expulsión. Dijo que esperaba el apoyo de las provincias de las que son los asambleístas cuestionados, pero aún no se conoce la resolución.

No es lo único que ha causado malestar. El anuncio de mayores controles a la facturación del gas es otra medida que es vista con recelo. Para Vargas esa es una demostración de que el Gobierno no estaba listo para eliminar los subsidios de los combustibles y menos para focalizarlos. El Ejecutivo ha dicho que está formalizando el sistema de facturación para la compra y venta del gas y que los operativos de control tienen el carácter de preventivos.

Yaku Pérez vuelve a la lucha antiminera

Yaku Pérez es un líder radical en los temas antimineros.

El pasado 7 de enero, el prefecto de Azuay, Yaku Pérez, volvió a la Corte Constitucional (CC) con dos preguntas. Él insiste en una consulta contra la minería en su provincia y dijo que había reformulado las anteriores que fueron rechazas por la CC en septiembre pasado. Llegó acompañado de decenas de simpatizantes y de líderes históricos del movimiento indígena como Luis Macas, Blanca Chancoso y Marlon Santi. Pero no estuvo Vargas ni la dirigencia nacional, que sí se encontraban en Quito.

Para Pérez, los tres meses después del paro de octubre solo fueron un tiempo para recargar energías después de ganar una batalla. Ahora era necesario retomar la lucha antiminera, que fue uno de los puntos del movimiento indígena en las movilizaciones. Pérez dice que en este tema hay que seguir acumulando batallas. Para él, una de ellas fue haber paralizado la minería en Río Blanco en mayo de 2018. La otra fue la consulta en Quimsacocha de marzo de 2019. “Donde se dé la consulta, ganamos. Los mineros se oponen porque saben que van a perder”, dijo.


El 7 de enero, Pérez presentó nuevas preguntas ante la Corte Constitucional para llamar a una consulta sobre la minería en Azuay.  Foto: El Mercurio

Para el expresidente de la Ecuarunari, la filial de la Sierra del movimiento indígena, Moreno es también un Presidente en retirada. “Pero el nuevo Gobierno tiene que entender que con este modelo no vamos a ningún lado. Los países que han salido adelante no han salido por los recursos naturales”, dijo Pérez, quien pide que el Estado mire al turismo como una opción económica.

Coincidió en que el movimiento indígena sigue fortalecido. Pero tres meses después del paro de octubre no tiene problemas en señalar las falencias del movimiento. Por ejemplo, aceptó que hubo roces entre los liderazgos, pero los matiza diciendo que estos son naturales porque son “fruto del calor de la lucha”. Vargas, durante su fuerte discurso en el Ágora de la Casa de la Cultura en pleno paro, dijo que había líderes oportunistas que se estaban tomando el nombre de la Conaie y amenazó con tomar decisiones fuertes contra esos indígenas que habían buscado protagonismo. Yaku Pérez fue uno de los cuestionados.


Jaime Vargas durante su discurso en el Ágora de la Casa de la Cultura, el 10 de octubre pasado. Foto: PlanV

Pérez dijo que ahora existe una relación de hermandad con Vargas, aunque con distensiones en algunos temas. “Por ejemplo, nosotros somos radicales en el extractivismo y no queremos estar con medias tintas. La minería no va en fuentes de agua”. Pero en su opinión no es un tema de los dirigentes sino las bases. “Una dirigencia sin bases no va a ningún lado. Lo que sí debe es sintonizar con las bases”. Pérez, conocido por su posición radical antiminera, aseguró que había planteado romper el diálogo antes de octubre. “Se demoraron demasiado pensando que a través de los diálogos (se podía lograr algo), luego hubo un cambio abrupto y luego ¡Fuera Moreno! No entendemos”. “Es difícil dirigir a cientos de miles de personas. Había que sintonizar con las demandas y ser prudentes, porque casi que se escapó un rato cuando cierto sectores empezaron a exigir que se tumbe a Moreno. Nuestra propuesta nunca fue tumbar a Moreno. Otros quería un golpe de Estado y eso no podíamos permitir”, dijo Pérez a Plan V.

Aseguró que el levantamiento de octubre estaba previsto un par de meses antes. “Pero no hay mal que por bien no venga. El decreto 883 no solo unificó al movimiento indígena sino a otros movimientos”. Recordó que siempre el primer punto de sus peticiones fue el rechazo al extractivismo.

Pero el líder y prefecto cree que se mantiene el apoyo de los ciudadanos al movimiento. “Ven que somos una esperanza. Somos unos de los pocos sectores que aún tenemos reserva moral. La mayoría ha sido salpicada por la corrupción”. Pero lo que sí coincide plenamente es el bloqueo a los indígenas en el diálogo. “El vicepresidente Otto Sonnenholzner ha ido dos veces a Cuenca, desde octubre. Se ha reunido con los alcaldes, pero no quiere reunirse con el prefecto. Solo me ha planteado retos. Me dice que soy ecologista, pero que deje de usar la bicicleta y el celular. Yo acepto el reto, pero usted señor Sonnenholzner deje de consumir alimentos y beber agua, y nos vemos en un mes para seguir conversando”.

[RELA CIONA DAS]

Reflexiones desde el páramo sobre la coyuntura interna del movimiento indígena
Apawki Castro
El golpe de Vargas
Gabriel Hidalgo Andrade
Los tres candidatos indígenas abren el debate sobre una candidatura de la izquierda
Redacción Plan V
Segundo presidente
Gabriel Hidalgo Andrade
Miedo a los indios
Juan Cuvi
GALERÍA
Indígenas caminan entre la cautela y la desconfianza al Gobierno, tres meses después del paro
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Las historias de la represión en Quito durante el paro
Redacción Plan V
Radiografía política de la protesta de octubre
Luis Córdova-Alarcón
Conaie: en el Ágora se dio la rebelión de las bases
Redacción Plan V
El día de la ira en la Contraloría
Fermín Vaca Santacruz

[MÁS LEÍ DAS]

Más de 100 mil estudiantes no volvieron al sistema educativo
Andrés Quishpe
Protección a cambio de silencio: los acuerdos entre Assange y el gobierno ecuatoriano
Redacción Plan V
Tribunal ratifica sentencia contra Correa y lo señala como el instigador del cohecho
Redacción Plan V
El dramático impacto de la pandemia en el Centro Histórico de Quito
Redacción Plan V