Back to top
28 de Mayo del 2024
Historias
Lectura: 14 minutos
28 de Mayo del 2024
Napoleón Saltos

Catedrático universitario y dirigente político

¿Informe presidencial o reality show?
0

Luego del informe a la nación, cientos de figuras del presidente quedaron desperdigadas por los alrrededores de la Asamblea Nacional. La imagen de cartón del presidente será reciclada. Foto: Luis Argüello / PlanV

 

El secreto de Daniel Noboa es jugar con los deseos de las masas. ¿Acaso no queremos que sea verdad que la inseguridad y la violencia ya hayan sido resueltas, o al menos contenidas? En el fondo sabemos que es una falsedad, pero el Estado no puede confesar su derrota, y tampoco la masa puede aceptar que todo ha fracasado, la esperanza final en la actuación de las Fuerzas Armadas.


Si lo Real es insoportable, cualquier realidad que seamos capaces de construir no será más que un tejido de inconsistencias. (Fisher, 2018, pág. 91)

 

La hiperrealidad pasa del estado líquido al vaciamiento y la sustitución: el político es suplantado por el influencer, el informe es sustituido por un reality show en un juego de delegación de decisiones para que fluya el gusto del público. El muñeco de cartón tiene una continuidad en los zapatos pantaneros. No es algo nuevo, es repetición de un gift que ya fue presentado con los zapatos rojos del antecesor, pues los asesores de imagen son los mismos. La estrategia va más allá de la banalización de la política, hasta su vaciamiento. La prestidigitación de las imágenes y los sonidos, para que la suplantación sea vista como magia divertida.

“La estrategia de aceptar lo inconmensurable y lo insensato sin hacer cuestionamientos fue siempre la técnica ejemplar de la sanidad, y es una estrategia con un rol específico dentro del capitalismo tardío, en el que todo lo que alguna vez fue puede retocarse rápidamente, en el que la construcción y destrucción de ficciones sociales funciona a la velocidad de la producción y distribución de mercancías.” (Fisher, 2018, pág. 92)

Y si miramos las redes y las críticas de los opositores vemos realizado el propósito del espectáculo.

Las críticas se han quedado en la formas y se elude el contenido y, sobre todo, los silencios. Como en el juego del inconsciente, lo más importante es lo que no se dice, lo que no se puede decir. Y sin embargo, allí está el contenido, la representación y el deseo.

La Matrix ya no sólo nos entrega el mensaje, sino su símbolo, el nuevo tótem. Ya no le interesa decirnos qué pensar, sino qué tenemos que ver, sentir y desear. Según Antonio Ricaurte, “No importa lo que haya dicho, en la vida lo  que importan son las imágenes y la percepción. Noboa maneja bien las imágenes y la percepción de la gente (60 % de la población, piensa que Noboa tiene buena imagen y que hace bien las cosas).”  Una vuelta de tuerca a la antigua aseveración “el medio es el mensaje” (Marshal & Fiore, 2020), ahora “el mensaje es el mensaje”, la tiktokización de la política. 

En el Episodio 9 de Tercera época de Borgen, la serie danesa sobre el poder, hay una batalla entre Torben, el viejo periodista, director de noticias de TV1, el canal público, y Alex, el joven director del canal,  sobre el formato de los noticieros políticos y los debates de los candidatos presidenciales. Torben argumenta que el papel del noticiero es presentar los hechos veraces para que el espectador pueda generar su propio juicio crítico, la clave es la veracidad. Alex, el jefe, critica los programas aburridos, los tiempos han cambiado, la clave no está en lo que se dice, sino en el número de likes que recibe, la fidelidad. Para ello hay que ir a un formato que entretenga y que entregue los relatos simplificados. La competencia con TV2, el canal privado, está en el rating y en las adhesiones. El secreto es el espectáculo, con duración corta, para retener por un momento la mirada del televidente. El Informe presidencial de Noboa sigue los consejos de Alex, un mensaje breve, divertido, dirigido a un público (¿joven?)que no busca la veracidad, sino la diversión. 

El esfuerzo primero del Informe es crear un nuevo relato, el nuevo Ecuador; para ello se requiere un corte simbólico del tiempo genesial. Desaparece la memoria histórica, el simbolismo patriótico del 24 de mayo se convierte en una fecha para el olvido. Lo trascendente es que “202 años más tarde, nos encontramos nuevamente en una batalla contra un enemigo peligroso, cuyas armas son la violencia, la corrupción y el caos.” El intento pasa por convertir el 9 de enero de 2024 en la fecha inaugural: el momento del mayor riesgo, el espectáculo de la toma del Canal 10TV por un grupo de “terroristas”, como inicio de un “golpe de Estado”.  “El 9 de enero de 2024 es una fecha que el país nunca podrá olvidar. Fue la tarde donde, como ecuatorianos, vivimos el alcance del horror que tenía el terrorismo en nuestro país. Y hoy, después de varias informaciones y haber desmaterializado ciertos dispositivos, vemos que inclusive había un intento de golpe de Estado.”

Foto: Presidencia de la República

Pero es un hecho tan insignificante, que hay que rodearlo de un ambiente virtual, auditivo y musical, que dirija la emoción del público. En realidad la prótesis de los zapatos para compensar el sentimiento de enanidad física, se asienta en la comedia del delirio de grandeza para convertir en historia un hecho banal. La real tragedia está en los asesinatos, los secuestros, las vacunas, la muerte, pero no pueden aparecer los males, es el tiempo de la levedad del bien. El discurso es sustituido por el flujo de los deseos. El reality show del 24 de mayo se alinea con el propósito propagandístico de la candidatura presidencial en el nuevo período electoral. La movilización previa de masas protegidas por el muñeco de cartón se convierte en la prueba de la popularidad del nuevo partido, ADN, las siglas del nombre del Presidente, Azin Daniel Noboa, la figura de la madre al frente. La repetición de las otras siglas, RC, en un gift narcisista. La repetición del partido de Estado, formado desde la nueva clientela estatal.

El secreto es jugar con los deseos de las masas. ¿Acaso no queremos que sea verdad que la inseguridad y la violencia ya hayan sido resueltas, o al menos contenidas? En el fondo sabemos que es una falsedad, pero el Estado no puede confesar su derrota, y tampoco la masa puede aceptar que todo ha fracasado, la esperanza final en la actuación de las Fuerzas Armadas. La misma fe que llevó a la mayoría a respaldar el SÍ en la Consulta en las preguntas sobre la seguridad. Después del show de Metátasis, de Purga, y del silencio del León de Troya y del Gran Padrino, el poder del capital criminal y del narcotráfico no ha sido afectado; al fin y al cabo, los altos mandos operan por encima de las fronteras físicas del territorio nacional, y por encima de los límites normativos de la justicia.

El poder de la palabra ha perdido fuerza, el verbo ya no se hace carne. La luz de la verdad anunciada por el Iluminismo en la primera modernidad ya no es suficiente, la verdad ya no es suficiente para hacernos libres.

La espectacularización del Informe se funda en la brecha del montaje respecto a los datos de la realidad; la base es una racionalidad cínica que no está interesada por la verdad, pues la crea a medida del poder. Por ello no es suficiente demostrar la falsedad o la parcialidad de los datos, pues el marketing funciona por simplificación de la realidad centrando la mirada en un determinado aspecto interesado, que se convierte en el sentido de la totalidad.

El poder de la palabra ha perdido fuerza, el verbo ya no se hace carne. La luz de la verdad anunciada por el Iluminismo en la primera modernidad ya no es suficiente, la verdad ya no es suficiente para hacernos libres. El capitalismo tardío ha hecho realidad el anuncio nietzscheano de la voluntad de poder, banalizándolo.

El enunciado genérico de que “mejoramos las condiciones de vida de los ecuatorianos, especialmente de aquellos que por décadas fueron olvidados…mejoramos el acceso equitativo y oportuno, a la educación, al empleo, al emprendimiento, a la vivienda, a la tecnología, a la cultura, a la recreación; en definitiva, a una vida digna, de calidad”, es la prueba del nuevo Ecuador. No importa la contradicción con las cifras oficiales.

El Informe Presidencial dice: “se han creado 105 000 plazas de empleo joven”. El INEC señala que el empleo adecuado cayó del 34,7% en enero 2024 a 33,6% en abril; y que el subempleo subió del 20,4% al 21,1% en el mismo período. Variaciones, sin tomar en cuenta la nueva oleada migratoria que está experimentando Ecuador, similar a la de la crisis bancaria de 1998-2000: en 2023 se estima que migraron 68 mil ecuatorianos, y esta tendencia se mantiene en el 2024. En enero el número de afiliados al IESS era 3’188.009, y en abril, 3’198.629; es decir un incremento de 10.620 afiliados.

El acento está en la voluntad. “En estos seis meses, tuvimos que tomar decisiones duras y profundas que nadie se había arriesgado a tomar antes, pero que eran necesarias.” El enganche sigue siendo la seguridad: “Hemos aplicado, también, medidas de seguridad con determinación.”

El silencio sobre Olón y Palo Quemado, los lugares en donde la resistencia campesina pudo detener la invasión de tierras comunales y destapar el antiguo interés oligárquico de una figura nueva del poder. El silencio sobre las Consultas de Cuenca, del Yasuní y del Chocó, que defienden la vida y la biodiversidad.

Todavía puede explotar por un tiempo el miedo de la gente y el prestigio de las Fuerzas Armadas, para su estrategia de shock blando: el aplauso para los héroes que están en la calles. La inflación de los datos para mostrar la firmeza de los actos: 126.251 operativos, sacamos de las calles a 34.952 presuntos delincuentes, aunque luego se hayan esfumado. Se han reducido las muertes violentas en el 27%. Pero empieza a crecer en la población la preocupación por el recrudecimiento de nuevas formas de violencia, los secuestros, las vacunas, la crónica de un fracaso anunciado ante un problema estructural, del capital criminal y el narcotráfico, que requiere una respuesta integral.

Y sin embargo la disputa de sentido parte del propio discurso, de las confesiones indeseadas y de los silencios calculados. La confesión de que “el éxito que significó aprobar cinco leyes económicas urgentes, la Ley de eficiencia económica y generación de empleo, la Ley de competitividad energética, la Ley de extinción de dominio, la Ley de Turismo y la Ley para enfrentar el conflicto armado interno, crisis social y económica”, se debió al apoyo del acuerdo tripartito Gobierno-PSC-RC; el intento de constituir un bloque en el poder encabezado por el capital rentista, sobre todo agroexportador y extractivista, el capital financiero, con una presencia creciente del capital criminal. La verdad del modelo económico está en esas cinco leyes festejadas. Aunque la prueba del éxito está en la aprobación internacional: reducción de 1.000 puntos del riesgo país.

Dos silencios claves: la ausencia del mundo, la carencia de política internacional ante un mundo en guerra y una civilización en transición. El sentido aldeano, la pequeña política como campo de disputa.

Y el silencio sobre el gran ausente, la sociedad que lucha y que ha detenido algunos aspectos claves del proyecto dominante. El silencio sobre Olón y Palo Quemado, los lugares en donde la resistencia campesina pudo detener la invasión de tierras comunales y destapar el antiguo interés oligárquico de una figura nueva del poder. El silencio sobre las consultas de Cuenca, del Yasuní y del Chocó, que defienden la vida y la biodiversidad.

No es suficiente la denuncia, porque ahora el engranaje está en el manejo de la verdad desde la voluntad de dominio. El reto es construir un relato, un sueño que congregue las voluntad de los de abajo, los que necesitan cambios de fondo y no sólo de formas.

Hay una línea de partida: el resultado más importante de la Consulta es la emergencia de una corriente autónoma en torno al NO en las preguntas programáticas sobre el arbitraje internacional y el trabajo por horas, una corriente que toma distancia de los dos polos, el gobierno y el correismo y busca, todavía a tientas, un camino propio, de cara a los temas fundamentales de la producción y el empleo, la aspiración de una paz duradera.

Trabajos citados:

Fisher, M. (2018). Realismo capitalista ¿No hay alternativa? (Primera edición. Tercera reimperesión ed.). Buenos Aires: Caja Negra. Obtenido de https://monoskop.org/images/4/47/Fisher_Mark_Realismo_Capitalista_No_hay...

Marshal, M., & Fiore, Q. (2020). El medio es el mensaje. España: Ediciones Paidós.

Ricaurte, A. (26 de Mayo de 2024). Breve análisis del informe del Presidente. La Hora. Obtenido de https://www.lahora.com.ec/editorial/columnistas-nacionales/antonio-ricau...

GALERÍA
¿Informe presidencial o reality show?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Daniel Noboa: la estrategia del anzuelo
Gustavo Isch
Daniel Noboa, el rico heredero que retoma los intentos de su padre para ser presidente
Fermín Vaca Santacruz
Los ladrones del bronce pululan por la Plaza Grande
Redacción Plan V
Un Presidente sin filtro sale a la caza del voto joven de centroizquierda
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Criminales colombianos y ecuatorianos extienden su violenta influencia por la Amazonía
Por Plan V y Amazon Underworld *
Última hora: se cancela la risa y la lectura en Quito
Redacción Plan V
"Falta que el gobierno de Daniel Noboa se atreva a golpear a gente poderosa"
Susana Morán
¿Se desinfla una opción política para Guayaquil?
Redacción Plan V