Back to top
10 de Enero del 2021
Historias
Lectura: 13 minutos
10 de Enero del 2021
Juan Carlos Calderón

Director de Plan V, periodista de investigación, coautor del libro El Gran Hermano. 

Juan Fernando Velasco: "planteo conversar con todos los sectores y construir en conjunto"
0

Foto: Luis Argüello. Archivo PlanV

 

El candidato "oficialista" se desmarca de políticas del gobierno y critica el fracaso de los créditos anunciados para la reactivación, o la cantidad de trámites y requisitos que se imponen desde el Estado a los ciudadanos. Denuncia corrupción en la banca pública y dice que impulsará las industrias culturales.



Como buen hijo del arte y de la cultura, Juan Fernando Velasco, hasta hace poco ministro de cultura (por 15 meses) del gobierno de Moreno, y reconocido cantautor con alcance internacional, se enfoca en una economía que impulse las industrias culturales, "como ya lo hicimos en el ministerio". Pero también cuestiona a la banca pública y su falta de políticas para reactivar al país, denuncia corrupción y sobrerrequisitos en la entrega de créditos. Velasco es uno de los pocos candidatos que apoyan abiertamente la legalización del aborto y dice que hay que defender el derecho a la vida de las mujeres. Este es el diálogo con Plan V.

¿Cómo mira usted la posibilidad de su candidatura, luego de haber empezado la campaña?

Nunca he hecho campaña política ni he aspirado antes a cargo político alguno, de elección popular. Por lo tanto no puedo comparar con otras campañas. Lo que me sorprende es el nivel de desconección y desinterés de la ciudadanía con el proceso electoral. Hay un hartazgo evidente en la gente con respecto a la clase política, al gobierno, al Estado, al ofrecimiento, al proselitismo. Esto se ve reflejado en las encuestas. Dependiendo de la encuestadora, hay entre 60% y 70% de indecisos. Esto agravado con la situación del CNE que no ha ayudado tampoco a que haya un mensaje claro a la ciudadanía con respecto a la solidez de los procesos. Hasta el último momento la papeleta no estuvo cerrada, las impugnaciones, las demandas... Todo esto en un clima de pandemia y restricciones a la movilidad. Todo esto genera un clima distinto a las campañas anteriores. Y sobre mis posibilidades, sigo pensando que la gente va a decidir en las últimas dos semanas, siempre pasa eso en el Ecuador y el ciudadano apenas se va a interesar cuando le toque ir a votar. Por suerte, para campañas pequeñas como la mía, que no tiene un financimiento robusto, mi campaña se va a centrar en redes sociales, donde la población está conectada y los milennials y centennials tienen un espacio natural. Se va a recorrer el país en situaciones complejas, cierres de campaña o inauguración. 

Los periodos electorales siempre plantean expectativa de cambio, pero las condiciones para los ecuatorianos son muy graves, ¿cuál será la propuesta que de alguna manera genere una esperanza para el votante?

Nuestro eslogan en Piensa nuevo. Y plantea eso: el mismo hecho de que yo no venga de la política, que sea músico, que vengo del arte, es un planteamiento distinto. Yo hablo desde la honestidad, no hago cálculos políticos, no oculto ni doro las cosas; ya se ve el revuelo en redes que causaron algunas de mis declaraciones  y me sorprende porque lo que hice es hablar con la verdad, ser transparente. Solo ese es un cambio en la manera de hacer política: estar dispuesto a hablar con la verdad; entender que hoy por hoy no hay ese líder máximo que tiene todo en la cabeza, que sabe todas las respuestas, que sabe de todo, que impone una idea a una sociedad que controla. Los nuevos líderes políticos deben articular lo que la sociedad quiere. El presidente debe ser un articulador. Planteamos construir de manera participativa, no desde la descalificación, desde la intransigencia ni el fanatismo. En una democracia liberal como la que vivimos, donde hay los tres poderes del Estado, se debe conversar sin acuerdos por debajo de la mesa o consideraciones partidistas, conversar con todos los sectores y construir en conjunto. Ese es el mayor desafío del próximo presidente. 


Foto: Luis Argüello. Archivo PlanV

Entiendo y respeto todas las posiciones que buscan un mundo y un país mejor, los derechos son sinónimo de progreso y defenderlos es parte de nuestra lucha.

De hecho, más de cinco millones de votantes tiene menos de 35 años de edad, y consigo hay una enorme cantidad de expresiones identitarias, nuevas sensibilidades sociales y políticas. El feminismo, el veganismo, el ambientalismo, el animalismo.

Entiendo y respeto todas las posiciones que buscan un mundo y un país mejor, los derechos son sinónimo de progreso y defenderlos es parte de nuestra lucha. Pero no me creo mucho de que sobre todo los milenials y los centenials son iguales en todo el mundo, y piensan lo mismo sobre estos temas.  Creo que los jóvenes ecuatorianos tienen su propia comprensión de estos fenómenos, el aborto por ejemplo.

Argentina acaba de legalizar el aborto, gracias al empuje del feminismo, ¿apoyaría la legalización del aborto?

Uno, como funcionario público, ministro o presidente, lo que tiene que hacer es no poner por encima de su función sus creencias personales, religiosas o morales, y entender en qué contexto se habla. Cuando se habla sobre el aborto hay que entender que hay una gran cantidad de mujeres que mueren porque el Estado las pone en una situación sin salida, en la cual no se las protege en ninguna circunstancia. Lo que hay que buscar es la solución a esta realidad: la de las mujeres muriendo. No quiere decir que uno sea pro aborto o en contra. Quiere decir que la discusión debe centrarse en los derechos humanos de las mujeres. Cuando olvidamos que este es una Estado laico, que las leyes se hacen desde la construcción de una moral de la Iglesia, es cuando uno se pierde en el camino de brindar protección a los ciudadanos. 

Pero enfáticamente, apoyaría una ley de legalización del aborto. 

En ciertas condiciones hay que proteger la vida del feto, pero no podemos olvidarnos de la vida de las mujeres. Hay que defender los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres y es una discusión que debe de ser liderada por las mujeres. Son sus cuerpos.

En Ecuador siempre se vota en contra de alguien o algo. El  hecho de haber sido ministro del Gobierno, ¿no es una desventaja para usted? Todos los candidatos coinciden en atacar al gobierno de turno.

Me parece que al contrario. El paso por el servicio público siempre es relevante. Cuando se habla de las caracterísiticas que debe tener un presidente la gente dice que tiene que ser formado. ¿Formado en qué? ¿Tiene que ser economista, abogado, experto en ambiente, turismo, energía, agricultura? ¿En qué, por dónde le entras? Me parece que una de las cualidades de un presidente es la capacidad para generar consensos. La capacidad de entender que goberno no es responder frente a la descalificación de cualquiera que te critique y eso es a lo que nos ha acostumbrado la clase politica: si me criticas eres mi enemigo. ¿Cómo construir país de esa menera? Hay una segunda consideración y es tener experiencia en lo público, y las herramientas y comprensión que me dejó el haber sido ministro de Cultura por 15 meses, y sobre todo haberme enfrentado a ese mito: lo público no puede solucionarlo todo o mejor dicho nada. Bueno, nosotros cambiamos la gran mayoría de cosas que nos propusimos, y que eran fundamentales para el arte y la cultura, en un tiempo pequeño, con voluntad de trabajo, con un gran equipo profesional. Hay que entender cómo funciona el Estado.


Fotos: Cortesía Juan Fernando Velasco

Lo que hay que buscar es la solución a esta realidad: la de las mujeres muriendo. No quiere decir que uno sea pro aborto o en contra. Quiere decir que la discusión debe centrarse en los derechos humanos de las mujeres.

Atravesamos la situación más compleja que ha visto nuestro país. El tema de la pandemia es una una gran piedra sobre el país. Es un problema mundial y ni las grandes potencias han podido con él y están asustadas. Tuvimos una reunión con los especialistas de la Universidad John Hopkins y les preguntamos cuánto tiempo durará esto, y la respuesta es que, a pesar de las vacunas, este año la crisis permanecerá. La capacidad de producción de vacunas es limitada. Hay que inmunizar al 75% de la humanidad. Y la producción mundial no llega al 25% de la población. Y los países más ricos han captado casi todas las vacunas. Pero es un problema a resolver y como todos los problemas requiere sentido común, decisión política y capacidad de gestión. ¿Cómo pretender que el país se reactive si siguen los mismos trámites, impuestos, corrupción, barreras de todo tipo? El principal enemigo para la reactivación es el propio Estado; llena al ciudadano de requisitos e impuestos aún antes de empezar a producir. Se han dado casos que la gente ha buscado créditos en la banca pública, programas del Gobierno, pero le niegan el préstamo porque adeuda el pago del celular. Se debe hacer una moratoria del requisito del buró de crédito, el Ecuador está puesto el freno de mano.

La banca va a decir: tengo la obligación de cuidar los depósitos de los clientes y no puedo hacer una moratoria, porque las deudas tienen que pagarse.

Eso en lo privado, hablo de la banca pública. Es donde se debe invertir, porque si la banca pública baja el costo del dinero, de las comisiones y de los requisitos innecesarios, la banca privada tendrá que acomodarse a esa competencia. De la misma manera que es necesario que venga la banca internacional.

En la pandemia, el actual gobierno dijo que abrió líneas de crédito preferenciales en la banca pública para reactivar pequeños negocios, pero mucha gente no pudo acceder porque los requisitos eran tanto o más rigurosos que la banca privada.

La banca pública debe funcionar correctamente y tiene que facilitar a los clientes el acceso al crédito. Por ejemplo, que se pueda hacerlos virtualmente y no de manera presencial. Acciones concretas y sencillas que permitan acceder a créditos. Desafortunadamente la corrupción ha minado la calidad d ela banca pública. No tienen idea de la cantidad de emprendedores que me dicen que si no van con el billete no le pasan el trámite. Claro, si hay 28 funcionarios para 28 trámites en esa cadena es más fácil encontrarse con un funcionario corrupto. No se puede buscar soluciones mágicas. No se puede solucionar todo solucionando algo. Es todo sistémico, hay que tener políticas claras para cada sector y de manera integral.

Se esperaría que su gobierno sea un innovador en el tema de las política culturales, que permitan generar una industri cultural.

Nosotros llegamos con esa intención al ministerio de cultura y gran parte de las cosas que entonces planteamos están cumplidos. Lamentablemente la pandemia no permite que esos servicios se activen completamnete. IVA cero para las actividades artísticas, estímulos fiscales para los auspicios culturales desde la empresa privada, cero aranceles para la industria cultural... Medidas poderosas que deben reactivar el sector. Una nueva legislación debe pasar por la Asamblea para atraer inversión fílmica al Ecuador. Hacía allá debemos ir. 

[RELA CIONA DAS]

Jóvenes, democracia y elecciones: tareas pendientes
Alfredo Espinosa Rodríguez
Nueva etapa. ¿Nuevas reformas electorales?
Alfredo Espinosa Rodríguez
Las elecciones ecuatorianas del 2021 y el derrumbe de la narrativa correísta
Marc Saint-Upéry
¿Por qué el correísmo aceptó los resultados electorales?
Andrés Jaramillo C.
¿El correísmo ha muerto?
Gabriel Hidalgo Andrade
GALERÍA
Juan Fernando Velasco: "planteo conversar con todos los sectores y construir en conjunto"
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La República del Sagrado Corazón: una devoción con proyecto político
Fermín Vaca Santacruz
El caso ISSPOL: ¿la Fiscalía cerca a los "peces gordos"?
Redacción Plan V
Josefina Tunki and women human rights defenders attacked by mining companies and the Ecuadorian State
Susana Morán
LGBTI: 40 años en pandemia y sin acceso a la educación
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Josefina Tunki y las defensoras atacadas por las mineras y el Estado ecuatoriano
Susana Morán
Aeroregional suspende sus vuelos desde Latacunga hacia México
Redacción Plan V
Ecuador: así es la "cacería" de vacunas y cuáles son sus causas
Redacción Plan V
"Las vacunas no tienen ideología": Juan Carlos Holguín
Fermín Vaca Santacruz