Back to top
1 de Agosto del 2023
Historias
Lectura: 15 minutos
1 de Agosto del 2023
Fermín Vaca Santacruz
La muerte de Agustín Intriago podría abrir la puerta a la violencia política en Ecuador
0

Los Bomberos de Manta hicieron una guardia de honor ante el catafalco del alcalde de ese puerto, Agustín Intriago, asesinado por sicarios.  (Foto AP/Dolores Ochoa) (Dolores Ochoa / Associated Press)

 

El crimen del ex alcalde de Manta podría dar paso a nuevos crímenes de naturaleza política, que no se han visto en el país desde el fin de las dictaduras militares. Para Daniel Pontón, experto en seguridad, la violencia actual podría afectar lo que queda de la campaña exprés. María Fernanda Noboa sostiene que es necesario un nuevo enfoque sobre la seguridad y más propuestas de los candidatos.

El crimen del ex alcalde de Manta, Agustín Intriago, asesinado por sicarios mientras visitaba un barrio popular de la ciudad portuaria, disparó las alarmas en las campañas, a pocas semanas de que concluya la campaña en las elecciones exprés. 

Aunque aún no se conocen los motivos del crimen, varias de las campañas tomaron medidas especiales de seguridad con miras al tramo final del proceso electoral, tomando en cuenta que ya solo quedan 18 días y que las votaciones serán el próximo domingo 20 de agosto.

En el país no se han registrado asesinatos de candidatos presidenciales, y la última muerte violenta de un líder nacional fue la de ex diputado Jaime Hurtado (MPD) asesinado junto a dos acompañantes en febrero de 1999, frente al antiguo Palacio de Justicia en el centro de Quito, por un sicario colombiano contratado por una mafia local.

La reacción inmediata ante el crimen de por lo menos tres de los ocho candidatos fue suspender sus recorridos y caravanas, sobre todo en el interior del país y en las provincias más peligrosas en la Costa. Los candidatos Otto Sonnenholzner, Yaku Pérez y Jan Topic anunciaron que no realizarían actos de campaña, pero la dinámica política los obligó a revisar la decisión y retormar recorridos. Ni Pérez, ni Topic, Ni Sonnenholzner cuentan con resguardo especial de la Policía, pero los dos primeros sí tienen su propio esquema de seguridad privada. 

De su lado, el candidato Fernando Villavicencio, quien cuenta con seguridad proporcionada por la Policía Nacional, varios de cuyos efectivos le acompañan en sus desplazamientos, estuvo en Esmeraldas en momento en que terroristas de la mafia realizaron atentados como quemar buses y vehículos y poner bombas en las estaciones de servicio. 

Villavicencio dijo que dejar de hacer campaña sería "cobardía" y continuó sus desplazamientos. Foto Facebook de Fernando Villavicencio

En la campaña correísta, Luisa González también cuenta con su equipo de seguridad privada, al igual que Daniel Noboa del movimiento ADN, mientras que Bolívar Armijos y Xavier Hervas son acompañados por sus simpatizantes. 

Según fuentes de algunas campañas consultadas por este portal, además del esquema de seguridad habitual, ellos contratan refuerzos adicionales de guardaespaldas cuando realizan recorridos en zonas conflictivas, sobre todo en las provincias de la Costa como Los Ríos, Manabí y Esmeraldas.

Aunque el Consejo Nacional Electoral, tras la polémica por el uso de recursos públicos para proteger a Villavicencio, propuso que la Policía custodie a todos los candidatos, la mayoría de ellos declinó tal resguardo, prefiriendo confiar en sus propios anillos de seguridad.

Hace pocas horas, Fernando Villavicencio denunció amenazas de grupos a los que identificó como "mafias" que estarían intentando atentar contra él, pero ninguno de los otros candidatos ha mencionado un caso similar.

En el correísmo, se desconfía de la Policía al extremo que el ex presidente Rafael Correa ha denunciado supuestas acciones de intercepción y espionaje digital realizadas en contra de sus simpatizantes, y la presencia de oficiales en activo del entorno del ex comandante y candidato de Construye, Patricio Carrillo, en este tipo de operaciones de inteligencia política.

La primera semana tras el crimen de Intriago, y ante la imposibilidad de dejar de hacer campaña, tanto Pérez como Topic y Sonnenholzner retomaron su agenda pública, pero al igual que la mayoría de los postulantes, prefierieron evitar la Costa, enfocarse en la Sierra y realizar actividades con aforo controlado en Quito, Guayaquil y Cuenca. Solo Daniel Noboa se adentró en Manabí, en donde tuvo actividades como recorridos y algunas concentraciones. Para el 2 de agosto, Topic anunció su propio recorrido por el centro de Esmeraldas. 

La violencia es un mensaje a las campañas

Para la experta en temas de seguridad y catedrática universitaria, María Fernanda Noboa, puede haber un impacto directo del crimen de Intriago en lo que queda de la campaña electoral, pues se está mandando un mensaje a los candidatos tanto a la Presidencia cuanto a la Asamblea Nacional. El crimen de Intriago pone en evidencia las vulnerabilidades para la custodia de los candidatos y de las autoridades electasy estas no están siendo atendidas, precisó.

María Fernanda Noboa es catedrática universitaria y experta en seguridad. Foto: Edwin Calahorrano. Archivo

Noboa sostiene que dispositivos de seguridad permanente para todos los candidatos y sus familias tendrían un alto costo, pero hay candidatos que sienten que no van a ser blancos de ataques. Sin embargo, la criminalidad organizada ya no mide las consecuencias de atacar a funcionarios, hacerlo en lugares públicos o emplear sicarios profesionales que realizan tareas de inteligencia previa sobre sus blancos, lo que implica un alto nivel de riesgo.

"Hay una mutación de las capacidades de la criminalidad mientras que en el Estado no hay anticipación estratégica, inteligencia y alertas tempranas", explica la catedrática, por lo que las respuestas son coyunturales. 

Para Noboa, los actuales candidatos no deberían sentirse tan seguros, pues estos actos de violencia podrían afectarlos, advierte la académica. Hay aspectos que se juegan en las nuevas elecciones y con lo que será un cambio de gobierno que están en la mira de las mafias, explica Noboa, como la penetración en aspectos como negocios ilícitos en compras y manejos de recursos del Estado, lo que evidencia móviles para actuar de la mafia sobre las campañas.

Pero en ese escenario, la experta destaca que mucha de la criminalidad local la manejan los capos desde las cárceles, y en las campañas no se está hablando de un modelo carcelario ni de personal especializado para el control de las cárceles. Sostuvo que es necesario limpiar el sistema penitenciario y que debe haber un cuerpo especializado de agentes penintenciarios.

Noboa advierte que los candidatos están mirando la problemática de seguridad con acciones puntuales para una gestión de año y medio, pero que no van a lograr soluciones de fondo a las problemáticas, pues se requieren acciones de largo plazo y coordinación política verdadera. La catedrática precisó que el Ecuador va hacia un Estado criminalizado, pero no "narcoestado" pues los narcotraficantes aún no toman el pleno control de las decisiones del poder político. 

  ENTREVISTA  

Daniel Pontón, experto en seguridad

"La violencia puede afectar a la democracia"

¿Cómo interpretar el crimen del ex alcalde de Manta Agustín Intriago?

Es extremadamente grave, y es parte de una práctica que ya había ocurrido con alcaldes de localidades pequeñas pero nunca antes con uno en una ciudad del tamaño de Manta. Manta ha estado azotada por el narcotráfico desde hace varios años, pero el Gobierno tiene que tratar de resolver no solamente a nivel de autores materiales sino también de los intelectuales, pues es claro que ese tipo de crímenes requieren un profunda investigación, que permita desentrañar especulaciones sobre posibles nexos con el narcotráfico de Intriago que también desdicen de su imagen. 

Hubo un debate hace varias semanas sobre si los candidatos debían tener o no seguridad policial. ¿Este hecho violento puede afectar a la campaña?

Dar seguridad a todas las autoridades es imposible y es necesario hacer un trabajo focalizado sobre perfiles de riesgos. El Estado debe dar garantías de seguridad a los candidatos. La campaña ya está marcada por la violencia y el temor. Creo que el Estado y la sociedad en su conjunto deben pensar seriamente en cómo afectar un problema que puede afectar la democracia.

Se debe pensar en serias reformas políticas y de seguridad, la política debe tener una nueva visión y es necesario evitar que la violencia siga escalando. Se debe plantear la protección a las autoridades seccionales electas.

Se evidenciaron conflictos en las cárceles, ataques a gasolineras, incendio de vehículos. ¿Se busca afectar la campaña desde la mafia o es una coincidencia?

No tengo elementos para establecer una relación entre lo ocurrido con Intriago y la situación en las cárceles. El alcalde puede haber sido una víctima del crimen organizado, y la violencia en las cárceles tienen relación con una disputa criminal que es de dominio público. Se había logrado pacificar las cárceles durante nueve meses y ahora ha ocurrido otra masacre y las mismas fallas desde el Estado. No creo que se pueda asociar estos hechos con la situación política. 

Tres campañas anunciaron que iban a suspender sus campaña por seguridad, ¿qué mensaje mandaron con eso?

El territorio está en disputa entre el correísmo y las otras fuerzas. Pero es necesario que los días que quedan de campaña se puedan desarrollar con la mayor normalidad posible. Lo que está en juego es la democracia. 

¿Cómo podría cambiar la campaña a raíz de estos sucesos? ¿Se privilegiará lo virtual?

Es posible que se focalice en redes sociales y en mecanismos no territoriales. Hay recomendaciones de expertos recomiendan evitar el contacto con el territorio, aunque no en todo el país hay esos niveles de riesgo. Es posible que la campaña se focalice en zonas más seguras y donde haya disputas por el voto como en la Sierra centro y con una mayor presencia en redes sociales. 

En las ciudades de la Sierra parece mantenerse mejores condiciones de seguridad que en la Costa. ¿Los candidatos irán a zonas más seguras?

Creo que eso va a ocurrir, no se van a arriesgar en Esmeraldas, Manabí, Durán o ciertas zonas de Guayaquil. En los planes de gobierno hay cuestiones muy generales, frente a los eventos que ocurren debe haber conciencia de que el nuevo gobierno tendrá que lidiar con un fenómeno muy complejo que desborda la política de la polarización. Se debe buscar una tregua para no politizar los temas de seguridad. 

¿Qué balance se puede hacer de los dos años de Guillermo Lasso en materia de seguridad?

Lasso ha sido fiasco en todos los aspectos. Hay déficit en todos los frentes y vemos un crecimiento de la violencia, de secuestros, de extorsión, no han avanzado un ápice en las cárceles, es un gobierno totalmente fallido que ha vendido diagnósticos pero no corrigió problemas estructurales.

También han dejado un blindaje legal para la Policía y el Ejército y la receta de la militarización como solución para todo, esto está siendo retomado en algunas campañas, ¿qué impacto inmediato tendrá esto?

La nueva Ley de Uso Progresivo de la Fuerza es una buena ley, pero el nuevo gobierno puede reformar el reglamento dictado por eso.

No sé si hay realmente un blindaje que la Policía ha buscado de manera tozuda y que suena mal en un contexto democrático, porque siempre las fuerzas del orden deben estar sometidas al escrutinio público.

La militarización ha sido solo un efecto placebo, con operativos pomposos sin incidencia real sobre lo que está pasando. Si hay candidatos que insiste en ello les van a reprochar la misma estrategia que no está dando resultados, como los estados de excepción. Se debe pensar en un nuevo modelo de gestión en la Policía.

¿Qué temas recomienda a los candidatos en su discurso sobre seguridad?

Dos líneas: la primera es sentar las bases de una nueva gestión de la seguridad. Lenin Moreno destruyó todo el sistema de seguridad con la premisa de que era malo todo lo del correísmo y había que desmontarlo y el país ha pagado las consecuencias, porque era una gestión del Estado y no del gobierno de Correa. Se debe reinstitucionalizar la seguridad, buscar financiamientos para la logística policial, un modelo de gestión de las cárceles, bases políticas y gobernanza de seguridad.

Es necesaria una agenda de reforma legal que plantee las urgencias en el tema y hay un tema ético: los candidatos deben analizar qué ha ocurrido en las cárceles, donde hay impunidad e irresponsabilidad. Esto no es que es producto del azar sino de una negligencia sistemática del Estado en las cárceles.

¿Se debe tomar distancia de la agenda de seguridad de Estados Unidos y diseñar una propia?

Creo que los candidatos tienen distintas visiones, pero yo comparto una visión soberanista, no hay que ser enemigos de la cooperación, pero si el presidente le pregunta al embajador de Estados Unidos a quién pone de ministro y qué decisiones toma estamos en graves problemas.

Ecuador debe tomar sus propias decisiones y sumar colaboradores, la cooperación internacional no nos va a solucionar nuestros problemas, eso es lo que Lasso nunca comprendió. 

GALERÍA
La muerte de Agustín Intriago podría abrir la puerta a la violencia política en Ecuador
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La estatal Petroecuador en un dilema técnico y administrativo
Redacción Plan V
¿Por qué Carlos Pólit pide un nuevo juicio a la Corte de Miami?
Susana Morán
El superintendente de Competencia, en la mira de los actores económicos
Redacción Plan V
Ministerio de la Mujer: el Gobierno perdió el round en la guerra cultural
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Entre el Hotel Quito y Oloncito
Consuelo Albornoz Tinajero
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
!Ay, Pame! o de la impudicia
Fernando López Milán