Back to top
16 de Febrero del 2020
Historias
Lectura: 25 minutos
16 de Febrero del 2020
Fermín Vaca Santacruz
La visita de Lenin Moreno a Donald Trump: así operó el "efecto Baki"
0

 

Foto: Presidencia de la República

En la Oficina Oval de la Casa Blanca, el presidente Donald Trump recibió al presidente del Ecuador, Lenin Moreno. Los acompañaron sus esposas. 

 

De una relación fría y distante durante el Gobierno de Rafael Correa, el Ecuador consolida su proceso de acercamiento a la órbita norteamericana con la visita del presidente Lenin Moreno a Washington. Aunque la tendencia ya había sido iniciada durante la gestión de ex embajador Francisco Carrión, el "efecto Baki" es destacado desde el interior de la Cancillería. Las perspectivas de la relación dependerán del rumbo que tome el nuevo Gobierno que asume en 2021.

Los principales logros -desde la óptica de Estados Unidos- de la visita del presidente Lenin Moreno y su comitiva a Washington aparecen en la Declaración Conjunta que, en inglés, hizo pública la Casa Blanca, luego de la reunión de ambos mandatarios. "El presidente Trump reconoció a Ecuador como la "Puerta de los Andes" que ayudará a fomentar una relación mutuamente beneficiosa para la región. Los dos líderes discutieron el papel de liderazgo de Ecuador en el avance de la seguridad, la prosperidad y la democracia en el hemisferio occidental", dijo la Casa Blanca.

Muchos de los ejes de la visita ya habían sido trazados durante la gestión del ex embajador Francisco Carrión, quien en una entrevista con PLANV había anticipado de la recuperación de la confianza entre Ecuador y Estados Unidos y de diálogos en aspectos como seguridad, defensa, comercio exterior y extradiciones de ex funcionarios perseguidos por presunta corrupción.

Pero la salida de Carrión, quien abrió una polémica sobre la falta de un marco legal para que dos aviones de Estados Unidos realicen patrullajes antidrogas, dio inicio a una nueva época en la mansión de 1922 que alberga a la Embajada del Ecuador en Washington: la era de Ivonne Baki. 

"El presidente Trump reconoció a Ecuador como la "Puerta de los Andes" que ayudará a fomentar una relación mutuamente beneficiosa para la región", dijo la Casa Blanca. 

Según la Declaración Conjunta, "el presidente Trump aplaudió la administración del presidente Moreno del Ecuador para lograr una transición pacífica y democrática del "socialismo del siglo XXI" a una sociedad democrática centrada en la defensa de los derechos básicos y una economía de libre mercado con una base sólida en el crecimiento y la creación de empleo".

En esa medida, "Estados Unidos continuará apoyando los esfuerzos del presidente Moreno para implementar reformas económicas muy necesarias para fortalecer la economía, equilibrar las finanzas públicas y revivir el crecimiento en Ecuador".

Lo cual ratifica lo que este portal había destacado semanas antes: la transición que hizo Lenín Moreno de un gobierno autoritario y atrabilario como el de Correa, hacia una formalidad democrática y respeto a las libertdades, es visto por Washington como un "modelo" a imitar, y que pudiera ser empleado, con distintos contextos, en la solución del estancado problema venezolano.


Para Trump, el Ecuador de Moreno es "la puerta de los Andes".

Pero no solo de la situación ecuatoriana se habló en la cita, según reseñó la Casa Blanca. Ambos presidentes "discutieron el apoyo al presidente interino Juan Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela y acordaron la importancia de aumentar la presión internacional sobre el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro para poner fin a la crisis actual, restaurar la democracia y proteger los derechos humanos. Además, ambos líderes afirmaron su apoyo al proceso de transición democrática de Bolivia", dos aspectos en los que el Gobierno de Moreno no ha tenido pronunciamientos recientes.

Según la Casa Blanca, también "discutieron el Memorando de Entendimiento Crecimiento en las Américas recientemente firmado que crea nuevas oportunidades para una mayor inversión de los Estados Unidos en energía e infraestructura en Ecuador". En esa medida "el presidente Trump anunció que el Representante de Comercio de los Estados Unidos enviará una delegación de alto nivel del Consejo de Comercio e Inversiones a Ecuador en abril de 2020. Además, el  CEO de la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (DFC), Adam Boehler, visitará Ecuador en los próximos meses para explorar nuevas oportunidades de financiamiento".

"Estados Unidos y Ecuador desarrollarán una hoja de ruta a corto plazo para mejorar nuestra relación comercial bilateral existente basada en un entorno de inversión sólido y un acceso justo al mercado", se explicó. Ambos mandatarios  "se comprometieron a continuar trabajando para fortalecer la cooperación bilateral de seguridad y combatir el crimen transnacional, el narcotráfico, el lavado de dinero, el terrorismo y la corrupción. Agradecemos al Gobierno de Ecuador por firmar el acuerdo del Sistema Automatizado de Orientación-Global que ayudará a fortalecer los controles fronterizos".


La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, muestra el vestíbulo principal de la Casa Blanca a la esposa del presidente ecuatoriano, Rocío de Moreno. Foto: Twitter The White House

En la Declaración Conjunta se destacó que "el presidente Moreno reafirmó su promesa de fortalecer el marco legal y regulatorio para prohibir la discriminación por motivos de sexo con respecto al acceso al crédito, lo cual es consistente con el compromiso del Gobierno de Ecuador de apoyar los objetivos del programa de Desarrollo Global y Prosperidad de las Mujeres (W -GDP). Estados Unidos agradece el apoyo de Ecuador al W-GDP y sus esfuerzos para aumentar el empoderamiento económico de las mujeres en el hemisferio occidental. Además, esperamos reabrir nuestra oficina de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional en Ecuador en marzo de 2020".

"Ambos países esperan trabajar juntos en el comercio, la seguridad y las prioridades regionales y continuar las discusiones en el próximo Diálogo político bilateral ampliado entre Estados Unidos y Ecuador en mayo de 2020", finalizó la Casa Blanca. 

"Ambos países esperan trabajar juntos en el comercio, la seguridad y las prioridades regionales y continuar las discusiones en el próximo Diálogo político bilateral ampliado entre Estados Unidos y Ecuador en mayo de 2020", finalizó la Casa Blanca.

Pero además de esos acuerdos, el Gobierno destacó varios casa adentro. Entre estos, los viajes de por lo menos 500 policías para capacitarse en Estados Unidos, en especial, en delitos cometidos por medio de la internet, pues según el Gobierno, se cometen muchos delitos en el país por medio de las redes sociales y de plataformas. También se busca crear un Centro de Inteligencia Criminal con recursos donados por EE.UU. 

Antes de partir, el presidente Lenin Moreno había anunciado su interés en que más profesores de inglés vengan al país. Por ello, el Cuerpo de Paz  aumentará los voluntarios de 140 a 200, en los próximos dos años.

También se acordó que, en lo comercial,  se reúna en abril el Consejo de Comercio e Inversiones entre Ecuador y Estados Unidos con los máximos funcionarios del representante de Comercio de los Estados Unidos. El interés del gobierno, según se dijo desde el inicio de la gira, es lograr que el  brócoli, las flores, las alcachofas y el atún en funda sean parte del Sistema de Preferencias Arancelarias. Trump también dijo que se podría firmar un tratado de libre comercio similar que su país tiene con Canadá y México, aunque ese detalle no tuvo concresión en la Declaración Conjunta. 

En la cita, que tuvo lugar en el Salón Oval de la Casa Blanca, el presidente Trump dijo que “Analizaremos posibles acuerdos militares, entre ellos uno que permita (a Ecuador) comprar nuestros equipos militares; nosotros de largo fabricamos los mejores en el mundo”, "Ecuador ofrece un buen panorama, con un gran presidente. Solo quiero felicitarlo porque nuestra relación es buena. Él ha logrado un gran progreso”, dijo el mandatario norteamericano. 

El "efecto Baki"

Pero en la Cancillería, se reconoce que la designación de Ivonne Baki, quien se despeñaba como embajadora en Qatar, en la Embajada en Washington fue significativa para lograr la visita del presidente Lenin Moreno a la capital norteamericana. 

Aunque el vicecanciller Cristian Espinosa había destacado que la visita se negociaba desde hace año y medio por lo menos, es decir desde que José Valencia fue nombrado canciller, una fuente de la Cancillería que habló con PLANV a condición del anonimato dijo que, como dijo el vicecanciller Cristian Espinosa  (en radio Democracia, con Francisco Rocha) a veces se necesita, como en el fútbol, "renovar la plantilla".


La rapidez con la que la nueva embajadora, Ivonne Baki (de rojo), fue recibida en Washington sorprendió en la Cancillería ecuatoriana. Foto: Presidencia de la Repúbica

Eso es lo que se hizo con el cambio de Francisco Carrión, un excelente diplomático, dijo la fuente; y volviendo a la metáfora futbolística, señaló que incluso a los centrodelanteros hay que cambiarles a veces, por miles de razones (desde porque están cansados o con gripe o ese día no están ubicándose como siempre en el área de candela). Se admitió en la Cancillería que no fue la señora Baki la que consiguió la importante cita, porque eso no se consigue de un día para el otro, pero el hecho de haberla nombrado "desbloqueó el pedido que estaba hecho de la visita y vino la invitación". 

"Y el cambio se hizo con Ivonne Baki, y no fue ella la que lo consiguió, pero el hecho de haberle nombrado a ella desbloqueó el pedido que estaba hecho de la visita y vino la invitación", dijo un diplomático al comentar sobre el "efecto Baki".

Lo cierto es que, destacan las fuentes diplomáticas, con Ivonne Baki se rompieron todos los récords. Pasaron 20 días entre que se pidió el beneplácito y el día en que presentaron las cartas credenciales. Los EE.UU. se toman, en el mejor de los casos, 30 días para un beneplácito. La velocidad entre el beneplácito y las citas para que presente las copias de las cartas credenciales en el Departamento de Estado (miércoles 5 de febrero) y al presidente Trump (6 de febrero), sorprendió a los observadores.

La rapidez de la gestión de la diplomacia estadounidense en aceptar a Baki resultó un problema para la propia Cancillería Se había considerado que no había inconveniente en que el ex  embajador Francisco Carrión se quede en funciones hasta el 15 de febrero. Ese detalle motivó que la nueva embajadora tuviera que alojarse los primeros días en un hotel, pues la residencia del Embajador no había sido desocupada por Carrión sino hasta el 14 de febrero. 

Las fuentes de la Cancillería destacaron también que la visita fue la culminación de una serie de acercamientos que incluyen las visitas del subsecretario de Estado, Thomas Shannon, del vicepresidente Mike Pence, del secretario de Estado Mike Pompeo, del subsecretario para asuntos polícos David Hale, del director de la AID y la última, la visita del director para América Latina del Consejo de Seguridad Mauricio Claver-Carone.

Para un diplomático consultado por este portal, Claver-Carone "es el hombre más cercano a Trump de todos los mencionados y fue en su visita a Quito que se avanzó muchísimo en esto de la visita. Fue un salto adelante, que terminó destrabándose con el nombramiento de Ivonne Baki". 

La rapidez de la gestión de la diplomacia estadounidense en aceptar a Baki resultó incómoda para la propia Cancillería, pues se había considerado que no había problema que el ex  embajador Francisco Carrión se quede en funciones hasta el 15 de febrero. Ese detalle motivó que la nueva embajadora tuviera que alojarse los primeros días en un hotel.

Sin embargo, del lado ecuatoriano se han dado intensas gestiones para conseguir la cita. El canciller José Valencia ha ido varias veces a Washington, y otros ministros también. La última visita se dio a mediados de diciembre por parte del canciller Valencia y de otros dos ministros al secretario de Estado, Mike Pompeo.También es importante la labor de los embajadores estadounidenses en Quito. Del anterior y del actual, con quien hay excelentes relaciones de trabajo, se dijo en la Cancillería. 

El futuro del acuerdo

Para el decano de Relaciones Internacionales de la Universidad de los Hemisferios, Daniel Crespo, es evidente la influencia de Baki en Washington, pero también hay un escenario de incertidumbre política en el Ecuador que puede condicionar el futuro de los acuerdos. 

Crespo destaca algunos aspectos de la visita del presidente a EE.UU. En primer lugar la cohesión de los cuadros más duros del Gabinete en torno a la visita del presidente, así como la postura del Gobierno de lograr reconstruir la relación con Estados Unidos. "Hay un viraje muy claro para reactivar las relaciones con Estados Unidos. No se puede cuestionar la capacidad de lobby de Ivonne Baki, pues es un interlocutor directo con Donald Trump. No podemos olvidar que ella es amiga personal del presidente de EE.UU.", asegura.

"Aunque ser un lobbista no es lo mismo que ser diplomático, eso no significa que sean dos cosas contradictorias. Si bien se puede criticar la cuota política de embajadores de este Gobierno, no es menos cierto que se necesitan embajadores que no solo tengan habilitades en el campo diplomático tradicional, sino también una capacidad de maniobra superior para alcanzar objetivos del Estado ecuatoriano. Ivonne Baki es mucho más de lo que sus detractores tratan de ver en ella. Se le ha criticado que no es joven, que ya fue embajadora en Washington, pero no es un problema de edad o de falta de carrera, sino de capacidades. El golpe de efecto de esta visita no es cosa menor: apenas en una semana han recibido al presidente del Ecuador". 

Para Crespo, el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, maneja un doctrina de seguridad nacional muy similar a la que estaba en boga en el país en los noventa, que también se evidencia en algunas declaraciones de la ministra de Gobierno, María Paula Romo. Se trata de una escuela, de una visión sobre el desarrollo y la seguridad que ha vuelto a retomarse en este Gobierno que se plasmó en programas como Udenor, que tenían marcado ese sello, recuerda el académico. En el caso de Udenor, era evidente el apoyo de Estados Unidos por medio de USAID. 

"Hay que destacar la voluntad política del Gobierno. Pero, casa adentro, este Gobierno totalmente desprestigiado, en un año preelectoral, podría afectar la trascendencia de estos acuerdos", explica. La falta de capital político interno del actual Gobierno podría afectar la posibilidad de un acuerdo comercial con Estados Unidos, estimó Crespo. 

"Hay que destacar la voluntad política del Gobierno. Pero, casa adentro, este Gobierno totalmente desprestigiado, en un año preelectoral, podría afectar la trascendencia de estos acuerdos", explica. La falta de capital político interno del actual Gobierno podría afectar la posibilidad de un acuerdo comercial con Estados Unidos, estimó Crespo.

¿Se podrá concretar esos acuerdos en lo que le resta a este Gobierno? Crespo destaca que hay total incertidumbre sobre quién podría suceder al actual presidente y cuáles serían sus prioridades en política exterior. "Hay un enorme peligro por el desgaste y la falta de legimidad interna de este Gobierno. Sin duda que habrá candidatos que podrían atacar estos esfuerzos, mientras otros podrían darle continuidad al proceso. El panorama es tremendamente volátil y seguramente eso es tomado en cuenta por los funcionarios de Estados Unidos", asegura el catedrático. 

Para Crespo, el precandidato a la presidencia que estaría más cercano a la forma en la que se toma esta relación con Estados Unidos, sería Guillermo Lasso, mientras que un eventual candidato como Jaime Vargas sin duda tomará distancia de este acuerdo. 

"Habrá que ver si se concretan cosas como el Consejo de Comercio e Inversiones, si esas reuniones se dan estaríamos ante resultados concretos", finalizó Crespo. 

Una misión política y comercial

La rapidez con que el presidente Donald Trump decidió recibir al presidente Moreno tomó a todos por sorpresa. Se preparó el viaje con una comitiva conformada por los ministros de Relaciones Exteriores, José Valencia, de  Comercio Exterior, Iván Ontaneda, de Finanzas, Richard Martínez,  de Agricultura, Xavier Lazo, de Defensa, Oswaldo Jarrín, de Gobierno María Paula Romo y por el secretario de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán. Al presidente acompañaron también su esposa, Rocío de Moreno, y su asistente personal, el ex militar Fredy Miño, quien empuja la silla de ruedas y tiene cargo de Consejero de Gobierno 3 en el Palacio. 


Empresarios de Estados Unidos y Ecuador mantuvieron varias reuniones durante la visita. 

Algunos de ellos partieron a bordo del avión presidencial, FAE 052, que aterrizó en la plataforma de la Base Aérea Andrews, en las afueras de la capital norteamericana. Ahí esperaba Ivonne Baki, quien lucía un grueso abrigo negro -es invierno en Estados Unidos- y un gran sombrero del mismo color, así como el canciller Valencia, quien se había adelantado. 

Luego se trasladaron al hotel St. Regis, ubicado a tres cuadras de la Casa Blanca, en el 923 de las calles 16 y K cuyas habitaciones cuestan entre USS 350 la más barata hasta USD 7500 la suite presidencial, aunque no se ha podido confirmar en qué tipo de habitación se alojó la comitiva ecuatoriana. 


Varios de los principales empresarios del país se sumaron a la comitiva oficial en Washington. Foto Twitter Gabriela Sommerfeld

Un rápido Fredy Miño sacó de la cajuela la silla de ruedas de Moreno y tomando en brazos al presidente, lo colocó sobre ella justo a tiempo para que salude con Trump. Luego se apartó de la escena, mientras las dos parejas presidenciales saludaban a la prensa.

En la Casa Blanca, el protocolo de una visita oficial se siguió al pie de la letra. Ataviado con un abrigo y con su característica corbata roja, el presidente Trump esperó a Lenin Moreno junto a su esposa, Melania. En la puerta principal del Pórtico Sur, el vehículo oficial estacionó ante dos infantes de Marina de la guardia de honor de la Casa Blanca. Los marines abrieron las puertas del carro y un rápido Fredy Miño sacó de la cajuela la silla de ruedas de Moreno y tomando en brazos al presidente, lo colocó sobre ella justo a tiempo para que salude con Trump. Luego se apartó de la escena, mientras las dos parejas presidenciales saludaban a la prensa.

Los días en el St. Regis

El St. Regis se convirtió en el cuartel general de la comitiva. Algunos periodistas, que según la Cancillería, viajaron por su cuenta, pues el Estado no envió más avión que el FAE 052, llegaron pronto al lugar, en cuyo lobby el presidente y sus ministros se tomaron fotos y daban declaraciones. Una de ellas fue publicada en sus redes sociales por el secretario Juan Sebastián Roldán, mientras en Quito una funcionaria de la Cancillería declinó confirmar en qué hotel se encontraba la comitiva alegando supuestos "motivos de seguridad". 

Lo que sí confirmó la Cancillería fue la lista de los miembros del empresariado que viajaron para sumarse a la visita, quienes también pagaron su pasaje y estadía, se aclaró. 

Entre ellos estuvieron personas como Caterina Costa, Gabriela Sommerfeld, Lourdes Luque, Maria Antonieta Reyes, Patricia Castañeda, Sandra Reed, Martha González, Alejandro Martinez, Alfred Zeller A., Bernardo Pérez, Bruno Leone, Carlos Samiento, Daniel Legarda, Felipe Espinosa, Giansandro Perotti, Juan Carlos Berrú, Juan Pablo Ortiz, Munir Abedrabbo, Pablo Zambrano, Richard Salazar, Rodrigo Ribadeneira, Tommy Schwarzkopf, Welmer Quezada, Gustavo Nuñez, Luis Alberto Salvador, Edmundo Uribe.


Los miembros del Gobierno se alojaron en el hotel St. Regis, a pocas cuadras de la Casa Blanca. Foto: Twitter Juan Sebastián Roldán

Inclusive, Gabriela Sommerfeld subió a su cuenta de Twitter una foto grupal de los empresarios y otra que se había tomado con la embajadora Baki en el lobby del St. Regis. 

Entre las empresas y asociaciones empresariales representadas estuvieron el Comité Empresarial, la Corpei, la Amcham Guayaquil, Family Foods, la Amcham de Quito, la Cervecería Nacional, Expoflores, Provefrut, Aglomerados Cotopaxi, la Camara Nacional de Pesqueria, Schlumberger, Fedexpor, Transmarina, el Grupo Futuro, el Grupo Coral, la Camara de Industrias y Pichincha, Acorbanec, Marathon Sports, Uribe Schwarzkopf, el Grupo Quezada, Ceipa, la Cámara de Industrias de Guayaquil y Tropical Fruit. 

A la comitiva empresarial se sumaron dos académicos: Cecilia Paredes, rectora de la Escuela Superior Politécnica del Litoral y Juan Ponce, director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

Usuarios de redes sociales criticaron que la comitiva se alojara en un hotel de lujo, mientras en el país se habla de austeridad y recortes. Otros defendieron que los miembros del Gobierno se alojen con la dignidad que merecen por sus cargos.

Usuarios de redes sociales criticaron que la comitiva se alojara en un hotel de lujo, mientras en el país se habla de austeridad y recortes. Otros defendieron que los miembros del Gobierno se alojen con la dignidad que merecen por sus cargos. 

Además de la reunión con Trump, Moreno saludó con Luis Almagro, el uruguayo que aspira a reelegirse en la secretaría general de la Organización de los Estados Americanos, cargo por el cual compite con la ecuatoriana María Fernanda Espinosa. Moreno anunció que apoyará a Almagro y no a su ex canciller y cercana asesora. 

También se reunió con funcionarios de organismos multilaterales, con senadores y congresistas de Estados Unidos y condecoró -con la Orden Nacional al Mérito- a Debbie Mucarsel, un mujer nacida en Guayaquil que es congresista demócrata por Florida en la actual legislatura norteamericana. 

Las perspectivas de los acuerdos con Estados Unidos están por verse, dado que el actual Gobierno concluye el 24 de mayo de 2021 y, muy probablemente, Estados Unidos estará muy pendiente de la situación política ecuatoriana y quién suceda a Lenin Moreno en la presidencia y a Ivonne Baki en la Embajada del Ecuador en Washington. 

 

[RELA CIONA DAS]

¿Para quién se gobierna?
Giovanni Carrión Cevallos
El Banco Guayaquil retuvo el dinero de la cuenta de Dalo Bucaram, pero luego lo devolvió
Redacción Plan V
El inventario inédito de los regalos de Lenin Moreno
Redacción Plan V
Correa y los Bucaram
Gabriel Hidalgo Andrade
La venganza y la urgente organización ciudadana
Jean Cano
GALERÍA
La visita de Lenin Moreno a Donald Trump: así operó el "efecto Baki"
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La plataforma COSMOS y los ex agentes de Inteligencia
Redacción Plan V
Desde la cárcel de Latacunga, un albanés dirigió un emporio de droga en Europa
Redacción Plan V
Carapaz y el abrazo partidario que reafirma el mito barthiano del Tour de France: “una gran epopeya”
Andrés Lasso Ruales
María Del Carmen Maldonado, propuesta en lugar de Alexis Mera para organismo judicial de la OEA
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Más de 100 mil estudiantes no volvieron al sistema educativo
Andrés Quishpe
Protección a cambio de silencio: los acuerdos entre Assange y el gobierno ecuatoriano
Redacción Plan V
Tribunal ratifica sentencia contra Correa y lo señala como el instigador del cohecho
Redacción Plan V
El dramático impacto de la pandemia en el Centro Histórico de Quito
Redacción Plan V