Back to top
22 de Febrero del 2024
Historias
Lectura: 18 minutos
22 de Febrero del 2024
Fermín Vaca Santacruz
Noboa versus Putin: así ganó el Kremlin la partida de la "chatarra" para Ucrania
0

Daniel Noboa debió darle la razón a Vladimir Putin e insinuó que Estados Unidos lo "sorprendió". Fotomontaje PlanV

El régimen de Vladimir Putin aplicó varios punto de presión contra el Ecuador, en especial, en la exportación de banano y en una campaña mediática, para detener el intento de enviarle lanzamisiles a Ucrania por medio de un acuerdo con Estados Unidos.

La primera mención a un acuerdo de intercambio de "chatarra rusa y ucraniana" a cambio de armamento moderno de Estados Unidos la realizó el presidente Daniel Noboa, en una de sus habitualmente parcas declaraciones, hace algunas semanas. En aquella ocasión, PLANV solicitó más precisiones a la Secretaría de Comunicación sobre qué era lo que había querido decir el presidente, sin obtener respuesta del Gobierno. 

Quedaba claro que se pensaba enviar armamento, supuestamente obsoleto, de fabricación rusa, a Estados Unidos. Pero no se conoció en un primer momento que la supuesta "chatarra" iba realmente a ir a parar a Ucrania, país que se defiende de la invasión de Rusia que se acerca ya a los dos años, sin que el conflicto parezca tener una salida en el mediano plazo.

El acuerdo había sido parte de las negociaciones que el gobierno de Guillermo Lasso adelantó con Estados Unidos, que incluyeron un convenio que permite la presencia de tropas de ese país con privilegios e inmunidades diplomáticas en territorio nacional, para la lucha contra el narcotráfico.

A cambio del envío de material militar de fabricación rusa, que se encuentra en los arsenales del Ejército y la Fuerza Aérea, Estados Unidos pensaba enviar hasta 200 millones de dólares en equipos y cooperación.

Un acuerdo a primera vista muy conveniente para los intereses nacionales, en especial, cuando desde las Fuerzas Armadas se señalaba que el material de origen ruso era "chatarra". Pero las alarmas sonaron en el Kremlin cuando Estados Unidos dejó claro que su intención con la supuesta chatarra militar era traspasarla a Ucrania, que usa equipos parecidos, para reforzar sobre todo su defensa antiáerea, golpeada en la guerra contra los rusos. Las declaraciones del subsecretario adjunto de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental de EE.UU., Kevin Sullivan, en ese sentido, provocaron el rechazo del Kremlin. 

El traspaso de por lo menos seis baterías lanzamisiles ecuatorianas a Ucrania, que están en la base aérea de Taura y sirven para derribar aviones amigos a distancias de hasta 15 kilómetros y a 12 mil metros de altura, ya no le hizo ninguna gracia a Rusia, pues este tipo de armamento podía ser usado en su contra por los ucranianos para evitar ataques aéreos y reponer las baterías que han perdido en varios años de guerra.

Según reveló el portal especializado español Infodefensa, estos seis sistemas de misiles son del tipo MAPO 9M33 OSA-AKM y eran considerados el principal medio de defensa antiaérea del Ecuador en caso de un conflicto convencional.  Según el portal, se desconoce si estos misiles "están en condiciones operacionales" aunque en 2020 habrían habido acercamientos con la fabricante con sede en Rusia para mantenimiento y repotenciación.

Pero, ¿para qué quiere Ucrania estos aparatos? Según reseña Infodefensa, durante el conflicto con Rusia, Ucrania ha usado este tipo de baterias antiaéreas en la defensa de su país, pero por lo menos 18 han sido destruidas por los rusos, que también usan equipos similares. Los misiles ecuatorianos, que iban a ser entregados a Estados Unidos, serían enviados a los ucranianos como repuestos y para repotenciarlos, de manera que se puedan usar en la guerra con Rusia.

Además del paquete de lanzamisiles (que en teoría constituyen la defensa antiaérea del país en caso de un ataque convencional contra nuestras ciudades) se pensaba enviar algunas baterias de cañones antiaéreos y helicópteros MI de uso en el Ejército, equipos con los que los ucranianos están plenamente familiarizados.

Noboa descubre que era una "triangulación"

Tras varios días de silencio, el presidente Daniel Noboa se confesó con la cadena internacional CNN en español, este 22 de febrero, sobre lo que llamó una "triangulación" de armamento ecuatoriano hacia Ucrania, vía Estados Unidos. El presidente dijo que le tomó por "sorpresa" la declaración de Estados Unidos de que lo que querían hacer, con lo que le habían dicho que era equipo inservible, era realmente enviarlo a Ucrania para que lo emplee en la guerra contra Rusia.

“Para nuestra sorpresa, los Estados Unidos comunica públicamente que eso iba a ser llevado para el conflicto armado en Ucrania, nosotros no queremos ser parte”, dijo el presidente, quien pasó de la rotunda declaración de que el armamento no servía para nada a admitir que sí se podía usar contra los rusos. El presidente dijo a la cadena internacional que el reclamo ruso era correcto, además de que estaba en la obligación de salvaguardar los intereses comerciales del Ecuador. 

No es la primera vez que el Ecuador se ve involucrado en una triangulación de armamento. En 1895, Chile vendió un buque de última generación, el crucero Esmeralda, a Japón, entonces en guerra con China. Pero como era neutral, se orquestó una venta falsa al Ecuador por 200 mil libras esterlinas, para que luego Japón comprara el barco por 300 mil libras.

Con ese arreglo falso, el barco navegó desde Valparaíso hacia Japón, con la bandera ecuatoriana y nunca llegó a Quito la supuesta ganancia. La llamada "venta de la bandera" provocó la caída del gobierno de Luis Cordero Crespo y gatilló la Revolución liberal. 

La guerra del banano

La respuesta rusa fue inmediata: desde Moscú, la Agenda Fitosanitaria de la Federación Rusa informó del descubrimiento de un tipo de mosca en los cargamentos de fruta ecuatoriana, que motivaba una sanción contra cinco empresas que comercializan el producto en ese país. No se informó los nombres de las empresas ni se pudo identificar a sus propietarios. La mosca jorobada, un insecto que vive en las bananas, podría ser un vector de transmisión de cólera, según dijo la Agencia Rusa, aunque hace décadas que no hay casos de cólera en nuestro país.

Según ha señalado Moscú y admitido la canciller Gabriela Sommerfeld ante una mesa legislativa, las preocupaciones de Rusia sobre la mosca jorobada no fueron atendidas por el Gobierno ecuatoriano, por lo menos desde mayo del año anterior, es decir, durante la gestión de guillermo Lasso. 

La Agencia fitosanitaria rusa es una vieja conocida del presidente Daniel Noboa. Una de sus más sonadas acciones cuando fue asambleísta de la provincia de Santa Elena, en donde se encuentra su mansión playera de Olón, fue organizar un viaje de legisladores a Moscú para reunirse con esa misma agencia, con la cual hablaron precisamente, de exportación de banano ecuatoriano. Esto ocurrió en septiembre de 2022 e inclusive se promovió un Grupo Interparlamentario de Amistad entre Ecuador y la Federación Rusa. 

El grupo, integrado por los ex asambleístas Marcela Holguín, Pamela Aguirre y Johanna Ortiz (Unión por la Esperanza); Vanessa Freire (Bancada Acuerdo Nacional); Johanna Moreira (Izquierda Democrática) y Jorge Abedrabbo (PSC) y el propio Noboa, se desplazó a la capital rusa en medio de la invasión a Ucrania y de las sanciones occidentales a Rusia, uno de los principales destinos del banano que exportan los Noboa y a donde, según su ex esposa Gabriela Goldbaum, Daniel viajaba con frecuencia.

Los siete ex legisladores aclararon que viajaron sin viáticos de la Asamblea y que tampoco fueron invitados por el Gobierno ruso, sino que fue Daniel Noboa quien cubrió con todos sus gastos en ese país. Entre las reuniones que mantuvieron en Moscú, Noboa y sus acompañantes estuvieron juntas con la Cancillería rusa, el ministerio de Comercio Exterior y las agencias fitosanitarias del régimen de Putin, todas ellas involucradas en la compra de banano. El asesinado político y periodista Fernando Villavicencio solicitó, en ese entonces, más información sobre el viaje a Rusia de Noboa y el resto de legisladores. 

Pero el intento de pasar armas a sus enemigos molestó a los rusos. Además de las sanciones anunciadas por el banano, el Kremlin supuestamente ordenó la suspensión de compras de claveles ecuatorianos, lo que provocó que miles de cajas de esas flores se desperdicien en Cotopaxi. Medios nacionales informaron sobre supuestas pérdidas cercanas a los 10 millones de dólares por la falta de compra de esas flores por parte de importadores rusos, algo que, según la canciller Sommerfeld, es falso. 

La guerra mediática 

Desde la Cancillería, a cargo de la empresaria Gabriela Sommerfeld, se pretendió separar ambas cosas, una línea al parecer concertada con Rusia. Con el Gobierno instalado en reuniones en el Palacio de la Gobernación, en el centro de Guayaquil,  el 16 de febrero, los embajadores de Estados Unidos, Michael J. Fitzpatrick y de la Federación de Rusia, Vladimir Sprinchan se reunieron por separado con el presidente Daniel Noboa.

La canciller Gabriela Sommerfeld. Foto: El Universo

El embajador ruso salió de la cita triunfante: declaró a medios oficiales de su país que el Ecuador había abandonado su intención de traspasarle el equipo bélico a Ucrania por medio de Estados Unidos, e insistió en que las sanciones comerciales contra el Ecuador eran una mera coincidencia, un discurso similar al que adoptó la canciller Sommerfeld.

Como es habitual en ese país, la noticia fue difundida por medio del canal de Telegram de la agencia oficial RIA Novosti, e inmediatamente todas las cadenas estatales y paraestatales del Kremlin, como el canal Russia Today (RT, en donde Rafael Correa tiene un programa de entrevistas) se hicieron eco del anuncio de Sprinchan de que Ecuador ya no iba a enviar las armas a Ucrania, entre otras cosas, porque es parte del Consejo de Seguridad y no se vería bien que apoye a una de las partes en conflicto en esa parte de Europa del Este. La publicación en Telegram decía textualmente: "Ecuador cancela su decisión de suministrar equipos rusos a Estados Unidos, dijo a RIA Novosti el embajador ruso después de una reunión con el presidente de Ecuador". 

Según dijo RT, la canciller Sommerfeld había defendido la decisión de entregar la supuesta chatarra: "aseguró que "no hay ninguna novedad" en la decisión de Ecuador, ya que "no viola ninguna normativa" y "no es ilegal". Según la canciller, "este equipo no está operativo", y su país "lo puede dar de baja, lo puede vender, lo puede regalar o lo puede intercambiar", algo de lo que el Gobierno de Noboa reculó.

Bastante menos mediático que su homólogo norteamericano, el embajador ruso se apersonó del rechazo de su país al intento de enviarle las armas a los ucranianos, algo que, reiteró en varias ocasiones, estaba prohibido por los acuerdos de compras del material bélico, realizados en 2008. Sprinchan tiene, al parecer, escaso ascendiente en la Cancillería ecuatoriana, en especial, luego de los acercamientos de Lasso y Noboa a los Estados Unidos.

En una reciente entrevista, el embajador ruso dijo claramente, sobre Daniel Noboa, que "el negocio de su familia está muy conectado al mercado ruso", como ya lo evidenció el viaje del entonces asambleísta a Moscú y señaló que las varias comunicaciones de su Gobierno tanto a la Cancillería en Quito cuanto a la Embajada del Ecuador en Moscú han sido sistemáticamente ignoradas.

A pesar del discurso de que el asunto de las bananas y las moscas que posiblemente transmitan cólera nada tenía que ver con los lanzamisiles y los helicópteros, Rusia no se confió de las garantías verbales de Noboa en la reunión con Sprinchan y prefirió lanzar su artillería mediática contra el Ecuador, anunciando la suspensión de la entrega de armas, algo que el Gobierno ecuatoriano no comentó con el mismo entusiasmo con el que habló de la "chatarra" de la que se pensaba deshacer, hasta las declaraciones del presidente Noboa de hoy. 

Sommerfeld admite  escuetamente que las armas ya no serán enviadas 

No sería hasta la comparecencia de la canciller Sommerfeld, en la Asamblea Nacional, el pasado 19 de febrero, ante la comisión de Transparencia, que la jefa de la diplomacia ecuatoriana admitiría que los medios rusos tenían razón y que no se iba a enviar las armas a Ucrania. Pero la ministra de Relaciones Exteriores evitó hablar de "triangulación" y mucho menos reveló la "sorpresa" del Gobierno por las acciones de Estados Unidos. 

No hubo al respecto ningún comunicado desde Carondelet ni desde la Cancillería o el ministerio de Defensa, pero el presidente Noboa dejó de usar la palabra "chatarra" a la hora de referirse al arsenal de origen ruso. Ante los legisladores, Sommerfeld dijo que aún estaban analizando los alcances de las afectaciones que podrían tener las exportaciones de productos primarios a Rusia. 

Sommerfeld dijo a los legisladores que no hay documento alguno en la Cancillería que clasifique como "chatarra" al material bélico, aunque la palabra ha sido usada por el presidente Daniel Noboa en varias ocasiones. La canciller dijo que la actual administración tiene el objetivo de promover relaciones comerciales con todos los países del mundo. 

Entre las inquietudes de los legisladores, que respondió por escrito Sommerfeld, estuvieron la situación del equipo militar ruso, pero la canciller dijo que informar sobre la situación de dicho armamento le corresponde al Ministerio de Defensa. ¿Quién dijo al presidente y su canciller que el armamento que iba a parar en Ucrania era chatarra? Eso aún no está claro. 

Pero ante una pregunta directa sobre el armamento que se iba a entregar a Estados Unidos para Ucrania, la canciller dijo que "Ecuador no enviará armamento a países en conflicto", y recordó que el país ocupa una silla no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, lo que le compromete con la gestión de la solución pacífica de los conflictos, de acuerdo con el derecho internacional. 

Los legisladores de la Mesa interrogaron también a la canciller sobre el acuerdo con Estados Unidos y su forma de implementación, pero la jefa de la diplomacia ecuatoriana se limitó a decir que aún se estaba preparando un borrador de convenio y que se oficializaría cuando se notifique al respecto a la Embajada de Estados Unidos. 

Una política exterior incompleta y descontextualizad

Para el experto en defensa y editorialista de PLANV, Luis Córdova, el conflicto con Rusia y las sanciones comerciales no son coincidencia, como dice la narrativa del Gobierno. El experto sostiene que hubo un manejo incorrecto desde lo diplomático y lo político sobre este eventual conflicto comercial con Rusia, que obligó al gobierno de Noboa a retractarse. El catedrático de la Universidad Central precisó que también Estados Unidos ha usado mecanismos comerciales para lograr el alineamiento del Ecuador a sus políticas en la región, como fue el caso de las Preferencias Arancelarias, por lo que este tipo de formas de presión no son ajenas a la política internacional. 

Córdova recordó que Estados Unidos y los países de la OTAN han realizado varias operaciones similares para suministrar armamento a Ucrania, logrando que pequeños países europeos que tenían armamento de origen ruso lo entreguen a los ucranianos para sostener su conflicto.

Al mismo tiempo, Occidente han enviado dinero y armamento a Kiev, pero se trataba de la primera vez que se realizaba una operación de éstas en América Latina, lo que motivó la dura respuesta desde Rusia, con la intención de servir de escarmiento a nuestros países. 

Córdova sostuvo que no hay política exterior clara ni una coordinación mínima entre los intereses de las Fuerzas Armadas y los de las secciones comerciales y políticas del régimen, lo que explica que el Gobierno haya sido tomado por sorpresa por parte de Estados Unidos. Para el experto, esta es una derrota del poder militar en el país, que pretendía imponer la entrega del armamento a Ucrania vía Estados Unidos sin tomar mucho en cuenta las posibles represalias económicas y políticas que eso podía provocar al Ecuador. 

GALERÍA
Noboa versus Putin: así ganó el Kremlin la partida de la "chatarra" para Ucrania
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Juicio contra Carlos Pólit (día 5): Olivio Rodrigues aseguró que las coimas de Odebrecht pasaron por las empresas Cosani, Plastiquim e Italcom
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
¿Qué dice la denuncia por "traición a la patria" contra Rafael Correa?
Redacción Plan V
¿Qué sanciones busca México contra Ecuador y cuán posibles son?
Redacción Plan V
Juicio contra Carlos Pólit (día 5): En la casa del excontralor se hallaron 15.000 euros en efectivo, dijo un policía
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo

[MÁS LEÍ DAS]

Mayra Salazar cosechó un amplio repudio en redes sociales como X y Facebook
Redacción Plan V
7 claves para entender el juicio de Carlos Pólit que inicia en Miami este 8 de abril
Susana Morán
Ivonne Núñez: el trabajo por horas va a cambiar la situación del desempleo en cortísimo plazo
Juan Carlos Calderón
La embajadora de México es la viuda de Bolívar Echeverría