Back to top
7 de Septiembre del 2015
Historias
Lectura: 9 minutos
7 de Septiembre del 2015
Redacción Plan V
Las ocho claves para entender el ajuste económico que se viene

Fotos: Luis Argüello

Para el catedrático de la Facultad de Economía de la Universidad Católica de Quito, son inminentes despidos en el sector público como consecuencia de la crisis económica. 

Con un precio del petróleo que cada día baja más, el Gobierno correísta deberá apostarle a la mala palabra del neoliberalismo: un ajuste económico de magnitud, que provocará desempleo y despidos. Las distorsiones de la dolarización en el país serán un elemento a tomar en cuenta. El economista Pablo Dávalos explicó a PLANV los detalles.

La reducción del precio del petróleo afectará al ciudadano común. Esta es la percepción del economista Pablo Dávalos, catedrático de la Universidad Católica de Quito, quien analiza las claves del inminente ajuste económico que el país deberá hacer ante la reducción de los precios del petróleo. 

La causa es que el modelo económico "sostenido en un gasto estatal expansivo" está empezando a tambalearse, pero, ¿cómo puede afectar esto a la población? El catedrático da algunas respuestas.

1.- El Gobierno tiene siete veces menos dinero petrolero

La difícil situación económica del Estado ecuatoriano es evidente. Entre enero y junio de 2014, el fisco recibió USD 1400 millones por concepto de ingresos petroleros. Pero en el mismo periodo del 2015, el Estado ha recibido solo USD 200 millones, es decir, siete veces menos que el año pasado. Esto, afirma Dávalos, le restará al Gobierno la posibilidad de expandir sus programas de inversión social y obra pública, lo que afectará al ingreso de la sociedad. "Habrá almacenes que venderán menos, porque hay menos gente con capacidad de consumo", explica Dávalos. Es impacto en el comercio también producirá desempleo, y un empobrecimiento de la sociedad. "La sociedad es muy delicada y todos los ecuatorianos vamos a recibir el choque".

2.- Los despidos en el sector público son seguros

Para lograr ajustar la finanzas del Estado a sus nuevos ingresos, el académico estima que son seguros despidos en el sector público. "El Gobierno está ajustando la economía, tomando en cuenta su gasto en función de sus ingresos". Aunque los primeros ajustes se han dado en la inversión pública, que se llegó a convertir en el doble de la inversión privada en el país, no se puede descartar que los próximos ajustes se dirijan al gasto corriente. "En las próximas semanas van a fusionar ministerios y varias entidades. Esto va a significar despidos". Dávalos precisa que, en 2007, con el advenimiento del correísmo, el gasto en burocracia era de USD 3300 millones. En 2014, en cambio, se presupuestaron USD 9400 millones, que es casi el triple. "No hay condiciones para seguir sosteniendo ese gasto corriente". 

Dávalos precisa que, en 2007, con el advenimiento del correísmo, el gasto en burocracia era de USD 3300 millones. En 2014, en cambio, se presupuestaron USD 9400 millones, que es casi el triple. "No hay condiciones para seguir sosteniendo ese gasto corriente".

3.- La producción petrolera está comprometida y es cara 

La crisis ha desnudado que el Gobierno firmó contratos con altos costos para la produccción de petróleo. Según Dávalos, se debía reconocer entre USD 8 y USD 12 por barril a las empresas, pero en Ecuador se les ha reconocido por encima de USD 40. Debido al castigo del precio del petróleo ecuatoriano y a esos costos, el Ecuador está produciendo petróleo a pérdida. A esto, Dávalos suma el hecho de que importantes volúmes de petróleo han sido pignorados, es decir, prevendidos a países como China o Tailandia, lo que significa que ya no van a obtenerse recursos frescos por ese petróleo. "En los próximos años no habrá dinero de ingresos petroleros. Por ello hay dos variables: los impuestos y el endeudamiento, que son variables limitadas". Esto significará que el Gobierno irá hacia un ajuste paulatino: "ahí donde la sociedad escuche eficacia, solo habrá ajuste".

4.- El Gobierno despilfarró los recursos, pero los fondos de ahorro tampoco eran la solución 

Pablo Dávalos sostiene que sí hubo despilfarro en el país, debido por ejemplo a que el Gobierno no ha hecho inversiones en sectores importantes como la agricultura. Pero no cree que se debieron crear fondos de ahorro, como sostienen otros analistas, pues la economía ecuatoriana tiene muchas necesidades que deben ser atendidas prioritariamente. "Los fondos de ahorro líquidos provocan distorsiones en la economía", dice el analista. Lo que se debió generar es inversión en sectores clave, que permitan una recuperación de la economía frente a la crisis. "Cuando el país tiene sus necesidades básicas resueltas, como es el caso de Noruega, tienen sentido los fondos de ahorro, pero cuando hay mucha pobreza y déficit de infraestructura, los países no pueden tener fondos como estos". La infraestructura en la que el Gobierno ha invertido, como carreteras e hidroeléctricas, no tiene impacto en el desarrollo de la agricultura. Dávalos cree que también se descuidó al sector industrial, pues no se crearon líneas de crédito para la pequeña y mediana empresa. De todas formas, de los por lo menos USD 7700 millones que el Gobierno ha gastado en las carreteras no son una inversión significativa, en función de todos los ingresos recibidos, que el analista estima en por lo menos USD 300 mil millones durante todo el correísmo. "Nunca antes en la historia un Gobierno ha tenido tantos recursos. Es demasiado dinero y sus resultados son muy pobres", afirma Dávalos. 

5.- El sector privado no podrá ni querrá reactivar la economía

Dávalos no cree que el sector privado ecuatoriano invierta de forma que la economía se pueda reactivar. En primer lugar, porque su afán de lucro es prioritario y no va a rendir un servicio social. Por otro lado, estimado que el sector privado nacional es premoderno, con comportamientos rentistas. "Mientras en Colombia un empresario, con moneda nacional, tiene una tasa de ganancia del 20 o 30%, en el Ecuador los empresarios con dólares formulan una ganancia del 300 o 400%. El empresario ecuatoriano tiende al rentismo. Esto se puede ver, por ejemplo, en las diferencias de precios con Colombia: el mismo bien cuesta 300 o 400% más en el Ecuador y esto no es solo por las salvaguardias". De ahí que Dávalos cree que la solución no vendrá del sector privado como plantean algunos opositores.

"Mientras en Colombia un empresario, con moneda nacional, tiene una tasa de ganancia del 20 o 30%, en el Ecuador los empresarios con dólares formulan una ganancia del 300 o 400%. El empresario ecuatoriano tiende al rentismo".

6.- Los precios en el Ecuador son demasiado altos y no es por las salvaguardias solamente

Para Dávalos, la polémica por las compras en Ipiales evidencia que las diferencias de precios entre el mercado ecuatoriano y los de los países de la región es demasiado grande y no se debe solamente a los impuestos. Así, Dávalos precisa que las diferencias de precios entre el Ecuador y Colombia y Panamá, por ejemplo, ya eran demasiado grandes antes de las salvaguardias establecidas por el Gobierno. Esto se explica por las distorsiones del modelo de la dolarización en nuestro país. "El IVA en el Ecuador de 12% es demasiado alto en dólares, es el mismo que pagábamos en sucres, porque compensaba la devaluación y la inflación. Este impuesto distorsiona la economía. Hay valores como la intermediación de las tarjetas de crédito, que sigue en el 9% como cuando teníamos sucres". La canasta básica ha subido a más de USD 660, cuando en el año 2000 costaba solo USD 250. El experto estima que los ecuatorianos no estamos apreciando el valor de los centavos de dólar, a pesar de 15 años de dolarización.

7.- Los bajos precios en Ipiales sí pueden afectar al comercio nacional

Dávalos cree que los altos precios en el Ecuador afectarán a los comerciantes locales, pues la liquidez de los consumidores se está quedando en los almacenes del país vecino. Esto, en su criterio, puede volverse de un magnitud importante, como se ha evidenciado en la crisis del comercio en la provincia del Carchi. Por ello, no descarta que se deba considerar un cierre de la frontera con Colombia, medida similar a la que ha tomado Venezuela. "Esto tendría un gran costo político, pero sería una medida desesperada para evitar que la liquidez se vaya. 

8.- El presupuesto debe fijarse con un precio realista del petróleo

La inversión pública, con un precio del petróleo de USD 30, se verá congelada. Pero el analista estima que no se producirá escasez de dinero para el pago de los sueldos de los empleados públicos. "buscarán liquidez, ya sea por medio de deuda o del dinero electrónico", finaliza.  

 

[RELA CIONA DAS]

Ecuador, un país con mano de obra joven pero sin trabajo
Gonzalo Ortiz Crespo
Hacia un Ecuador con más y mejores empleos
Carlos Rivera
Lo bueno, lo malo y lo feo del morenismo
Carlos Rivera
Concesiones por 20 años y 20 mil millones: esta es la agenda
Redacción Plan V
Shock de confianza
Carlos Rivera
GALERÍA
Las ocho claves para entender el ajuste económico que se viene
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Las escenas olvidadas del reencuentro de las niñas taromenane
Susana Morán
Las dudas que dejan las contradictorias cifras de mortalidad materna
Redacción Plan V
Las 5 formas de operar de la Empresa Criminal Conjunta Bolivariana
Douglas Farah
La sabatina en Twitter de Santiago Cuesta contra Sebastián Corral, de Teleamazonas
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Narcotráfico: la justicia naufraga en la "duda razonable"
Redacción Plan V
La emboscada nocturna que Martha Roldós sufrió en Quito
Fermín Vaca Santacruz
Nebot y los correístas
Alexis Oviedo
Senagua reconoce que concesionó más agua de la que existe
Redacción Plan V