Back to top
24 de Noviembre del 2020
Historias
Lectura: 15 minutos
24 de Noviembre del 2020
Redacción Plan V
Perú: la movilización de los jóvenes con las redes sociales
0

Miles de jóvenes se manifestaron en las calles de Lima y las principales ciudades peruanas tras el fugaz gobierno de Manuel Merino. AP Photo / Rodrigo Abad

 

La reciente crisis política en Perú evidencia la incorporación de amplios sectores ciudadanos a las movilizaciones, el rol de las redes sociales y la internet, y la falta de respuesta de los sectores políticos tradicionales. Las teorías de conspiraciones internacionales para "desestabilizar" Perú no faltaron, mientras el nuevo presidente, Francisco Sagasti y la Fiscalía peruana se han comprometido con procesar a los responsables de la represión que produjo dos muertos y por lo menos 100 heridos.

Miles de jóvenes peruanos se convocaron en las recientes protestas en el país vecino, provocadas por la destitución del ex presidente Martín Vizcarra. Tras la designación de Manuel Merino, un diputado por Tumbes, departamento fronterizo con Ecuador, el Congreso peruano logró un acuerdo para que Francisco Sagasti, diputado del Partido Morado, una formación de centro derecha, ocupe el cargo de presidente hasta el próximo, para completar el actual periodo presidencial que concluye en julio de 2021.

Según el diario peruano El Comercio, que se publica en Lima, "el ingeniero de 76 años, nieto del héroe nacional vencedor de Tarapacá (una de las batalllas de la Guerra del Pacífico contra Chile en el siglo XIX), Francisco Sagasti Saldaña, se convertirá en el nuevo presidente de la República. Tras la renuncia de Manuel Merino a la Casa de Pizarro y la elección de una nueva Mesa Directiva del Congreso, al académico le corresponderá asumir las riendas del país en un gobierno de transición que durará hasta el 28 de julio del 2021".

Para El Comercio, "es difícil encajar a Francisco Rafael Sagasti Hochhausler en un área de expertise. A lo largo de su vida, ha sido investigador, docente, autor, congresista e incluso compositor musical (es, de hecho, amante de la música clásica). Incluso, entre el 2005 y el 2007 produjo y condujo una mini serie de televisión en el programa “Armando Caminos”, junto a su hoy colega de bancada en el Congreso, Zenaida Solís, y el periodista Rafo León. Su fuerte, sin embargo -y de ahí la estrecha amistad con Roger Guerra García- fue siempre la ciencia y la tecnología. Hoy, preside la comisión de Ciencia, Innovación y Tecnología del Congreso".

Con una dilatada en el sector público peruano y también en varias universidades, Sagasti se posesionó anunciando la formación de un gobierno de unidad nacional y recitando un poema del poeta peruano César Vallejo, lo que lo emocionó hasta las lágrimas.

Con una dilatada en el sector público peruano y también en varias universidades, Sagasti se posesionó anunciando la formación de un gobierno de unidad nacional y recitando un poema del poeta peruano César Vallejo, lo que lo emocionó hasta las lágrimas.

"En 1996, Francisco Sagasti fue uno de los 72 secuestrados en la toma de la residencia del embajador de Japón por parte del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA). Fue liberado a los dos días. Cuando dejó el recinto, se llevó consigo un diario y un cartón firmado por Néstor Serpa, el cual irónicamente ha llamado su diploma de rehén", reseña El Comercio.


Francisco Sagasti se dirige a los medios en el Palacio del Congreso de Lima. 
Foto: Reuters

Pedir perdón a nombre del Estado

Pero además del poema de César Vallejo, el nuevo presidente peruano dedicó un pedido de disculpas a las familias de dos jóvenes peruanos que murieron cuando la policía de Lima reprimió a grupos de jóvenes que protestaban contra el efímero gobierno de Manuel Merino, mientras que la Fiscalía del país vecino inició procesos en contra del propio Merino, de su ministro de Gobierno, Antero Flores y del jefe de la Policía de Lima, por la desmesurada represión de las protestas de los jóvenes peruanos.

Reportes de la televisión peruana daban cuenta de que en casi todas las ciudades importantes del Perú, como Iquitos, Chiclayo, Arequipa, y en la propia Lima, se convocaron manifestaciones para rechazar al gobierno interino de Manuel Merino, al que las Fuerzas Armadas le quitaron el apoyo -según un canal peruano el alto mando no fue al Palacio presidencial cuando los mandó a llamar- lo que finalmente produjo la renuncia del congresista de Tumbes, quien se desempeñaba como presidente del Congreso. 

Tras la posesión de Sagasti, las protestas han terminado. Pero el panorama político peruano aún es incierto. 

La Generación del Bicentenario

Para la periodista peruana Adriana León, del Instituto Prensa y Sociedad, es evidente que hubo un "sorprendente despertar de la juventud" en su país, en las acciones de la llamada Generación del Bicentenario. Las protestas evidenciaron una fuerte conciencia política de los jóvenes, sostiene León, quien destaca que redes sociales como Tik Tok se conviertieron en el instrumento preferido para convocatarias. Varios jóvenes con millones de seguidores en redes acuñaron el término "viejos lesbianos" para referirse a políticos y periodistas que se habían alineado con el establecimiento peruano. 

Un rasgo de varios de los políticos peruanos de la clase dirigente, precisa León, es un discurso "más bien arcaico", pues algunos de ellos "ni siquiera saben que es Tik Tok ni quieren saber", apunta. "Los chicos que se han movilizado por medio de las redes sociales los miran a estos señores como a unos extraterrestres", precisa la periodista, de 47 años de edad. "Ha sido increíblemente emocionante ver a estos chicos dándoles lecciones a esta clase política recalcitrante, arcaica y obsoleta", destaca la comunicadora, en diálogo con PLANV desde Lima.

Un rasgo de varios de los políticos peruanos de la clase dirigente, precisa Adriana León, es un discurso "más bien arcaico", pues algunos de ellos "ni siquiera saben que es Tik Tok ni quieren saber", apunta. "Los chicos que se han movilizado por medio de las redes sociales los miran a estos señores como a unos extraterrestres".

Sobre cuáles son los reclamos de los jóvenes, León precisa que se busca una mejor calidad de la educación, así como una asamblea constituyente para reformar la actual Constitución del Perú. También se han tratado temas como el desempleo, la informalidad, la desigualdad social, entre otros. Pero el recuerdo del terrorismo de Sendero Luminoso, una guerrilla maoísta que asoló Perú hacia varias décadas, impide, estima León, que los discursos de los jóvenes peruanos apunten hacia el izquierdismo marxista tradicional. Sin embargo, "entre la clase alta peruana sí se habla del chavismo y el castrismo e inclusive la derecha acusa a Sagasti de ser un izquierdista", dice León cuando se le pregunta sobre si también se ha señalado en el país vecino de supuestas conspiraciones orquestadas desde Venezuela o Cuba para "desestabilizar" al Perú. "Cualquier persona que tenga una postura pro derechos humanos o que hable de cambio climático ya es para ciertos sectores un senderista", relata León. "Es el discurso de la derecha facha que ha estado siete días en el poder".

¿Quién sacó a Vizcarra?

León sostiene que tras la salida de Vizcarra había una serie de complejos intereses con varias expresiones en el Congreso. "Los partidos políticos peruanos no tienen representatividad ni organización interna", señala, al destacar la poca lealtad política de los congresistas. "Algunos de los congresistas son como pequeñas mafias, tienen intereses en minería ilegal, flotas de transporte informal, narcotráfico o tráfico de madera, en universidades de baja calidad que no quieren ser controladas, intereses particulares que se juntan contra cualquier gobierno que quiera perturbar nos negocios turbios". "El trasfondo de la salida de Vizcarra fue que se quiere tener un país ilegal, gobernado por los montones de mafias que hay en Perú". 

La periodista tiene un buena opinión del ejercicio del poder de Vizcarra, quien asegura hizo un gobierno fiscalizador, lo que le atrajo la antipatía de los congresistas. Vizcarra tenía un 86% de aprobación, mientras Merino había ganado su curul con apenas 4000 votos y su ministro de Gobierno, Antero Florez, tuvo apenas el 1% de la votación en una reciente postulación. 

Sobre el papel de las Fuerzas Armadas, León destaca que los militares peruanos apoyaban a Vizcarra, al punto de que cuando Merino intentó cabildear con las Fuerzas Armadas el comandante del Ejército reveló el intento del Legislativo de deponer a Vizcarra. 


Martín Vizcarra al momento de ser cesado, contaba con una alta popularidad entre la población. 

Los medios peruanos tuvieron visiones disímiles. El periodista peruano Beto Ortiz, quien apoyaba el gobierno de Merino, sufrió el acoso de los manifestantes en su casa y en su canal y el cierre de su cuenta de Twitter, mientras otros medios apoyaron de plano las protestas y la salida de Merino del poder. 

Los medios peruanos tuvieron visiones disímiles. El periodista peruano Beto Ortiz, quien apoyaba el gobierno de Merino, sufrió el acoso de los manifestantes en su casa y en su canal y el cierre de su cuenta de Twitter, mientras otros medios apoyaron de plano las protestas y la salida de Merino del poder. Solo en Lima hay 14 periódicos, así como gran cantidad de medios tradicionales y digitales. León explica que los canales tradicionales sufrieron el desfase con las nuevas audiencias, pues muchos jóvenes prefieren no ver los noticieros de TV e informarse por redes. Eso provocó un cierto discurso antiprensa similar al que se produjo en el Ecuador en el gobierno de Correa. "Una lección para los medios peruanos fue que deben ponerse en sintonía con las grandes audiencias, pero ese es un debate que debe venir de la sociedad civil".

El manejo de la pandemia, la reactivación económica, y combatir la crisis son algunas de las tareas del nuevo Gobierno. Entre los presidenciables para las elecciones peruanas está el ex futbolista y alcalde George Forsyth, quien tiene un discurso de mano dura; la candidata de izquierdas Verónika Mendoza, cuya influencia es mayor en la Sierra sur peruana; Julio Guzmán del Partido Morado (partido del actual presidente), entre otros políticos. 

El despertar de una juventud politizada 

Por su parte, el periodista y analista ciudadano Fernando González, quien trabajó en medios peruanos como El Comercio, destaca también la masiva participación de los jóvenes que no se había visto antes en el país. La mala calidad de la educación superior en Perú, el fracaso del sistema privado de pensiones de los jubilados y la falta de un futuro tangible podrían ser algunas de las movilizaciones de la juventud peruana. En Perú no faltaron las teorías de conspiración regional, similares a las que han circulado en el Ecuador o en Chile para explicar las protestas de 2019. "Las derechas esgrimieron el argumento de que las protestas tenían un factor externo, en especial, desde la llamada Coordinadora Repúblicana, un grupo conservador y retrógrado de donde proviene Antero Florez, el premier de Manuel Merino, quien dijo que las protestas venían desde el foro de Sao Paulo para desligitimar a quienes salieron a protestar". Esto, explica González, fue un gran error, pues, en su opinión, "la disputa es parte constitutiva de la democracia. Hubo un profundo desprecio por quien piensa distinto y la tesis de que si un grupo de personas protesta por algo es porque están siendo manipulados". 

De su lado, la columnista del diario La República, Patricia Zárate, sostuvo que "el ex presidente Vizcarra fue vacado por un Congreso que tenía 65% de desaprobación, que llegó a 90% luego de la vacancia. No sorprende que la gente no se quedara tranquila. Sobre todo, jóvenes medianamente informados, con mayor nivel educativo y uso de nuevas formas de comunicación como las redes sociales. El manejo de información es clave, esta crisis también nos ha mostrado que cuando no se tiene legitimidad y poder de convocatoria, un gabinete apoyado por los trolls o grupos extremistas conservadores no tiene asidero"

Zárate precisó también que "tenemos nuevos actores, ni los gremios ni las agrupaciones políticas convocaron la protesta, la indignación fue espontánea y se canalizó con la ayuda de las redes sociales. Lo más triste, la muerte de dos jóvenes comprometidos, lo esperanzador el aumento de la participación y el interés en la política. Un 37% protestó de diversas maneras (en Perú nunca se pasó de 15% de participación en protestas según datos de LAPOP) y 60% está interesado en política (75% entre los jóvenes). Es más, por primera vez en muchos años, la política vuelve a estar en el centro de las preocupaciones: 34% de los encuestados afirma que la política es el principal problema del país, le sigue la economía con 23%".

"Falta un paso más que es necesario renovar: la representación política, 65% dice que ningún partido lo representa y 60% que ningún líder político lo hace. Esto no solo pasa por las elecciones (siempre se puede votar por el mal menor y esa no es la solución), es algo que requiere ser reconstruido, y este es quizá uno de los pendientes más importantes de cara al bicentenario", finalizó.

 

GALERÍA
Perú: la movilización de los jóvenes con las redes sociales
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Mauricio Salem: "la central de riesgos es una cadena perpetua financiera"
Fermín Vaca Santacruz
Wilma Andrade y su campaña para la reelección
Fermín Vaca Santacruz
Susana Baca: La maestra que enseña el bien común
Redacción Plan V
Noé Carmona: “A este país yo lo amo porque me ha dado todo”
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

ARAUZ FIRMÓ EL ENDEUDAMIENTO DE LA PATRIA
Redacción Periodismo de Investigación y PlanV
Los candidatos que rehuyen hablar sobre el aborto en sus campañas
Susana Morán
En Furukawa se creó una ‘micro sociedad analfabeta’: el demoledor informe que ayudó a un fallo histórico
Susana Morán
Las razones del dramático impacto de la Covid en Guayaquil
Redacción Plan V