Back to top
20 de Enero del 2020
Historias
Lectura: 15 minutos
20 de Enero del 2020
Redacción Plan V
Poliducto Pascuales-Cuenca: Odebrecht culpa a Petroecuador
0

Jorge Glas, como vicepresidente de la República y encargado de sectores estratégicos, saluda con técnicos del proyecto Poliducto Pascuales-Cuenca.

 

Inició el juicio que por USD 174 millones presentó la multinacional Odebrecht en contra de Petroecuador. La estatal anunció una contrademanda. Mientras tanto, las denuncias penales presentadas por el gobierno para que se investiguen cinco obras petroleras emblemáticas de Rafael Correa, duermen en la Fiscalía.

Petroecuador ha sido la única causante del deterioro del terminal Poliducto Pascuales Cuenca, PPC. Así es de determinante la postura de la brasileña Odebrecht, que ahora, con un juicio por USD 174 millones exige una indemnización y pago por sus servicios en esta obra, entre otros cargos. El PPC se está hundiendo, y la constructora y la contratante cruzan acusaciones y responsabilidades. 

El presupuesto referencial del proceso de licitación, en el año 2013, para la construcción del Proyecto PPC llevado a cabo por EP-Petroecuador (EPP), fue de USD 272,29 millones. Pero el monto inicial del contrato de construcción firmado con Odebrecht fue de USD 370 millones. Según la multinacional brasileña, el suyo fue el menor precio ofertado entre los participantes de la licitación, a pesar de que superaba en casi USD 100 millones el presupuesto referencial. Los otros tres participantes en la licitación fueron eliminados por el Comité de Contrataciones por, supuestamente, no cumplir los requisitos. 

Esta diferencia ya había sido señalada por la Contraloría, en el cual señalaba que "existe una diferencia sustancial entre el presupuesto referencial elaborado por la entidad en el 2013 con el presupuesto adjudicado a la contratista, diferencia que asciende a USD 97 690 754. Esencialmente dicha diferencia se presenta en el capítulo de Instalación y Costos Generales, que sumados representan el 60% de la totalidad de la oferta adjudicada". La explicación de las autoridades de Petroecuador de la época fue que la diferencia se trataba de "una actualización de costos".

Odebrecht dice que el monto inicial del contrato de construcción se basó en las cantidades definidas por Petroecuador o el diseñador del proyecto, y surgieron de los diseños de ingeniería básica y de detalle con los que se licitó y contrató la construcción de la obra.

Ahí, Odebrecht se lava las manos. Asegura que no diseñó la obra y por tanto no definió la ruta del poliducto ni la ubicación de las estaciones y terminales.  Odebrecht, dice la empresa, tuvo como única responsabilidad la ejecución del contrato de construcción, que se llevó a cabo bajo la modalidad de precios unitarios.


Parte de los daños generados en los taludes del Terminal de Cuenca del PPC. Odebrecht dice que el reforzamiento de los taludes no estaba en el diseño ni en la ingeniería de detalle.

USD 10,1 millones pagó petroecuador por el diseño del proyecto POLIDUCTO PASCUALES-CUENCA a la empresa ecuatoriana caminosca.

El 22 de octubre del 2008, Petrocomercial filial de Petroecuador, suscribió con la Consultora Caminosca, Caminos y Canales Cía. Ltda., el contrato para la realización de los estudios de ingeniería básica y de detalle, gerenciamiento y fiscalización de la construcción del poliducto Pascuales - Cuenca, por un monto de USD 10'113.755 más IVA. Desglosados así: capítulo 1 ingeniería básica y de detalle el valor de USD 3'405 453 USD y capítulo 2, el valor de USD 6'708.301 y un plazo de 300 días calendario contados a partir de la fecha de entrega del anticipo para el capítulo 1 y 720 días calendario para el capítulo 2.

Según el contrato firmado con Odebrecht, el Poliducto estaba constituido por un ducto de aproximadamente 210 Km de longitud que uniría Pascuales con Cuenca para el transporte de gasolina súper, extra y diesel desde el terminal Pascuales y de gas licuado de petróleo (GLP) desde el terminal El Chorrillo, entre Pascuales y la Troncal se instalaría un ducto de 10 pulgadas de diámetro y entre La Troncal y Cuenca se instalaría un ducto de 8 pulgadas de diámetro; seis estaciones de bombeo, Pascuales, El Chorrillo , La Troncal, La Delicia, Ducur y Chancay; dos terminales de recepción, almacenamiento y distribución a granel de gasolina súper, extra, diesel y GLP ubicados en La Troncal, provincia de Cañar; y en Cuenca provincia de Azuay; vías de acceso, válvulas de bloqueo, redes de fibra óptica y microonda.

La obra llegó a costar USD 497,95 millones según Odebrecht y USD 623 millones según el gobierno de Lenín Moreno. La empresa brasileña sostiene que "al ejecutar la obra, se encontraron diferencias con respecto a la ingeniería básica por deficiencias de la misma o por condiciones no previstas, originando variaciones en las cantidades; estos aumentos o disminuciones hicieron que el precio final también se modifique.  Los incrementos debido a variaciones de cantidades, condiciones no previstas de geología y errores en la Ingeniería Básica y de Detalle entregada por Petroecuador representan el 22,71% del valor del contrato reajustado y los incrementos debidos a Órdenes de Trabajo representan el 7,60% del valor del contrato reajustado, porcentajes que se encuentran dentro de los límites de 25% y 10% previstos en la Ley.  No existe ningún incremento o un sobreprecio de 150%". Sin embargo, desde el presupuesto referencial al precio final hubo USD 200 millones de incremento, y entre el precio firmado en el contrato firmado por Odebrecht y el costo final hubo un incremento del 25%. Costo que se incrementaría en al menos USD 33 millones por la reparación de los daños denunciados por Petroecuador y las fallas en la construcción.

USD 498 MILLONES FUE EL COSTO FINAL DEL PROYECTO, SEGÚN ODEBRECHT. EL GOBIERNO ACTUAL DETERMINÓ QUE EL COSTO FINAL FUE DE usd 623 millones. Una diferencia de USD 125 millones.

Sobre los daños en la Terminal de Cuenca, la empresa brasileña señala que este es el único componente del Proyecto donde se han presentado daños.  Esta terminal se construyó de acuerdo a los diseños de Ingeniería Básica y de Detalle suministrados por Petroecuador y en el lugar designado por la estatal.  Odebrecht dice que no intervino en el diseño básico ni de detalle, el cual fue elaborado por Caminosca.  Petroecuador demandó a la empresa diseñadora nacional por un monto de USD 126 millones, debido a los daños ocasionados al proyecto.

Como explicación, Odebrecht asegura que los diseños y estudios de Ingeniería Básica y de Detalle para la Terminal Cuenca no indicaron la presencia de agua subterránea ni contemplaron la construcción de ningún tipo de obras especiales para la estabilidad de los taludes de la Terminal Cuenca.  Las campañas de estudios geotécnicos realizados durante la construcción tampoco identificaron flujos subterráneos o inestabilidades.


Daños presentados en la Terminal de Cuenca, sobre los cuales Odebrecht descarta resonsabilidad y acusa a Petroecuador y Caminosca. Foto: El Universo

¿Por qué no propusieron medidas de estabilización adicionales? No hubiera sido lógico proponer al momento de la ejecución de obra, cuando los estudios no las recomendaron, dijo la empresa.

Luego de llevar a cabo una campaña geotécnica de verificación y comprobación, cuyo costo fue asumido por Odebrecht, los trabajos en la terminal Cuenca se realizaron desde mayo de 2014 hasta mayo de 2015, sin que se presente ningún daño o afloramiento de agua y permanecieron estables hasta marzo de 2016 cuando surgió un punto de humedad en uno de los taludes, el mismo que fue reparado, es la defensa de la empresa brasileña. 

A partir del sismo de abril de 2016 y de las sucesivas réplicas, comenzaron a aparecer otros afloramientos de agua en otras áreas (taludes) de la terminal Cuenca, lo cual constituye un evento de fuerza mayor, según Odebrecht.

Tanto Odebrecht como la empresa fiscalizadora, dijo la empresa brasileña,  "informaron por escrito a Petroecuador de la necesidad de efectuar análisis y estudios geotécnicos adicionales para contar con diseños definitivos de ingeniería para corregir estas inestabilidades (condición no prevista en el contrato de construcción) y de contar con los recursos para implementarlos.  Petroecuador no obtuvo los recursos, ni suministró los diseños y tampoco tomó acciones correctivas, manifestando no tener partida presupuestaria para esto, dejando así, latente un problema que Petroecuador claramente conocía".

"Petroecuador ha sido la única causante y responsable del deterioro de la Terminal Cuenca, pues transcurrieron 19 meses desde el sismo de abril 2016 hasta la terminación unilateral del contrato", dice Odebrecht.

Por ello, la multinacional brasileña señala que "Petroecuador ha sido la única causante y responsable del deterioro de la Terminal Cuenca, pues transcurrieron 19 meses desde el sismo de abril 2016 hasta la terminación unilateral del contrato (octubre 2017), 15 meses adicionales desde esa fecha hasta la declaratoria de emergencia (enero de 2019) y 12 meses adicionales desde ese entonces hasta la actualidad, es decir, 46 meses en total, casi cuatro años sin que Petroecuador haya resuelto el problema.  

Los afloramientos de agua en la Terminal Cuenca se produjeron en los cortes de las terrazas de terreno natural donde se asienta la Terminal y donde se han producido los deslizamientos. Según Odebrecht esto demostraría que no existe falla constructiva al respecto.

Al terminar la construcción del PPC se elaboró una lista de tareas pendientes (“punch list”), las cuales no afectaban el funcionamiento u operación del proyecto. Hubo un total de 1.256 ítems de la lista de pendientes. Hasta el 19 de julio de 2017 fueron cerrados 1193, según el acta respectiva. Quedaron 63 elementos por ejecutar, el 5% del total. 


Otro daño detectado por la actual administración de Petroecuador.

Odebrecht dice que no pudo concluir con sus actividades finales, posteriores a la Entrega-Recepción Provisional del proyecto en 2017, por supuestos "incumplimientos de EPP en el pago de sus facturas y en el trámite de sus planillas, incumplimientos que se remontan al mes de diciembre de 2015.  La empresa dice estar impaga desde hace cuatro años a la fecha" y asegura que Petroecuador le debe USD 67,8 millones.

El 30 de octubre de 2017, por decisión el gobierno de Lenín Moreno y de la administración de la estatal, Petroecuador terminó unilateralmente el contrato. Para Odebrecht, el Estado ecuatoriano no  observó el procedimiento previsto en la ley para el efecto y cobró, "de forma ilegal", la garantía de fiel cumplimiento por un valor de USD 18,5 millones.  Este cobro es parte de la demanda que ahora la multinacional tiene contra Petroecuador.  Los recursos provenientes de la ejecución de la garantía, señala la brasilera, pudieron ser destinados a terminar o reparar aquellas partes de la obra que, a juicio de Petroecuador así lo requiriesen, como los problemas de estabilidad en los taludes la Terminal Cuenca. Pero se desconoce el destino de los USD 18,5 millones, reclama la empresa. 

Los problemas en el Poliducto fueron detectados por el gobierno de Moreno y Petroecuador, con el apoyo de la PNUD, de las Naciones Unidas. En enero del 2019, el gobierno denunció que cinco proyectos petroleros (dos de estos realizados por la multinacional brasileña), durante el gobierno de Rafael Correa habían tenido sobreprecios injustificados. Entre ellos estaba el PPC, y en esa ocasión el Gobierno dijo que el presupuesto referencial había sido de USD 250 millones y que terminó costando USD 623 millones. El proyecto se encontraba en estado crítico porque presentaba errores de ingeniería, dijo Lenín Moreno en esa ocasión.

USD 4900 iMILLONES FUE EL COSTO DE CINCO PROYECTOS PETROLEROS EMBLEMÁTICOS REALIZADOS EN EL GOBIERNO DE CORRE. MORENO DIJO QUE EL SOBREPRECIO FUE EL DOBLE DEL COSTO.

Moreno anunció que presentará una denuncia ante la Fiscalía General del Estado. “Por estos cinco proyectos, se pagaron USD 4.900 millones de la plata de los ecuatorianos, cuando debió costar apenas la mitad. Las conclusiones son tan vergonzosas y escandalosas que he decidido presentar una denuncia ante la Contraloría y la Fiscalía para que investiguen todos los delitos que se hubieran cometido", dijo el Mandatario.

La denuncia ante la Fiscalía y la Contraloría fue presentada por el ministro de Hidrocarburos de ese entonces, Carlos Pérez, y Juan Sebastián Roldán en enero del 2019, hace un año exactamente. Pero hasta ahora no se ha dado una respuesta de las autoridades. 

Mientras Petroecuador ha anunciado una contrademanda de USD 70 millones en contra de Odebrecht por los daños en el Poliducto. El gerente de la estatal recibió hace pocos días un informe técnico de la Escuela Politécnica Nacional, EPN, en el cual se ratificaban los daños y se los cuantificaba en USD 33 millones.

El 9 de marzo del 2018 Odebrecht presentó una demanda ante el Tribunal Contencioso Administrativo en contra de la terminación unilateral del contrato, el cobro de la garantía, cobro de multa así como daños y perjuicios.  La cuantía de esta demanda asciende a USD 174 millones y según Odebrecht fue planteada como último recurso luego de agotar todas las opciones administrativas a nuestro alcance, todas las cuales fueron sistemáticamente ignoradas o negadas por EPP. La multinacional asegura que el Estado le debe más de USD 100 millones en pagos por las obras realizadas, sobre las cuales existen evidencias de coímas y sobreprecios cuya determinación de responsabilidades está en manos de las autoridades judiciales. 

Sin embargo, los ejecutivos de Odebrecht no mencionan el hecho de que esta obra, asi como otras de la empresa, durante el gobierno de Correa, fueron adjudicadas gracias a coimas, según se señala en el mismo proyecto PPC y del cual hay evidencias en la Fiscalía General y en el juicio en contra de Jorge Glas y su tío Ricardo Rivera. 

 

[RELA CIONA DAS]

Así se lavan en Miami los sobornos del 10% que circulan en Petroecuador
Redacción Plan V
Sobornos: Pugna entre la Fiscal y los abogados por el cohecho
Redacción Plan V
Félix Martins, director de Odebrecht: "la corrupción no vale la pena"
Redacción Plan V
La corrupción en su justa proporción
Juan Cuvi
Cándido Zambrano, el "David manabita", versus Odebrecht
Redacción Plan V
GALERÍA
Poliducto Pascuales-Cuenca: Odebrecht culpa a Petroecuador
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Ecuador y la mano sucia de Odebrecht
Fernando Villavicencio, Christian Zurita y Redacción Plan V
Odebrecht expulsada de Ecuador, volvió con jugosos contratos
Mariana Neira
Funcionarios recibieron USD 33,5 millones en sobornos de Odebrecht
Redacción Plan V
El juicio flash contra El Universo

[MÁS LEÍ DAS]

Quién era Mariana Granja y porqué su muerte nos involucra a todos
Juan Carlos Calderón
El TOP 10 del machismo oficial
El defensor del pueblo y las dificultades para obtener justicia en Galápagos
Redacción Plan V
Así se lavan en Miami los sobornos del 10% que circulan en Petroecuador
Redacción Plan V