Back to top
16 de Noviembre del 2020
Historias
Lectura: 16 minutos
16 de Noviembre del 2020
Fermín Vaca Santacruz
¿Por qué todos se sienten amenazados por Álvaro Noboa?
0

Fotomontaje: PlanV

 

La candidatura de Álvaro Noboa por el movimiento Justicia Social está en suspenso, mientras recurre ante el Tribunal Contencioso Electoral una decisión del pleno del Consejo Nacional Electoral que lo deja fuera de la carrera hacia Carondelet. El magnate vuelve a poner intranquilas a las fuerzas políticas, en especial, a las que le apuestan al esquema populista como única formula, tanto en las derechas cuanto en las izquierdas y el correísmo.

Una andanada de huevos cayó sobre la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) al norte de Quito, este lunes 16 de noviembre de 2020, cuando simpatizantes de Álvaro Noboa Pontón llegaron para reclamar por la decisión del pleno que, de momento, lo dejaría imposibilitado de correr para las presidenciales de 2021. 

Aunque en un principio había declinado su candidatura, según dijo, en beneficio de la alianza de centro derecha costeña encabezada por Guillermo Lasso y conformada por el Partido Social Cristiano de Jaime Nebot, Noboa sorprendió al anunciar en un vídeo, en sus redes sociales, su decisión de postularse como el presidenciable del movimiento Justicia Social, una formación política con base en Guayaquil que había sido borrada del registro electoral por el CNE, luego de acoger un pronunciamiento de la Contraloría, que determinó irregularidades en la verificación  de las firmas de apoyo. Pero una reciente decisión del Tribunal Contencioso Electoral (TCE) le permitió a Justicia Social volver a la carrera, así como al movimiento Juntos Podemos, del ex prefecto del Azuay, Paúl Carrasco. 

El principal líder del grupo es Jimmy Salazar, un abogado de Guayaquil y esposo de Pamela Martínez, la recaudadora de la "caja chica" del correísmo por la cual fueron condenados a ocho años de cárcel el ex presidente Rafael Correa y varios de los principales jerarcas de la Revolución ciudadana.

Justicia Social, un movimiento con base en Guayaquil, había planteado en un principio la candidatura de Fabricio Correa, hermano del ex presidente Rafael, pero luego se había quedado sin candidato. Ahí aparece la figura de Noboa Pontón, quien intentaría una nueva postulación a la presidencia con ese membrete político prestado. El principal líder del grupo es Jimmy Salazar, un abogado de Guayaquil que fue presidente del Colegio de Abogados del Guayas y es esposo de Pamela Martínez, la recaudadora de la "caja chica" del correísmo por la cual fueron condenados a ocho años de cárcel el ex presidente Rafael Correa y varios de los principales jerarcas de la Revolución ciudadana. 

Por su parte, el CNE decidió que la candidatura de Noboa no podría ser inscrita, pues ya se habían cumplido los plazos, pero desde Guayaquil, Silka Sánchez, abogada de Noboa, anunció que apelará a la decisión, nuevamente, ante el TCE. Tan pronto Noboa envió por internet su formulario de inscripción, la alianza entre CREO y el PSC presentó inmediatamente una impugnación contra la candidatura del magnate. 

Noboa se ha pronunciado por medio de videos en su cuenta de la red social Facebook. “Los corruptos están con miedo, a que yo les pare el crimen organizado y corrupción que ocurre en Ecuador y han resuelto impedir que yo corra para presidente en febrero de 2021”, dijo, e hizo un llamado a sus militantes, a los que llama los "alvaristas" a rechazar el intento del CNE de dejarlo fuera de las elecciones. “Ya estamos hasta las marimbas timbas, que violen los derechos y le roben a los pobres su voto, que además de una casa de caña y un televisor, es lo único de valor que tienen”. 

Así, la candidatura de Noboa sigue en suspenso, pero aunque de momento es solo una posibilidad, parece haber agitado el avispero en todas la campañas que han presentado cantidatos a la presidencia de la República. 


Jimmy Salazar es el líder del movimiento Justicia Social, con el cual pretende postularse Noboa. 

Rechazo unánime y agenda antisistema 

Álvaro Noboa genera unánimes resistencias tanto en las derechas -de las que se mantiene al margen amparado en su emporio bananero- cuanto de las izquierdas, que lo consideran la expresión  más clara de un clase empresarial acaparadora y rapaz. De hecho, buena parte del triunfo de Correa en 2007, que le permitió encaramarse en el poder por una década, proviene de ese rechazo, cuando muchos tomaron la consigna de "cualquiera menos Alvarito" como una bandera.

Y aunque muchos de ellos formaron parte luego de la lista de agraviados y perseguidos por el correato, lo cierto es que el magnate y su estilo se convirtieron en una expresión de populismo y antipolítica que podría desestabilizar campañas que se creen muy bien encaminadas. Sin el encanto mediático de un Silvio Berlusconi en Italia o del propio Donald Trump en Estados Unidos, Noboa ha vendido la imagen de un empresario exitoso que está fuera del establecimiento político tradicional debido a su gran fortuna. 

De ahí que para el consultor político guayaquileño Carlos Ferrín, uno de los elementos a considerar al momento de analizar la eventual postulación de Noboa Pontón es el enojo y decepción de los votantes contra la clase política, agudizados por el desempleo y el impacto económico de la pandemia. 

Buena parte del triunfo de Correa en 2007, que le permitió encaramarse en el poder por una década, proviene de ese rechazo, cuando muchos tomaron la consigna de "cualquiera menos Alvarito" como una bandera.

Ferrín destaca que hay un ánimo social de decepción que se evidencia en las malas evaluaciones del Gobierno de Lenin Moreno y de la propia Asamblea Nacional. Ahí hay que hacer una diferenciación entre candidatos que provienen del establecimiento político plenamente consolidado -como serían Lasso o Arauz- frente a otros candidatos que podrían considerarse antisistema -como Yaku Pérez y el propio Noboa. "Álvaro Noboa es un meme de candidato, cuya figura crece de manera viral y su impacto será mayor en el otro candidato antisistema, como es Yaku Pérez". 

Como representante de la izquierda anticorreísta, Yaku Pérez capitaliza una posible votación de quienes rechazan a la política constituida. Para Ferrín, la elección podría definirse entre un candidato antisistema y otro que provenga del establecimiento tradicional. "Yaku Pérez está captando mucho del voto de la izquierda joven, que no va a votar por el correísmo". 

"Alvarito afectará en primera instancia a Yaku, luego a Lasso y a Arauz, pero las campañas tienen muchas etapas", sostiene el consultor Carlos Ferrín.

Ferrín sostiene que el correísmo se ha debilitado desde 2017, y ahora corre para la presidencia sin los recursos de antes y con una figura que es poco relevante, como es el caso de Andrés Aráuz. "Alvarito afectará en primera instancia a Yaku, luego a Lasso y a Arauz, pero las campañas tienen muchas etapas. Hay tres factores para poder ganar: tener ganas de hacerlo, como Lasso o el propio Noboa. El segundo componente es tener una base política que ataje el impacto de la pandemia en la campaña. Actualmente solo CREO, el correísmo, Pachalutik, el PSC tienen una base política sólida. El tercer elemento es tener fondos económicos. Noboa no tiene problemas económicos pero sí carece de base política al correr por un movimiento -Justicia Social- que le puede quitar votos más que dárselos", explica el consultor.

"Noboa va a tratar de tener el control de la lista de asambleístas y poner figuras conocidas o de farándula, pero igual no tiene base política", lo que podrá afectar su postulación, si es que el TCE llega a darle luz verde y el CNE revierte su decisión. 

"Noboa es una amenaza para todos"

Por su parte, el consultor y analista político Jacobo García sostiene la figura de Noboa -si es que logra correr para 2021- afecta realmente a Guillermo Lasso y a candidaturas minotarias que aspiran a crecer y ser una especie de tercera o cuarta vía, como César Montúfar o Isidro Romero. "Alvarito compite en ese campo con electorado y discurso, pero realmente va a afectar a todos. Su discurso va a ser populista y antisistema y puede llegar a un electorado no ideologizado y flotante, tanto del correísmo cuanto de otros sectores. Al final es una amenaza para todos".

García cree que aunque hay discursos antisistema en candidatos minoritarios, podría ser que Noboa lograse penetrar en un electorado disconforme por atributos que lo hacen más creíble en el contexto actual. 

"En los estudios se ve el ánimo de la gente de rechazo hacia los políticos, un resurgir del que se vayan todos", explica. 

Pero tal como está el escenario hasta el momento, García solo ve tres candidatos con posibilidades: Lasso, Arauz y Pérez, "no veo a nadie que se pueda abrir paso hasta el momento ni por el discurso ni los atributos. No lo ha logrado Isidro Romero y tampoco César Montúfar con un discurso que no cala en este tipo de elección". 

En el caso de Andrés Arauz, García admite que es un candidato poco conocido, pero se podría esperar que la identidad correísta le ayude a repetir el crecimiento que tuvieron en 2019 con Leonardo Orlando en Manabí o Paola Pavón en Pichincha. "La duda sobre Aráuz es si podrá salir más allá del voto duro correísta y, en especial, si Alvarito logra entrar en escena".  De todas formas, el correísmo "debería ser una de las fuerzas en segunda vuelta, aunque no gane las elecciones". 

"La duda sobre Aráuz es si podrá salir más allá del voto duro correísta y, en especial, si Alvarito logra entrar en escena", estima Jacobo García.

Mientras tanto, el Guillermo Lasso del "ya qué chucha" evidencia que no logran encontrar un posicionamiento ni una identidad clara, a diferencia de lo que presentó en 2017, al mostrarse como una alternativa de cambio frente al correato. "Lasso tenía bien enrumbada la cosa con su ayuda en los temas de la pandemia y al bajase Otto y Alvaro de la papeleta. Pero la alianza con el PSC no está generando una identidad creíble para las dos partes. Lasso llamando a tomarse una cerveza con un Nebot a sus espaldas, cuando Nebot es la mano dura y la ley evidencia que esa alianza no cuaja". 

García cree que el "temor" de Lasso por la presencia de Noboa es lo que le lleva a un "populismo empresarial" y a tratar de hablarle a los millenials, "con un estilo de empresario bacán que no le calza en absoluto".

Álvaro versus Alvarito: la polarización y el voto útil

Álvaro Noboa llama la atención en redes sociales con ocurridos videos. 

Por su parte, el ex diputado de la Democracia Popular, Ramiro Rivera, cree que estas elecciones se van a parecer a las de 2006, cuando hubo 13 candidaturas. En ese año las más opcionados fueron las de Correa, Álvaro Noboa y la Sociedad Patriótica de Lucio Gutiérrez. Algo similar podría pasar en 2021, con las postulacione de Lasso, Aráuz y Pérez. Estos fenómenos motivan, explica, "el voto útil", en donde el elector descarta candidaturas pequeñas no correístas por lo que las pequeñas postulaciones serán "vaciadas de apoyo electoral". La mayoría de las pequeñas candidaturas no van a llegar al 1%, dice Rivera, en donde menciona a Xavier Hervas, Isidro Romero o César Montúfar. "Sus campañas van a ser diluidas en la polarización". 

"Todos los que no quieren el regreso de la banda correísta motivará que tres cuartas partes del electorado se vayan con las dos o tres opciones reales que hay". Noboa, por otro lado, "representa un populismo de derecha, una personalidad pintoresca, un ingenuo perdido y fuera de foco, el típico populista". Sobre sus antecedentes como candidato, Rivera recuerda que va perdiendo apoyo electoral a lo largo de la campaña: "en cinco candidaturas tiene cinco derrotas. Y en 2013 entre ocho quedó quinto, por debajo de Lucio y de Rodas". 

"El problema de Álvaro Noboa es el Alvarito Noboa, que desinfla su imagen de empresario exitoso al prevalecer su personalidad pintoresca y sus cosas fuera de lugar", recuerda Ramiro Rivera.

Rivera explica que "el problema de Álvaro Noboa es el Alvarito Noboa, que desinfla su imagen de empresario exitoso al prevalecer su personalidad pintoresca y sus cosas fuera de lugar". "Él siempre fue así, recuerdo que en los 70 y 80 publicaba páginas en los periódicos llamando a la cruzada por la nueva humanidad y a ser el presidente de una América Unida". 

Sin embargo, "podría repetirse el triunfo de Bucaram en 1996 frente al desencanto de la población. Las sociedades también se suicidan y Alvarito no maneja la lógica. Primero dijo que había que impedir que vuelva el correísmo y ahora se quiere lanzar de un movimiento que nace del útero de la corrupción correísta". 

Rivera advierte que las élites "se han descuidado del TCE, que es un enclave del correísmo. Ahí hay una mayoría correísta. Más allá de las leguleyadas, creo que hay una estrategia correísta para dividir al centro derecha. La candidatura de Noboa puede afectar a Lasso pero también a Aráuz, pues el populismo llega a la misma masa". "Las mejores cifras de Noboa estaban en las provincias de la Costa, fuera de Guayaquil, pues la estructura clientelar del PSC aún no se activa plenamente a favor de Lasso". 

De todas formas, "la candidatura de Alvarito es muy forzada y por ello no tiene viabilidad en el CNE". La pelea, dice Rivera, es entre Lasso y Aráuz, pues la candidatura de Yaku Pérez "se puede ir desinflando, pues podría ser un salto al vacío el etnopopulismo romántico. En las últimas semanas de enero habrá una polarización: retorno del correísmo o avanzar hacia el futuro".

Así, es claro que la postulación de Noboa afecta a todas las campañas, en menor o mayor grado, por su discurso antisistema y su estrategia populista. Un motivo adicional para que las fuerzas políticas, tal como en el pasado, cierren filas contra el magnate. No sería la primera vez que, en traje de baño, desafía un huracán. 

 

[RELA CIONA DAS]

Xavier Hervas: "debemos aprender a administrar el Estado en la escasez"
Fermín Vaca Santacruz
Voto por Guillermo Lasso
Carlos Rivera
La ceguera electoral
Patricio Moncayo
Redes en lugar de tarimas: la pandemia obliga a reinventarse a los candidatos
Fermín Vaca Santacruz
Estética versus política
Fanny Zamudio
GALERÍA
¿Por qué todos se sienten amenazados por Álvaro Noboa?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Xavier Hervas: "debemos aprender a administrar el Estado en la escasez"
Fermín Vaca Santacruz
Interpol y la "Liga de presidentes justicieros" de Correa
Mariana Neira
Notas afiladas de una coronela: el consejo de "La Caballeresa del sol" al "El Libertador"
Andrés Lasso Ruales
"No todo fue una quimera": 13 ensayos sobre la construcción del Ecuador
Andrés Lasso Ruales

[MÁS LEÍ DAS]

Ecuador supera la cifra récord de 100.000 fallecidos por todas las enfermedades
Redacción Plan V
La huida masiva de los venezolanos desde Ecuador y su doble regreso
Susana Morán
¿Por qué todos se sienten amenazados por Álvaro Noboa?
Fermín Vaca Santacruz
El ñeque manaba de Aura Zamora
Gabriela Muñoz