Back to top
1 de Marzo del 2021
Historias
Lectura: 13 minutos
1 de Marzo del 2021
Redacción Plan V
Segunda vuelta: ¿qué ajustes debe hacer Andrés Arauz?
0

Composición imagen: PlanV

 

El candidato del correísmo intenta acercarse a los más jóvenes, en la disputa que tiene con su rival de CREO por llegar a los grandes electorados de Xavier Hervas y Yaku Pérez. Sus desafíos, estiman analistas, son anular la "campaña del miedo" que busca identificarlo con una intento de abandonar la dolarización y superar la sombra de Rafael Correa que pesa sobre él. Empezó una campaña más agresiva en Twitter, Tik Tok y otras redes sociales, en donde le apuesta a un discurso juvenil.



"De ley", "nuay chance de subir el IVA", y otros modismos juveniles empiezan a aparecer en la retórica del abanderado del correísmo, Andrés Arauz, de cara a la segunda vuelta.

Tras el fenómeno de Xavier Hervas, quien logró crear un nuevo electorado abandonando los recorridos y pasando horas en las redes sociales contestando mensajes de Twiter, los dos candidatos en la segunda vuelta miran hacia la campaña digital como la herramienta preferida en las elecciones en tiempos de pandemia. 

Tanto Arauz cuanto Guillermo Lasso parecen haber tomado nota del inédito impacto de redes como Tik Tok. Si el magnate desembarcó en la red social, de origen chino, con un vídeo en donde luce un nuevo look, Arauz apareció salvando un perrito emulando al superhéroe Flash. Ambos le han apostado también a enlaces en Facebook live y ahora le dedican más tiempo a responder debates y conversaciones en Twitter.

Y Arauz, que intentaba sin éxito parecer menos juvenil en sus presentaciones publicas -la voz un tanto aguda no le ayudaba mucho- ahora en cambio recurre a la jerga adolescente y realiza enlaces con universitarios y veinteañeros, convencido de que ese es el voto que puede decidir la recta final de la campaña.


La campaña del presidenciable correísta se enfoca en las redes sociales.  Capturas de Video de Tik Tok

"Abrirse" de Rafael Correa

Pero, ¿qué es lo que debería hacer Arauz para captar nuevos electores y ganar la segunda vuelta?

Para el catedrático universitario Daniel Crespo, uno de los desafíos de Arauz de cara al balotaje será "desmarcarse de la idea del llaverito", aunque admite que hay que considerar que es muy complicado, estando dentro del correísmo, tomar distancia de la figura de Rafael Correa. "La figura de Correa es la de un líder político típico: es una persona carismática, gobernó por un periodo lo suficientemente extenso para dejar una marca, y este gobierno ha creado la necesidad de muchas personas en ese tipo de liderazgo". En esa medida, para Arauz no sería fácil simplemente abjurar de Correa de cara a la segunda vuelta. 

A pesar de ello, Crespo encuentra algunos elementos de una agenda propia y de alguna autonomía en las acciones de Arauz, como se puso en evidencia durante su reciente visita a Washington y a los organismos internacionales de crédito. La campaña contra Arauz, en la que se le acusaba de promover una desdolarización, ha obligado a sus simpatizantes a explicar con más detalle aspectos como qué quiso decir en un artículo sobre la "desdolarización buena", publicado en su blog. Sin embargo, Crespo cree que la campaña que pretende señalar a Arauz como un enemigo de la dolarización no ha tenido el impacto que esperaban quienes la encabezan.

"Reconocer ciertos errores de la época correísta podría pavimentar el camino con otros sectores en búsqueda de mayorías en el Legislativo", asegura el catedrático Daniel Crespo.

El catedrático cree que es interesante que Arauz hable de temas como gobernabilidad y alianzas en la Asamblea, lo que marca una senda en un eventual gobierno del postulante correísta. Arauz, destaca, apunta hacia Pachakutik, Izquierda Democrática y otras fuerzas de izquierda, que podrían entrar en un acuerdo político con el correísmo en busca de gobernabilidad. Para ello, "deberá acercarse a las agendas de ID y PK. Arauz ha puesto en redes sociales que reconoce los errores de Correa frente al movimiento indígena", lo que seguramente responde a una visión estratégica. "Reconocer ciertos errores de la época correísta podría pavimentar el camino con otros sectores en búsqueda de mayorías en el Legislativo", asegura Crespo.


Desmarcarse de Rafael Correa podría no ser tan fácil para Andrés Arauz. Foto: Rodrigo Buendía/AFP

Temor al "desquite" correísta

Arauz buscaría una aproximación con sectores de votantes que temen un "desquite" del correísmo por las posturas adoptadas en los últimos cuatro años. "Creo que ahí le falta trabajar ese discurso alarmista, pues hay quienes temen que un triunfo de Arauz traiga una especie de vendetta correísta". En esa medida, cree que lo siguiente que hará es apostar a un discurso de "unidad nacional, más conciliador" que evite los temores de que se podría producir una suerte de "venganza correísta" si retoman el poder. 

Este ajuste del discurso podría atraer a votantes como los de Hervas, pero medidas económicas tranquilizadoras también podrían combatir el nerviosismo que manifiestan los inversionistas y los sectores productivos. 

Sino se realizan estas correcciones, muchos votantes del centro izquierda podrían mirar hacia Guillermo Lasso. Por otro lado,  mientras algunos analistas sostienen que Andrés Arauz habría llegado a su techo electoral, Crespo no descarta que Arauz pueda captar votantes tanto entre los electores de Hervas cuanto en los de Pérez. 

El analista estima también que Andrés Arauz podría tener más facilidad para conectar con los electores más jóvenes que sus rivales en la segunda vuelta. Crespo cree que Arauz "puede entender mejor el mercado electoral de Hervas" por una cuestión generacional, que es un limitante que encuentra en la campaña de Guillermo Lasso. 

"Lasso hizo un papelón con el ''Ya que chucha y tampoco tuvo éxito al googlearse así mismo", que terminaron provocando una marea de memes. Una fortaleza que encuentra Crespo en el binomio correísta es la presencia de Carlos Rabascall, quien también hace una campaña en redes sociales mucho más amplia que la del candidato a vicepresidente de Lasso, Alfredo Borrero. 

"También votó por Yaku Pérez una izquierda más vieja, más ortodoxa, que es la del antiguo MPD, los románticos revolucionarios y lo que Correa llamaba el ecologismo infantil o la izquierda trasnochada. Es a esa gente que debe captar Arauz y pienso que él lo tiene más fácil que Guillermo Lasso", dice Crespo.

El analista destaca una fuerte posición de Arauz en las provincias de la Costa, mientras hubo una presencia significativa de Yaku Pérez en la Sierra. De ahí que el candidato correísta deba apuntar a mejorar su penetración en la Sierra, pues tendría asegurado el apoyo en provincias como Manabí y Guayas. En esa medida, Crespo estima que el voto puramente indígena de Yaku Pérez probablemente no es ni la mitad de lo obtenido, mientras el resto de los votantes son parte de la izquierda más idealista y ecologista, sobre todo mestiza, de zonas urbanas. "También votó por Yaku Pérez una izquierda más vieja, más ortodoxa, que es la del antiguo MPD, los románticos revolucionarios y lo que Correa llamaba el ecologismo infantil o la izquierda trasnochada. Es a esa gente que debe captar Arauz y pienso que él lo tiene más fácil que Guillermo Lasso", considera Crespo. "A Lasso le ha sido imposible quitarse la etiqueta de banquero, y es muy difícil para él superarla", explica Crespo, quien cree que mientras Lasso trabaja un voto anti Correa, Arauz aún puede moverse en el marco de los principios comunes con el votante de las izquierdas.

Arauz, más allá de Correa

Por su parte, el consultor político Jacobo García sostiene que Arauz tiene algunos desafíos de cara al balotaje. Arauz, sostiene, debe empezar a construir un liderazgo propio "más allá de Correa", pues si bien la figura del ex presidente es su principal fortaleza, "también es su mayor limitante", pues aunque el voto duro proviene de Correa, el candidato Arauz también se ve obligado a proyectarse más allá.

De ahí que García cree que es necesario un liderazgo propio de Arauz, que pasa por lograr una autonomía frente a Correa, lo que podría provocar sospechas de los votantes correístas más duros, sobre todo, "después del trauma que produce la acción de Lenin Moreno". Pero este liderazgo de Arauz significa también que deberá acercarse a otros actores y figuras que le puedan dar un aporte relevante. "Por mucho que trata de moverse, Arauz no parece estar llegando a los sectores que votaron por Yaku Pérez y Xavier Hervas", admite García. 

"Por mucho que trata de moverse, Arauz no parece estar llegando a los sectores que votaron por Yaku Pérez y Xavier Hervas", admite el consultor Jacobo García.

¿Cómo puede llegar Arauz a ese mercado electoral que captaron Pérez y Hervas? Jacobo García cree que, en el caso de Hervas, el voto en disputa son jóvenes no tan ideologizados, que podría tener una resistencia menor frente al correísmo. Llegar a esos votantes se podría hacer por medio de redes sociales, así como incluyendo temas de agenda nuevos en la campaña. Arauz le apuntaría a temáticas relacionadas con organizaciones de mujeres, medioambientalismo y a quienes están más preocupados por democracia y participación política. "Eso podría provocar choques con Correa", asegura. 

Arauz, octubre de 2019 y los indígenas

Por otro lado, si Arauz quiere llegar a los votantes de Yaku Pérez, debe retomar el discurso relacionado con los sucesos de octubre de 2019, algo que, de momento, "está ausente de la narrativa de Arauz", lo que permitió que se convierta en un punto clave de la narrativa del movimiento indígena y de Yaku Pérez. Al mismo tiempo, cree que es necesario que Arauz inicie conversaciones y acuerdos con parte de los sectores indígenas que estén interesados en dialogar con el correísmo, también reconociendo los errores y los agravios del pasado. Finalmente, García cree que Arauz puede crecer aún más en la Costa, poniendo también énfasis en un eje ideológico que le apunta a rechazar el neoliberalismo, lo que podría permitirle acceder a votantes ideológicos de la Sierra. 


Las protestas de octubre de 2019 podrían empezar a formar parte de la retórica de Arauz.  Foto: PlanV

"Van a transformar el tema del miedo en el discurso sobre el encuentro nacional. Se va a intentar aislar a Arauz como el candidato del desencuentro y la campaña del miedo va a tomar otro matiz, porque me parece que decir que van a convertir el Ecuador en Venezuela no resultó suficiente", dice García.

Para García, la "campaña del miedo" contra Arauz, que habla de desdolarización y de convertir al país en "Venezuela" probablemente no va a funcionar en la segunda vuelta. El consultor cree que si el temor por un abandono del dólar fuera real, muchas personas hubieran tenido la misma reserva sobre Yaku Pérez y sobre sectores del movimiento indígena que tienen posiciones radicales al respecto de la economía. "Van a transformar el tema del miedo en el discurso sobre el encuentro nacional. Se va a intentar aislar a Arauz como el candidato del desencuentro y la campaña del miedo va a tomar otro matiz, porque me parece que decir que van a convertir el Ecuador en Venezuela no resultó suficiente". 

Vea en PLANV EN VIVO: los consultores Carlos Ferrín y Alejandro Zavala analizan las opciones de los candidatos de la segunda vuelta.

 

 

GALERÍA
Segunda vuelta: ¿qué ajustes debe hacer Andrés Arauz?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Waoranis de Orellana denuncian militarización
Redacción Plan V
Mientras Correa "pide cacao", el correísmo prepara el contraataque
Redacción Plan V
El Coca está en shock, sus comunidades sin agua y a nadie le importa
Susana Morán
Lo que significa la victoria de la derecha neoliberal
Fernando López Romero

[MÁS LEÍ DAS]

Correa contra Manuela Picq: ¿quién dice la verdad?
AGENCIA DE NOTICIAS INVESTIGATIVAS DE PLAN V
Las muertes sin aclarar de la década correísta
Mariana Neira
Guerra de epítetos entre Jaime Vargas y Yaku Pérez
Redacción Plan V
Jaime Costales: el populismo se aprovecha del síndrome de desamparo de los ecuatorianos
Redacción Plan V