Back to top
2 de Febrero del 2021
Historias
Lectura: 10 minutos
2 de Febrero del 2021
Redacción Plan V
Ximena Bohórquez impulsará una ley de confiscación de bienes y cadena perpetua
0

La candidata fue diputada por Pichincha en 2003 y asambleísta constitucional en el 2007. Fotos: redes sociales y campaña de Ximena Bohórquez

 

La candidata a asambleísta por el Partido Sociedad Patriótica propone una normativa para revisar el patrimonio de los funcionarios públicos desde hace 20 años. En caso de que no puedan justificar sus bienes, estos serían decomisados, según la iniciativa de Ximena Bohórquez. La candidata busca una nueva curul en la Asamblea (antes fue diputada) después de 12 años.



Ximena Bohórquez se inició en la política junto a su esposo Lucio Gutiérrez, cuando este protagonizó una insurrección militar el 21 de enero de 2000, que terminó en el derrocamiento del presidente Jamil Mahuad. Así nació el Partido Sociedad Patriótica (PSP) que, en alianza con el movimiento indígena, Gutiérrez ganó la Presidencia en 2003. Bohórquez, además de convertirse en Primera Dama, ganó una curul en el Congreso por la provincia de Pichincha. Ocupó este cargo hasta el 2005, año en que fue destituido Gutiérrez. Luego fue elegida como asambleísta constituyente por el Movimiento Honradez Nacional, pues para entonces se había separado de PSP. Fue parte de la Comisión Legislativa y de Fiscalización, mejor conocida como Congresillo, que fue una Asamblea de transición. Ahora busca un puesto como asambleísta nacional, de nuevo por el PSP. Dice que impulsará una ley de justificación y confiscación de bienes.


Ximena Bohórquez y Lucio Gutiérrez cuando este asumió el poder en 2003. 

 

¿Por qué volver a la política después de 12 años?

Porque el Ecuador está sumido en una profunda crisis económica, social, sanitaria, pero sobre todo crisis moral. El primer poder del Estado está compuesto por representantes de pueblo indignos que han llegado a lo más profundo del lodazal. No nos sentimos representados por esos falsos padres de la patria que han ido a la asamblea para conseguir contratos, repartirse hospitales, hacer negocios y lucrar hasta con carnés de discapacitados. Es hora de reinaugurar la decencia política en ese poder del Estado. 

¿Cuál es su principal propuesta para llegar a la Asamblea?

Mi proyecto estrella es la ley de justificación y confiscación de bienes.  A pesar de que en el 2008, siendo parte del régimen de transición llamado Congresillo por la prensa, generamos en la mesa N. 10, junto con el exasambleísta Trajano Andrade, la ley de extinción de dominio como una herramienta eficaz en el combate contra la corrupción. Pero para que salga de la mesa necesitaba que los votos de la mayoría de sus integrantes. Dicha ley solo contó con dos votos, de Trajano y mi persona. Los ocho miembros, asambleístas del bloque oficialista Alianza País, dieron un voto en contra. Han pasado 12 años y recién la semana pasada logró ser aprobada por una Asamblea desprestigiada. Ahora está en manos del Ejecutivo para su veto parcial o total.

Esa ley tendrá vigencia desde el momento que se publique en el Registro Oficial. ¿Qué pasa con todo lo anterior? Me refiero a los grandes robos producto de los contratos con sobreprecio, peculado, enriquecimiento ilícito, etc. No pasa nada. Las leyes se aplican desde que están en el Registro Oficial, por eso va mi ley desde el 2000. Inclusive pasando por los dos años de gobierno de Lucio Gutiérrez. Quienes ocuparon un cargo público ya sea por nombramiento o voto popular y de la noche a la mañana se vuelven magnates, con esta ley se hará una investigación a dicha autoridad o entorno de testaferros que tienen bienes de origen ilícito. Si no pueden justificar quiere decir que son producto de la corrupción.

Las leyes se aplican desde que están en el Registro Oficial, por eso va mi ley desde el 2000. Inclusive pasando por los dos años de gobierno de Lucio Gutiérrez.

¿Por qué esa ley si ya hay una de extinción de dominio?

Porque actualmente vemos muchos casos de los involucrados en actos de corrupción que están fugados, huidos, fuera del país, que tienen grilletes o están en la cárcel de Latacunga. Pero la justicia ecuatoriana camina más lento que una tortuga. Hasta el momento no han devuelto un solo dólar. Con esta ley se podrá recuperar de forma más ágil esos bienes.

¿No chocaría la actual ley de extinción de dominio con su propuesta en caso de que llegue a la Asamblea? Parecería que tienen fines similares.

Pueden tener fines similares, pero el asunto es que la ley de extinción de dominio no persigue a segundos o terceros; esta otra ley que tienen otro espíritu, así hayan pasado 5 o 7 años, tienen que justificar sus bienes si no provienen de dineros lícitos, entonces la recuperación de esos bienes será más rápida.

¿Pero al pedir que se revisen los bienes de funcionarios que estuvieron en su cargo desde hace 20 años, eso no la convierte en retroactiva y por lo tanto no viable?

No, porque a escala internacional y con legislatura comparada sabemos que este tipo de leyes que tienen otro tipo de espíritu, que es la medición y la ruta del dinero, se señala claramente cuándo, en este caso desde el 2000. En la actual Constitución, en uno de sus artículos, dice también que independientemente del tiempo que haya pasado, el funcionario nombrado por autoridad competente o voto, tendrá que justificar sus bienes.

Cuando estuvo en el Congresillo, ¿qué propuesta le quedó pendiente o le gustaría volver a retomar?

No quisiera retomar nada de ello porque fui una de las impulsadora de lo que yo llamaba el Cuarto Poder del Estado. Lo denominé el poder de control. Se lo presenté al primer presidente de la Constituyente, Alberto Acosta, y me dio paso para que lo tramite. Sin embargo, el grupo mayoritario que eran los oficialistas de Alianza País, desvirtuaron tanto ese Cuarto Poder, que generaron este fenómeno llamado de Transparencia y Control Social. Lo que hicieron fue santificar el híper presidencialismo. Esta función está liderada por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, que la prensa desconocedora del tema lo calificó como Quinto Poder, cuando es el cuarto. Este Consejo, en mi propuesta, tenía otra finalidad, tratando de emular el modelo de otros países, donde este poder de control se ejerce a plenitud. Pero aquí desvirtuado tanto que lo convirtieron en personas allegadas al Primer Mandatario para cumplir todos sus caprichos. Las autoridades emanadas de este Consejo como el Contralor, el Fiscal, etc., tenían que ser panas del Primer Mandatario, entonces todo quedaba en familia.

En mi propuesta, el poder de control iba a estar integrada por delegados de las universidades públicas y privadas, de colegios profesionales, las cámaras de empresarios, representantes de grupos minoritarios.

¿Desde la Asamblea impulsará cambios para que su idea original de Cuarto Poder?

No lo haría. En este momento es una adivinanza saber la composición de la futura Asamblea. El exagerado número de candidatos va a lograr que la próxima Asamblea va a ser tan dispersa, tan fragmentada y habrá micro mini bloques de uno o dos asambleístas, con sus intereses e ideologías. Será imposible llegar a consensuar asuntos de trascendental importancia para el país.  

¿Qué lecciones le dejó su paso por el Congresillo que no volvería a repetir?

Durante el periodo de ochos meses que duró la Constituyente en Montecristi no hubo mano negra. La documentación que recibimos de esas fotocopiadoras y lo que se aprobaba en segundo y definitivo debate no cambió ni una coma. Eso no puedo decir de régimen de transición -que es el documento que permite pasar de una constitución a otra- porque se trataba una cosa, daban el texto de una manera, y después estaba escrito de otra forma. Eso fue terrible, la prensa conocía y fue algo imposible de controlar. Estuvo bajo esta telaraña del correísmo.

Si su esposo, Lucio Gutiérrez, no llegara a la Presidencia y usted sí a la Asamblea, ¿impulsaría la propuesta de cadena perpetua para los corruptos? 

Por supuesto que sí. El Código Orgánico Integral Penal (COIP) que tenemos lo prohíbe y para eso se requiere una profunda reforma al COIP.  Yo le veo mucho más viable desde el Ejecutivo, con su capacidad de co-legislador, para llamar al pueblo soberano y hacer esas reformas. Y no estamos soñando en vacío. En una entrevista con una radio en Manabí me dijeron ‘miren las encuestas que nos llegan a acá, le ubican en segundo lugar al coronel Gutiérrez, ¿está de acuerdo?’. Le dije que no estoy de acuerdo porque no está en segundo lugar, sino en primer lugar.

¿Tienen encuestas o información que les aseguran un primer lugar?

En la mayoría de encuestas nos ponen en segundo lugar. Es más, el día de ayer Santiago Pérez, quien era encuestador de Rafael Correa, ubicó en tercer lugar a Lucio Gutiérrez. 

GALERÍA
Ximena Bohórquez impulsará una ley de confiscación de bienes y cadena perpetua
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Así se habría realizado el supuesto fraude, según Pachakutik
Redacción Plan V
Alias Rasquiña y la disputa por las cárceles: ¿Cómo llegamos a la tragedia de decenas de muertos?
Redacción Plan V
Guillermo Lasso cambia de consultor: los nombres que suenan
Redacción Plan V
COVID en Ecuador: ¿se acerca un nuevo colapso?
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Guillermo Lasso cambia de consultor: los nombres que suenan
Redacción Plan V
Alias Rasquiña y la disputa por las cárceles: ¿Cómo llegamos a la tragedia de decenas de muertos?
Redacción Plan V
Duelo en Twitter entre Fernando Villavicencio y Alexis Moncayo
Redacción Plan V
La masacre del #23F y la gobernanza criminal en Ecuador
Luis Córdova-Alarcón