Back to top
9 de Marzo del 2021
Historias
Lectura: 14 minutos
9 de Marzo del 2021
Redacción Plan V
Yaku Pérez se juega su última carta en el TCE
0

En el TCE se presentaron las actas sobre las que Yaku Pérez insiste en hacer un recuento. Foto: Twitter de Manuela Picq

 

El presidenciable de Pachakutik y la Unidad Popular presentó una nueva tanda de cerca de 24 mil documentos ante el juez del Tribunal Contencioso Electoral (TCE) que aceptó un recurso contra la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) que solamente abrió 31 urnas en todo el país. La polémica reunión con el juez Ángel Torres contaminó el intento de Pérez de probar un supuesto fraude.


Faltaban diez minutos para que el plazo venza, el pasado sábado, cuando el equipo de Yaku Pérez, el postulante de Pachakutik, llegó al Tribunal Contencioso Electoral (TCE) para entregar más de 12 mil documentos en físico y otra cantidad similar en un pendrive, con la intención de lograr que el Tribunal anule la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de abrir solamente 31 urnas en todo el país.

El CNE recibió un recurso de objeción a los resultados electorales por parte de Pachakutik, que incluyó la presentación de miles de actas de respaldo. Pero la mayoría de ellas fueron desechadas por el CNE, que declaró válidas gran cantidad de las actas presentadas por la campaña de Pérez. 

El juez electoral Fernando Muñoz, un ex profesor de la Universidad Tecnológica Equinoccional, aceptó a trámite el recurso luego de solicitar a la campaña de Pérez que completase alguna información faltante en su reclamo.

Ahora, el magistrado tiene por lo menos 15 días para resolver si acoge o no el pedido de Pachakutik, que insiste en una apertura masiva de las urnas en donde su control electoral afirma que se cometieron irregularidades. Se espera que la decisión se tome antes del 16 de marzo, cuando debe empezar la segunda vuelta electoral de manera oficial. Las elecciones en donde se decidirá en un balotaje entre los dos finalistas confirmados hasta el momento, Andrés Arauz del correísmo y Guillermo Lasso de CREO, tendrá lugar este 11 de abril. 


Pachakutik insiste en que se habría perjudicado a Yaku Pérez con documentación similar a la que ya fue revisada por el CNE. Foto Twitter Manuela Picq

El juez electoral Fernando Muñoz, un ex profesor de la Universidad Tecnológica Equinoccional, aceptó a trámite el recurso luego de solicitar a la campaña de Pérez que completase alguna información faltante en su reclamo.

Reunión polémica

Pérez admitió una reunión, en el departamento del ex secretario del Consejo Transitorio, Darwin Seraquive, al norte de Quito, con el juez electoral Ángel Torres, quien aunque no está a cargo del reclamo, sí forma parte del pleno del TCE que deberá resolver al respecto. Torres, de su lado, sostuvo que se excusará de conocerlo, y descartó que vaya a renunciar por el incidente, calificado como un "saludo casual" en el que ambos coincidieron. La reunión, revelada por el medio digital La Posta, habría tratado de otros temas distintos al reclamo presentado por Pachakutik el 1 de marzo, que recién fue aceptado a trámite el pasado fin de semana. 

La cita provocó diversas reacciones. Para algunos, fue cuestionable que se difunda la reunión y, en especial, que se mencione que uno de los acompañantes de Yaku Pérez llevaba un maletín. En un artículo publicado en este portal, el periodista Xavier Villacís escribió: "El candidato de Pachakutik no tiene la sinvergüencería y capacidad de mentir como la tiene el correísmo. Es débil en ese aspecto. Menos posee el dinero que tienen, tanto Lasso como Andrés Arauz, para gastarlo en una campaña. Yaku Pérez solo tiene capital moral. Para intentar dinamitarlo estuvo el maletín que se esforzó  en mirar  Andersson Boscán", en alusión al periodista de La Posta.


Yaku Pérez admitió una reunión con el juez electoral Ángel Torres que sus detractores usan para afectar su credibilidad.  Foto: Diario Expreso

Por su parte, Boscán replicó, también en una columna en este portal, que "¿Y por qué callar que hay un maletín?, me pregunto. ¿Por qué es Yaku, el impoluto? ¿No hablaríamos del maletín si Andrés Arauz se reuniera con un exguerrillero del ELN y hubiera uno? ¿O si Guillermo Lasso fuera visto con uno en una cita secreta con el presidente del TCE? ¿O  si Alexis Mera se hubiera presentado con uno al despacho de la jueza Daniella Camacho horas antes de la sentencia del caso Sobornos? Quitar los nombres propios suele ayudar a dilucidar los dilemas éticos".

Los otros jueces del TCE, de su lado, emitieron un pronunciamiento, en el cual se desmarcaron de la reunión y recordaron a Torres que su propio reglamento interno les impide tener contactos con las partes de un recurso presentado  ante el Tribunal. 

Marlon Santi y Pachakutik, por su parte, acusaron a La Posta de estar alineada con la campaña de Guillermo Lasso y simpatizantes de la candidatura de Yaku Pérez llegaron a hablar de racismo. 

Pero a pesar de la polémica, el trámite continúa en el TCE. En su providencia del 8 de marzo, el juez electoral Fernando Muñoz confirmó la recepción de un alegato de 17 páginas, con 12.075 fojas (la mayoría son actas en las que Pachakutik insiste se han cometido irregularidades) y un pendrive con igual número de documentos digitalizados. De su lado, el CNE presentó una carta con 43.603 fojas en calidad de anexos. Esta carta contiene la resolución del CNE que es impugnada por Pérez. El juez dispuso que se remita a su colegas el expediente digitalizado para su estudio, y declaró que había admitido a trámite el reclamo. 

¿Qué es lo que reclama Yaku Pérez?

Pero tanto desde la campaña de Yaku Pérez cuanto desde el CNE, parecería que la estrategia es amontonar papeles por miles. En su recurso de objeción presentado ante el propio CNE, Pachakutik presentó un total de 27.767 actas con supuestas inconsistencias, pero no todas eran de escrutinios de votación presidencial, sino que estaban también documentos de escrutinios para asambleístas y parlamentarios andinos.  Pachakutik envió delegados de su organización política al CNE para revisar, en conjunto, los documentos que habían entregado. 

La forma en la que Pachakutik entregó su documentación tenía un objetivo: pretendía que se lograra determinar el número de actas que tengan diferencia entre sufragantes de las diferentes dignidades. En ese análisis estaban consideradas 20.534 actas, de las que 9.411 fueron de binomio presidencial, y 11.123 de las otras dignidades que se consideraron en los comicios de primera vuelta.  Pero el CNE declaró que ese pedido era improcedente, pues no constaba en ninguna de las causales previstas en el artículo 138 del Código de la Democracia, que regula en qué circunstancias se pueden abrir las urnas. 

Pachakutik había pedido también la verificación de las actas por inconsistencias de votos en las actas presentadas, así como la falta de firmas en dichos documentos, que deben ser suscritos por el presidente y el secretario de cada mesa.

Pachakutik había pedido también la verificación de las actas por inconsistencias de votos en las actas presentadas, así como la falta de firmas en dichos documentos, que deben ser suscritos por el presidente y el secretario de cada mesa. Por lo menos 7233 actas fueron consideradas en ese reclamo. De ese grupo el CNE declaró que 1453 estaban repetidas, por lo que solo aceptó verificar 5780 actas. La gran mayoría, es decir, 5409, fueron declaradas válidas, mientras que 340 actas ya habían sido identificadas con errores por el propio sistema informático del CNE. Estas 340 actas ya habían sido recontadas en las provincias, por lo que el CNE no dio paso a un nuevo recuento.  De esta forma, el CNE aceptó solamente que diez actas con inconsistencias numéricas y 21 con falta de firmas, por lo que realmente se decidió abrir solo 31 urnas en todo el país, la mayoría de ellas en Los Ríos y Guayas. 

El CNE aceptó aplicar ahí el artículo 138 del Código de la Democracia, que autoriza abrir las urnas en casos de inconsistencias numéricas de resultados, falta de firmas del presidente y el secretario de la junta, la incompatibilidad entre la acta de la junta entregada a los delegados de los candidatos y la que aparece en el sistema, entre otros.

Conectados por Zoom con las delegaciones provinciales en las capitales de provincia, se realizó el recuento de las 31 urnas, mientras los vocales del pleno del CNE esperaban. Es contra esta decisión que ha recurrido ahora Yaku Pérez ante el TCE, esperando que se revierta y el Tribunal ordene un recuento más amplio, pues en la campaña de Pachakutik se cree que la votación del presidenciable indígena podría aumentar de manera significativa y permitirle disputar la segunda vuelta en lugar de Guillermo Lasso. 

Para el vicepresidente del CNE, Enrique Pita, los errores en las actas se pueden relacionar con la ausencia de las personas que originalmente habían sido nombradas como integrantes de las juntas receptoras del voto y que habían sido capacitadas por el CNE en la forma en que se deben contar y anotar los votos. Por lo menos el 14% de los intregrantes de las juntas no asistieron, mientras que las actas no registran los nombres y apellidos de las personas que firmaron los documentos. Pita cree que el hecho de que hubo mesas conformadas a última hora con votantes de la fila podría ser la causa de lo que considera errores en las actas. 

¿Golpe de Estado? Las insinuaciones de Guillermo Lasso y Simón Espinosa

Guillermo Lasso advirtió de la injerencia de gobiernos extranjeros que no identificó. 

Mientras tanto, en una reunión con embajadores extranjeros, el presidenciable Guillermo Lasso hizo una revelación: habría habido quienes pensaron, aun desde las filas del anticorreísmo, en apoyar los reclamos de Yaku Pérez porque lo consideran "un mejor candidato" frente a Andrés Arauz. 

Según Lasso, quien habló ante 37 embajadores acreditados ante el Ecuador y con representantes de la OEA, hubo un "intento de golpe de Estado, promovido por mafias vinculadas con oscuros intereses políticos”. Aunque no identificó quiénes estaban detrás de dicha intentona, insinuó que se pretendía desconocer los resultados para favorecer a Yaku Pérez en su lugar, dado el estrecho margen que los separó en el conteo final, de apenas 34 mil votos. Lasso relató que "una encuesta mencionaba que el candidato de Pachakutik, Yaku Pérez, podía ganar a  Arauz y ahí se dijo tumbemos el proceso electoral”, lo que significaba dejarlo fuera a él para favorecer a Yaku Pérez. 

Lasso relató que "una encuesta mencionaba que el candidato de Pachakutik, Yaku Pérez, podía ganar a  Arauz y ahí se dijo tumbemos el proceso electoral”, lo que significaba dejarlo fuera a él para favorecer a Yaku Pérez.

En la misma cita, Lasso advirtió sobre "la presencia, no de ciudadanos de nacionalidad extranjera, en la campaña de mi adversario, sino que formalmente países con plata y personas han participado en la campaña lo cual es una violación a la soberanía y una violación al Código de la Democracia. Por consideración y respeto a los embajadores, es algo que en su momento con las debidas pruebas informaré al país”, sin precisar qué países estarían pretendiendo intervenir en el proceso electoral ecuatoriano. 

A las denuncias veladas de Lasso se sumó una corriente de opinión, encabezada por el nonagenario periodista Simón Espinosa, que fue interpretada como un pedido a las Fuerzas Armadas para suspender el proceso electoral, ante la posibilidad de que gane Andrés Arauz a Guillermo Lasso.

El consejero Luis Verdesoto respondió airado: "si no hemos sabido construir democracia no le pidamos a la fuerza pública que lo haga por nosotros. Al menos, mi talante democrático repugna a estos nuevos súbditos del autoritarismo, para dizque salvar a la democracia". Verdesoto agregó que no necesita que las Fuerzas Armadas o la Policía lo retiren del cargo, por lo que calificó como "insensato" al pedido de una intervención militar cuya justificación sería supuestamente solucionar los "problemas" del actual proceso electoral.

Para los vocales del CNE la situación es clara: la segunda vuelta no puede postergarse -como podría ocurrir si tiene lugar un recuento dispuesto por el TCE- porque ello afectaría, inclusive, la toma de posesión del nuevo gobierno, prevista para el 24 de mayo. 

GALERÍA
Yaku Pérez se juega su última carta en el TCE
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Ecuador a palos de ciego: 7 años sin un estudio sobre consumo de drogas
Redacción Plan V
Las reformas clave para fortalecer a las organizaciones políticas
Redacción Plan V
El mundo perfecto de Furukawa que describe el Gobierno
Susana Morán
Alicia Cahuiya: “¡Déjennos vivir como waorani!”
Gabriela Ruiz Agila @GabyRuizMx

[MÁS LEÍ DAS]

El millonario problema entre CNT, GOL TV y los derechos de TV del fútbol ecuatoriano
Redacción Plan V
El polémico primer contrato colectivo de los trabajadores de la CNEL EP
Redacción Plan V
Las presiones que tumbaron a Jorge Madera del IESS
Redacción Plan V
César Montúfar vuelve al ruedo
Redacción Plan V