Back to top
18 de Septiembre del 2017
Historias
Lectura: 9 minutos
18 de Septiembre del 2017
Redacción Plan V
Alexandra Córdova: dejen de utilizarnos

Fotos: Luis Argüello

Hace cuatro años que el joven quiteño David Romo desapareció sin dejar rastro. Su madre cuestiona a las entidades del Estado. 

 

La madre de David Romo Córdova, joven desaparecido hace ya cuatro años, cuestiona la forma en que las autoridades siguen evadiendo las responsabilidades respecto al destino las personas desaparecidas en el Ecuador. En su testimonio, ella cuestiona las ruedas de prensa, que solo sirve, dice, para simular ante la opinión pública que algo están haciendo, pero nada tiene resultados.

Alexandra Córdova busca a su hijo desde hace cuatro años, y aunque no se cansará de hacerlo, dice, se siente cansada de lo que ella llama la burla, incapacidad y simulación de las autoridades sobre el drama de los familiares de los miles de desaparecidos en el Ecuador. El martes 12 de septiembre, estas autoridades convocaron a una reunión para, al parecer, definir nuevas políticas sobre el tema, pero para su decepción, ella dice que es más de lo mismo. Este es su testimonio.

"Estuve presente el día martes 12 de septiembre del 2017 en el ECU 911 del Itchimbía, asistiendo a una invitación del Ministerio del Interior para participar de un taller de “Políticas Públicas” en relación al tema de personas desaparecidas.

De todo el caminar que he tenido ya por años y ante el motivo de haberme convocado, asumí que este evento sería para tratar temas que íbamos a desarrollar los familiares de los desaparecidos con las autoridades ahí presentes, esto es: el Ing. César Navas, ministro del Interior; el Dr. Carlos Baca, fiscal general de la Estado; Dr. Ramiro Rivadeneira, defensor del Pueblo; y el coronel Víctor Araus, jefe nacional de la Dinased, y todos sus equipos de asesores. Nos pidieron que lleváramos preparada una intervención con ayuda de proyectores, power point y lo que requeriríamos para la reunión. Se entiende entonces que en conjunto, ellos y nosotros, los familiares de los desaparecidos, generaríamos exposición de temas, discusiones y resoluciones. Que daríamos inicio a un proyecto con una hoja de ruta, producto del trabajo ahí desplegado. Pero no fue así, pues a pesar de que nos “permitieron” participar y con molestias de alguna autoridad —por mi intervención y su contenido— ya todo estaba listo y dispuesto.

"Nos utilizaron muy hábilmente a los familiares que a su gusto convocaron; se hicieron de un aval que de mi parte nunca hubo, en el sentido de haber llegado a un acuerdo de políticas públicas que requerimos, y organizaron una rueda de prensa junto a las personas que representan a una asociación de familiares afín al gobierno, haciendo a un lado a otra asociación como Asfadec y a mi persona, que no pertenezco a ninguna agrupación; y, seguramente a otras personas que son independientes también. Rueda de prensa a la que nunca nos invitaron, pretendiendo hacer notar a la opinión pública que todo marcha sobre ruedas en el tema desaparecidos. Claro, presentan como un hecho positivo una falsedad total, como decir que: “El trabajo interinstitucional entre la Fiscalía General del Estado, el Ministerio del Interior, la Policía Nacional y la Defensoría del Pueblo, han permitido dar mejor atención a las familias de las personas desaparecidas, promoviendo como ejes de intervención, la prevención, la atención e investigación”. Seguramente es un sueño que estas autoridades desean que se haga realidad.

¿Recién toman conciencia y pretenden entrar en razón de lo que acontece con las personas desaparecidas? ¿Recién abren los ojos al clamor de un fenómeno tan cruel y brutal?

"Bueno y para serles sincera, yo también tengo ese sueño, esa aspiración. Anhelo que esta falsedad que escucho y leo asombrada sobre el tema de los desaparecidos, se convierta en un hecho pragmático, una realidad; es uno de los puntos sobre los que hemos venido luchando.

"¿Recién toman conciencia y pretenden entrar en razón de lo que acontece con las personas desaparecidas? ¿Recién abren los ojos al clamor de un fenómeno tan cruel y brutal? ¿Recién caen en cuenta que existen seres humanos que constante y sistemáticamente son arrancados de sus hogares en forma siniestra, por manos criminales?

"Después de muchos años recién se les ocurrió unificar datos entre las distintas instituciones a cargo, para tener una sola verdad a escala nacional, una auténtica realidad del número de desaparecidos para cotejar con el que tienen las asociaciones (veamos con quiénes o qué asociación cotejan). Han creado una página web y una aplicación, la que no funcionó en el instante que daban a conocerla en el famoso taller. Han creado un banco de ADN; aspiran implementar un sistema AFIS para activar el procedimiento integral de un desaparecido; tratarán de identificar cadáveres y osamentas; implementarán diez fiscalías especializadas en algunas provincias, no sé con qué personal, pues en Fiscalía y Policía no existe personal idóneo, esto es investigadores especializados en personas desaparecidas. En el Ministerio del Interior, en Fiscalía y Policía solo existen rótulos de entes especializados pero estos no lo son. Y si no empiezan por reconocer sus falencias mal pueden prestar servicios de esa naturaleza a este grave fenómeno social. Por eso no pueden solucionar un caso simple y obvio como el de mi hijo, David Romo Córdova, caso en el cual tienen todos los elementos para hacerlo, pero más ha podido la ineficacia, el miedo, el temor, el acomodo. Por enésima vez les reitero que por acción u omisión, todos los funcionarios públicos que han estado y están inmiscuidos en el caso de mi hijo y no actuaron adecuadamente o dejaron de actuar, tendrán que responder ante la ciudadanía, por pésimos servidores públicos.

"Para culminar debo acotar lo siguiente. Cualquier reunión, que el Estado y sus funcionarios organicen con los familiares de los desaparecidos se concretará para:

1. Mantener obligatoriamente y de manera individual, cada quince días, reuniones con los familiares de los desaparecidos, de manera individual y grupal, que servirá para que nosotros podamos opinar expresando nuestros requerimientos y exigencias, con el único objetivo de resolver todos los casos y dar con el paradero de nuestros seres queridos.

2. Con los informes que se realicen en estas reuniones, se implementará y perfeccionará la mejor e imperativa política pública respecto al tema personas desaparecidas.

3. Autoridades e investigadores entregarán un detallado informe a los familiares, de lo actuado y avanzado en esa quincena. Esto es lo que debe institucionalizarse. En mi caso no volveré a ser utilizada de ninguna forma so pretexto de que “nos hacen el favor” de preocuparse por nosotros. Deberán organizarse mejor para conseguir un objetivo concreto en beneficio de las víctimas. Desde ya dejo sentada mi protesta y pido que no cuenten conmigo para burlas como la descrita.

"Mi hijo no está conmigo; he agotado y ejecutado todo lo que debía hacer a nivel legal y haciendo por doquier todo lo que una madre debe efectuar para recuperarlo. Continuaré en mi lucha, no desmayaré. Exijo sanción para los culpables de la desaparición de mi hijo. El Estado no puede permanecer impávido ante este execrable delito. En mi caso, no ha funcionado el sistema jurídico político e investigativo del Ecuador. A mí me interesa recuperar a mi hijo esté como vivo o muerto, en pedazos o entero, descuartizado o no. Y para ello créanme dignísimas autoridades, no me sirve de nada sus reuniones amañadas, engañosas y preparadas, en las que ni un asesor o abogado que tiene a cargo el caso pueden entrar y participar. Todo esto es para decir que algo hacen y utilizan ruedas de prensa, en las cuales se muestren humanos y exitosos a la vez, para así poder cobrar sus remuneraciones lavados la cara frente a la sociedad ecuatoriana y mundial, pero mintiendo y engañando a la ciudadanía".

GALERÍA
Alexandra Córdova: dejen de utilizarnos
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

¿Informe presidencial o reality show?
Napoleón Saltos
Los 5 peligros del discurso de Daniel Noboa sobre la violencia en Ecuador
Redacción Plan V
Correísmo: ¿rebelión en la granja?
Redacción Plan V
Daniel Noboa: la estrategia del anzuelo
Gustavo Isch

[MÁS LEÍ DAS]

Entre el Hotel Quito y Oloncito
Consuelo Albornoz Tinajero
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
!Ay, Pame! o de la impudicia
Fernando López Milán