Back to top
16 de Octubre del 2017
Historias
Lectura: 16 minutos
16 de Octubre del 2017
Redacción Plan V
Así se concedieron becas irregulares en el IAEN

Foto: PlanV

En el norte de Quito se encuentra la sede del IAEN, instituto de posgrado que se convirtió en uno de los búnkeres de la intelectualidad correísta. 

 

Un informe de la Contraloría pone en evidencia una serie de irregularidades en la concesión de becas en el Instituto de Altos Estudios Nacionales, la universidad de posgrado del Estado que implementó el correísmo y que se convirtió en el enlace con los intelectuales españoles del partido izquierdista Podemos. El nuevo rector, Sebastián Torres, asegura que en su gestión se ha dado un giro total al manejo del centro de posgrados.

Este es el texto completo del informe sobre las becas en IAEN. 

Es una de las instituciones emblemáticas de la academia correísta. El Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN) pasó de ser un instituto militar manejado por las Fuerzas Armadas en la que sus oficiales realizaban sus estudios de posgrado, a una universidad controlada por académicos e intelectuales civiles que, como en muchas otras iniciativas del correato, buscaba emular sin ningún rubor las universidades del primer mundo con los limitados recursos materiales y humanos del Ecuador.

Fundado con Decreto Supremo 375-A de 22 de mayo de 1972, publicado en el Registro Oficial 84 de 20 de junio de 1972, el IAEN es una de las instituciones creadas por la última dictudura militar.

Fue la Ley Orgánica de Educación Superior del 2010 la que le concedió un nuevo carácter al IAEN, pues estableció que “el Instituto de Altos Estudios Nacionales -IAEN- es la Universidad de Posgrado del Estado, con la misión de formar, capacitar y brindar educación continua, principalmente a las y los servidores públicos; investigar y generar pensamiento estratégico, con visión prospectiva sobre el Estado y la Administración Pública; desarrollar e implementar conocimientos, métodos y técnicas relacionadas con la planificación, coordinación, dirección y ejecución de las políticas y la gestión pública".

Con esas premisas legales, el IAEN se convirtió en una de los búnkeres de la intelectualidad correísta, y recibió la visita y asesoría de algunos de los académicos españoles de Podemos, la formación izquierdista de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.

Con esas premisas legales, el IAEN se convirtió en una de los búnkeres de la intelectualidad correísta, y recibió la visita y asesoría de algunos de los académicos españoles de Podemos, la formación izquierdista de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.

En un reportaje anterior, este portal reveló como varias entidades cercanos a Podemos tuvieron contratos y recibieron recursos del Estado ecuatoriano por medio del IAEN.

Así, en mayo de 2015, este portal reveló los nexos entre el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) y el IAEN.  Según la página web de Celag, "el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) se funda a principios de 2014. Éste representa un proyecto de investigación y formación que está radicado en la Escuela de Relaciones Internacionales “José Peralta”, del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN del Ecuador). A su vez, mantiene alianzas con instituciones de otros países (principalmente, Bolivia, Venezuela, Argentina)".

La página web contiene también un artículo de presentación, titulado "América latina, de la década ganada a la década disputada"y firmado por Alfredo Serrano Mancilla, Iñigo Errejón, Auxiliadora Honorato,  Esteban De Gori, Sergio Pascual y Sergio Martín Carrillo.

De estos, según el Servicio de  Rentas Internas, tienen RUC abierto en el Ecuador Alfredo Serrano Mancilla, quien es Doctor en Economía por la Universidad Autónoma de Barcelona (España), con estancias predoctorales en Módena y Bolonia (Italia) y Québec (Canadá), postdoctorado en la Université Laval (Québec, Canadá), y se presenta como Director Ejecutivo del CELAG, y Sergio Martín Carrillo, quien según la página de Celag es "docente de la Escuela de Relaciones Internacionales “José Peralta” del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN) de Quito (Ecuador) y miembro de la Secretaría Ejecutiva del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG)", con un sueldo, como profesor ocasional, de USD 2641. 

Entre 2011 y 2014, Serrano Mancilla había tributado en el Ecuador un total de USD 12.828,19 por concepto de impuesto a la renta, mientras que su compatriota Sergio Martin tributó en 2014 USD 159, 33.

La web de Celag evidencia también que el entonces secretario de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, René Ramírez, formaba parte del colectivo, en calidad de miembro del Consejo Consultivo del organismo. Forma parte también de esa instancia Juan Carlos Monedero Fernández-Gala,  que fue número dos de Podemos en España, entre otros intelectuales iberoamericanos.

Este portal intentó, en esa época, durante tres semanas, conocer la versión del ex secretario René Ramírez sobre la vinculación de la Senescyt  con el Celag, pero no obtuvo respuesta. Así mismo, se remitió, vía correo electrónico, un cuestionario al IAEN sobre la relación entre el Celag y esa universidad del Estado ecuatoriano pero tampoco hubo ninguna información oficial.

El informe de Contraloría

En un reciente informe, la Contraloría General del Estado presentó sus conclusiones sobre el manejo de las becas a algunos estudiantes y de licencias para estudios de los docentes, en el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2011 y el 30 de junio de 2016.

Las conclusiones del informe de la Contraloría evidencian que en el IAEN, a pesar del discurso reiterativo de “excelencia académica” que fue uno de los pilares de la retórica política y social del correato, se concedieron becas a personas que no concluyeron sus estudios, que no cumplían con los requisitos o que no presentaron ni siquiera toda la documentación requerida.

Las conclusiones del informe de la Contraloría evidencian que en el IAEN, a pesar del discurso reiterativo de “excelencia académica” que fue uno de los pilares de la retórica política y social del correato, se concedieron becas a personas que no concluyeron sus estudios, que no cumplían con los requisitos o que no presentaron ni siquiera toda la documentación requerida.

Según el informe de la Contraloría, entre 2011 y 2016, el IAEN manejó recursos por USD 1´812761, 70 por concepto de becas y ayudas económicas tanto para estudiantes cuanto para profesores. La Contraloría precisa que “de los expedientes de los estudiantes que solicitaron becas de colegiatura y ayudas económicas que no culminaron sus estudios, corresponde a 96 maestrantes, que han recibido USD 213 833, 87, Y remuneraciones recibidas por docentes que se les otorgó comisión de servicios con remuneración para estudios de doctorado por un valor de USD 323 031, 19".

En el periodo examinado por la Contraloría, el IAEN concedió seis comisiones de servicios a igual número de sus profesores, para que viajaran al exterior a realizar estudios de posgrado. Tres de ellos viajaron a España, uno a Brasil, otro a Argentina y el último se mantuvo en el Ecuador.

En el caso de un profesor que recibió  USD 14 748,80 por más de ocho meses de licencia con sueldo para sus estudios, la Contraloría determinó que  “en el expediente no consta el proceso de requerimiento, actas del Comité y/o del Consejo Académico, informes de avance de los estudios, contrato de devengación con garantías personales o reales, ni de cumplimiento de la comisión de servicios con remuneración, tampoco la autorización para continuar devengando en otra entidad”. El mismo docente, precisa la Contraloría, debía quedarse en la institución 40 meses luego de haber recibido su doctorado a costa del Estado, pero solo estuvo 26 meses.

En el caso de un segundo profesor, quien viajó a Brasil para realizar su doctorado, “en el expediente no constan los avances ni informes de los estudios en función del cronograma presentado y aprobado, cuya ejecución culmina en el año 2018, no se encuentra adjunto el contrato de comisión de servicios con remuneración para estudios y el convenio de devengación con garantías personales o reales”.

206 412

dólares gastó el IAEN en doctorados de por lo menos seis de sus profesores que no justificaron los recursos. 

Sobre una tercera profesora que recibió comisión de servicios, la Contraloría precisa que “el IAEN reconoció sueldos y beneficios de ley, por un año y por USD 57 024,00  por la comisión con remuneración concedida”. Sin embargo de ello, los auditores señalan que “en el expediente no costa la solicitud de comisión, la resolución del Consejo Académico, el cronograma de estudios aprobado y de titulación del doctorado, el convenio de comisión de servicios con remuneración y el contrato de devengación con garantías personales o reales, ni la autorización para continuar devengando en otra entidad”. Sobre la misma persona dice también la Contraloría que “no se observó que la docente haya presentado los informes de avance de su tesis doctoral y el título obtenido; además, renunció a sus funciones sin presentar el título de estudios y sin devengar el tiempo de permanencia en la Institución, tampoco Procuraduría en coordinación con Desarrollo Humano solicitaron la recuperación de los valores pagados en remuneraciones y beneficios de ley, por el tiempo total o parcial de devengación”. En todo caso, la Contraloría pudo determinar que el Consejo Académico solicitó a la docente el 9 de enero de 2015 otorgarle el plazo para pagar USD  51 955,20 que feneció el 10 de marzo de 2015 sin que el Estado haya recuperado su inversión.

Entre tanto, al cuarto docente, el IAEN le pagó en sueldos USD 39 600. En su caso, “en el expediente no existe cronograma aprobado de elaboración y presentación de la tesis, la solicitud inicial de comisión de servicios por 6 meses, la resolución del Consejo Académico, informes de avance o cumplimiento de la comisión, el convenio de comisión de servicios con remuneración, el contrato de devengación con garantías personales o reales y motivación con sustento para las ampliaciones de comisión”. En este caso la Contraloría pudo determinar que “el docente no concluyó la tesis doctoral ni se graduó dentro del plazo solicitado de la comisión, tampoco presentó para el expediente el título de graduación; y, revisada la página web de la SENESCYT el 27 de octubre de 2016, se observa que el registro del título de doctorado, se encuentra en "estado de consulta", con el número 89470”.

22.000

dólares no fueron justificados en becas y ayudas económicas a estudiantes del IAEN. 

A una quinta profesora, a la que el IAEN le pagó USD 95 040 para su doctorado, los auditores de la Contraloría le encontraron también una serie de irregularidades: “en el expediente no constan los requerimientos de la primera concesión de 17 meses, cronogramas de estudio aprobado, no existe informes de avance, convenio de comisión de servicios y contrato de devengación con garantías personales o reales y el informe 009-2014-IAEN que recomienda la extensión de la comisión de servicios con remuneración por 7 meses no tiene fecha de elaboración. Revisada la página web de la SENESCYT el 10 de noviembre de 2016, se observa que no consta registro del título de doctorado y tampoco lo ha presentado al IAEN, transcurridos 44 meses desde la concesión de comisión de servicios con remuneración, es decir 3 años y 8 meses, hasta la fecha de corte del análisis”.

Toda esta serie de irregularidades, entre las que la Contraloría señala la falta de control de las autoridades académicas y funcionarios administrativos, le llevan a concluir que “esta situación impidió realizar un seguimiento a los docentes en el desarrollo de las tesis y obtención de los títulos de doctor, en los plazos de la comisión de servicios para estudios, y ocasionó que la entidad haya invertido recursos sin contar con garantías ni devengar las comisiones de servicios con remuneración en beneficio del servicio de educación pública, por el valor de USD 206 412,80”.

Las becas a los estudiantes

Si los profesores que recibieron ayudas del Estado para sus doctorados no cumplieron con las normas administrativas, la Contraloría encontró también irregularidades entre los estudiantes que recibieron becas del IAEN.

De esta forma, la Contraloría pudo determinar el caso de dos estudiantes que fueron reprobados, uno del programa de especialización en gestión en riesgos y desastres, y otro de la maestría en gestión pública, en los que el Estado, por medio del IAEN y el IECE, gastó por lo menos 22 mil dólares.

En otros cinco estudiantes, el Estado gastó USD 12.260, pero todos se retiraron o no culminaron sus estudios. Estos valores, dice la Contraloría, no fueron lo suficientemente supervisados por las autoridades administrativas del IAEN, lo que perjudicó los recursos del Estado.

Pero la Contraloría encontró también casos de becas que fueron entregadas son la suficiente documentación de respaldo. La Contraloría pudo identificar ocho casos de becas del IAEN, que suman casi 43 mil dólares, en los que no se encontró toda la documentación de respaldo requerida para la entrega de los fondos, como es el caso de los contratos, pagarés y garantes.

   Réplica del IAEN   

Consulte aquí el texto íntegro de la carta del rector de IAEN y la nueva política de becas de la institución.

Aunque el informe de la Contraloría mencionado en esta nota se refiere a un periodo anterior, pues la entidad de control en general realiza exámenes con varios años de antigüedad,  el actual rector del IAEN, Sebastián Torres, remitió a este portal una carta y una copia de una resolución que regula el sistema de becas en la entidad. En la carta y el documento adjunto, que nuestros lectores pueden consultar íntegros en formato PDF, el rector Torres asegura que en los nueve meses que se encuentra al frente de la Universidad de posgrado del Estado, la ha dado "un giro al manejo de la Universidad", que se reflejan en la presencia de más de mil aspirantes que tienen la intención de hacer estudios de posgrado ahí. Así mismo, el rector Torres sostiene que "quiero dejar en claro de que el IAEN ha habido un antes y un después", ya que asegura que desde febrero de este año, ha habido un proceso de "consolidación institucional" en el centro de estudios. Junto con el rector Torres hay un nuevo equipo de trabajo en IAEN, del que forma parte el periodista y diplomático uruguayo-ecuatoriano, Kintto Lucas, quien fue vicecanciller en el Gobierno de Rafael Correa, y se desempeña como asesor,  y la ex asesora del ex asambleísta de PAÍS Virgilio Hernández, Ela Zambrano, quien actualmente ocupa la Dirección de Comunicación. 

 

 

[RELA CIONA DAS]

Ni un voto a los corruptos
Juan Cuvi
El CNE cerró el registro electoral sin tomar en cuenta el pedido de la Contraloría
Redacción Plan V
AP como patente de corso
Juan Cuvi
Sí hay dinero para las universidades
Gonzalo Ordóñez
Unas necesarias aclaraciones sobre los privilegios y problemas del sistema de educación superior
Christian Escobar Jiménez
GALERÍA
Así se concedieron becas irregulares en el IAEN
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El Banco Mundial aboga por la integración económica y social de los venezolanos
Redacción Plan V
Las pruebas para COVID de Yunda con nuevos tropiezos
Redacción Plan V
Los otros entretelones de la sentencia de Tamayo a favor del líder de Los Choneros
Redacción Plan V
La (nueva) alianza entre Jairala y el correísmo
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Este es el perfil del supercontagiador de COVID-19 hallado en la Amazonía de Ecuador
Redacción Plan V
Este es el top 30 de los contratos del Municipio en la era Yunda
Redacción Plan V
La amenaza de Rafael Correa a un juez del Caso Sobornos: ¿un delito de intimidación?
Redacción Plan V
Imágenes exclusivas revelan el colapso del relleno de El Inga
Susana Morán