Back to top
30 de Noviembre del 2023
Historias
Lectura: 9 minutos
30 de Noviembre del 2023
Mariana Neira

Periodista de investigación, dirigió la redacción de la revista Vistazo en Quito.

Consumidores de droga: ¿cárcel o rehabilitación?
0

Presidente Noboa: "A través del Ministerio del Interior, he dispuesto la derogación de la Resolución del CONSEP, eliminando así la tabla de consumo de drogas que fomenta el microtráfico. De esta manera, cuidamos el futuro de las familias ecuatorianas y protegemos a nuestros niños, niñas y adolescentes del consumo de sustancias y estupefacientes psicotrópicos". Fotos: Redes Sociales de Daniel Noboa

 

Se oponen a su eliminación quienes elaboraron la tabla para tenencia y consumo de droga, vendiendo al país la idea de que con esta los consumidores y microtraficantes ya no irían a la cárcel sino a los lujosos centros de rehabilitación que el Estado crearía en todo rincón del país.


A propósito de la eliminación de la Tabla de cantidades máximas admisibles para la tenencia y consumo de drogas surgió un debate entre la gente que aplaude o critica; no confía o sí confía en la prevención y rehabilitación. Lo interesante es que tanto unos como otros pusieron sobre la mesa un problema que crece y preocupa a las familias y debería merecer alta atención de los gobernantes.

Aplauden la eliminación los que desde 2013 han visto a sus hijos caer en el vicio del consumo de estupefacientes porque esa tabla permite la compra-venta y el consumo de pequeñas cantidades de droga sin ir a la cárcel como sucedía antes de ese año.

Se oponen quienes elaboraron la tabla, vendiendo al país la idea de que con esta los consumidores y microtraficantes ya no irían a la cárcel sino a los lujosos centros de rehabilitación que el Estado crearía en todo rincón del país.

Inducción al consumo

Con tabla en mano, desde el 2013 los microtraficantes se dedicaron a captar nuevos clientes: niños, jóvenes, adultos. El efecto fue un aumento del negocio de la droga. Funcionó bajo las leyes del mercado, como cualquier negocio legal: más adictos, más ventas, más ventas, más dinero, más dinero, más nuevos ricos paseando, comprando inmuebles y bañándose en piscinas, playas de Miami, Europa, en el mundo. A los nuevos ricos locales se sumaron los extranjeros con historial de crueles asesinatos.

No hay estadísticas de consumidores porque, precisamente desde el 2013, el gobierno correista dejó de contarlos. La prensa independiente ha logrado conseguir encuestas parciales que dejan ver un incremento del consumo desde ese año.

Los vacíos se llenan con observaciones a las familias, en las calles, en las escuelas donde adolescentes, incluso niños, entran a clase envalentonados con su dosis permitida por la ley y los profesores no pueden hacer más que pedirles que vayan a fumar en los baños, según contó una maestra entrevistada en televisión. Podrían ser miles los jóvenes, niños que ahora van por el mundo enfermos, desubicados, generando caos familiar, social.

No hay estadísticas de consumidores porque, precisamente desde el 2013, el gobierno correista dejó de contarlos. La prensa independiente ha logrado conseguir encuestas parciales que dejan ver un incremento del consumo desde ese año.

Historia: los niños del 2013, ahora adictos

Aquí una historia con nombres ficticios: Janeth es una mujer humilde con cuatro hijos, que se gana la vida limpiando viviendas. Su hija Katy, que en el 2013 tenía tres años de edad, al cumplir 16 conoció al joven Max, de 17 años, hijo de una médica del barrio popular de Quito, donde viven.

Katy era una niña sana, pero Max la indujo a la marihuana y su hija cambió de actitud. Janeth la llevó a un centro de salud general del Estado, porque no encontró uno especializado en drogas, que le dijo que Katy estaba en el vicio. Intentó separarla del chico, pero ya era tarde. La joven estaba embarazada y decidió vivir con su pareja. Nació la bebé y al notar que no comía bien, que siempre estaba sucia, pidió a un juez que le diera la custodia, la consiguió, pero cada vez que estaba sobria, Katy intentaba quitarle a la bebé. Gracias a la protección judicial, no pudo hacerlo. Tiempo después, Katy y Max se separaron. Con sus nuevas parejas, cada uno procreó un hijo. Janeth cree que a ese pequeño también le tocará cuidarlo porque Katy “tiene recaídas” con la marihuana, pese a que mantiene sus visitas a la psicóloga.

Clínicas de rehabilitación ...que no existen

Carina Vance fue la ministra de salud de Rafael Correa que el 17 de junio 2013 legalizó la aplicación de la Tabla de cantidades máximas admisibles para la tenencia y consumo de drogas de una persona en Ecuador. Ahora es secretaria general de Coordinación Territorial y Participación Ciudadana del Municipio de Quito.

Tras la decisión del presidente Daniel Noboa la vemos liderando la oposición a la eliminación de la tabla porque cree que la drogadicción se soluciona con la creación de centros de rehabilitación.

“El gobierno de Correa creó centros de atención para tratar adictos por primera vez en la historia… Hubo control… Íbamos regulando para que no sean centros de tortura sino de tratamiento terapéutico”, dijo. Pero la construcción de esos centros parece que quedó en planos porque a los padres siguen llevando a sus hijos drogadictos crónicos a centros privados de rehabilitación, algunos de los cuales funcionan sin autorización.

"Ahora en Ecuador hay un desfinanciamiento del sistema educativo, ni se diga que piensen en actividades extracurriculares. En el mundo el problema del consumo se enfrenta con prevención, no deteniendo a consumidores… y nuestra constitución prohíbe la  detención”

Vance ha insinuado que trataba de aplicar en Ecuador la política de rehabilitación de Finlandia que enfrenta al consumo con “actividades extracurriculares para jóvenes, después de las clases... Ahora en Ecuador hay un desfinanciamiento del sistema educativo, ni se diga que piensen en actividades extracurriculares”. No explica por qué el gobierno correista que tuvo en sus manos mucho dinero, no aplicó este proyecto pese a tener cuatro años para ejecutarlo, desde 2013 hasta el 2017 cuando se fue.

Pero, pese a los elogios, ahora se ve que el proyecto de Finlandia no es la varita mágica para solucionar la drogadicción. Está cuestionado por sus habitantes. Lo explica este análisis periodístico: (‘Las salas finlandesas de consumo de drogas obtienen apoyo popular y político’. Talking drugs.org  3 agosto 2022.)

Y en este artículo más reciente se denuncia el resultado no esperado del proyecto finlandés. (‘Finlandia: El ‘país más feliz del mundo’ tiene la mayor muerte joven a causa de drogas’. El Planteo. 27 marzo 2023). ¿Esto podría ser una señal del futuro de la humanidad?

Hay países donde el consumo se paga con cárcel

Vance ha dicho: “En el mundo el problema del consumo se enfrenta con prevención, no deteniendo a consumidores… y nuestra constitución prohíbe la  detención en el artículo 364”. (Fuente de citas: Youtoube. Entrevista de Radio Pichincha a Carina Vance, ex ministra de salud, ahora funcionaria del Muncipio de Quito. “Eliminar la tabla de consumo de drogas no es una solución al tráfico y microtráfico”).

No es así. Algunos países de Asia, principalmente, son el otro lado de la medalla de Finlandia. Solo vamos a citar a China que hasta manda a la cárcel a los adictos. Veamos:

El drogodependiente, de manera espontánea debe admitir el consumo ante una agencia de seguridad y buscar una institución médica reconocida por el Estado. En ese caso, se ahorrará condenas.

Otro es el trato comunitario (participa la comunidad) que prevé la hospitalización forzosa hasta durante tres años para quienes sean detenidos o se nieguen a tratarse espontáneamente.

Los casos más graves se remiten a campos de hospitalización obligatoria,  de uno a tres años y el día incluye rigurosos ejercicios físicos, rutinas militares, clases patrióticas y ejercicios de autocrítica.

Para los narcotraficantes, las penas son largas. De acuerdo a la cantidad de drogas incautadas y reincidencia, incluso se aplica la pena de muerte.

(Fuente: Ni la pena de muerte ni la rehabilitación disminuyen el consumo de drogas. En Plan V. Artículo que resume varias fuentes sobre drogas en China).

Con tanto aumento de narcos y consumidores, las cárceles de Ecuador resultarían  insuficientes. Tendrían que crear pabellones o edificios exclusivos para los drogadictos. La rehabilitación perfecta también obligaría a crear una red de centros de salud especializados con muchos profesionales.
Estos son los costos de la drogadicción. Súmele a eso la seguridad, los asesinatos. Estamos acorralados.
 

GALERÍA
Consumidores de droga: ¿cárcel o rehabilitación?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Jan Topic y Edwin Ortega se lanzan a la precampaña digital
Redacción Plan V
Pablo Muentes y jueces de Guayas detenidos en el caso Purga, que vincula la política legislativa con el narcotráfico
Redacción Plan V
María Brown: completar la planta docente es una medida eficaz y rápida para cambiar la situación (Parte II)
Juan Carlos Calderón
Derrames petroleros en el río Coca: 109 comunidades no han recibido reparación
Manuel Novik

[MÁS LEÍ DAS]

‘Hacen este trabajo y tienen derecho a medio Quito’: Este es el testimonio anticipado en el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
¿Cómo Estados Unidos moldeó la estrategia militar y la política económica del «nuevo Ecuador»?
Luis Córdova-Alarcón
Las declaraciones de Arturo Moscoso sobre Leonidas Iza que levantaron polvareda
Redacción Plan V
15 hechos desconocidos sobre el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V