Back to top
27 de Mayo del 2020
Historias
Lectura: 15 minutos
27 de Mayo del 2020
Redacción Plan V
Coronavirus: El Oro y el peor abril de su historia
0

En las calles Olmedo y Filomeno Pesantes, en Santa Rosa, está un mural en honor a los trabajadores de la primera línea en la emergencia. Foto: Cortesía Bernán Sánchez

 

La provincia fronteriza de El Oro es una de las más afectadas por la emergencia. En abril, registró un aumento del más del 100% de fallecimientos en su promedio normal. Golpeada por el virus y la debacle de la economía busca dar un cambio al semáforo amarillo. Pero hay zonas como Huaquillas donde la situación es más incierta.

El muralista de Santa Rosa

Es un mural sin nombre. Pero su intención es evidente: un homenaje al personal de salud que ha luchado contra la pandemia en Santa Rosa en primera línea. Está el médico, el policía, el bombero, el militar y una persona de limpieza. Su creador es el pintor Bernán Sánchez, quien ha perdido a 5 familiares y 15 amigos durante esta emergencia.

Él compara lo sucedido en Santa Rosa con Guayaquil. Este cantón, uno de los más afectados en la provincia bananera, tiene solo un hospital básico que no ha alcanzado. Para las pruebas, esta población ha tenido que depender de Machala, Guayaquil, Cuenca, dice el artista.

También cree que las cifras no ilustran lo que ha sucedido en su comunidad. Lo sabe porque él ha pedido la lista de los fallecidos para poner los nombres en un nuevo mural que prepara. “Me dijeron que era difícil porque solo el mes pasado habían fallecido entre 60 y 70 personas”.

Sánchez vive en el barrio San Vicente, a un kilómetro del centro. En San Vicente no ha conocido de grandes contagios, pero sí en otros sectores como Teniente Ortiz y las Palmeras. Todos los que fallecen son enterrados con los mismos protocolos que una víctima de COVID.

Sánchez estudió en la Universidad Nacional de Loja. Vivió por 9 años en Roma, Italia. Allí pulió su técnica. De esta zona del país han migrado muchos ecuatorianos a Italia. De hecho el caso cero de la provincia fue importado. Se trató de un santarroseño de 60 años. Había llegado de Piacenza, donde viven más de 3.000 ciudadanos de Santa Rosa, de acuerdo a datos de la Prefectura de la provincia. Muchos de estos ecuatorianos decidieron volver al país en medio de la emergencia que vivía Italia por esta enfermedad. Pero algunos llegaron contagiados.

El paciente 0 de esta provincia fue enterrado y velado. Los resultados de su prueba para COVID se obtuvieron recién después de su muerte, según el prefecto Clemente Bravo. Las autoridades confirmaron que su deceso fue por coronavirus el 17 de marzo pasado, según detalló el diario local El Correo. Pero este primer deceso estuvo lleno de cuestionamientos por las autoridades locales que reclamaron al Ministerio de Salud por negar que se trataba de un contagiado del virus.


El pintor Bernán Sánchez mientras realiza su mural. Él vivió 9 años en Roma.

“No tuvieron un entierro digno de un ser humano”, pensó el pintor. Su idea es representarlos con unos ángeles con la bandera de este cantón orense.


El artista santarroseño realiza un segundo mural en el Cementerio General de la ciudad. Este, en cambio, es un homenaje a las víctimas.

Sánchez recordó ese caso como un mal inicio para la provincia, pues se pudo haber activado con mayor prontitud el cerco epidemiológico. Ahora los impactos son evidentes. En su caso, tiene un taller de arte donde hace cuadros y trabajos de maquetería para estudiantes. Cree que con la pandemia y el paso de las actividades a modo virtual, su trabajo disminuirá en un 75%.

Pero esa situación desalentadora, no evitó que pensara en un homenaje para los trabajadores de primera línea. El mural lo hizo en tres días y por redes sociales publicó sus bocetos para pedir sugerencias.

Ahora prepara un nuevo mural a los fallecidos de Santa Rosa, sin importar las causas. En Santa Rosa hubo la disposición de que sean sepultados inmediatamente sin velorios. “No tuvieron un entierro digno de un ser humano”, pensó. Su idea es representarlos con unos ángeles con la bandera de este cantón orense. Lo hará en el Cementerio General de Santa Rosa, el más antiguo de la zona. Cree que cuando pase la emergencia, mucha gente acudirá a despedir a sus muertos.


En el Cementerio General, la Alcaldía de Santa Rosa hizo tumbas individuales para los fallecidos. Todos fueron sepultados inmediatamente.

Santa Rosa tiene una relación directa con Guayaquil, por estudio y negocios. De allá también llegaron más contagiados, según el alcalde de Santa Rosa, Larry Vite.  “Aquí caían dos y moría uno. Aquí caían cuatro y morían tres”. Fue su descripción para lo vivido en el cantón.

Santa Rosa tiene un hospital básico. Allí la Alcaldía y el Distrito de Salud crearon un área de tratamiento temprano para COVID-19. Tiene 15 camas con su respectivo tanque de oxígeno. “Las personas no fallecían en el UCI (unidades de cuidado intensivos), sino en el proceso intermedio por falta de oxígeno lo cual complicaba su cuadro clínico”, narró Vite a Plan V.

Pero en esa área hubo también fallecimientos, pues los hospitales centinelas de El Oro –son dos que están en Machala– no tenían capacidad para recibirlos en las UCI. “Y cuando ya les conseguíamos el espacio, por ejemplo, la noche de un domingo, en la madrugada del lunes ya fallecía el paciente”.


Los barrios de Santa Rosa, de precarias calles, fueron desinfectados. A este cantón  llegó su primer contagiado desde Italia. Foto: Twitter de Larry Vite

Abril fue el peor mes para este cantón. De los 90 fallecidos que registra el Municipio de Santa Rosa, solo en ese mes se produjeron 60. “Hicimos unas fosas en el Cementerio General para ponerse una cajita por cada hueco y todo lo que hicimos, todo eso se llenó”. En el punto más alto de la emergencia llegaron a necesitar 50 tanques de oxígeno diarios.

El número de contagios ha bajado a tres o cuatro personas diarias, según Vite. Cree que el contagio disminuyó después de que hicieran controles en el mercado central y sus alrededores. Aseguró que ese lugar fue un foco de infección y allí se dio la mayor cantidad de decesos. El Alcalde cerró el acceso vehicular y obligó al uso de mascarilla para el ingreso.

Este cantón fue el que mayor contagio tuvo en la provincia en el inicio de la emergencia y ahora lo supera Machala. Pero ambos cantones están por pasar a amarillo, adelató Vite. Las relaciones comerciales entre Machala y Santa Rosa, según el Alcalde, les exige dar ese paso.


Machala es la ciudad más afectada de El Oro. Hasta el 26 de mayo había 566 contagios. Foto: El Universo

Una provincia donde tampoco cuadran las cifras

El Oro es una provincia muy conectada no solo por ser fronteriza sino por el puerto y su alta producción de camarón y banano. Pero ha sido fuertemente afectada sobre todo los cantones de Machala, Santa Rosa y Huaquillas porque allí está el mayor número de habitantes. Es una de las provincias más productivas del país, pero que no tiene un laboratorio para las pruebas, reclamó Clemente Bravo, prefecto de El Oro.

El Oro tiene solo dos hospitales centinelas para COVID. Son el Teófilo Dávila y el del IESS, ambos están en Machala. “Las camas no son suficientes, exagerando hay 15 respiradores”, dijo Bravo a Plan V. Aseguró que está trayecto desde China 40 respiradores más con la ayuda de la empresa privada.


El Hospital del IESS de Machala (foto) y el Teófilo Dávila atienden a pacientes con COVID en El Oro. Pero las autoridades afirman que estos dos hospitales centinelas no se han dado abasto. Foto: El Universo

Él considera que uno de los problemas en la provincia es la información que llega desde el Ministerio de Salud. Cuando se hizo esta entrevista, el pasado 14 de mayo, había 716 contagiados y 126 fallecidos. “Cuando solamente en Machala, en el mes de abril, hubo 400 personas fallecidas y el promedio de decesos es de 130”. De acuerdo al reporte del COE de este 26 de mayo, en Machala hay 566 contagios, en Santa Rosa 201, en El Guabo 65 y en Huaquillas 55. Hasta la fecha se registra 177 muertos con el virus.

Pero los datos del Registro Civil demuestran que en abril pasado hubo un incremento de más del 100% en el número de muertes, si lo comparamos con abril del 2019.

El Prefecto cuestionó que no exista un control y registro de las personas que fallecen en sus casas y sin acceso a los servicios de salud. “Yo he hablado con el alcalde de Huaquillas y me ha dicho que solo él ha enterrado a 40 personas con diagnóstico de COVID”, manifestó.

El sistema funerario sí estuvo al límite, pero no fue un colapso como el de Guayaquil. Bravo explicó que en la provincia no se notó esa situación porque las víctimas fueron directamente al cementerio.

En esta zona del país ha hecho uso de la medicina natural para mejorar sus defensas. Y aunque aún no hay una cura, el Prefecto afirmó que algunos de sus habitantes han dicho que han mejorado después de tomar quina, una planta medicinal usada para afecciones como paludismo y malaria. Pero hay otros métodos que ha usado Bravo con su personal para prevenir contagios. “Tengo un equipo de funcionarios, que sobre todo las secretarias se inyectaban ozono en la vena o por la nalga, y eso ha hecho que no se contagien”. Sin embargo, terapias de este tipo han sido descartas por la comunidad médica del país.

Los impactos económicos también son altos. El sector productivo no ha disminuido en El Oro, sino los costos. Una caja de banano cuyo costo era de 6 a 8 dólares durante la emergencia pasó a 2 dólares. El kilo de camarón pasó de 2,9 dólares a 1 dólar. El precio de un pollo de 5 libras bajó a 2 dólares porque la gente no tenía dónde vender.

Entre el contrabando y la migración

Huaquillas está junto a la ciudad peruana de Aguas Verdes, que apenas los separa el puente internacional. Es un sector seco que principalmente vive del día a día y del comercio informal. Por esa razón en Huaquillas hay un número importante de contagios, según las autoridades.

Tiene un hospital básico que atiende a dos cantones más. Su capacidad es de 40 camas, de las cuales se han habilitado 12 para pacientes con COVID, según el alcalde de la ciudad, Alberto Astudillo. “Pero no tenemos respiradores, ni salas de cuidados intensivos”, manifestó a Plan V.  Los pacientes más graves se deben derivar a Machala.


Antes que se declare la emergencia, en Huaquillas se hizo controles sanitarios. Sin embargo, fue otra ciudad afectada por el virus. Foto: Municipio de Huaquillas

Otro problema es la migración. Hay un sinnúmero de venezolanos en las calles y plazas de la ciudad. Astudillo afirmó que esto se debe a la actitud de los militares peruanos de informar a los venezolanos que en Ecuador “no pasa nada” y dejarlos en línea de frontera y pasos clandestinos. “Día a día pasan muchísimos ciudadanos venezolanos”. Dijo que ha enviado un sinnúmero de cartas al Gobierno central para que se abra un corredor humanitario hasta Colombia o vuelos a Venezuela, pero no ha recibido una respuesta. El alcalde estaba buscando un lugar como albergue.

“Pero no tenemos respiradores, ni salas de cuidados intensivos”, manifestó el Alcalde Huaquillas a Plan V.  Los pacientes más graves se deben derivar a Machala.


Minga de limpieza en el Mercado 18 de noviembre, en Huaquillas. Foto: Twitter Alcaldía de Huaquillas

Astudillo, sin embargo, tiene un reclamo para sus ciudadanos: “con el dolor del corazón puedo decir como huaquillense que no respetan el toque de queda, se ponen a jugar vóley, cierran las calles para jugar fútbol, hacen volar cometas, no les entiendo qué quiere hacer con la vida de ellas y de quienes les rodean”.

Pero hay zonas de El Oro que no han registrado infectados. Es el caso de la parroquia Chacras, famosa por sus restaurantes y gastronomía en la provincia. Pero si llegara, los impactos serían altos. Tatiana Mora, presidenta del GAD parroquial de Chacras, aseguró que solo tienen un centro de salud y tampoco tienen atención médica permanente. Los médicos rurales atienden de lunes a viernes. Por la emergencia fueron llamados por el Distrito de Salud para servir en otras zonas más afectadas. Ahora el servicio se ha normalizado. Un solo médico atiende a este parroquia y también a la aledaña, Carcabón.

Al ser una parroquia fronteriza, sus habitantes tienen una relación estrecha con Perú. Chacras se dedica mayoritariamente a la agricultura y cosecha de limón y banano. También había un sector turístico importante.  Pero con la pandemia, los restaurantes cerraron sus puertas y no las han abierto ni para entregas a domicilios.

Esas necesidades han destapado aún más otras actividades como el contrabando. Mora dijo que esta actividad es parte de diario vivir de las familias fronterizas. Pero en esta emergencia se ha visto más contrabando. Al haberse cerrado el puente internacional de Huaquillas, ha aumentado el movimiento en los pasos ilegales. De Perú viene sobre todo la cebolla. El contrabando ha permitido que algunas familias se dediquen a cargar al hombro los productos y así puedan tener algo de ingresos.

[RELA CIONA DAS]

IESS y MSP son responsables del extravío de cuerpos en Guayaquil
Karina Medina
Ecuador registra 7478 fallecidos durante la pandemia
Redacción Plan V
Imágenes exclusivas revelan el colapso del relleno de El Inga
Susana Morán
Seis respuestas cortas a seis mentiras sobre la pandemia y las vacunas
Rodolfo Asar
La salud ecuatoriana, el botín político que cuesta vidas
Diego Cazar Baquero @dieguitocazar
GALERÍA
Coronavirus: El Oro y el peor abril de su historia
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El Banco Mundial aboga por la integración económica y social de los venezolanos
Redacción Plan V
Las pruebas para COVID de Yunda con nuevos tropiezos
Redacción Plan V
Los otros entretelones de la sentencia de Tamayo a favor del líder de Los Choneros
Redacción Plan V
La (nueva) alianza entre Jairala y el correísmo
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Este es el perfil del supercontagiador de COVID-19 hallado en la Amazonía de Ecuador
Redacción Plan V
Este es el top 30 de los contratos del Municipio en la era Yunda
Redacción Plan V
La amenaza de Rafael Correa a un juez del Caso Sobornos: ¿un delito de intimidación?
Redacción Plan V
Imágenes exclusivas revelan el colapso del relleno de El Inga
Susana Morán