Back to top
29 de Junio del 2020
Historias
Lectura: 8 minutos
29 de Junio del 2020
Redacción Plan V
COVID-19: Quito ante el peor escenario y las autoridades culpan a la población
0
Las autoridades de la ciudad y del COE nacional determinaron que en Quito aumentarán los controles y se aumentarán las capacidades del sistema de salud pública, aunque no precisaron mecanismos y metas.

Quito, con una población de casi 3 millones de habitantes, tiene este momento 688 camas destinadas para COVID-19, de 347 camas que tuvo al inicio de marzo. En camas para Unidades de Cuidados Intensivos, UCI, la ciudad ha aumentado de 107 a 255 camas. Estos datos los envió el propio ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, por requirimiento de este portal. En una conferencia de prensa conjunta, con la ministra de Gobierno María Paula Romo, y el alcalde de Quito, Jorge Yunda, el ministro de Salud dijo además que todas las camas están ocupadas, y que unas 50 personas en estado grave esperan turno para ser trasladadas a las UCI. Y agregó que instalar y operar una Unidad de estas características no es fácil: requiere de un médico especialista, al menos dos enfermeras, asistentes de enfermería, un respirador y un monitor. 

En esa rueda de prensa, las autoridades mencionadas anunciaron que tomarían medidas concretar para enfrentar la emergencia del sistema de salud de la capital. El propio alcalde Yunda, apoyado por los testimonios de médicos y pacientes, había alertado desde la semana pasada sobre la emergencia en Quito. Y se esperaba de la reunión de este lunes 29 de junio saliera alguna medida en concreto. Pero no fue así.  El alcalde Yunda se limitó a repetir los argumentos que había dado desde hace varios días. Dijo que el Centro de Atención Temporal, ubicado en el adaptado centro de convenciones del Parque Bicentenario, al norte de la ciudad, está ahora con la capacidad de atender 100 pacientes diarios. En días pasados solo podía recibir 20 pacientes al día, dijo. El problema central para ocupar una capacidad instalada de más de 370 camas es la falta de personal sanitario especializado, que debiera proveer la autoridad nacional de salud, según explicó. 

El alcalde insistió en que las pruebas PCR deberán ser duplicadas, de cien mil a doscientas mil, y contratar laboratorios privados, para duplicar el procesamiento a unas 2000 pruebas al día. Algo que ya había dicho desde hace varios días. "Estamos muy preocupados por el crecimiento de contagios en algunos barrios de la capital. Esto hará que tengamos restricción en el Centro Histórico, en el Sur: Chilibulo y La Ecuatoriana", dijo el alcalde. Sin embargo, el concejal Bernardo Abad, replicó en una emisora local que luego de nueve semanas de adquiridas las pruebas PCR, apenas se han superado las 8000 muestras tomadas, y que no ve cómo se puedan hacer las 92 mil pruebas restantes hasta fines de octubre, cuando las pruebas caduquen. El alcalde ha dicho que el contrato estipula que las pruebas que terminen su vida útil serán repuestas; pero la condición para ello, dijo Abad, es que estas pruebas a ser cambiadas sean entregadas dos meses antes a la casa proveedora. Es decir, en agosto. 

El propio alcalde Yunda, apoyado por los testimonios de médicos y pacientes, había alertado desde la semana pasada sobre la emergencia en Quito. Y se esperaba de la reunión de este lunes 29 de junio saliera alguna medida en concreto. Pero no fue así.

Las medidas de restricción y vigilancia deben evitar las aglomeraciones, dijo el alcalde Yunda. Y lo fundamental es la corresponsabilidad ciudadana, agregó. "A estas alturas de la pandemia, las autoridades no podemos poner un policía o un agente detrás de cada ciudadano. Todos los días luchamos con libadores, con fiestas clandestinas, con reuniones, una serie de aglomeraciones. Vamos a implementar una campaña de prevención sanitaria", dijo. El alcalde ofreció esa campaña a inicios de junio. La ministra de Gobierno dijo que en la primera quincena de junio se han dado unas 1200 reuniones y fiestas no autorizadas, donde se ha bebido licor y se han violado todas las normas de bíoseguridad.  

El ministro de Salud, de su parte, dijo que hay una articulación con la alcaldía de Quito para repotenciar todos los activos de salud pública para atender la emergencia. Zevallos dijo que se debe acudir al nivel primario de salud. Pidió a la comunidad quiteña que "si se siente mal, tiene dificultad de respirar, tiene fiebre, no se quede en casa y tiene que acudir al centro de salud más cercano; ahí les vamos a atender mediante la vigilancia activa". El ministro aseguró hay la adecuada cantidad de camas de cuidados intensivos, las cuales se han adaptado en las áreas de emergencia en los hospitales. No hay un solo paciente, no debe haber un solo paciente, que se quede sin la atención que se merece, dijo Zevallos. "Tenemos un número adecuado de ventiladores, que han sido distribuidos en todos los hospitales", aseguró. También se pidió que se haga la llamada al 171 y se busque atención médica. El ministro también dijo que hay las suficientes pruebas para detectar el contagio, aunque no precisó cuántas. El ministro dijo que en las zonas del Centro Histórico las personas que estaban contagiadas o con potencial de contagio salieron de la cuarentena y se desplazaron por las calles. Eso ocurrió con el 60% de los casos, aseguró.

La ministra María Paula Romo ofreció aumentar al máximo la capacidad del sistema de salud y que las restricciones se darán este 1 de julio, cuando se cambien los tipos de restricciones en los semáforos rojo, amarillo y verde. Quito tendrá un tratamiento especial, por su propia condición, anunció. Dijo que las acciones de contención de la pandemia serán limitadas a las zonas más afectadas por los contagios. Mencionó que las ventas informales han crecido mucho en Quito, pero lo atribuyó a la presión económica que una larga cuarentena de más de cien días impone a las familias de la capital. Dijo que se van a determinar lugares de venta informal para impedir las aglomeraciones, aunque recomendó que se compre en los locales que ofrecen más seguridad frente al contagio. Romo dijo que más de cien mil personas han sido multadas por no llevar mascarilla. 

La ministra precisó es que no habrá nuevas restricciones para Quito y que se ha definido son las acciones para aumentar las capacidades del sistema de salud y mejorar los controles en la ciudad. Dijo que Quito tiene que avanzar en el sistema de desconfinamiento. 

En la infografia del COE nacional, Pichincha ocupa el segundo lugar en los contagios nacionales con el 15,2% de los contagios y 7 081 casos, de acuerdo a pruebas PCR. Se han reportado 497 fallecidos. Mientras tanto, a escala nacional se han reportado 55 665 casos confirmados, 77 752 descartados, de 145 916 muestras tomadas, entre pruebas rápidas y PCR. Hay 7 561 fallecidos entre sopechosos de COVID-19 y confirmados.

GALERÍA
COVID-19: Quito ante el peor escenario y las autoridades culpan a la población
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Las deudas pendientes del Legislativo con la diversidad sexual
Redacción Plan V
Las preguntas clave sobre el dióxido de cloro: ¿en verdad es una panacea?
Mateo Ordóñez
Más de 2.000 contagios diarios se registraron la semana pasada; Pichincha con las peores cifras
Redacción Plan V
Más de 2.000 contagios diarios se registraron la semana pasada; Pichincha con las peores cifras
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

La (nueva) alianza entre Jairala y el correísmo
Redacción Plan V
@cicirm91, la tuitera que enseña a cocinar durante la pandemia
Gabriela Muñoz
Las pruebas para COVID de Yunda con nuevos tropiezos
Redacción Plan V
Los otros entretelones de la sentencia de Tamayo a favor del líder de Los Choneros
Redacción Plan V