Back to top
14 de Mayo del 2020
Historias
Lectura: 1 minutos
14 de Mayo del 2020
Redacción Al grano
COVID-19, un lastre para la economía ecuatoriana
1

Escuchar el podcast aquí

 

El rostro más implacable de la pandemia tiene la forma de 205.124 muertes hasta el 27 de abril de 2020. La Organización Mundial de la Salud expone que 2.897.203 personas se han contagiado y de esas menos del 50% se ha recuperado.

La pandemia de la COVID-19 se diseminó por todo el planeta. El peligro de contagio arrinconó a los gobiernos alrededor del mundo y congeló la economía. Las ciudades lucen calles vacías y los centros de comercio desolados donde hasta hace poco todo era movimiento y el dinero circulaba.

El rostro más implacable de la pandemia tiene la forma de 205.124 muertes hasta el 27 de abril de 2020. La Organización Mundial de la Salud expone que 2.897.203 personas se han contagiado y de esas menos del 50% se ha recuperado.

De a poco, una preocupación nueva cobra protagonismo. Una duda que asalta el futuro. ¿Cuál será el costo, el impacto económico de la pandemia?

Para dar con esta respuesta reunimos a una variedad de actores sociales clave en la economía local, desde representantes de las Cámaras de Comercio de Quito y Guayaquil hasta informales que sobreviven del trabajo diario.

 

GALERÍA
COVID-19, un lastre para la economía ecuatoriana
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Derechos humanos: la otra deuda que deja Lenín Moreno
Redacción Plan V
La descorreización fue la gran maniobra política de Moreno
Fermín Vaca Santacruz
La falsa lista del Gabinete de Lasso sorprendió a los mencionados
Redacción Plan V
Para su defensa, no se justifican ni el allanamiento ni la imputación de Pablo Celi
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Mientras Correa "pide cacao", el correísmo prepara el contraataque
Redacción Plan V
El contralor Pablo Celi, detenido por la trama de sobornos en Petroecuador
Redacción Plan V
Así se lavan en Miami los sobornos del 10% que circulan en Petroecuador
Redacción Plan V
La peor tragedia del correísmo no es haber perdido las elecciones, sino su futuro
Ramiro J. García Falconí