Back to top
23 de Febrero del 2021
Historias
Lectura: 13 minutos
23 de Febrero del 2021
Redacción Plan V
COVID en Ecuador: ¿se acerca un nuevo colapso?
0

El feriado de Carnaval, los eventos masivos y la campaña política han pasado facura a los sistemas sanitarios del país. Foto: PlanV

 

En lo que va de febrero, Quito ha registrado 41% de exceso de mortalidad. Este nuevo pico ha puesto en alerta a los expertos, quienes consideran que, si no se toman medidas urgentes, podría ocurrir una situación similar a la de julio y agosto pasados cuando el exceso de mortalidad fue de 152%. Hasta el momento, Ecuador reporta 49.300 muertos en exceso comparado con el promedio de los cinco años anteriores. Mientras tanto, las cifras del COE siguen distantes de esa realidad y el Ministro de Salud está ausente.


En las últimas semanas, autoridades, médicos y epidemiólogos han mostrado su preocupación por la situación de la pandemia en el país. Pero, ¿qué está pasando y cómo está evolucionando la enfermedad?

Para explicar la situación es necesario volver en el tiempo. PlanV analizó el número de decesos en los últimos meses en Quito tanto por COVID, como por todas las enfermedades. Pero antes, hay que revisar la curva de contagios. Desde mayo del año pasado, el incremento de infectados ha sido sostenido. Al 19 de febrero, la capital había superado los 119.000 casos, lo que la convierte en la ciudad con el mayor número de positivos.

Entre mayo del 2020 y febrero del 2021, el mayor número de contagios se registró en septiembre pasado, cuando solo en ese mes hubo más de 34.000 casos, según los datos del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Pichincha. En octubre y noviembre, en cambio, se registró una caída importante hasta los 4.000 casos mensuales. Pero desde diciembre pasado, la curva de contagios ha vuelto a subir por sobre los 11.000 casos. Solo en los primeros 19 días de febrero, el número de contagios se ha acercado a los 9.000.

En ese contexto, el comportamiento del número de fallecimientos fue en una tendencia similar con los datos del COE. Hasta el 19 de febrero, la ciudad estuvo cerca de los 2.400 fallecimientos por COVID, entre casos confirmados, probables y sospechosos. Al revisar el número de muertes mensuales, septiembre fue el peor mes: 547 personas murieron por el virus. Esa cifra es la mayor registrada en lo que va de la pandemia en Quito. De la misma manera, hubo una disminución a partir de octubre hasta contabilizar 60 muertes en diciembre, la cifra más baja de lo que va en la pandemia. Pero en enero apareció un nuevo repunte hasta los 113 decesos en un solo mes.

Sin embargo, para el epidemiólogo Daniel Simancas, estas cifras sólo muestran la punta del iceberg, pues existe un gran subregistro de los contagios y de las muertes por el virus, el mayor a escala mundial. Sostiene que en Ecuador solo se realizan alrededor de 3.000 pruebas diarias cuando en otros países hacen hasta 30 veces más. Además, existen 50.000 pruebas represadas. Eso no permite clasificar bien a los fallecidos por el virus. 

Por eso, para este investigador, el único indicador confiable en estos momentos es el exceso de muertes, es decir aquellas que se producen por encima de lo normal en un periodo determinado y sobre la base de los promedios históricos. Hasta el momento, Ecuador reporta 49.300 muertos en exceso comparado con el promedio de los cinco años anteriores. De ellos, el 80% y 90% podría deberse o estar relacionado con el virus. Eso a su vez, dice el experto, significa entre 4 y 5 millones de personas contagiadas en el país, la cifra que dista de los casi 275.000 casos positivos que reportó hasta el COE Nacional hasta el 22 de febrero. 

Una de muestra de ello es el número de muertes que registró el COE versus las del Registro Civil, donde la diferencia es muy clara. Según los datos disponibles sobre las muertes por todas las causas, el mes con mayor número de decesos en la capital fue julio y no septiembre como lo dicen las cifras del COE.

Con la misma salvedad de un subregistro de datos, los del COE muestran que en el peor momento de la crisis en la ciudad, hubo hasta 18 fallecidos por día. Eso fue en septiembre pasado. Pero de la misma manera, al revisar el número de decesos diarios del Registro Civil, se observa que julio y agosto fueron los meses más críticos: entre 73 y 83 muertes diarias por todas las enfermedades.

Pero Simancas recalca que aún no hemos llegado a picos similares a los registrados en marzo-abril o de julio-agosto pasados. Pero sí hay un incremento mayor a los últimos tres meses. En enero hubo 3.200 muertos en exceso a escala nacional, una cifra menor a la registrada en esos periodos. Solo en Guayas, entre marzo y abril, hubo un exceso de más de 12.000 muertes por encima del promedio histórico. Sin embargo, coincide en que las próximas semanas se va a saturar el sistema sanitario y se podría llegar a lo que sucedió en julio y agosto, cuando hubo alrededor de 4.000 fallecidos en exceso en todo el país. “Hay que entender que China tiene 6.000 fallecidos y Japón la mitad”.

El experto afirma que en Guayaquil no podría volver a la crisis de marzo y abril, pero aún hay mucha población susceptible a contagiarse. De acuerdo a los datos del Registro Civil, en enero pasado hubo un repunte importante de decesos en esa ciudad.

Un nuevo colapso, pero con otras características

El Colegio de Médicos de Pichincha manifestó su preocupación por la situación actual. Los cierres de campañas, afirmó su representante Víctor Álvarez, desencadenaron un aumento de contagios. A esto se suma el día de las votaciones, donde en algunos sectores hubo aglomeración de personas.

La tercera situación que señaló el gremio fue el feriado de Carnaval. “El mensaje de las autoridades fue un mensaje erróneo”. El profesional se refirió así a la autorización que dio el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) para la apertura de las playas; en algunos COE cantonales ampliaron esa disposición y permitieron que abran bares y discotecas, dijo Álvarez. “Se envió un mensaje de aparente tranquilidad y relajamiento”.

En Quito, en enero, el exceso de mortalidad fue de 27.2% y en lo que va febrero, 41.4%. En julio, fue el 152%. Simancas asegura que si no se toman decisiones habrá una curva similar a la de julio y agosto.

“Estamos en una curva que no logra hacer meseta ni bajar porque seguimos con eventos de aglomeraciones. Probablemente estábamos terminando el pico de fin de año y ya vinieron las elecciones y el carnaval”, coincidió Simancas. Para él, hasta el momento no se ha logrado dibujar correctamente la curva epidemiológica. El aumento de los contagios se evidencia en la saturación del sistema sanitario, como la ocupación de camas y el aumento de consultas en Emergencia. Esos indicadores son tardíos, dice el experto, y no permite ayudar en el control de la pandemia porque la atención solo cubre un 15% de los contagiados. El resto acude no acuden y no tenemos un registro de ellos.

Simancas agrega que tampoco se está haciendo nada con los brotes. En enero y febrero, se registró uno en Latacunga y Saquisilí. Por esa razón, en febrero, Cotopaxi se ubicó como la provincia con el mayor exceso de muertes. “No hacemos nada por una vigilancia epidemiológica comunitaria activa”.

Álvarez dijo que, entre el 1 y 21 de febrero, se han reportado 23.687 casos, eso quiere decir que 1.184 personas se contagiaron por día, y 49 se infectan cada hora en el Ecuador. Agregó que, en ese mismo periodo, hubo 646 fallecimientos. Eso significa, en promedio, 30 decesos diarios o 1.34 muertes por hora. Antes fallecían 1.12 personas por hora. Para Álvarez, esta situación es alarmante por el aumento de los casos.

En el caso de Pichincha, hasta el 21 de febrero había 96.000 pacientes con un aumento de 8.824 contagiados en lo que va de febrero. A su vez, esto implica que más de 400 personas se infectan cada día y 18.35 cada hora. En Quito, cada hora se contagian 17 personas, según los cálculos del Colegio, basados en los datos del COE Nacional.

Reclamó que en un año que se declaró la emergencia, el Ecuador no ha llegado a un millón de pruebas PCR. Comentó que uno de los problemas graves que tenemos es la falta de sinceridad de los datos y de la falta de una campaña para la masificación de las pruebas PCR y rápidas. Eso permite, según el experto, realizar análisis estadísticos y epidemiológicos en las zonas de mayor riesgo para hacer planes de contención.

En Quito, más de 400 personas se infectan cada día y 18.35 cada hora. En Quito, cada hora se contagian 17 personas, según los cálculos del Colegio de Médicos de Pichincha, basados en los datos del COE Nacional.

Anticipa un colapso nacional sanitario, que no será igual a lo ocurrido en marzo y abril de 2020, sino que será paulatino. Este colapso no solo será por el aumento de pacientes COVID, sino porque al mismo tiempo se desatenderá a otros enfermos con enfermedades crónicas. Al sumarse esas dos variables, causa el colapso, explicó Álvarez.

Detalló que al menos 130.000 personas son trabajadores de la salud en el país. Tampoco se está tomando en cuenta a posgradistas, enfermeras, anestesiólogos, odontólogos y obstetrices rurales para el proceso de vacunación. Antes de que llegue el segundo lote, habían sido vacunados alrededor de 6.000 profesionales de la salud.

La vacunación es una medida urgente porque se ha demostrado que los casos y las muertes disminuyen dramáticamente, dice Simancas. Pero agrega otra acción importante: una política incremental de pruebas para saber dónde está el virus. “Sin pruebas se anda a ciegas”. Si eso no existe, la única solución sería “medidas draconianas”, como las llama el experto a los confinamientos totales, porque selectivos no los puede hacer el país.

Un ministro ausente

 Álvarez se unió a las voces que cuestionan al ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, que ha evitado enfrentar a la prensa y responder sobre temas cruciales de la pandemia como el aumento de pacientes a escala nacional. En el chat de prensa de la Secretaría General de Comunicación, los periodistas han solicitado que se confirme cuándo Zevallos dará una nueva rueda de prensa. “Un vocero oficial no existe para dar información adecuada a la población”. “En el campo sanitario, el país se encuentra a la deriva”. Esto sucede ante los pedidos de juicio político contra el ministro.

El representante gremial sumó a estos problemas la vacunación que, en su opinión, inició mal: sin transparencia y sin programa. Anticipó que no será posible que hasta octubre próximo sean vacunadas 9 millones de personas como anunció el Gobierno.  “Es imposible”. La vacunación inició hace mes y apenas se ha llegado a las 15.000 personas, refutó Álvarez.

La falta de un proceso técnico, que no privilegie a ciertos actores, es mal comienzo, dijo el experto. Y peor cuando la semana pasada apareció una lista VIP para la vacunación.

Álvarez recordó que esto sucede en medio de las denuncias de médicos de los hospitales Pablo Arturo Suárez y de las FFAA por la falta de vacunas para los médicos y enfermeras de primera línea. Contó que los médicos que ya tuvieron COVID no serán vacunados, según la información que ha obtenido de sus colegas.

Dijo que se han impedido la presencia de observadores y auditores en el proceso. Estas vacunaciones van acompañadas con policías y militares que impiden tener información. Los vacunados, además, están siendo forzados a callar, relató.

[RELA CIONA DAS]

Anomia boba y coronavirus
Paolo Vega López
Covid en Ecuador: más muertes, contagios por nuevas cepas e infectados tras vacunarse
Redacción Plan V
Ecuador desentierra cuerpos para encubrir sus culpas
Fundación Periodistas Sin Cadenas, PlanV, La Barra Espaciadora
Las vacunas son las protagonistas de la nueva Guerra Fría
Vladimir Rouvinski
La vacunación contra el coronavirus será el principal desafío del próximo gobierno
Redacción Plan V
GALERÍA
COVID en Ecuador: ¿se acerca un nuevo colapso?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Ecuador supera la cifra récord de 100.000 fallecidos por todas las enfermedades
Redacción Plan V
Guayas, entre las zonas más golpeadas del mundo junto con Bérgamo y Nueva York
John Cajas-Guijarro
El Gobierno prepara un confinamiento de fin de semana contra la pandemia
Redacción Plan V
Una salud pública, herida de muerte y con menos camas, ha enfrentado la pandemia en el mandato de Moreno
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Mientras Correa "pide cacao", el correísmo prepara el contraataque
Redacción Plan V
El contralor Pablo Celi, detenido por la trama de sobornos en Petroecuador
Redacción Plan V
Así se lavan en Miami los sobornos del 10% que circulan en Petroecuador
Redacción Plan V
La peor tragedia del correísmo no es haber perdido las elecciones, sino su futuro
Ramiro J. García Falconí