Back to top
20 de Agosto del 2018
Historias
Lectura: 15 minutos
20 de Agosto del 2018
Redacción Plan V
David Romo: ¿El caso gira hacia la Policía?

Fotos: Luis Argüello

El lunes 20 de agosto, la audiencia por el presunto asesinato de David Romo cumplió su noveno día.

 

Las 5 personas procesadas por el supuesto delito de asesinato de David Romo fueron declaradas inocentes el jueves 23 de agosto. La defensa de la víctima y de los procesados apuntan hacia el Estado, especialmente contra la Policía. El abogado Milton Castillo dice que los agentes sí sabían del paradero del joven desaparecido desde mayo de 2013, pero no lo dijeron. Mientras que el jurista Diego Chimbo cree que después de tantos ‘delitos’ que ha cometido la Policía en la investigación puede haber “un encubrimiento de agentes estatales en la desaparición”. El Tribunal pidió que se investigue tanto a policías como a fiscales.

 

David Romo está desaparecido desde el 16 de mayo del 2013, luego de que salió de la Universidad Central donde estudiaba la carrera de Comunicación Social.

Es un audio que dura 11 minutos. Registra una conversación entre una mujer y un joven. La primera es Blanca F., procesada por el delito de supuesto asesinato de David Romo, y la segunda voz pertenece a David N., exinterno de la clínica Unión y Esperanza, que trataba a adictos de drogas. David N. relata en una conversación, que parece ser dentro de un auto, que agentes de la Dinased fueron a su casa y lo sacaron a la fuerza. Aseguró que los uniformados le pidieron que ponga una denuncia de maltrato y declare en la audiencia contra Blanca F. y su esposo Carlos L., dueños del centro.

Esta grabación fue una de las últimas pruebas que presentó la defensa de los cinco procesados. Además de Blanca F. y Carlos L. también han sido señalados como participantes del delito José L., Jonathan R. y Roberto E. Mauro C., quien fue el terapista de la clínica y también es uno de los procesados, está prófugo. La audiencia terminó el jueves 23 de agosto. El Tribunal de Garantías Penales de Pichincha declaró inocentes a los cinco procesados y pidió que se investigue tanto a los policías y a los fiscales que investigaron el caso. 


Alexandra Córdova y su abogado Milton Castillo pusieron una denuncia la semana pasada contra 25 funcionarios por desaparición forzada. Dice que los operadores de justicia han obstaculizado las investigaciones. 

La semana pasada, la Fiscalía concluyó la presentación de su prueba: en total llamó a 41 testigos y peritos. Según la Fiscalía, Romo habría sido capturado mientras se trasladaba en un bus desde la universidad hasta su domicilio en la Mitad del Mundo, y llevado a una clínica clandestina donde fue encerrado y asesinado. El cuerpo, según la investigación, habría sido incinerado. Pero la prueba sobre estas pericias -usaron un cerdo para similar la incineración de un humano- fue rechaza por el Tribunal.

"La Policía Nacional y la fiscalía, con una administración de justicia indolente, procuraron impunidad en la causa a favor de quienes desaparecieron a David Romo", Alexandra Córdova en la denuncia presentada en la Fiscalía.

Pero las denuncias de supuestas irregularidades en el proceso han sido constantes sobre todo por parte de la madre de Romo, Alexandra Córdova. La semana pasada presentaron una denuncia en la Fiscalía por desaparición forzosa. Es en contra del exministro del Interior y actual asambleísta José Serrano, de los agentes investigadores como Jorge Padilla y más policías relacionados con el caso, así como contra los fiscales y jueces. En total son 25 funcionarios denunciados.

En este caso, según la denuncia, “cumplen todos los presupuestos del delito de desaparición forzada, toda vez que la Policía Nacional y la fiscalía, con una administración de justicia indolente, procuraron impunidad en la causa a favor de quienes desaparecieron a David Romo, investigando de manera inadecuada, usando otros tipos penales distintos y sosteniendo el argumento de que fue incinerado, de tal manera que su cuerpo no se le puede entregar a la familia”. 

Denuncia por desaparición forzada presentada por Alexandra Córdova y su abogado Milton Castillo.

En el escrito también añadieron que: “Mientras se lleva a cabo la audiencia de juzgamiento del presunto delito de asesinato de David Romo, la fiscalía y la policía han desplegado sendos “actos urgentes” en virtud de llamadas anónimas que les han indicado que “el cuerpo de David Romo se encuentra enterrado” en las direcciones que han acudido”. Se refieren al allanamiento que hicieron la semana pasada en Carcelén en búsqueda de los restos de Romo, durante pleno juicio.

La defensa de los procesados también ha apoyado esa tesis. Por ejemplo el audio, según la defensa, es una testimonio de la tortura de presuntamente agentes de la Dinased emplearon contra David N. El joven que dijo tener problemas de drogadicción y que por eso fue a la clínica. Agregó que los uniformados le insistieron que diga que había visto despedazar a personas en ese lugar y que él había ayudado para hacer un hueco para poner los huesos. En la grabación, el joven dice que los únicos huecos que hizo fueron para enterrar las heces de las vacas. Blanca F. y Carlos L. tenían junto a la clínica un camal. En una entrevista con Plan V, antes de que sean detenidos por presunto asesinato, contaron la historia de esas actividades.

“Me torturaron para que diga dónde está David Romo”, afirmó el joven en la grabación. Agregó que los agentes lo golpearon cuando lo capturaron y que llegó moretones a la Dinased. También dijo que le pusieron cables en los dedos para que le coja la electricidad. “Me hicieron ver la muerte”. La ubicación de estos audios demoró en la audiencia. El Tribunal declaró un receso de casi dos horas hasta que se hallase la flash memory con los audios en cadena de custodia.


Entre los cinco procesados están Carlos L. y Blanca F, dueños de una clínica para drogadictos. 

Pero más temprano otro testimonio sembró dudas sobre la participación de la Policía. Fue el testimonio de Dani M., otro exinterno de la clínica. Él afirmó ante el Tribunal que tuvo problemas con las drogas y que por eso llegó a ese centro con la ayuda de su madre. Estuvo en dos ocasiones: de octubre de 2012 a junio de 2013 y en noviembre de 2013. En este último mes fue el allanamiento a la clínica. Relató que la noche anterior habían celebrado un cumpleaños en ese lugar. A las 03:00, cuando todos dormían, llegó la Policía y allanó la clínica. A los internos los pusieron contra el piso y les ordenaron no levantar la cabeza. Un agente le mostró la foto de David Romo y les preguntó si lo habían visto. A lo que todos contestaron que no.

La misma voz, según el testigo, les dijo que: ‘si uno de ustedes me ayudan a decir que Romo estuvo aquí, yo los voy a ayudar a salir de la clínica’. Uno de los interno dijo que sí y después de eso subieron a todos los detenidos a un bus, menos al joven que se ofreció a colaborar con los policías. Los trasladaron hacia otra clínica de adicciones en la Vicentina. En el interrogatorio le preguntaron si era usual que el dueño de la clínica recoja drogadictos de la calle, a lo que respondió: “Es ilógico”,


Siete abogados defienden a los cinco procesados. Entre ellos está Diego Chimbo (centro), quien es abogado de los dueños de la clínica desde el 2014 cuando fueron procesados por trata de personas. 

La psicóloga retrató así a Lázaro Pérez: Incansable, insultaba con palabrotas, era un mentiroso patológico, tenía la voz muy alta, dijo ser médico, era inteligente, asertivo, tenía un récord de faltas de indisciplina.

Otro de los testigos que presentó la defensa de los procesados fue la psicóloga Fabiola Hinojosa, quien trabaja desde hace dos años en la Cárcel 4 de Quito. Dijo que conoció a Reinaldo Lázaro Pérez Pérez. Él fue procesado por trata de personas y recluido en la cárcel de Latacunga. En esa época, dijo la psicóloga, fue el ‘boom’ de la desaparición de David Romo y de la recompensa que se ofreció por información de su paradero. Lo retrató como un hombre con buena imagen y de ojos claros. “Dijo que conocía el lugar donde estaba enterrado David Romo”, recordó la profesional y agregó que Pérez era fácil de palabra y de lograr que todos lo escucharan. “El Ministerio del Interior cae (en esa versión) y no profundizó sus palabras”. 

Es así que lo trasladan de Latacunga a la cárcel 4. Allí, dijo la testigo, reveló su personalidad. Lo retrató así: Incansable, insultaba con palabrotas, era un mentiroso patológico, tenía la voz muy alta, dijo ser médico, era inteligente, asertivo, tenía un récord de faltas de indisciplina, no le importaba el dolor ajeno, era explosivo (rompió el tanque de un baño). Aseguró que Pérez “tenía un rótulo de testigo protegido, de a mí no me pueden topa”. Contó que ella pidió que lo regresaran a Latacunga, pero no pasó hasta que se fugó marzo de 2016 y ahora es uno de los ‘más buscados’.

La sicóloga recordó el día de la fuga. Narró que los presos en la Cárcel 4 tienen 30 minutos en la mañana para su aseo personal. Y fue ese tiempo el que usó para fugarse del centro rompiendo una malla que la tapó con su cobija. La palabra de una persona con esas características no es creíble, dijo la psicóloga, quien agregó que hizo al menos seis tests psicológicos. En el interrogatorio, Diego Chimbo, abogado de los acusados, le preguntó si Pérez mintió sobre David Romo, a lo que respondió “sí”.

Para Chimbo, la Fiscalía no ha logrado ni siquiera probar que David llegó a la clínica. “La noticia que dice que a David Romo le decían el añiñadito viene de la Policía, no de los internos”, sostiene. Consultado sobre por qué las versiones y los resultados de las investigaciones de los policías están llenos de contradicciones, el jurista afirmó a Plan V: “Yo al principio estaba convencido que la Policía falsificó un caso para darle una respuesta a la sociedad y decir: ‘ya resolvimos el caso’. Pero en el transcurso de la investigación al descubrir tanto delito que cometió la Policía porque torturaron, pagaron, falsificaron firmas, ayudaron a fugarse a Lázaro Pérez de la Cárcel 4, a mí ya me hace pensar que hay un encubrimiento de agentes estatales en la desaparición de David Romo. Y empieza a cobrar sentido lo que dice la madre de por qué es desaparición forzada. La Policía ha cometido tanta ilegalidad para buscar chivos expiatorios, pero aún no hay una prueba de que un agente haya participado en la desaparición”.


110 cuerpos (carpetas) tiene el expediente del caso de David Romo. Este fue reservado incluso para la madre de Romo por dos años y cuatro meses. 

Para Alexandra Córdova y su defensa el proceso está viciado de las irregularidades que han denunciado. Por eso, la mañana del lunes, el abogado Castillo pidió la recusación de los jueces y la nulidad de todo el proceso desde la formulación de cargos.

¿La Policía está involucrada? “Sí, ahora más que antes”, respondió a Plan V el abogado Milton Castillo, quien asiste a Alexandra Córdova. “Estamos convencidos que la Policía tenía información respecto a dónde estaba David y no lo dijo. Y los Fiscales tampoco se afanaron en dar una respuesta a la familia porque cuando cualquier ciudadano acude a la administración de la policía va en ejercicio de su derecho y la justicia tienen la obligación de decir la verdad. Por ejemplo, cuando se denunció el robo (del celular de David Romo) más la desaparición, la justicia le respondió por el robo, pero no le dijo nada de la desaparición”.

Para Alexandra Córdova y su defensa el proceso está viciado de las irregularidades que han denunciado. Por eso, la mañana del lunes, el abogado Castillo pidió la recusación de los jueces y la nulidad de todo el proceso desde la formulación de cargos. Dijo que el juez Julio César Obando ya trató otro caso relacionado con David Romo como el robo de su celular por parte del controlador del bus donde fue visto por última vez. Argumentó que este juez ya se pronunció sobre parte de la prueba presentada en la audiencia. Presentó la providencia del 25 de julio de 2018 donde Obando pide ser excusado del Tribunal, pero le fue negada esa solicitud.

El juez ponente dijo que eso ya se trató en su momento y que por lo tanto no procedía el pedido de Castillo. El jurista sostuvo que además de que el Tribunal está indebidamente integrado, hay hechos que dejaron de ser investigados “en actitud colusoria entre la Fiscalía y la Policía” . También dijo que el Tribunal adelantó criterio por no dar paso al “principio de conexidad”, pues el robo del celular está relacionado con la desaparición de Romo.

“Me parece que este es un sainete y una burla más de la Fiscalía y los jueces que representan el Estado. No están investigando donde está mi hijo sino que están tratando sobre un asesinato. A raíz de las excavaciones que hicieron para mí se vino abajo la tesis de la Fiscalía. ¿Qué clase de teoría maneja la Fiscalía?”, reclamó Alexandra Córdova.

GALERÍA
David Romo: ¿El caso gira hacia la Policía?
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Así protegieron al violador de "El Principito"
Redacción Plan V
El largo camino de los pueblos indígenas para llegar a la universidad
Katicnina Tituaña
Los mecheros de la muerte en la Amazonía
Susana Morán
La varias veces centenaria biblioteca del convento de Santo Domingo se renueva
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Gaby: cuando la justicia obliga a una niña a ser madre
Susana Morán
Quién es quién y quién llevó a quién en el Municipio de Yunda
Fermín Vaca Santacruz
El costo político de Santiago Cuesta
Redacción Plan V
Diario de una esclava sexual en la Frontera Norte
Redacción Plan V