Back to top
24 de Octubre del 2022
Historias
Lectura: 16 minutos
24 de Octubre del 2022
Mariana Neira

Periodista de investigación, dirigió la redacción de la revista Vistazo en Quito.

Los ecuatorianos son vistos en el mundo como "súperviolentos" con las mujeres
0

Protesta en Quito por el femicidio de María Belén Bernal en las instalaciones de la Escuela de Formación de Oficiales. Foto: Luis Argüello / PlanV

 

Más casos de femicidio se registraron en Guayas. El gran problema sigue siendo la impunidad. Existen leyes para castigar a los femicidas, pero no sirven para nada porque los gobernantes no tienen capacidad ni voluntad para aplicarlas, tampoco para realizar acciones preventivas.


Mala fama han ganado los ecuatorianos en los últimos tiempos. Se los ve entre los mayores maltratadores y femicidas del planeta por un par de novelas reales que tienen como protagonistas a dos uniformados nacidos en nuestro país, pero uno militar en Estados Unidos, el otro, policía en Ecuador.

Sin embargo, tras una observación de lo que sucede en el mundo, vemos que la violencia no es exclusiva de Ecuador, tampoco las víctimas son únicamente mujeres, toda persona está expuesta a una agresión, al crimen. Lo  que preocupa a los profesionales de la salud es el incremento de casos después del covid y que en algunos países estuviera creciendo el odio racial en las calles. (Nota: ‘Entre el racismo y la enfermedad mental. The New York Times. 16 octubre 2022).

Veamos lo que sucede en Ecuador.

I. Denuncia a ritmo de pasillo

Christina Aguilera

Christina Aguilera, una joven artista estadounidense, con fama internacional, llamó la atención con su videoclip que muestra las fotos de un hombre peleando con una mujer dentro de una casa, en presencia de una niña. Las imágenes se fusionan con una canción de ritmo similar a un pasillo ecuatoriano, de esos que arrancan ayayaes del corazón (ayayay, expresión kichwa de dolor, tristeza) y con una letra que más que añoranza de buenos momentos, expresa reclamo por el maltrato de su padre a su madre. Interpreta que si él actuaba así: “Fue porque también a ti alguien te hizo daño…” Es una frase dura. Insinúa que en Ecuador hay problema de violencia masculina hereditarios.

Resumen de la letra de la canción Perdono, pero nunca olvido de Christina Aguilera:

“Yo no sé si en tu mente aún hay recuerdos
Porque a mí me quedan pocos,…
No es que te extrañe
Pero es que tengo miedo a que pasen los años
Y no te diga que ya entendí el pasado
Si fuiste ausente y callado
Fue porque también a ti alguien te hizo daño…
Ya no quiero más cobardes, no…
Y es triste decir que a los dos nos hizo daño.

Captura de viodeo del Videoclip de Cristina Aguilera: No es que te extrañe

La emigración no lo cambió

Con esta canción que dio la vuelta al mundo a través de la prensa especializada de Estados Unidos y Europa, Christina expuso a su padre ecuatoriano como maltratador.

Él nació en Guayaquil el 4 de noviembre de 1949 y emigró a Estados Unidos donde fue asignado a la Fuerza Aérea de Earnest Harmon, en Stephenville, y a otras ubicadas en Newfoundland, en Canadá y en Japón. Se casó con Shelly y tuvo dos hijas: Christina y Rachel.

“De acuerdo con Christina y su madre, Fausto fue un padre extremadamente controlador, sometiéndolas a maltrato psicológico y constantes abusos.  Christina después habló de sus dificultades durante la niñez por medio de su música, como en la canción I'm OK del álbum Stripped, y Oh Mother, de Back to Basics. Fausto le escribió una carta pidiéndole hablar con él, pero ella ha desechado cualquier oportunidad de verlo otra vez”. (Resumen de Wikipedia).

“Al recordar el caos que mi madre soportó, los abusos, no sé cómo lo hizo. Pero es increíble cuánto puedes engañar a tu mente para sobrevivir cuando tienes que hacerlo… Perdono pero nunca olvido. Seguiré adelante; lo haré por mí”. (Resumen de entrevistas de Europa Press y CNN).

II. El crimen en un cuartel

El asesinato del teniente de policía Germán Cáceres a su esposa, la abogada María Belén Bernal, de 34 años, tras haber sido sorprendido en una supuesta infidelidad con una cadete, dentro del cuartel de policía donde él era instructor, también dio la vuelta al mundo porque parece que solo en Ecuador se ha dado que dos esposas desaparecieran dentro de cuarteles de la policía a donde fueran a buscar a sus esposos infieles. (No hemos encontrado historias parecidas en otros lugares de América).

Hace 38 años sucedió el caso de Fanny Ernestina Boada, quien fue a pedir la pensión alimenticia a su esposo policía y desapareció en el cuartel. Bernal sería el segundo caso, pero no quedó en condición de desaparecida por presión pública. A los diez días fue encontrada muerta, enterrada en un cerro cercano a la escuela de oficiales de la Policía.

Imagen de la residencia de oficiales instructores de la Escuela de Formación de Oficiales de la Policía Nacional. Foto: PlanV

Cáceres huyó. Ahora es una aguja en un pajar: nadie lo ve y muchos apuestan a que nunca lo encontrarán porque se escondería para siempre, hasta se cambiaría de rostro (como lo hizo Popeye, un narco colombiano famoso que recién murió), porque si lo capturaran sería hombre muerto ya que sabría muchos secretos que involucrarían a más policías.

Cuando la fantasía popular comienza a volar comenzamos a preguntarnos: ¿Qué sabe? A parte de su vida amorosa, se ha comentado que él tuvo una moto de 50 mil dólares, otros dicen una colección de motos; que su pareja comercializaba diamantes. Lo último inquieta porque Ecuador no los produce. La mina de diamantes más grande del mundo está en Rusia. Le siguen países de África: Botswana, República Democrática del Congo. Australia. En América, Canadá. Ecuador ha empezado a mostrar un comercio dinámico de diamantes. ¿Los trae de alguno de los países mencionados? ¿Para qué? ¿Cómo?

¿Cómo se explica la metamorfosis?

Tras observar la actitud del padre de Christina y del esposo de María Belén, vemos que es parecida a la de todos los esposos-padres violentos del mundo: amaron a sus mujeres, emparejaron o se casaron con ellas y al poco tiempo las odiaron, las maltrataron, las asesinaron usando desde sus manos, sus puños, hasta armas.

La expresión máxima de esta violencia, el crimen, se conoce como femicidio, palabra de origen inglés, símil de feminicidio, palabra con raíz castellana. Diana Russell lo utilizó por primera vez en 1976 ante el Tribunal Internacional de los Crímenes contra la Mujer. Entonces expuso su concepto: “El feminicidio representa el extremo de un continuum de terror antifemenino que incluye una amplia variedad de abusos verbales como físicos, tales como violación, tortura, esclavitud sexual (particularmente por prostitución), abuso sexual infantil incestuoso o extrafamiliar, golpizas físicas y emocionales, entre otras”.

Otro concepto define al femicidio o feminicidio como el “asesinato de una mujer a manos de un hombre por machismo o misoginia” (supremacía del macho y odio a la mujer). (Wikipedia).

Origen biológico: la violencia se construte desde el nacimiento

Los resultados del femicidio lo dan las estadísticas, pero el origen de la violencia de género se discute. Unos atribuyen a factores biológicos: la madre no le dio caricias al niño en su infancia; hay un aumento de los problemas neurológicos que afectan al cerebro; no hay una educación de respeto al sexo contrario en casa ni en los centros educativos donde persevera el machismo, son las teorías.

Debra Niehoff, neurocientífica experta en el asunto y autora de La biología de la violencia, afirma: “La mayor lección que hemos aprendido del estudio del cerebro es que la violencia es el resultado de un proceso de desarrollo, una interacción entre el cerebro y el entorno”.

James Prescott sostiene que la violencia está íntimamente relacionada con el placer, o más precisamente con los circuitos cerebrales que dan la capacidad de gozar. En su opinión, las bases fundamentales para el arte del disfrute se adquieren a través del contacto físico y emocional con la madre, la primera fuente de amor. En esos primeros momentos se produce una asociación o disociación neuronal que quedará registrada en los circuitos en los que se gestionan el bienestar y el dolor. “Cuando no se toca y no se rodea de afecto a los niños, los sistemas cerebrales del placer no se desarrollan. La consecuencia de ello son unos individuos y una cultura basados en el egocentrismo, la violencia y el autoritarismo” señala el artículo Donde nace la violencia,  publicado en El País, en septiembre del 2007.

Origen educativo: no se inculca respeto a la mujer, tampoco rechazo al machismo 

Si a la falta de cariño se suma que los padres, los maestros, no inducen a los niños y jóvenes al respeto mutuo, de hombre a mujer, aumentamos en ellos la tendencia a la agresividad, a la violencia, al odio. Partícipe de esa mala formación es el Estado que elabora los pensum de estudios.

Estamos con una educación anacrónica que todavía se sustenta en el machismo. Los diccionarios dicen: “Machismo es la actitud o manera de pensar de quien sostiene que el hombre es por naturaleza superior a la mujer”. Este punto es muy debatido porque la superioridad masculina la miden por fuerza e inteligencia, pero de a poco se han desarmado mitos.

Veamos el siguiente análisis:

“Ningún estudio científico riguroso ha podido demostrar que los hombres sean más inteligentes que las mujeres o que éstas sean más inteligentes que los  hombres…

Otra cosa son las capacidades específicas de cada sexo. Por término medio, los hombres superan a las mujeres en razonamiento lógico-matemático, en resolución de problemas, en destrezas motoras como interceptar una pelota en el aire, y en tareas espaciales, particularmente las que requieren orientación o percepción mental de figuras espacialmente rotadas.

Las mujeres, por su parte, superan a los hombres en fluidez y memoria verbal, en comunicación emocional, en movimientos finos y precisos de manos y dedos y en velocidad y precisión perceptiva, como la que consiste en localizar un objeto o persona en un conjunto.


Día de la mujer. Foto: Archivo PlanV

Los hombres en general superan a las mujeres en la percepción del todo, del conjunto, mientras que las mujeres son mejores para apreciar el detalle. De ese modo, los hombres se orientan mejor y más rápidamente cuando transitan hacia un determinado lugar y las mujeres encuentran más rápidamente su vuelo en el panel luminoso de un aeropuerto.

En sus respectivos cerebros también hallamos diferencias. El masculino pesa por término medio cien gramos más que el femenino. Las mujeres tienen conexiones más abundantes entre ambos hemisferios cerebrales, el derecho y el izquierdo, y los hombres tienen mejores conexiones dentro de cada hemisferio. Sin embargo, todavía no hemos podido demostrar que ninguna de esas diferencias cerebrales sea la causa de sus diferentes capacidades mentales o conductuales.

Lo decisivo muchas veces puede ser el ambiente y la educación.  (¿Quienes son más inteligentes, los hombres o las mujeres? Autor: Ignacio Morgado Bernal. Catedrático emérito de Psicobiología en el Instituto de Neurociencia y en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Barcelona. Investigacionyciencia.es)

¿El covid aumentó la violencia?

Al momento hay preocupación por el aumento de algunas enfermedades que provocan alteraciones mentales. Algunos estudiosos atribuyen al Covid, por ejemplo, el incremento del estrés con ideas suicidas, igual que otras enfermedades neurológicas graves. Esta sería la causa del crecimiento de la violencia intrafamiliar, denuncian las altas autoridades de salud del mundo.

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, ha señalado: “La violencia contra la mujer es endémica en todos los países y culturas. Es dañina para millones de mujeres y para sus familiares y se ha visto exacerbada por la pandemia de Covid19. Sin embargo, no disponemos de vacunas para ponerle freno y solo podremos hacerle frente si los gobiernos, las comunidades y las personas adoptan medidas y las integran plenamente con el fin de cambiar actitudes perjudiciales, mejorar el acceso a las oportunidades y los servicios para las mujeres y las niñas y fomentar las relaciones saludables y de respeto mutuo”.

641 millones de mujeres en el mundo sufren actos violentos perpetrados por compañero íntimo. un 6% de mujeres dijeron haber sido agredidas por personas que no son su marido ni un compañero íntimo.

Alrededor de 641 millones de mujeres en el mundo sufren actos violentos perpetrados por un compañero íntimo. Esta forma de violencia es, con diferencia, la más frecuente. Sin embargo, el 6% de las mujeres refieren haber sido agredidas sexualmente por personas que no son su marido ni un compañero íntimo. Si tenemos en cuenta el alto grado de estigmatización y el hecho de que muchos abusos sexuales no se denuncian, es probable que, en la práctica, estas cifras sean mucho mayores (La violencia contra la mujer es omnipresente y devastadora: la sufren una de cada tres mujeres. La OMS advierte de que las mujeres jóvenes se encuentran entre las que más riesgo corren. 9 de marzo de 2021).

En Ecuador no hemos visto estadísticas oficiales actualizadas sobre femicidio. Todo lo que sabemos es gracias a la sociedad civil y a la prensa profesional. “Un total de 206 femicidios se registraron entre el 1 de enero de 2022 y el pasado 3 de septiembre en Ecuador, país que acumula 1.247 casos desde 2014, cuando se tipificó el delito en el país”. (Registran 206 femicidios en Ecuador en 245 días. La Hora. Septiembre 17, 2022.)

Más casos se registraron en Guayas. Y el gran problema sigue siendo la impunidad.  O sea, existen leyes para castigar a los femicidas, pero no sirven para nada porque los gobernantes no tienen capacidad ni voluntad para aplicarlas, tampoco para realizar acciones preventivas. Si se denunciara a tiempo a los esposos que pegan todos los días a sus esposas, varios asesinatos se evitarían. 

GALERÍA
Los ecuatorianos son vistos en el mundo como "súperviolentos" con las mujeres
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La fiebre del oro consume al Napo
Redacción Plan V
En Pomasqui, Pedro José Freile compitió con una boda y un pase del Niño
Redacción Plan V
El Gobierno cree que señalamientos de Zurita responden a agenda mediática
Redacción Plan V
¿Qué pasó con el millón de dólares que Ecuador depositó en la ONU?
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Caso Encuentro: el informe de Anticorrupción señala al entorno de Hernán Luque
Redacción Plan V
Esta es la historia del candidato ‘Faracho’, asesinado en medio de la creciente violencia en la campaña
Redacción Plan V
Jorge Yunda: un concierto cantando una campaña
Fermín Vaca Santacruz
Alcaldía de Quito 2023: estos son los postulantes y sus propuestas
Redacción Plan V