Back to top
10 de Junio del 2018
Historias
Lectura: 9 minutos
10 de Junio del 2018
Susana Morán
‘El asesinato de Chambers fue un crimen de odio’

El jurista de la Universidad San Francisco, Xavier Andrade, y la familia insisten que Samuel Chambers fue asesinado. Creen que tras su crimen podrían estar grupos radicales.

 

Han pasado siete meses desde que el activista Samuel Chambers apareció sin cabeza y sin manos cerca de su casa en Guápulo. Aún su caso está en el limbo. Xavier Andrade, abogado de la familia, afirma que las diligencias -que incluyen allanamientos y análisis forenses- no han arrojado resultados certeros. Cuestiona que en pleno 2018 una muerte quede como indeterminada. La Fiscalía mantiene el caso en indagación previa.

Han pasado siete meses desde que se halló el cuerpo de Samuel Chambers mutilado. ¿Hay más certezas sobre lo que le sucedió?

Se han hecho algunas indagaciones. Se han tomado varias versiones a personas que podrían tener noticias sobre el caso y que estuvieron en contacto con Samuel días anteriores a su muerte. Se han hecho nuevos peritajes. Incluso se hizo un allanamiento y se hizo un barrido para encontrar evidencias en el lugar donde se encontró a Samuel.

Lea también: Tras los pasos de Samuel

Sí se han hecho diligencias, pero el avance es bastante lento. Es una investigación difícil sobre todo porque todavía no podemos determinar la causa de la muerte y eso es vital en este caso. Lastimosamente por el grado de descomposición del cadáver se hizo difícil. Incluso intervino un antropólogo forense para determinar las características del tipo de lesión. Pero los restos de Samuel eran mínimos y eso hace que el trabajo sea complicado. Además hubo antropofagia animal en las lesiones. Entonces cuando el animal come y desgarra puede eliminar vestigios de una escena del crimen.

Nuestra primera hipótesis es que Samuel fue asesinado. Porque al ser abandonado en un bosque sin cabeza y sin manos eso difícilmente puede derivarse de un accidente o de cualquier otro tipo de evento que no sea un acto criminal.

¿Qué razones pudieron haber llevado a que se dé el crimen de Samuel?

Hay una variedad de hipótesis. Samuel hacía proselitismo en varias áreas, defendía grupos LGTBI, grupos relacionados con la protección de animales, ecologistas y eso hizo que sus opiniones no solo sean críticas sino rechazadas por algunos grupos sociales. Él pertenecía a un grupo urbano que tiene ciertas características que hacen que sean rechazados por otros.

¿Qué características tenía este grupo urbano de Samuel?

Por ejemplo, Samuel era una persona que fabricaba su propia ropa, no comía carne, tenía un tipo de imagen especial. Yo no sabía que había otros grupos que han estado en la zonas de Quito (que rechazan esta forma de vida).

¿Qué grupos son estos?

Grupos neonazis que rechazaban esta forma de vivir de Samuel.


Chambers construyó su propia apariencia y moda personal. Las túnicas eran parte de esa forma de concebir la vida.

¿Existe la posibilidad de que se trate de un crimen de odio?

Definitivamente. Las características del crimen lleva a que pueda ser un crimen de odio.

En relación a las investigaciones que ha hecho la Fiscalía, ¿ustedes como defensa  de la familia ven que hay interés por descubrir qué pasó?

Yo me he entrevistado con la fiscal y creo que tienen buenas intenciones y buen ánimo. Pero al realizar diligencias que nos alejan de lo que pudo haber sucedido es desilusionante. No deja de ser un desafío. Es decir, no creo que en el 2018 pueda existir la posibilidad alguna de dejar una muerte como indeterminada. Eso me parece que no puede darse. Eso quiere decir que no se sabe qué pasó. Científicamente me parece que es imposible. Lastimosamente no tenemos mayor evidencia.

¿Cuáles son las mayores deficiencias en relación a la investigación?

"Nuestra primera hipótesis es que Samuel fue asesinado. Porque al ser abandonado en un bosque sin cabeza y sin manos eso difícilmente puede derivarse de un accidente o de cualquier otro tipo de evento que no sea un acto criminal".

En un principio como no se pudo identificar de quién se trataba y no se pudo tener huellas en sus manos ni de su rostro, lo trataron como una persona indigente. Como un NN. Y eso involucró descuido por parte de las autoridades para hacer la investigación que se requería. Eso es lo que cuestionamos. No se trata de un nombre sino de un ser humano que fue hallado muerto y no importa si es indigente o alguien con posibilidades. Fue una persona que fue encontrada en circunstancias preocupantes porque todo el sector de Guápulo se siente angustiado por el hecho. Ellos (los vecinos) me han comentado que han incursionado grupos relacionados con drogas en la zona y que han mostrado violencia.

Al inicio, la escena del crimen no se aseguró de una forma debida. Solo se puso una cinta con la cual era muy fácil ingresar. Incluso supimos que varias personas y vecinos entraron al lugar que estaba totalmente abandonado y no custodiado por la Policía.

¿Hubo robos?

Se llevaron cosas de las casa. Otro grupo le hizo una despedida y movieron cosas y modificaron espacios.

Surgió la versión de que supuestamente dos personas relacionadas con otros crímenes tendrían algo que ver en este caso.

Hay varias hipótesis. La Fiscalía investigaba un cuerpo mutilado, sin brazos ni piernas. Entonces en un principio se creyó que pudiera estar relacionado con el caso de Samuel. Pero es algo distinto. Hay otra hipótesis también alrededor del asesinato de una taxista y se investigaba una posible relación. Hay varias hipótesis, pero por el momento de ninguna de estas tenemos algo que se relacione.

Se hizo un allanamiento en una casa donde se practicó una prueba de luminol para ver si existía ADN y no se encontró nada. Curiosamente esta casa era arrendada por un grupo que lo estaban investigando por asesinato. Esta casa estaba a la entrada de la vivienda de Samuel. Entonces hubo una sospecha.

 

"Al inicio, la escena del crimen no se aseguró de una forma debida. Solo se puso una cinta con la cual era muy fácil ingresar".

¿Pero hay relación?

No. Ni siquiera se encontró sangre. Hay que tomar en cuenta que si a una persona le amputan un miembro de su cuerpo debe haber evidencia, rastros de sangre. Samuel era bastante alto. Probablemente necesitaron varias personas para cargar el cuerpo. Una hipótesis de la Policía es que lo mataron donde se lo encontró. Nosotros no la compartimos porque algo de sangre pudo haber habido. La última diligencia ordenada fue la prueba del hilo de agua, que consiste en soltar una sustancia para saber el recorrido de un líquido. Como era un bosque a desnivel probablemente pudo haberse desviado un canal de sangre en alguna parte. Pero no se encontró nada.

En las primeras versiones se mencionó que cámaras de seguridad de casas cercanas filmaron a dos hombres que salían del bosque.

Lastimosamente las cámaras como cualquier dispositivo tienen un tiempo útil y vuelven a borrarse por la memoria. Al haber pasado tanto tiempo fue imposible encontrar una grabación útil sobre eso. Nosotros tuvimos otra sospecha porque había tenido un conflicto semanas anteriores con otro grupo urbano dentro de Guápulo y eso se está investigando. Tenemos muchas hipótesis, pero las evidencias las han ido descartando y ha sido difícil llegar a un resultado con prontitud. Lo que sí creo es que el Estado debe una explicación a la familia de Samuel y señalar las razones de su muerte. Queremos determinar quién es el responsable de la muerte, pero mientras no tengamos la causa (de la muerte) va a ser muy difícil.

El presidente Lenín Moreno prometió a la familia agilidad en las investigaciones y todos los esfuerzos posibles para que este caso se esclarezca. Siete meses después, ¿qué opinan de este ofrecimiento?

Como ofrecimiento se quedó en eso. No se ha hecho más que las investigaciones de la Fiscalía, pero que aún nos vemos muy limitados. Yo sé que Ecuador tiene deficiencias en la investigación, pero se puede pedir ayuda a otro país. En el caso de las Dolores se trajo un equipo de expertos de Venezuela para hacer una recreación histórica, en 3D, lo que había sucedido. Eso es una forma de ayudar. Me parece que aún es oportuno traer equipos de criminalística de otro país. Desde el inicio hubo un mal manejo, pero hay casos en otros países que se han resuelto después de años de investigación. Siento optimismo de que esto pueda pasar acá.

[RELA CIONA DAS]

Las guerras fratricidas
Marlon Puertas
Las falacias zurdas y los redentores
Simón Ordóñez Cordero
La familia de Samuel Chambers pide que el caso no quede en la impunidad
Susana Morán
Tras los pasos de Samuel
Susana Morán
GALERÍA
‘El asesinato de Chambers fue un crimen de odio’
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Así festejó el David indígena la derrota de Goliat
Fermín Vaca Santacruz
Las horas de terror en Quito
Susana Morán
La tormenta perfecta
Gustavo Isch
Lourdes Tibán: “La mayoría de los infiltrados son policías y militares indígenas”
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Cae otro accionista de Sky Jet con más de una tonelada de droga
Redacción Plan V
El campanazo carchense
Juan Cuvi
Quien busque la continuidad de Moreno y Correa, será golpeado con votos
Jean Cano
En Carchi se exige que la minería no dé la espalda a las comunidades
Susana Morán