Back to top
22 de Junio del 2021
Historias
Lectura: 19 minutos
22 de Junio del 2021
Redacción Plan V
El caso ISSPOL: ¿la Fiscalía cerca a los "peces gordos"?
0

En el operativo que investiga irregularidades en el mercado de valores, la Fiscalía detuvo a 7 personas para investigaciones. Recuperó computadoras, celulares y documentación, en 11 allanamientos en Guayaquil, Daule y Samborondón, dentro del caso ISSPOL, por presunto delito de falsedad de información. Foto: Fiscalía Ecuador

 

En un mega operativo de la Policía Judicial y la Fiscalía se apresó a siete personas, dos de ellas con cercanas vinculaciones al actual poder político. La trama de presunta corrupción en el mercado de valores del Ecuador, cuyo caso insignia es la estafa al ISSPOL, tiene tentáculos de impredecibles consecuencias.


El parte policial de la Policía Judicial de la Zona 8 informaba que  «a partir de las 02:30 del día miércoles, 22 de junio del 2021, personal de la Policía Judicial de la Zona 8, y Fiscalía Provincial da cumplimiento a la Orden de Servicio Nro. 2021-197-P3-PJ-Z8 Caso “PARAÍSO”, y a una orden de la autoridad competente, en torno a la desarticulación de una estructura delincuencial dedicada al delito de “falsedad de información en el sistema del mercado de valores”.

«Este operativo, continua el parte, se desarrolló mediante una Investigación donde se identifica una estructura delictiva, quienes asociados ilícitamente, incurren en la comisión de delitos contra la fe pública, falsedad de información en el sistema del mercado de valores, eludiendo la forma correcta de la aplicación de ley del Mercado de Valores para ejecutar (negociaciones con títulos no inscritos en el catastro público, préstamos a empresas a través del Decevale, contratos sin sustentos con empresas domiciliadas en Panamá y EEUU, sirviéndose de los recursos patrimoniales del inversionista institucionales como Biess,  ISSPOL, Fondo de Cesantía del Magisterio, Seguros Sucre, Latina de Seguros y otras entidades que han confiado en el Mercado de valores y el Decevale.

«Los fondos, dice el parte policial, eran enviados hacia cuentas en el extranjero en favor de entidades de las que no es posible determinar con certeza su idoneidad o buen actuar en el marco de la celebración de tales negociaciones, poniendo en serio riesgo el sistema del Mercado de valores del Ecuador.

«Siendo también la principal entidad el Decevale , quien registró y suscribió contratos, presuntas aperturas de cuentas en custodios extranjeros, emisión de certificaciones, emisión de reportes de composición de portafolio y demás actos  al margen de la ley del Mercado de valores y Superintendencia de Compañías».

Del operativo resultaron 7 personas detenidas, 9 inmuebles y dos empresas allanadas: Decevale y Citadel.  Fueron detenidos Rodolfo Kronfle Akel, Carlos Carbo Cox, Oriana Rumbea Thomas, Minnie Beatriz Dougherty, Sonia Bonilla, Maryuri Esther Zamora y Xavier Neira Salazar, este último hijo del quien fuera dirigente, diputado, ministro y ex candidato presidencial social cristiano, Xavier Neira.

Este operativo de allanamiento y capturas conmocionó el mundo del mercado de valores, especialmente en Guayaquil. Especialmente porque Kronfle ha sido director de la Bolsa deValores de Guayaquil, es consuegro del presidente de la República y tío del asambleísta socialcristiano Henry Kronfle, que estuvo a un voto de ser presidente de la Asamblea, con el apoyo de sociacristianos,  el correísmo e independientes.

«Siendo también la principal entidad el Decevale , que registró y suscribió contratos, presuntas aperturas de cuentas en custodios extranjeros, emisión de certificaciones, emisión de reportes de composición de portafolio y demás actos  al margen de la ley del Mercado de valores y Superintendencia de Compañías»: Parte policial.

Horas antes de este operativo, la Fiscalía había recibido versiones de los actuales directivos del ISSPOL. 

Los directivos explicaron que en el contexto general de la afectación al ISSPOL, el organismo contaba con USD 1.550 millones de capital. Una parte de este monto, USD 600 millones, estaban distribuidos en las llamadas inversiones privativas, que esencialmente son los préstamos a los afiliados y cuya tasa de morosidad no supera el 2% de la cartera.

El inconveniente para el ISSPOL proviene del resto: los USD 950 millones que estaban en inversiones no privativas, que se subdividen en los siguientes rubros: USD 327.3 millones, en la operación Swap; USD 216 millones en bonos con pacto de recompra (de estos, USD 209 millones corresponden a las operaciones internacionales de Jorge Chérrez y USD 11  millones a empresas de Luis Domínguez Viteri)  y USD 161 millones en los llamados bonos puros.

A estos rubros se suman USD 69 millones invertidos en distintos fideicomisos, más semejantes a operaciones de crédito que a inversiones, que fueron observados por la Súper de Bancos desde el 2018, y que “fuimos detectando que muchos de estos fideicomisos ni siquiera cumplieron con formalidades básicas ni fueron registrados como corresponde”, dijo el director del ISSPOL, coronel Renato González.

Un quinto tramo de inversión de riesgo y en grave riesgo corresponde a la adquisición de facturas comerciales por USD 47 millones. La gravedad de esto se expresa en un ejemplo dado por el director: “la participación de empresas confabuladas como Ecuagran, Delcorp y Fertisolubles, todas ellas con directorios vinculados y encabezados por familiares del señor Gad Ivan Goldstein".

Otro rubro corresponde a las llamadas obligaciones, es decir la compra de deuda emitida por empresas, por USD 47 millones. Una de las “anomalías asombrosas”, citada por el coronel González, señala que “pese a que Ecuagran se encontraba intervenida desde abril del 2019, esa intervención fue levantada en diciembre del mismo año por orden de la misma autoridad, el intendente nacional Carlos Murillo”.

Con esta medida se autorizaba la sexta emisión de obligaciones de esa empresa, para supuestamente saldar sus deudas, lo que “finalmente no aconteció y se convirtió en una clara estafa a los inversionistas del mercado de valores, con la complicidad de la Superitendencia de Compañías, Valores y Seguros”.

Otro rubro de inversiones del ISSPOL corresponde a los llamados “proyectos inmobiliarios”, pero que no son sino compras de terrenos, planos urbanísticos y hasta de videos promocionales, como los casos de Ambiensa, en Chongón; Mapreco, en Petrillo, y Anchamaza, en Uyumbicho, Quito.

La acción de Decevale, en este caso fue calificada por González como “sospechosa, cómplice y, por decir lo menos, fraudulenta”. Y se refirió a la “mal llamada operación Swap”, en la cual el ISSPOL perdió la titularización de USD 327.3 millones en bonos de deuda interna, que mantenía en el Depósito Centralizado de Valores, DCV, del Banco Central y se los pasó a través de una operación “cruzada” a través de la Casa de Valores Citadel, propiedad de Xavier Neira S. (detenido ahora para investigaciones). Esto fue el 8 de enero del 2016. Lo irregular, según dijo el coronel González, fue que “Decevale jamás ha tenido la competencia para custodiar bonos de deuda externa, como era la “supuesta oferta de dicha operación Swap”. Es decir, al ISSPOL debía entregar ese monto, que eran bonos de deuda interna, y recibir en contraprestación bonos de deuda externa. Así constaba en las acta de la Comisión de Inversiones del ISSPOL, de diciembre del 2015, así como en la del Consejo Directivo, en el mismo mes y año. Esta operación correpondía a una propuesta de la empresa IBCorp, representando a Ecuador Bond Fundcitigroup, pero la empresa que terminó haciendo la operación es una de las varias de propiedad de Jorge Chérrez Miño: Ecuador High Tield Bond Fund, representando “supuestamente” a Citibank Nats Cumco LLC. sin que se adjuntara documento alguno que avalara dicha representación.


Agentes de la Fiscalía toman evidencias en el marco de los allanamientos realizados dentro de la investigación por presuntas irregularidades en el mercado de valores del Ecuador. Foto: Fiscalía Ecuador

El actual director del ISSPOL pidió a la fiscalía que también investigue el rol que tuvo el Banco Central en esta operación, pues la misma “aunque suene asombroso, absurdo e ilógico, consta registrada de manera manual, bajo el pretexto de un supuesto apagón informático”.

Algunos detalles de dicha operación revelan que el 23 de diciembre del 2015, Pablo Guzmán, director encargado del ISSPOL, emitió el oficio No. 1560 de la Dirección General, dirigido al DCV del Banco Central, con el cual solicitó la transferencia de los bonos de deuda interna del ISSPOL a la cuenta del Decevale, en el mismo DCV del Banco Central. El 24 de diciembre, al día siguiente, la Coordinadora de Liquidación del Banco Central, María Cristina Cárdenas informó al ISSPOL que “no es posible atender su pedido, debido a que únicamente el Ministerio de Finanzas puede ordenar débitos desde la Cuenta Única del Ministerio de Finanzas.

El 29 de diciembre volvieron a intentar esa operación, pero no se pudo concretar, lo cual fue informado por el director encargado al director titular, Gral. David Proaño, el 30 de diciembre, según relató el coronel González. Fue con el oficio 1627, que decía: “a la presente fecha, luego del envío de dos comunicaciones al Banco Central, el señor John Luzuriaga manifiesta que no ha sido posible el cambio de custodio de los bonos, por cuanto el Banco Central ha señalado que no es el procedimiento a realizarse”. Tomaron otro camino, y según cuenta el coronel González, firmaron un contrato con Citadel, el 29 de diciembre del 2015 (aunque en el certificado de la Bolsa de Valores de Guayaquil aparece con fecha 4 de enero del 2016) firmado por Gustavo Gallegos Gómez.

Con base a este contrato (aún no se conocen los documentos de respaldo del Citibank), Citadel abrió el 6 de enero del 2016 dos subcuentas en el DCV del Banco Central, una a nombre del ISSPOL y otra a nombre del City Bank Nats Cumco. Al día siguiente, el 7 de enero, el Gral. David Proaño, mediante oficio 2016-008 pidió el traslado de los USD 327.3 millones de la subcuenta 237 a la subcuenta 18691, abierta ésta el día anterior por parte de Citadel. El 8 de enero se hizo la “operación cruzada”, en la cual Citadel estaba obligada a verificar si la parte que entregó el dinero en bonos de deuda interna reciba algo a cambio. Pero esto no aconteció. Ese día, el ISSPOL perdió la titularidad de los bonos de deuda interna, pues fueron transferidos a la subcuenta del ISSPOL a la subcuenta del City Bank Nats Cumco, ambas bajo control de la casa de valores Citadel.

El actual director del ISSPOL pidió a la fiscalía que también investigue el rol que tuvo el Banco Central en esta operación, pues la misma “aunque suene asombroso, absurdo e ilógico, consta registrada de manera manual, bajo el pretexto de un supuesto apagón informático”.

La Casa de Valores Picaval, mencionada por el director del ISSPOL, da su versión sobre la actuación de la empresa en este caso. Ver PDF

El 12 de enero del 2016, los bonos de deuda interna por USD 327.3 millones, ya a nombre de City Bank Nats Cumco, fueron transferidos desde la subcuenta a nombre de Citadel a su subcuenta tradicional, bajo el control de Casa de Valores Picaval, donde hasta el momento permanecen los valores restantes, que el coronel González dice son USD 265 millones. El director del ISSPOL dice haber realizado varios pedidos al Banco Central para que se bloqueen esos fondos, sin respuesta alguna.

¿Cuál fue el papel de Decevale en esta operación? Según Renato González, “dar una imagen ficticia de legalidad y legitimidad a esta operación, al punto que el 19 de enero del 2016, en New York, se emitieron los Global Depositary Notes-GDN, no a nombre del ISSPOL sino de la empresa IBCorp, de Jorge Chérrez. Es por ello que hasta la actualidad el ISSPOL no puede hacer uso de sus recursos, dijo el director del Instituto.

usd 327.3  millones es una de las seis operaciones de inversión de los fondos del isspol en la operación swat. todas estas han derivado en problemas para el instituto de seguridad social de la policía nacional.

Sin tener competencia para ello, dijo el director del Instituto, Decevale se presentó ante el ISSPOL para, por varios años, emitir estados de cuenta en los que constaban los USD 327 millones de deuda interna, los rubros correspondientes a los bonos con pacto de recompra y los bonos puros. Esto se dio mes a mes, religiosamente, hasta el mes de septiembre del 2020. Es decir, aproximadamente USD 700 millones del seguro policial estuvo en custodia de Decevale. El 2 de octubre del 2020, el entonces gerente del Decevale certificaba la tenencia de los bonos 2030, 2035, 2040 y bonos 2040 no cupón.  Pero dos días después, el 4 de octubre, en otra carta se indicaba al ISSPOL que  el Decevale no era “custodio de nada” y que todo se trataba de “una colusión entre su gerente de operaciones, Luis Álvarez y Jorge Chérrez”; que los estados de cuenta que remitían al ISSPOL provenían de una empresa llamada Institutional Custody Services, y que era un abuso de confianza de su gerente de operaciones. Empresa que, se descubriría luego, era propiedad del propio Chérrez.

Además, según certificación de la Superitendencia de Mercado de Valores de Panamá, la empresa de Chérrez IBCorp, Ecuador High Yield Bound Fund e ICS estaban registradas en ese país, pero no tenían autorización de operar en Panamá.

Luis Álvarez abandonó el país a fines de septiembre del 2020 cuando estalló el escándalo del ISSPOL por denuncia de la entonces ministra de Gobierno, María Paula Romo, y del comandante general de la Policía, Patricio Carrillo.

El 2 de octubre de ese año, Chérrez emitió una carta al representante legal de Decevale donde pedía reunirse con el directorio del ISSPOL, pero luego de una desafortunada presentación en Teleamazonas, Cherrez envió otra carta, el 23 de octubre en la cual pedía que se le diera instrucciones pues quería "deshacerse de los bonos". En esa carta, dirigida a Decevale, decía que “la contratación de nuestros servicios, desde el año 2003 y posterior acuerdo en el año 2012, siempre han sido conocidos por el Ab. Rodolfo Kronfle y aprobado en el directorio de Decevale”. En otro párrafo de la misma carta señalaba que “de forma muy directa informo a todos ustedes que yo personalmente había tenido reuniones con el Ab. Rodolfo Kronfle en las ciudades de Miami y Guayaquil, justo después de las notificaciones de cierre de sus cuentas de custodia directa de Decevale, y posteriormente, junto con sus gerentes, solicitaron mi ayuda de manera emergente para mover su portafolio global”. En otro párrafo, cuando se refiere a las operaciones entre su empresa OBCorp y el ISSPOL, Chérrez afirmó que “quiero dejar constancia que posteriormente a la operación cruzada de títulos ejecutada por Citadel para ISSPOL y para la contraparte internacional —que aceptó el Swap de deuda interna del ISSPOL— y posterior al depósito en el depósito de valores del DCV, yo personalmente viajé a Guayaquil a reunirme con el Ab. Rodolfo Kronfle para comentarle de esta operación, explicarle de los participantes y contrapartes de la misma, informarle el por qué de esta operación para cuidar el patrimonio del ISSPOL de la injerencia del Ministerio de Finanzas y adicionalmente le comenté que, pese a que los bonos global del Ecuador ya no iban a ser inscritos en bolsa, el ISSPOL me ha pedido que operemos en (el) mercado privado con esos valores”.

«yo personalmente viajé a Guayaquil a reunirme con el Ab. Rodolfo Kronfle para comentarle de esta operación, explicarle de los participantes y contrapartes de la misma, informarle el por qué de esta operación para cuidar el patrimonio del ISSPOL»: jorge chérrez.

“Con ello queda demostrado que el señor Rodolfo Kronfle Akel, que era presidente de Decevale y de la Bolsa de Valores de Guayaquil, estaba en pleno conocimiento de las actuaciones irregulares que se mantenían con los dineros del ISSPOL”, dijo el coronel Renato González.

Este mismo tema había sido ratificado por el informe No. 356 del 13 de noviembre del 2020, de la Súper de Compañías, que no solo que mencionó una serie de irregularidades en Decevale sino que dijo que “en sus estados financieros constan USD 693.4 millones como valores del ISSPOL y no como artificiosamente se dijo que Decevale no sabía nada”, dijo el director del Instituto. En el informe se mencionó que se hicieron operaciones con títulos no inscritos en el catastro público y las evidencias de que todos los funcionarios de Decevale estaban enterados de los pormenores de las operaciones del ISSPOL.

En varias declaraciones, el director del Instituto ha hecho referencia a un oficio de la Super de Compañías del 2 de marzo del 2021, dirigido a la gerente general de Decevale, en la cual consta “la feria que hicieron con los recursos del ISSPOL, donde por ejemplo se hicieron préstamos por USD 4 millones a una empresa del esposo de una de las ejecutivas de Decevale y su familia.  Hay otros valores transferidos de Citadel a Accival, a Sumesa, a Salcedo Motor, y un valor de USD 12.4 millones para supuestamente adquirir bonos que los pasaron al ISSPOL pero por conceptos distintos".

 

GALERÍA
El caso ISSPOL: ¿la Fiscalía cerca a los "peces gordos"?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

ISSPOL, robarle los huevos al águila
Redacción Plan V
Caso ISSPOL: ¿dónde está la bolita?
María Laura Patiño
Caso ISSPOL: ¿poner un freno a las investigaciones?
Redacción Plan V
Caso ISSPOL: la historia oculta de la negociación de los bonos
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

El destino de una polémica empresa de criptomonedas, de Ambato, mantiene en vilo a miles
Redacción Plan V
Para Rafael Cuesta, de TC, las críticas a los desbordes de Vivanco y Boscán vienen de "minorías diminutas"
Redacción Plan V
El informe del CPCCS que pone en apuros a la defensora Zaida Rovira
Redacción Plan V
Los impuestos mineros aún son migajas para Ecuador
Redacción Plan V