Back to top
13 de Agosto del 2020
Historias
Lectura: 12 minutos
13 de Agosto del 2020
Redacción Plan V
El confinamiento fue una oportunidad para retomar el diálogo sobre política en las familias
0

 

Captura de pantalla video

Varios estudiantes universarios del norte de Quito fueron consultados sobre la interacción con sus familias durante el confinamiento. 

 

Durante la pandemia, personas de distintas generaciones de Quito retomaron el diálogo cara a cara a pesar de la persistencia del uso de formas de comunicación como el chat por medio de redes sociales. Los adultos mayores se convirtieron en referentes para el análisis de la información sobre política, mientras los más jóvenes ayudaron a los primeros a identificar qué contenidos son confiables y cuáles no en internet, según un estudio de dos investigadores de la Universidad Andina.

Un reciente trabajo realizado en la Universidad Andina analizó cómo se realizaron las conversaciones sobre política en los hogares de Quito afectados por el confinamiento como consecuencia de la pandemia del coronavirus. La investigación se realizó tomando en cuenta datos de Big Data sobre el uso de teléfonos inteligentes conectados a internet y también se documentó por medio de video conferencias, con las cuales se preparó un documental digital. 

Se trata del estudio "La conversación política intergeneracional en hogares en confinamiento", que fue realizado por Gonzalo Ordóñez Revelo y Karina Gabriela Reina Jiménez. En dicho estudio, se "reflexiona acerca del rol de la conversación política en la situación de confinamiento provocada por el COVID 19" y también sobre "cómo incide en los vínculos intergeneracionales, entre padres, abuelos y jóvenes universitarios; lo que conduce a una nueva correlación entre los tiempos para la reflexión personal, el uso del espacio y las relaciones familiares".

Por otro lado, se propusieron también "reconocer los factores intergeneracionales que guardan relación con el consumo de noticias y la conversación política".

Ordóñez y Reina explicaron que se "aplicó el método de la triangulación que permite combinar el resultado de registros diferentes, en este caso el Big Data con la entrevista virtual a un grupo de estudiantes universitarios", con quienes se reflexionó sobre el tema propuesto.

Pandemia, política y familia

"Antes de la pandemia, la interacción de los jóvenes con sus familiares se efectuaba en los márgenes del tiempo libre, al regreso a casa o el fin de semana. Durante el confinamiento la conversación es cercada en el hogar lo que tiene como efecto una reconfiguración del uso del tiempo para pensar en si mismos y la relación familiar", explicaron los investigadores.

"Durante el confinamiento la conversación es cercada en el hogar lo que tiene como efecto una reconfiguración del uso del tiempo para pensar en si mismos y la relación familiar", explicaron los investigadores".

Según los dos expertos, "los adultos mayores se revelan como el lugar del cuidado, de la conversación política, de la fuente de noticias donde la ciudadanía se conjuga con los afectos".

"La pandemia genera una situación extraordinaria, también se pensó que el documental adquiere relevancia como tribuna para el testimonio de la experiencia de jóvenes que viven las consecuencias políticas de la gestión de la salud en el Ecuador", señalaron. 

Según pudo concluir la investigación realizada, "mayor tiempo para estar consigo mismo genera, además de un espacio en el que entrar en contacto con sus sentimientos y pensamientos internos, la oportunidad de proyectarse en el futuro; es allí donde se enmarca con naturalidad el consumo de noticias y la conversación política, las primeras como identificación de cómo funcionar en pandemia y las segundas como nexo entre el presente y el futuro".

Los adultos mayores y la conversación sobre política

El papel de los adultos mayores en esta especial circunstancia fue enfocado en el estudio: "En los abuelos se percibe un sentido de inocencia, probablemente porque trasladan el cara a cara sin filtros al mundo virtual. En el cara a cara de los adultos mayores no existían tantos mecanismos para producir información y tampoco para verificarla. Mientras para los jóvenes se forma un hábitus de indagación, concatenación y verificación de la información que se recibe y se comparte".

Ordóñez y Reina destacan que "un dato interesante es el rol que tiene la madre en la conversación de temas personales y de la comunicación política, a pesar del prejuicio de que es con el padre con quien se discute la agenda política".

Este estudio permitió determinar cómo perciben y procesan las familias las noticias dependiendo de su generación: "los abuelos son el puente entre las noticias y los jóvenes, mientras que los nietos son el puente con las tecnologías y además un filtro con la información que proviene de Internet. Son las nuevas generaciones las que enseñan a los mayores a no creer en todo lo que escuchan. La conversación política se efectúa con los amigos de la carrera o las parejas, al resto no suele interesarles".

"Los abuelos son el puente entre las noticias y los jóvenes, mientras que los nietos son el puente con las tecnologías y además un filtro con la información que proviene de Internet. Son las nuevas generaciones las que enseñan a los mayores a no creer en todo lo que escuchan".

La forma en la que los más jóvenes se relacionan con la información también fue analizada: "se puede decir que el hábitus de los jóvenes está constituido por las prácticas de indagación y verificación, la interacción con amigos de los amigos, incluso con desconocidos supone habilidades de indagación de la información que se muestra en los perfiles, se contrastan las imágenes, las etiquetas y cualquier elemento que permita verificar una identidad. No es extraño que esto se haga extensivo a las noticias, mucho más, cuando sus contenidos pueden afectar su salud o su desenvolvimiento en las condiciones de confinamiento".

Además, la investigación reveló que "existe una idea subyacente de futuro, a pesar del aislamiento por el COVID 19, la crítica situación del Ecuador y la corrupción, de hacer algo, pero pensado en términos individuales".

Pero a pesar de las nuevas tecnologías, ese viejo refrán de no discutir ni de política, ni de religión ni de fútbol en la mesa sigue teniendo plena vigencia: "la conversación sobre religión, política y fútbol tiene algo en común: la polarización, situación que se enfrenta de forma ambigua: o se excluyen estos temas de la interacción o se integran como parte de la negociación y acuerdos, particularmente cuando las parejas tienen posturas opuestas lo que genera dificultades en la interacción, sin embargo, los jóvenes parecen mejor preparados para los compromisos que los adultos".

El resurgir de la interacción familiar

"Comparando el Big Data de antes de la pandemia, con la información cualitativa acerca de la interacción se observa la persistencia del chat como medio de comunicación, sin embargo, el aislamiento produce un cambio profundo en la conversación: el cara a cara adquiere su propio espacio y tiempo de comunicación que irrumpe como reconocimiento de algo que estaba allí pero no se reconocía: la interacción familiar", afirman los investigadores.

Además, "se revela la conversación política como un puente intergeneracional y el confinamiento como un estímulo inesperado para la reflexión subjetiva y la proyección al futuro, algo paradójico cuando el futuro es justamente lo que está en juego", estiman.

"El cara a cara adquiere su propio espacio y tiempo de comunicación que irrumpe como reconocimiento de algo que estaba allí pero no se reconocía: la interacción familiar", afirman los investigadores.

El estudio, que se define como "exploratorio, corresponde a un grupo social de estrato medio en los campos de la política, la comunicación y la psicología", tuvo varios objetivos, entre los que se destacan: "establecer la composición de la interacción, es decir, el uso del chat y la conversación que guarda relación con el tiempo que los informantes tuvieron para estar consigo mismos", además de "identificar la relación entre la conversación política y las condiciones del confinamiento".

Ordóñez y Reina realizaron una triangulación, "que consiste en la combinación de métodos y estrategias que permiten superar los sesgos de cada método y fortalecer la interpretación del fenómeno", según explican.

El uso del Big Data, encuestas y entrevistas

Usaron para su estudio Big Data procesado por Telefónica, que "corresponde a una población de 1809 abonados, de los cuales, luego de eliminar los datos nulos, se obtiene una muestra de 717 distribuidos en 2 grupos: el primero de jóvenes entre 18 – 25 años, y el segundo por mayores de 64 años. El primer grupo está conformado por 194 personas, mientras que 523 conforman el segundo grupo", precisaron.

Los dos investigadores se enfocaron en el estudio de "el uso de aplicaciones web para eventos: imágenes, llamadas, video llamadas, consumo de datos (WhatsApp, Facebook, etc.), SMS; cualquier actividad, durante dos franjas horarias de 14-18 y de 18-22 horas por hombres y mujeres. La información corresponde al rastreo de un mes, 24 horas al día, cada hora. Con los resultados se efectúa un cálculo para identificar como sería cada día de una semana promedio".

"La información corresponde a un área de aproximadamente 750 metros alrededor de la Universidad Tecnológica Indoamérica (sector Cotocollao, norte de Quito), elegida por la gran cantidad de población joven de estudiantes que asisten a la universidad", explicaron.

Los dos investigadores realizaron además una encuesta a "28 estudiantes de una universidad privada del norte de Quito para recabar datos generales sobre la interacción política en los hogares. Con base a estos resultados se elaboró el cuestionario guía para la entrevista semi estructurada a un grupo de discusión".

También se obtuvo "la participación de 10 de los estudiantes encuestados para el grupo de discusión, de entre 20 y 28 años. Cuatro estudiantes de Ciencias políticas y Relaciones internacionales, dos de Comunicación corporativa y dos de la carrera de Psicología".

Para el procesamiento de la información se aplicó una metodología mixta: "se identificaron categorías emergentes en los resultados de las entrevistas virtuales efectuadas a través de la plataforma Webex, que se utilizaron para organizar la información y localizar patrones de explicación con los cuales caracterizar “los principales aspectos que diferencian los casos dentro de una categoría amplia”.

El documental digital preparado en esta investigación se puede ver en este enlace y la contraseña de acceso es 2641.

[RELA CIONA DAS]

El claroscuro de las mujeres y la Covid-19
Consuelo Albornoz Tinajero
La pandemia condenó a La Mariscal al silencio nocturno
Redacción Plan V
¿Convivir con el mal?
Rodrigo Tenorio Ambrossi
El dramático impacto de la pandemia en el Centro Histórico de Quito
Redacción Plan V
Un Ministerio de Educación sin educación
Gonzalo Ordóñez
GALERÍA
El confinamiento fue una oportunidad para retomar el diálogo sobre política en las familias
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Jalisco Nueva Generación: el cartel narco mexicano que pisa el Ecuador
Redacción Plan V
Diez años después: el "fantasma" de Froilán Jiménez aún espera justicia
Redacción Plan V
Un "mal gobierno", un "chimbador" y nostalgia: las elecciones en Bolivia
Redacción Plan V
Ximena Peña: ‘Ni morenista, ni correísta, me considero una mujer progresista’
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Juego de tronos en el Hospital Carlos Andrade Marín
Redacción Plan V
30S: militares al rescate; y diez años después, al rescate de los militares
Redacción Plan V
César Montúfar: "enfrentaremos la crisis desde cuatro andariveles articulados"
Fermín Vaca Santacruz
Repsol Ecuador vende todos sus activos por USD 5 millones
Redacción Plan V