Back to top
14 de Julio del 2021
Historias
Lectura: 13 minutos
14 de Julio del 2021
Redacción Plan V
El destino de una polémica empresa de criptomonedas, de Ambato, mantiene en vilo a miles
0

El 7 de julio, la Policía detuvo a 17 personas en Ambato. El operativo se extendió también hasta Pastaza. Foto: Policía Ecuador

 

Los investigadores policiales realizaron seguimientos, vigilancia, filmaciones, toma de fotografías y entrevistas con fuentes sobre las operaciones de la empresa KRC, que ahora es acusada de delincuencia organizada y captación ilegal de dinero. Su fundador sostiene que es un negocio legal, que las autoridades no entienden.


La Policía recolectó hasta la basura de KRC, de Ambato, para hallar indicios. KRC se publicitaba como una empresa de inversiones que ofrecía el pago de intereses del 3% diario. Ahora es investigada por presunta delincuencia organizada y captación ilegal de dinero. En la audiencia de formulación de cargos, del pasado 8 de julio, cuya transcripción fue publicada ayer en el sitio de la Función Judicial, la Fiscalía contó detalles de sus pesquisas que llevaron a la detención de 17 personas en esa ciudad. 

El fiscal del caso narró al juez que, desde el 23 de marzo pasado, los investigadores realizaron seguimientos, vigilancia, filmaciones, toma de fotografías y entrevistas con fuentes en varios sectores de Ambato como la Simón Bolívar, Ingahurco, la Matriz, Atahualpa, Cunchibamba, Jardín Ambateño, Huachi Grande, Miraflores, Montalvo y Ficoa.

Uno de esos seguimientos fue al recepcionista, que también era el guardia de la empresa. Después de que dejaba la basura en fundas negras, los policías las retiraban y revisaba su contenido. El fiscal no aclaró que se encontró en esas fundas, pero mencionó que lo hallado está bajo cadena de custodia.

Parte de la información recogida sobre este caso, incluye videos publicados en páginas de Facebook y en Youtube. En esos videos, según el reporte policial, se dice que en el sector de Ambato, Pastaza y Chimborazo se está captando dinero y con una promoción de interés del 3% diario.

En la audiencia, el fiscal explicó cómo funciona la supuesta estructura delincuencial. Dijo que el 17 de diciembre de 2020, uno de los involucrados comenzó a realizar la publicidad de la empresa y motivó a los ciudadanos a que se acerquen a entregar dinero, porque podría ganar “jugosos intereses”. En sus redes sociales, el procesado manifestaba que este beneficio permitiría a las personas ‘salir de la pobreza de la noche a la mañana’ y que todo era legal. 

Los investigadores acudieron a los sitios donde se estaba captando el dinero. La Fiscalía señaló que en las calles Cevallos y Eloy Alfaro, de Ambato, se cometía el supuesto ilícito. Allí observaron a varias personas con el objetivo de recibir y retirar dinero. 

En esos videos, según el reporte policial, se dice que en el sector de Ambato, Pastaza y Chimborazo se está captando dinero y con una promoción de interés del 3% diario.

A cada miembro de la red, la Fiscalía le dio un rol. A varios de los involucrados los llamó como ‘anfitriones’ y ‘patrocinadores’ de la empresa. Eran los encargados de ‘captar’ el dinero de clientes. Cada uno se encargaba de un determinado sector de la ciudad y formaba su propio grupo de personas. Contactaban a los clientes y les pedían documentos. Entre los detenidos también está la cajera. 

El fiscal aseguró que existen varias carpetas con información del dinero entregado, cédulas y documentos firmados. “Se les ve cómo ingresan a las oficinas, realizan esta actividad ilegal a la luz del día”, dijo el fiscal en la audiencia. En los allanamientos, del 7 de julio pasado, a uno de los detenidos se le encontró contando el dinero; otra persona intentó fugarse en un camión con varias cosas, afirmó el fiscal. Por esa razón, él y otras cuatro personas fueron acusadas además por presunto fraude procesal por intentar ocultar evidencia que sería utilizada para la investigación.

Al momento de su detención, en su poder se encontraron altas sumas de dinero en efectivo, cuya procedencia no fue justificada. En total, la Fiscalía se incautó 200.000 dólares, aproximadamente, además de máquinas contadoras de dinero, un camión, una motocicleta, varias terminales móviles, documentación de los posibles inversores, computadoras, afiches promocionales de la captación, entre otras evidencias.

El fiscal dijo que hay “muchas más” personas involucradas que no se las pudo detener. El operativo se extendió hasta Pastaza, dónde se ejecutó un allanamiento en el que se recopilaron más evidencias para la investigación, entre estas: un arma de fuego, tres terminales móviles, computadores y laptops.


La Policía mostró en sus redes las grandes cantidades de dinero incautadas. Foto: Twitter Policía Ecuador

Solo eran trabajadores, dijo la defensa 

Las defensas de los detenidos coincidieron en la audiencia que la Fiscalía no explicó con detalle a qué se refiere con ‘patrocinador’ y ‘anfitrión’ y agregaron que las acusaciones eran muy generales que no justificaban una prisión preventiva. Dijeron que ningún procesado tiene antecedentes.

El abogado de Dennis S.C. dijo que su defendido estaba en la oficina de la empresa porque era un empleado. A un joven de 18 años, a quien la Fiscalía lo señaló por estar encargado de pedir los documentos a los clientes, su defensor dijo: “Es un chico con buenas calificaciones, con honores. Al ver la necesidad, se ve obligado a buscar trabajo, los señores no están afiliados, no ganan el básico”. 

El abogado del guardia preguntó al juez: “¿qué delito es tener un trabajo de portero?”. El mismo profesional que defiende a otros involucrados dijo: “Mis defendidos fueron privados de la libertad el día de ayer y casi durante 18 horas, no se (me) permitió hablar con ellos y tampoco tener el expediente para poder revisarlo. Ahora, la Fiscalía viene y dice que en las versiones se acogen el derecho al silencio, cuando abajo (el) secretario de la Fiscalía les recomendaba acogerse al derecho al silencio. Para dar la versión tenían que conocer los hechos por los que fueron detenidos”. 

El abogado de Dennis S.C. dijo que su defendido estaba en la oficina de la empresa porque era un empleado. A un joven de 18 años, a quien la Fiscalía lo señaló por estar encargado de pedir los documentos a los clientes, su defensor dijo: “Es un chico con buenas calificaciones, con honores”.

Dos de los involucrados están casados. Según su abogado, la esposa pasaba en las instalaciones de la empresa acompañándolo. “Y por eso ahora están detenidos, el hecho de trabajar ahí no es un delito”, dijo su defensa en la audiencia. 

Marcelo U.N. es otro de los detenidos. Él es un policía en servicio activo. Su casa fue allanada en los operativos, pero “no se ha encontrado absolutamente nada”, según su abogado. Su esposa también está involucrada. 

La Fiscalía identificó a Walter C.M. como el primer promotor del supuesto negocio. Su abogado dijo que la Fiscalía no ha presentado una certificación de la Superintendencia de Bancos acerca de que su defendido no tenga esta autorización para poder realizar esta intermediación financiera. 

La cajera que fue detenida es una madre soltera y para ella la Fiscalía pidió medidas sustitutivas. El juez de Garantías Penales de Tungurahua, Christian Rodríguez, aceptó ese pedido para ella y cuatro personas más. Mientras que a las otras 12 personas se les dictó prisión preventiva. El policía fue trasladado a la Cárcel 4 de Quito.

Tutoriales para los “líderes”

KRC se describe como una empresa de inversiones en criptomonedas. Sus siglas significan Kapital Release Club. Su fundador es Hernán Mera, un ‘trader’ capacitado en Europa, según la presentación de KRC. En redes sociales ofrecía un “trading profesional y seguro en la Bolsa de Valores” de Estados Unidos y ganancias de 3% diario.

En su publicidad, el ejemplo que daba era el siguiente: “si inviertes 1.000 dólares te van a pagar el 3% diario que serían 30 dólares. Esto se hace hasta que se duplique su paquete, es decir hasta que llegue a 2.000 dólares”. Eso supuestamente ocurría en 3 meses y 7 días. Una vez cumplido ese tiempo, las personas debían retirar su dinero y volver a invertir en la cuenta, según esta empresa, que también daba la opción de retirar el dinero anticipadamente mientras el usuario mantenga como mínimo el 10% de su paquete.   Alentaba al usuario a involucrar a sus familiares para que también hagan estas inversiones.

Para entrar a estas supuestas inversiones, los clientes debían tener un patrocinador, a quien lo llamaban “líder”. El líder se encargaba de capacitarlo sobre el uso de plataformas de bitcoins y de registrarlo en la plataforma de KRC. Después el interesado debía enviar el dinero a la empresa. “¡Importante! La empresa recibe capital y paga con criptomonedas”, dice su publicidad. Las inversiones que podían hacer iban desde 100 hasta 10.000 dólares. Ofrecía pagos en la misma oficina y también a través de bancos.

‘Es una violación a nuestros derechos’ 

Este 13 de julio, en un video publicado en la página de la empresa y de Youtube, Hernán Mera, quien se presenta como el CEO de la empresa se pronunció sobre las investigaciones. Dijo que ellos han contratado a un grupo de profesionales expertos en criptomonedas y que están dispuestos a defenderlos. Pidió paciencia a sus clientes a quienes llama líderes y lideresas. 

Contó que su esposa está entre los involucrados. “Esta violación de derechos que nos quieren prácticamente destruir, pero nosotros somos más fuertes”. Afirmó que la plataforma de KRC se mantiene cerrada para evitar ataques y mantener la información segura. “Recibimos como 4 millones de ataques”, manifestó. “No se dejen llevar por falsos testimonios”. Solicitó a las personas que envíen audios cortos sobre afirmando que no ha sido perjudicado por KRC. "Hay que demandar a las instituciones que nos están perjudicando, a la Fiscalía, a la Policía, y por qué no decirlo al Estado, quien (nos) deberá indemnizar por el daño que nos está causando”. Mera aseguró que él como 'training' genera entre 60.000 y 80.000 dólares diarios. “Digo dólares en referencia porque todos sabemos que trabajamos con bitcoins”. Relató que no pueden acceder a la plataforma, porque las claves están en las computadoras incautadas. 

Afirmó que la plataforma de KRC se mantiene cerrada para evitar ataques y mantener la información segura. “Recibimos como 4 millones de ataques”, manifestó. “No se dejen llevar por falsos testimonios”.

Finalmente, afirmó que están legalizando la empresa. “Y podamos ejercer nuestro derecho a beneficiarnos de la especulación del precio de las criptomonedas, de la economía mundial, sin ningún inconveniente”. 

Esa fue la última aparición de Mera. En el canal de Youtube de la empresa, han aparecido videos contra las investigaciones y la prensa por señalarlos como captadores de dinero ilegal. Uno de ellos asegura que trabajan con una plataforma en la que se puede depositar y retirar BTC, una criptomoneda de valor en el mercado. 

Según esta empresa, la compra y venta de criptomonedas no está prohibida en el Ecuador y citan el artículo 94 del Código Financiero. Aseguran que han traído al Ecuador una forma de generar ingresos que, desde hace muchos años, otros países lo vienen haciendo. Según sus cifras, tienen más de 60.000 “inversionistas”. 

Mera ha afirmado que las autoridades desconocen el mundo de la economía digital.

El 9 de julio fueron liberados 10 de los detenidos, según Mera, pero en la página de la Función Judicial aún no existe una disposición al respecto.

GALERÍA
El destino de una polémica empresa de criptomonedas, de Ambato, mantiene en vilo a miles
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Ecuador entre los países afectados por ‘la gran cripto estafa’
OCCRP, Dagens Nyheter, Plan V
Ecuador a palos de ciego: 7 años sin un estudio sobre consumo de drogas
Redacción Plan V
Las reformas clave para fortalecer a las organizaciones políticas
Redacción Plan V
El mundo perfecto de Furukawa que describe el Gobierno
Susana Morán

[MÁS LEÍ DAS]

El millonario problema entre CNT, GOL TV y los derechos de TV del fútbol ecuatoriano
Redacción Plan V
El polémico primer contrato colectivo de los trabajadores de la CNEL EP
Redacción Plan V
Las presiones que tumbaron a Jorge Madera del IESS
Redacción Plan V
César Montúfar vuelve al ruedo
Redacción Plan V