Back to top
5 de Agosto del 2020
Historias
Lectura: 13 minutos
5 de Agosto del 2020
Redacción Plan V
El rebrote del virus: el Gobierno busca la inmunidad comunitaria a cualquier costo
0

Las aglomeraciones en Quito son una fuente de contagios, pero según los expertos, desde los gobiernos nacional y local no hay acciones sistemáticas y masivas para educar a la gente. Foto: EFE

 

Dos expertos en salud pública y epidemiología analizan el momento de la pandemia en Ecuador y, sobre todo, en Quito. Desde cuando empezó la epidemia, dicen, se ha insistido en tres elementos claves para combatirla: mucha información y educación a la gente, información epidemiológica adecuada y participación ciudadana y comunitaria. Pero nada de eso se ha hecho de modo sistemático y masivo, lo cual alimenta la hipótesis de que se está buscando inmunidad comunitaria. ...a cualquier costo.


  Dr. Fernando Sacoto, médico salubrista  

"No hay una campaña sólida y nacional del Ministerio de Salud"

Dr. Fernando Sacoto, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública.

Lo  que está sucediendo ahora en Guayaquil y Quito hace mucha diferencia. Luego de la crisis de marzo y abril, Guayaquil activó una estrategia comunitaria, desde la Comisión de Salud del Municipio. El problema es que la información está restringida. Solo se conoce lo que comunica el municipio, pero a escala nacional no se conoce, por ejemplo, que van a hacer una prueba serológica importante en 50 mil personas.  De esas pruebas que hicieron en el ministerio de Salud no se saben los resultados. Como Sociedad de Salud Pública pedimos oficialmente los resultados de esas pruebas y nunca nos contestaron. El ministro de Salud no es preciso en sus intervenciones, dice "me parece que...", talvez se haya llegado a un 60% de inmunidad en Guayaquil o 45% en Quito, pero no se muestran las evidencias. Al contrario, estas demuestran en otros países que no se alcanzan inmunidades altas en corto tiempo. 

Sin embargo, el abordaje comunitario al problema del coronavirus debiera es una sólida campaña nacional por parte del Ministerio de Salud. Las medidas que están tomando son seguramente acertadas en la medida del aumento de casos. En Guayaquil hay una combinación de dos factores: los casos que están subiendo, aunque no de la manera intensa de Quito.  Por tanto uno puede prever que si países como España o Inglaterra, Alemania han tomado medidas de confinamiento selectivas por nuevos brotes, ¿por qué creemos que no va a pasar en el Ecuador?

Lo que pasó en Guayaquil fue casi que un experimento natural. Porque no hubo intervención alguna del gobierno central ni del gobierno local y eso dio como resultado casi 14.000 muertes en exceso, una gran cantidad de casos que superan largamente las cifras oficiales y un número importante de población que tiene algún grado de inmunidad. Estas medias restrictivas parecen acertadas en la medida que puedan anticiparse a un brote, porque eso ha pasado en otros países.

Quito: no es suficiente con culpar a la gente

En Quito, el hecho de culpabilizar a la gente de que la situación se esté saliendo de control tiene una parte de razón, pero no es la más importante. Vamos a las pruebas PCR. Hasta este momento, en Ecuador, estamos en alrededor de 260 mil pruebas PCR hechas (un promedio de 1500 a 2000 diarias) desde que comenzó la pandemia. Cuando en Chile se hacen 20 mil pruebas diarias. Por tanto, ese análisis comparativo que se hacen respecto de casos por millón de habitantes es casi una ilusión, porque lo que estamos viendo es la punta del iceberg, y en el caso ecuatoriano la punta es muy pequeña. Estamos viendo solamente los casos confirmados por PCR. 

En Quito, hacia finales de junio se estaban haciendo aproximadamente 280 pruebas diarias, ahora estamos alrededor de 550 a 600 pruebas diarias. Si comparamos con junio, con 280 pruebas daban 96 casos diarios, esa era la relación. Ahora, con un cálculo muy sencillo, si la tendencia seguia podríamos tener un número X de casos. Pero el hecho es que en la primera quincena de julio tuvimos 1,45 la comparación de lo que hubo en junio y ahora estamos con 1,20 y 1,24. Entonces lo que se mira es que hay una tendencia de una meseta alta que, si se mira bien, pueda que no empiece a decrecer o a declinar.

Queda claro también que el número de fallecimientos, que el ministerio los da comparativamente, no tienen sustento. Decir, por ejemplo, que Ecuador es un referente para el manejo de la pandemia en América Latina es absurdo. Hay 28 mil muertes en exceso, en el mismo periodo del año pasado. Nunca hubo una actividad de información, comunicación y educación sostenidas. Debiera haber mensajes en el lenguaje que los chicos manejan. Mensajes adaptados previa una valoración cualitativa para saber qué pasa con los chicos. Lo que hay es una estrategia de atrincherarse en los hospitales, y abro una carpa, y otra, y otra. Es imposible ese ritmo, porque los pacientes que están graves salen luego de dos o tres semanas en cuidado intensivos. Estamos como los equipos de fútbol que salen a colgarse del arco para evitar que les hagan goles e igual terminan goleados, porque tampoco hacen goles en el arco contrario. 


En Quito, brigadas méidicas toman muestras de sangre  para detectar contagios por coronavirus. Foto: EFE

Desde cuando empezó la epidemia se ha insistido en tres elementos claves para combatirla: mucha información y educación a la gente, información epidemiológica adecuada y participación ciudadana y comunitaria. Pero nada de eso se ha hecho de modo sistemático y masivo.

Desde cuando empezó la epidemia se ha insistido en tres elementos claves para combatirla: mucha información y educación a la gente, información epidemiológica adecuada y participación ciudadana y comunitaria. Pero nada de eso se ha hecho de modo sistemático y masivo, lo cual alimenta la hipótesis de que se está buscando inmunidad comunitaria. Al respecto: por supuesto que es deseable que las personas de menor riesgo puedan contagiarse, a pesar de que esta es una enfermedad de la cual no se conoce mucho. Es deseable porque de todas maneras algún nivel de inmunidad van a desarrollar y por tanto ni contagian ni son conatagiados. Pero se hace de manera controlada, porque por un lado se mira cómo están los casos y por otro se mira cómo están los hospitales.

El tema de comunicación y educación es a tres niveles. El primero es comunicación y participación comunitaria. El líder comunitario desde su propio contexto debe comunicarse con sus compañeros. El segundo nivel es una comunicación en medios digitales y redes sociales, pero tiene que ser una información dirigida a audiencias identificadas. Y una comunicación de medios masivos, que no hay. Hay una que otra pauta, pero no se mira una comunicación sistemática, organizada, masiva y con fundamentos comunicacionales en función de la salud pública. Esto es imperativo hacer.

Las estrategias que han dado resultado en otros países se resumen en:

1. Detección sistemática de casos sopechosos, pruebas PCR para hacer una aislamiento rápido y control de contactos.

2. Restricción general de la movilidad

3. Información y educación para la salud masivas.

4. Una adecuada respuesta hospitalaria

5. Medidas de responsabilidad y solidaridad ciudadanas.

Y lo que vemos en Ecuador es que no hay una estrategia integrada.

   Jorge Hermida, epidemiólogo y salubrista   

El enfoque de la comunicación para la pandemia está errado

Jorge Hermida es un epidemiólogo ecuatorino con experiencia internacional de África y Sudamérica.

Estamos cosechando lo que no se ha hecho. Creo que el número de casos en las principales ciudades de la Sierra. Eso no estaba ocurriendo en abril ni mayo. La epidemia pasó por Guayas, Santa Elena, Manabí y  en Pichincha y otras provincias de la Sierra no estaba ocurriendo eso. Me parece que la población se asustó con lo que estaba pasando en Guayaquil: los  medios de comunicación mostraban escenas muy terribles y también las medidas de restricción eran fuertes, con un toque de queda que empezaba a las 2 de la tarde. Pero luego las medidas fueron levantadas y se flexibilizaron sin tomar las medidas que debieron acompañar a ello. Estas debían fortalecer el sistema de control epidemiológico, tener mecanismos efectivos para identificar casos nuevos, aislar los casos positivos y sus contactos, asegurar que las personas contagiadas no salgan a la calle. Esto se tomó muy a la ligera, olvidando o sin querer ver que el virus no afecta por igual a todos los estratos sociales. La mayoría de quienes se enferman es gente pobre que tiene que salir a la calle por la obligación de sobrevivir.  Los que pueden ganarse la vida con el teletrabajo tiene muchísmo menor riesgo de contagio. 

Para levantar las medidas parcialmente, como se hizo en junio habia que pensar en eso y había que tomar algunas medidas de apoyo social económico para que la gente se pueda quedar en la casa. Eso no se dio, y la gente se volcó a las calles y eso es lo que estamos cosechando.  El número de casos está explosionando en Quito y otras ciudades y no se han dado las medidas mencionadas. ¿Por qué? Hay que buscar la respuesta en las orientaciones y prioridades que el gobierno nacional y los gobiernos locales tienen. Si la prioridad es levantar la economía a cualquier precio, ahí está el resultados; pero si la prioridad es la salud de las mayorías los caminos hubieran sido otros.

el enfoque de los medios comunicación respecto a la pandemia es vertical, de arriba hacia abajo; es muy paternalista, en el sentido de "miren cómo el gobierno hace esto, la alcaldía hace esto"; más como un afán de justificación que de movilización. 

Lo que ahora se hace debió hacerse hace tres meses

Ahora se está intentando trabajar con organizaciones barriales y con organizaciones de la sociedad civil. Pero eso debió hacerse hace tres meses. Ahora se está trabajando tímidamente en ese sentido, y creo que es la solución. En otros países se han contratado centenares de funcionarios para hacer el seguimiento de los casos y los contactos; acá no hay dinero para eso, pero la organización de la sociedad, las redes sociales están vivas. Las organizaciones deben tomar un rol activo, pero eso implica un cambio de criterio, porque se requiere que las organizaciones deben tener poder de decisión y ser convertidas en actores válidos del esfuerzo de una manera horizontal. Ese cambio de enfoque debe convocar a la sociedad civil en todas los niveles. Si hubiera un llamado amplio a la sociedad civil, movilizándola, creo que sería otra la situación. 

Creo que el enfoque de los medios comunicación respecto a la pandemia es vertical, de arriba hacia abajo, muy paternalista: en el sentido de "miren cómo el gobierno hace esto, la alcaldía hace esto"; más como un afán de justificación antes que de movilización. Ese enfoque no es el mejor; la comicación social para la pandemia debiera movilizar a la población. No he visto a líderes sociales, a figuras del deporte, del entretenimiento hablándole a la gente. Esto para que las noticias no sean una letanía de miren qué bien lo que hace el gobierno o qué mal lo que hace el gobierno. Hay que llegar a la gente con personas o referentes en los cuales la gente confía y con mensaje que hagan sentido en la vida real de la gente.  Si le dicen que la educación va a ser a través del internet y que haga la tarea en internet y que la manden. Eso no hace sentido en un país donde cientos de miles de personas no tienen acceso a internet o que si tienen una conexión hay cinco personas en la casa y necesitan el internet al tiempo. Me parece que la comunicación debiera poner los pies en la tierra, usar aquellos valores en los que la gente cree y hacer una análisis un poco más profundo de cómo al gente vive y trabaja.  

GALERÍA
El rebrote del virus: el Gobierno busca la inmunidad comunitaria a cualquier costo
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

María Del Carmen Maldonado, propuesta en lugar de Alexis Mera para organismo judicial de la OEA
Redacción Plan V
59 niñas y mujeres acuden al día a hospitales por emergencias obstétricas en Ecuador
Susana Morán
420 toneladas de vegetación y suelo fueron afectadas por el derrame de crudo
Susana Morán
La pandemia condenó a La Mariscal al silencio nocturno
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Más de 100 mil estudiantes no volvieron al sistema educativo
Andrés Quishpe
Protección a cambio de silencio: los acuerdos entre Assange y el gobierno ecuatoriano
Redacción Plan V
Tribunal ratifica sentencia contra Correa y lo señala como el instigador del cohecho
Redacción Plan V
El dramático impacto de la pandemia en el Centro Histórico de Quito
Redacción Plan V