Back to top
24 de Octubre del 2016
Historias
Lectura: 42 minutos
24 de Octubre del 2016
Redacción Plan V
¿Hay 1,6 millones de votantes fantasmas?

Las dudas sobre la calidad y la cantidad del padrón electoral crecen. Los actores políticos exigen que se haga público el padrón y las listas de los votantes por junta electoral.

 

Un grupo de ciudadanos de Cuenca, sobre la base de investigación estadística, denunció las incongruencias entre el padrón electoral y el número de habitantes habilitados para votar, según datos del INEC. Esta denuncia se suma a las, indistintas, hechas por Nelson Marroquín y Gilmar Gutiérrez sobre las inconsistencias en el padrón del 2017. Sin embargo, el exconsejero Fausto Camacho, miembro del Observatorio Electoral, duda de esas cifras entregadas por la oposición, pero exige que el CNE, para solventar cualquier sospecha de fraude y cimentar la confianza en el proceso, haga público el padrón electoral.

El Frente de Defensa Nacional, entidad que dirige Pablo Jerves Cueva y lo coordina el Arq. Adrián Abril, ciudadanos de intachables antecedentes, con el apoyo de un grupo de profesionales de alto nivel y capacitación, egresados de varias universidades del país, ha difundido y puesto en evidencia en forma documentada “las escandalosas incongruencias y eventuales riesgos de manipulación de resultados de las elecciones del próximo 19 de febrero del 2017, para elegir presidente de la República como de los asambleístas.”

De manera específica, advierten a la ciudadanía “en base a las cifras y documentos oficiales del Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos, INEC, así como del Servicio Nacional de Información, SNI, y Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo, que las cifras presentadas por el Consejo Nacional Electoral, CNE, no cuadran de modo alguno con las antes referidas de documentos oficiales.”

“En primer lugar –indica en forma textual su denuncia, con el respaldo documental- el número total de votantes acreditados, en cifra publicada por el CNE en los medios de comunicación –con fecha 4 de octubre del 2016-, llega a 12'816.698 ecuatorianos. Pero resulta que de conformidad a los datos del INEC el número total de ecuatorianos mayores de 16 años, en edad de votar, alcanza a 11'200.539 personas, situación que permite una diferencia numérica de votantes en exceso de 1'616.159. Los intgrantes del Frente de Defensa Nacional, en una sesión extraordinaria, con los integrantes de la Comisión Nacional Anticorrupción, calificaron a este exceso como "votantes fantasmas".

El cuencano Pablo Jerves dijo que “estos 1'616.159 votantes fantasmas, que constan en el padrón electoral y exceden en forma escandalosa el número de ecuatorianos que estan registrados en el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, INEC, equivale al 14,43 por ciento del total de potenciales votantes, cantidad y porcentaje con el que podrían alterar en forma tremenda los resultados electorales e incluso inclinar los resultados a favor de un candidato determinado”. Con estas cifras y porcentaje se podría evitar una segunda vuelta o garantizar en ella una presencia injusta de un binomio, e incluso modificar de forma sustantiva la conformación de la Asamblea Nacional, agregó.

La denuncia se basa en las proyecciones del INEC sobre la población ecuatoriana, que según los investigadores vinculados a universidades cuencanas, han mostrado exactitud en los cálculos hechos y que fueron corroborados entre los censos del 2001 y del 2010. Es decir, las proyecciones poblacionales del INEC para el 2010, que se hicieron en el 2001, tuvieron una variación de apenas 0,72% respecto de los datos reales obtenidos en el Censo de Población y Vivienda del 2010, el último que se ha realizado. 

El fenómeno de un padrón supuestamente inflado es una constante en los últimos diez años. Hay "profundas discrepancias entre los padrones electorales con el número de habitantes habilitados para votar en el Ecuador".

Según estos datos, el fenómeno de un padrón supuestamente inflado sería una constante en los últimos diez años. El Frente de Defensa presentó ante la Comisión Anticorrupción datos históricos que demostrarían que hay "profundas discrepancias entre los padrones electorales con el número de habitantes habilitados para votar en el Ecuador". Así, por ejemplo, en el 2009, cuando Correa ontuvo su primera elección luego de entrar en vigencia la nueva constitución, los hablitados para votar fueron 8,64 millones, mientras que el padrón arrojó 9,75 millones de votantes, una diferencia de 1,1 millones de votantes. Para el plebiscito del 2011, se definieron temas del control de la administración de justicia por parte del poder Ejecutivo y la imposición de la Ley de Comunicación, los datos del censo del 2010 arrojaron resultados reales de 9,84 millones de personas habilitadas para votar, mientras que el padrón tampoco coincidió esta vez y arrojó la cifra de algo más de 11 millones de votantes. Es decir, una diferencia de 1,66 millones de votantes, que según afirmaciones del Frente de Defensa Nacional, serían "fantasmas".  La tendencia se mantuvo para las elecciones presidenciales del 2013, que implicó la reelección de Rafael Correa y la obtención de más de dos tercios de la Asamblea Nacional. Así, la proyección del INEC arrojó 10,5 millones de personas habilitadas para votar, pero el padrón oficial apareció con 11,6 millones de votantes, una diferencia de 1,17 millones. 

Esta tendencia hace sospechar a los profesionales azuayos que hay una serie de problemas, "graves", en la conformación de padrones, que no han sido auditados, porque resulta paradójico que aparezcan más votantes en los padrones que personas habilitadas para votar. ¿Dónde está la falla?

Las dudas de expresidente del CNE

Fausto Camacho, exconsejero electoral y miembro del Observatorio Electoral.

Fausto Camacho tiene sus dudas sobre las denuncias de padrones inflados en este y en anteriores procesos electorales. Camacho asistió a la denuncia presentada por el Frente de Defensa y confiesa que hay dos cosas que le sorpredieron: la existencia de un factor de corrección que usa el INEC en sus proyeccciones, que es para incorporar lo que se escapa del censo. Siempre hay un margen de gente que sale del país, dice, o gente a la cual no se la encuentra. Si se suma la gente que está afuera sumamos muchos más. El otro elemento es ese salto entre el 2009 y el 2010 en el crecimiento vegetativo de la población; ese salto no es posible. El salto no se produce en el padrón, sino en el registro de ciudadanos.

Camacho fue consejero del CNE para la elección del 2009. Ahí se incorporaron 460 mil jóvenes por mandato constitucional, por tanto creció el padrón. Aunque reconoce que hay problemas en el padrón y que los ha habido siempre, él discrepa de denuncias de muertos que votan o de otras supuestas anomalías que se exacerban con fines políticos. Eso le quita seriedad a las denuncias, dice. 

El problema, para Camacho, es que efectivamente puede haber ciudadanos con doble cédula, que llegan a 21 mil, y el tema es que el Registro Civil no haya hecho nada para resolver eso. Si es que el CNE han limpiado eso en buena hora. Las denuncias de Nelson Marroquín aparecen porque son datos que él obtuvo durante su gestión entre el 2007 y el 2008 como director informático del Registro Civil y las hace ahora porque, según el denunciante, no hay evidencia de que se haya superado el problema. 

Tengo a mi familia política que está en el exterior, más de 15 están ausentes, que no están empadronados en el exterior pero sí en el Ecuador, pero no votan.

A inicios del 2000, cuando ganó Lucio Gutiérrrez, se hizo una depuración de 400 mil fallecidos, y ahí se entregó al Registro Civil tecnología para depurar el padrón. ¿Qué ha hecho el CNE para depurar? No se dice, sostiene Camacho. La otra cosa que vale entender, es qué pasa con un padrón contaminado. ¿Cómo afecta a una elección o puede afectarla un padrón contaminado? Lo que puede pasar, si es que pasa, es que haya un nivel falso de ausentismo si es que no hay actitud fraudulenta, señala Camacho. Podría ser que haya duplicaciones, y la razón es porque esas personas viven en el exterior. Cita su caso personal: tengo familia política que está en el exterior, más de 15, que no están empadronados en el exterior pero sí aquí, pero no votan. Solo 390 mil están empadronados en el exterior, pero hay dos millones y medio de ecuatorianos en el exterior y es posible que estén empadrados en el Ecuador. Ese es un problema que puede inflar un padrón, pero no le corresponde al CNE sino al Regisro Civil.

La única forma de fraude electoral sería robarse la identidad de las personas, pero depende de una actitud colusoria de toda la junta electoral, eso es, si quieren suplantar la identidad de cien mil personas para robarse ese número de votos, debieran tener cien mil cómplices, incluidos los delegados de los partidos. 

Frente al actual padrón, que estaría inflado en 1,6 millones de votantes, Camacho dice que comparar los datos censales con el padrón es como comparar peras con manzanas.Hay un problema con el padrón, admite el exconsejero, pero no creo que llegue a un millón setecientos mil; pero si llega a quinientos mil ya sería malísimo, porque afecta a las votaciones.

¿La salida a estas dudas? Entre las recomendaciones  y compromisos internacionales que asumió el CNE con la Unasur, con la OEA y la Unión Europea es que se haga público el padrón. En otros países -dice Camacho- dan el padrón, impreso e informático a los actores políticos,  y cada delagado de los partidos tiene acceso a la lista de electores de cada junta electoral. Eso se debe hacer. Los que aparecen demás, son ciudadanos que sí existen, y el CNE debiera transparentar eso. 

Más problemas y una denuncia de Diego Delgado Jara

El exdiputado, excandidato a la Presidencia de la República, Diego Delgado, presentó en la Comisión Nacional Anticorrupción, una denuncia sobre una serie de supuestas irregularidades en torno a las elecciones de febrero del 2017

CARTA DENUNCIA A LA COMISIÓN NACIONAL ANTICORRUPCIÓN

Quito, 20 de octubre del 2016.

Señor Economista
Jorge Rodríguez Torres,
COORDINADOR DE LA COMISIÓN NACIONAL ANTICORRUPCIÓN.
En sus manos.

De mis consideraciones:

Dr. Diego C. Delgado Jara, ciudadano ecuatoriano en plenitud de derechos constitucionales, acudo ante su autoridad del modo más respetuoso, y por su intermedio ante los demás miembros de este alto organismo cívico, moral y patriótico, para demostrar como el Gobierno del Ecuador, y por lo tanto el partido político en el poder –y su único líder-, dispone de todas las firmas escaneadas y digitalizadas, así como las huellas dactilares, y de toda la información, hasta la más íntima, de todos los millones de habitantes de este país, y algunas de las posibilidades de su uso en la vida política y social de nuestra Patria, sobre todo de su eventual o potencial manejo en el campo electoral y político. Séame permitido demostrar lo indicado, de manera documentada y con referencias exactas y precisas

1. CERTIFICACIÓN DEL PROPIO REGISTRO CIVIL

Mediante certificación emitida por la propia Dirección General del Registro Civil, Identificación y Cedulación, de fecha 1 de agosto del 2012, y entregada mediante el oficio Nro. 2012-00692-DIR-G, suscrita por el entonces director de la entidad, Jorge Mario Montaño Prado, y otorgada al doctor César Rodríguez, entonces Asambleísta por la Provincia de Pichincha, se indica y certifica que se ha contratado la “DIGITALIZACIÓN DE DOCUMENTOS DEL ARCHIVO NACIONAL DE LA DIRECCIÓN GENERAL DEL REGISTRO CIVIL, IDENTIFICACIÓN Y CEDULACIÓN” con la Empresa “Controles S. A. – CONTROSA”, y que el número o código del contrato es el siguiente: “R-LIC-DGRCIC-001-2010”.

El número total de carillas ya escaneadas y digitalizadas, con la firma y rúbrica de todos los ciudadanos del Ecuador, a la fecha 12 de julio del 2012, según la referida certificación, superaba ya las ochenta millones; en forma exacta 80´008.565 carillas. El número total de documentos ya escaneados y digitalizados, donde podrían haber dos o más carillas, estaba para el mismo 12 de julio del 2012, en 51´847.894 unidades, siempre al tenor de la certificación aludida.

El contrato para el escaneo y digitalización de todas las firmas de todos los ecuatorianos, para su potencial uso discrecional y político-electoral, se suscribió durante la dirección del ingeniero electrónico Paulo Rodríguez Molina, quien luego de la consulta del 7 de mayo del 2011, “para meter la mano en la justicia”, pasaría a dirigir el Consejo de la Judicatura, que emergió de dicha consulta llena de irregularidades, pues aparecieron 1´229.330 electores adicionales al total que podían hacerlo según el censo del 28 de noviembre del 2010, y conforme lo evidenció diario Expreso, edición del jueves 15 de septiembre del 2011, página 2. (VER ANEXO 1, donde consta la certificación de la Dirección General del Registro Civil, Identificación y Cedulación).

2. ENTREGA DE INFOMACIÓN SENSIBLE A EMPRESAS EXTRANJERAS

De paso indico a la Comisión Nacional Anticorrupción que en la misma certificación referida, suscrita por el Director General de Registro Civil, Identificación y Cedulación, Jorge Mario Montaño Prado, en el punto 10 –al final de la cuarta plana-, se da cuenta que en diciembre de 2009, la Dirección General de Registro Civil, Identificación y Cedulación, suscribió con la empresa israelita “OnTrackInnovations LTD. OTI”, un contrato de “SUMINISTRO, SERVICIO DE INTEGRACIÓN Y MANTENIMIENTO DE LA SOLUCIÓN INFORMÁTICA A NIVEL NACIONAL DEL PROYECTO DE MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE REGISTRO CIVIL, IDENTIFICACIÓN Y CEDULACIÓN”. Me parece, no ostante, que existe un error en el año indicado, pues el contrato con la empresa israelita OTI se definió en diciembre del año precedente, esto es del 2008, y no del 2009.

Según el semanario “Blanco y Negro” del lunes 26 de enero del 2009, en su página 4, se da una información titulada “EL REGISTRO CIVIL CAE EN MANOS ISRAELÍES”, donde se da cuenta que el concurso de adjudicación fue hecho a través del correo electrónico de una de sus autoridades, del señor Fernando Navia (fnavia@registrocivil.gov.ec), con convocatoria realizada el 6 de diciembre del 2008, y donde se detalla que “se hizo la convocatoria al concurso a personas naturales y jurídicas nacionales y “extranjeras”, y el 19 de diciembre (del 2008), después de una prórroga de siete días, se adjudicó el contrato a OTI (de Israel), sin abrir la oferta económica.”

En la misma información se indica: “El Gobierno adjudicó la modernización tecnológica del Registro Civil y la dotación del material para las cédulas a la empresa israelí On Track Innovationes (OTI)”, agregando: “Esta empresa ganó la adjudicación del contrato “llave en mano”; es decir que se podrá  modificar el documento según las necesidades que se den mientras se dota el servicio".

Esta empresa, según diario El Telégrafo, edición del sábado 13 de marzo del 2010, página 3, colocará en el chip información personalizada desde la huella dactilar, el tipo de sangre, y otros datos adicionales que incluirían las direcciones domiciliarias “por sugerencia del Consejo Nacional Electoral (CNE)”. Respecto a estas nuevas cédulas de identidad el director “(Paulo Rodríguez Molina) dijo que se enviarán las especificaciones técnicas para que los bancos y las oficinas (públicas) puedan adquirir lectores para el chip del nuevo documento, con la finalidad de que se puedan comprobar las seguridades.”

En la misma fuente y página, segunda columna, se señala que “En estas acciones se invertirán USD 100 millones hasta diciembre del 2011.” Entiendo que este CHIP emite radiofrecuencias para ubicación personal, por ello se la tituló como “Cédulas con rastreador”, conforme puede apreciarse en la revista Vistazo Nro. 996, del 19 de febrero del 2009, págs. 20 y siguientes, así como en El Comercio, del miércoles 16 de diciembre del 2015, página 6, primera sección. La relación sobre este tema la formulo, además, porque sería muy importante, y solicito respetuosa y formalmente, que estos aspectos sean motivo de investigación por la Comisión Nacional Anticorrupción. ¡Es evidente que estos proyectos son parte del acoso y control absoluto sobre la población, a la que se pretende ubicar geográficamente, con el chip que emite radiofrecuencias, y disponer del dominio absoluto de sus datos, que incluyen hasta la supervigilancia de sus movimientos, como no se hace ni con las hormigas o con las abejas en las colmenas! ¡La política del Gran Hermano avanza en el mundo, imparable, un país tras otro!

Cabe preguntarse: ¿Cómo es posible que la información sobre todos los ciudadanos del Ecuador, por decisión injustificable, o complicidad sospechosa, de su propio Gobierno, esté en manos de compañías y técnicos extranjeros? ¿Permitiría EE. UU., Rusia, Canadá, Israel, Francia, Alemania, Colombia, Brasil, Perú, Bolivia, Argentina, Chile, Uruguay, o cualquier país del mundo, que la información total de sus ciudadanos sea manejada, archivada y en disponibilidad de una empresa extranjera? Ni en el sitio más remoto, ni en la más recóndita lejanía del país, los miembros de un hogar dejan todos sus datos personales e información fuera de su alcance y en posesión de elementos extraños a su unidad familiar. ¿Es una decisión inocente, no meditada, o se buscaba que esa información sobre la comunidad nacional ecuatoriana precisamente esté en manos de ciudadanos y compañías extranjeras? ¿No era posible disponer de técnicos ecuatorianos, de universidades de nuestra República o de compañías tecnológicas del país que realicen esas labores, incluso adquiriendo la tecnología necesaria, pero protegiendo los datos personales de los miembros de la sociedad ecuatoriana? ¡No me parece ninguna ingenuidad o despiste desde que en la misma convocatoria se direccionó a compañías extranjeras! ¡Es evidente que se labora para un poder mundial que la mayoría de ciudadanos no se percata!

3. USD 340 MILLONES PARA MODERNIZAR EL REGISTRO CIVIL

Cabe destacar que la primera etapa de la modernización del Registro Oficial, y que comprendía la DIGITALIZACIÓN DE TODOS LOS DOCUMENTOS, FIRMAS INCLUIDAS DE TODOS LOS ECUATORIANOS, tenía un presupuesto inicial de USD 340 millones de dólares, conforme lo informó diario El Comercio, del sábado 14 de mayo del 2011, página 3, primera sección. ¿Dónde están los datos de los ciudadanos de un país, incluyendo el origen étnico social de sus habitantes, aspecto en el que tanto empeño ha manifestado obtener este régimen?

Diario El Universo, del martes 1 de marzo del 2011, en su página 5, da cuenta de un crédito de USD 78 millones de dólares, suscrito a nombre del gobierno ecuatoriano por el embajador del Ecuador en Estados Unidos, Luis Gallegos, y “que financiarán el programa Modernización del Sistema Nacional del Registro Civil”.  Alguna gente supone que nuevos edificios del Registro Civil son el sinónimo de “modernización”, cuando es evidente que estamos con un Gobierno cuya obsesión medular es el fichaje, ubicación, domesticación y represión total de una sociedad a la que en forma progresiva le despojan de derechos y le dictan leyes ferozmente punitivas como el Código Orgánico Integral Penal, COIP, cuyo texto fue consultado en forma previa en los EE. UU. el 17 de mayo del 2012, conforme lo admite el ex director de la Unidad de Acción Financiera, de la Procuraduría General del Estado, abogado Gustavo Iturralde, según publica sus declaraciones diario El Comercio, del viernes 1 de junio del 2012, página 2, primera sección.

4. SON 96 MILLONES DE CARILLAS ESCANEADAS Y DIGITALIZADAS

El mismo diario El Universo, edición del martes 1 de marzo del 2011, en la página 1 de la sección Gran Guayaquil, daba cuenta que serían 96 (noventa y seis) millones de documentos los que se DIGITALIZARÍAN, que “un grupo del personal de CONTROSA selecciona y distribuye las TARJETAS ÍNDICE, OTRO ESCANEA LAS ACTAS DE LOS LIBROS, y unos cuantos ingresan al sistema de información de los ciudadanos.” Este es el procedimiento adoptado para poseer y manejar, según sus directivas e instrucciones, todas las firmas de los ciudadanos ecuatorianos. Muchas personas es notorio que ni se percatan de lo que sucede y hacen con ellos mismo, como parte de la población nacional.

5. RECLAMO POR FRAUDE EN EL CONCURSO

Cabe destacar que a raíz de la proclamación de los resultandos de este sospechoso “concurso” de DIGITALIZACIÓN DE DOCUMENTOS DEL ARCHIVO NACIONAL DE LA DIRECCIÓN NACIONAL DE REGISTRO CIVIL, IDENTIFICACIÓN Y CEDULACIÓN, el Rector de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL), Dr. Moisés Tacle Galárraga Ph.D, en esa calidad y como Procurador del Consorcio Ecuatoriano de Procesos Digitales y Documentos (CEPRODID), otro de los participantes en este aparente concurso, presentó la Acción de Protección Nro.1056 en el Juzgado V de lo Civil de Guayaquil denunciando el despojo escandaloso del que habían sido víctimas tanto la Escuela Politécnica Nacional como CEPRODID en este concurso, reclamando por la inconstitucionalidad, ilegalidad y sesgada Resolución Nro. DIGERSCIC-DGD-2010-323, suscrita por el Ing. Paulo Rodríguez Molina, entonces Director del Registro Civil, porque lesionaba los intereses del legítimo ganador (la ESPOL), como en forma muy pormenorizada lo evidencia.

Cabe destacar, por ser un dato muy importante, que en punto 4.2. de la Acción de Protección presentada por la ESPOL y CEPRODID ante el Juzgado en Guayaquil, la experiencia presentada por la compañía CONTROSA (Controles S. A.) –que se determinaba era un importante requisito-, de supuesto domicilio en Uruguay, resulta que es la empresa DIGITAL TEAM, conforme puede constatarse en la página 3 de la Acción de Protección presentada por el Rector de la Escuela Politécnica del Litoral y Procurador del Consorcio Ecuatoriano de Procesos Digitales y Documentos, conforme acompaño copia de la misma, la que tiene el auspicio del doctor Miguel Bayona Triviño, y que alcanza una extensión de once páginas. La presencia de esta compañía es de trascendencia por la razón que comentamos en seguida.

6. UN TURBIO PROCESO ELECTORAL CON DIGITAL TEAM

Cabe recordar que el 26 de abril del 2009 se llevaron a cabo las elecciones presidenciales y de la Asamblea Nacional, pero los resultados electorales que siempre se daban en la misma noche y que se transmitían por radio hasta completar la información máximo hasta la medianoche, esta vez no se emitieron por ninguna parte durante muchos días. Toda la información estaba centralizada y me parece controlaba el conjunto de las llamadas JUNTAS INTERMEDIAS. Nadie disponía de las Actas electorales ni aún los miembros de las Juntas Electorales; ni siquiera de las copias. Sacaron las Actas originales, se aseguraron que no queden copias, y llevaron las referidas Actas a las llamadas Juntas Intermedias.

El único referente previo de los aparentes resultados era la gritería del candidato a la reelección que exclamaba en solitario, desde una tarima, desde minutos previos al cierre del proceso eleccionario, y sin que existan datos de ningún género: “Ganamos”, “Ganamos”. Era, sin la menor duda, una burda maniobra para proyectar un resultado todavía incierto y al que la ciudadanía no disponía de dato alguno. El objetivo de este griterío sin sustento, porque nadie poseía los resultados, era asaltar la mente de la ciudadanía desprevenida con una versión sin sustento e interesada en proyectar, sin precedentes en los procesos electorales del país, un supuesto triunfo del oficialismo, por una parte, y, por otra, intentar desmoralizar a las corrientes políticas presentes en la lid electoral.

Luego de muchos días de espera, DOCE DÍAS LUEGO DE LAS ELECCIONES, el viernes 8 de mayo del 2009, por investigación y presencia en el local antiguo del Supermercado Santa Isabel, en Guayaquil, de los candidatos a asambleístas Cynthia Viteri y Enrique Herrería, descubrieron que existía un CENTRO PARALELO Y CLANDESTINO de supuesto conteo y probable acomodo de los resultados, donde según la prensa participaba la empresa DIGITAL TEAM, la que tenía 221 cabinas con computador y con digitador en cada una de ellas. ¿Qué hacía en Guayaquil este centro clandestino de conteo si el Consejo Nacional Electoral funcionaba en Quito? Si era un organismo oficial ¿por qué no custodiaba la fuerza pública? ¿Qué soporte jurídico disponía este Centro? Una muy amplia información consta en todos los diarios del país, del sábado 9, domingo 10, y días subsiguientes, de mayo del 2009. 

Estos hechos, jamás antes producidos en el país, inaugurados por la supuesta “revolución ciudadana”, llevaron al convencimiento o a que muchas gentes se persuadan que no fue el pueblo el que eligió, y ni siquiera se tomó en cuenta su voluntad, sino las Juntas Intermedias y las computadoras de DIGITAL TEAM coordinadas desde las alturas del poder. Allí se habrían acomodado los datos. ¡Jamás antes en el país se habían demorado tantos días en determinar los resultados electorales; ni siquiera en el siglo XIX! El canal Teleamazonas, en forma inconcebible y abusiva, fue sancionado por haber pasado en directo la información sobre la existencia de este CENTRO PARALELO Y CLANDESTINO, cuya difusión en vivo y sobre hechos reales causó un escándalo mayúsculo en todo el país. Fue el origen de la animadversión oficial inocultable e incurable contra este medio de comunicación.

El vicepresidente del Consejo Nacional Electoral, economista Carlos Cortez, indicó que él “desconocía de la existencia de este Centro” paralelo y clandestino de verificación de resultados electorales con las 221 computadoras y digitadores de Digital Team. (Puede mirarse en El Comercio, del domingo 10 de mayo del 2009, página 4, quinta columna,). ¡Lo que sucedió en ese proceso electoral no conozco por referencias; sucede que entonces, en ese proceso electoral, fui candidato a la Presidencia de la República y jamás vi una sola acta, ni una copia de una acta, ni una copia de la copia de las decenas de miles de actas de las Juntas Electorales que habían en el país! ¡En los hechos desaparecieron las actas! ¡Se esfumaron de la vista ciudadana! En todos los procesos electorales los resultados se sabían en la misma noche. ¡Parecería que entramos a un nuevo período político, similar al de México, donde los mandatarios con políticas predeterminadas para favorecer a las grandes multinacionales y a los más poderosos círculos financieros del planeta, son instalados en el poder con o sin fraude!

Recordemos que cuando ganó Jaime Roldós, León Febres Cordero, Rodrigo Borja, Sixto Durán Ballén, Abdalá Bucaram, Lucio Gutiérrez, los resultados se disponían en la misma noche del día de las elecciones. En las últimas elecciones de Argentina, cuando ganó Macri los datos fueron inmediatos. En las elecciones legislativas de Venezuela o de España, se conocían  los resultados en menos de tres horas. Y no olvidemos que en el caso del Ecuador antes se daban los resultados en forma inmediata, se pegaban copias en el sitio de las juntas electorales, y en cada Junta Electoral habían siete urnas: 1) Para presidente y vicepresidente; 2) Para alcaldes y vicealcaldes; 3) Para prefectos provinciales; 4) Para concejales cantonales; 5) Para consejeros provinciales; 6) Para diputados nacionales; y, 7) Para diputados provinciales. Los resultados electorales, junta por junta, se entregaban a los partidos o movimientos así como a los medios de comunicación que daban los resultados en seguida.

¿Hubo algún concurso para adjudicar estas tareas a DIGITAL TEAM? Diario El Universo, en su editorial del lunes 11 de mayo del 2009, pág. 6, preguntaba: “¿Por qué no se informa con detalle los antecedentes de esta empresa, de sus administradores y accionistas y del mecanismo que se empleó para seleccionarla? ¿Por qué se necesitaba de tanto personal y equipo si solo se trataba de revisar la calidad de las actas electorales escaneadas? ¿Por qué no se firmaron contratos laborales escritos con esas personas? ¿Por qué se permitió que ingrese personal por recomendación de algunos asambleístas del partido de Gobierno? ¿Por qué se fue el sistema cuando ingresaron al sitio la oposición y los periodistas? ¿Por qué no había resguardo policial? ¿Por qué solo estaban presentes candidatos de Alianza PAIS?”

Diario El Comercio, edición del sábado 9 de mayo del 2009, en su página 3, primera columna, da el siguiente testimonio de lo que sucedía, e intento confuso de explicar lo que acontecía: “Fausto Camacho, vocal del CNE, ya estaba en el centro de contingencia cuando llegaron los denunciantes. En medio de los gritos de “fraude” dijo que en ese momento Digital Team procesaba 500 mil imágenes para medir el funcionamiento de los sistemas de reconocimiento inteligente de caracteres de las actas. (ICR).” ¿Cómo existieron tantos procesos electorales en el Ecuador, durante décadas, sin procesadores para “500 mil imágenes para medir el funcionamiento de los sistemas de reconocimiento inteligente de caracteres de las actas.”?

Aquel viernes 8 de mayo del 2009, DOCE DÍAS DESPUÉS DE LAS ELECCIONES DEL 26 DE ABRIL DEL 2009, de inmediato, mientras muchos ecuatorianos mirábamos sorprendidos semejante “sorpresa”, se apagaron las pantallas de los computadores, y los digitadores salieron silenciosos, casi en puntillas, del antiguo local del Supermercado Santa Isabel, ubicado en La Garzota, en la avenida Agustín Freile Potes, de Guayaquil, “por orden superior”. Un día habrá que tomar sus testimonios, sobre todo de los digitadores, sobre lo que en verdad realizaron en dichas computadoras a órdenes del Consejo Nacional Electoral y de DIGITAL TEAM. El entonces presidente del CNE pasó luego a ser secretario personal del presidente de la República. Esta podría ser una importante tarea que pudiese emprender la Comisión Nacional Anticorrupción.

Por ello cabe recordar el papel de DIGITAL TEAM, porque asoma su nombre como parte medular de las labores de escanear y digitalizar los documentos y firmas de todos los ecuatorianos, más exactamente como parte de la experiencia de Controles S. A. (CONTROSA), al tenor de la Acción de Protección, y documentación adjunta, presentada por el Rector de la Escuela Politécnica del Litoral, cuya copia se adjunta a esta exposición.

7. POTENCIAL USO DE LAS FIRMAS ESCANEADAS Y DIGITALIZADAS

De entrada cabe destacar que toda la información escaneada y digitalizada, de las firmas y rúbricas de todos los ecuatorianos no solo dispone el Registro Civil, sino que lo utiliza sobre todo el Consejo Nacional Electoral, y se supone que, entre otras posibilidades, serviría para verificar que las firmas de los afiliados a un partido político corresponden a sus titulares. Ese es el argumento o pretexto.

Resulta lo más obvio que las FIRMAS ESCANEADAS Y DIGITALIZADAS de todos los ecuatorianos estén en manos del gobierno que contrató la elaboración de ese instrumento político invaluable para muchos objetivos potencialmente nada inmaculados, no solo en el Registro Civil sino sobre todo en el Consejo Nacional Electoral.

¿Qué se puede hacer con esa información ESCANEADA y DIGITALIZADA, controlada en forma monopólica, y secreta, por el gobierno y, de modo obvio, por el partido político en el poder, y su máximo líder, dueño y señor tanto al interior del partido en el poder como de todo el Estado, empezando por las tres funciones y con toda la institucionalidad que una vez fue republicana?

Con las firmas y rúbricas de todos los ecuatorianos en manos del régimen, sus instituciones y militantes del partido en el poder, se podría decir y “demostrar” que cualquier organización o colectivo político del país, del nombre que sea (“Rafael Siempre Contigo”, “Arcángel Miguel Siempre Contigo”, Arcángel Gabriel Siempre Contigo”, o “Satanás …….”, o cualquier otro), al que se pretenda ayudar –desde el oficialismo-, podría como posibilidad, potencialidad o suposición (palabra que la uso para protegerme jurídicamente), brindar no uno, sino dos, tres o cuatro millones de firmas, y “pegar” o “adjuntar” las firmas escaneadas y digitalizadas y que en su número total disponible abarcan a toda la población ecuatoriana. ¿Quién puede enterarse si han tomado su firma para respaldar una propuesta que tiene el 85 por ciento de animadversión social y que equivale al porcentaje que ha exigido consulta nacional para las reformas constitucionales?

¿Quién, qué organismo, qué partido o entidad, con capacidad de fiscalización o control político, verifica la idoneidad y autenticidad de las firmas? ¿Para qué devuelven las firmas recogidas en forma supuesta por los “colectivos”? ¿Para que no sean cotejadas con las que están en manos del oficialismo beneficiario potencial de las mismas? Pido respetuosa y formalmente que la Comisión Nacional Anticorrupción, si acaso lo permiten, compare las firmas recogidas por el Colectivo “Rafael Siempre Contigo” con las firmas escaneadas y digitalizadas en poder del Registro Civil y del Consejo Nacional Electoral. ¡No deja de llamar la atención que ningún partido ni movimiento político antes no lo hubiese solicitado! ¿Acaso recibieron algún “aletazo” que los impulsó a silenciar su boca?

2. También como posibilidad, se podrían llenar con “firmas auténticas” o “idénticas a la original”, los padrones electorales de cualquier proceso eleccionario (estén o no inflados el número de votantes potenciales), cualquier día y momento del año, de día o de noche, y “llenar” con las firmas escaneadas y digitalizadas de los supuestos votantes, incluso escogiendo la policromía que se desee; para satisfacer cualquier gusto: lila, celeste, verdeflex, morado, negro, azul, rosado, para “adjuntar” las coloridas firmas a gusto. ¡Tienen las firmas escaneadas, copiadas y digitalizadas y nadie controla su uso ni está en capacidad de ejercer fiscalización y control político! ¡Todo el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Contencioso Electoral está bajo la influencia o efluvios del gobierno; no existe un solo vocal que esté alejado políticamente del mismo!

¡Y con los padrones ya firmados, con la antelación que gusten, como posibilidad o hipótesis, pueden consagrar los resultados que les venga en gana porque la CNE también elabora los padrones a gusto o según su “parecer jurídico”! ¿Y bajo la influencia de qué entidad se elaboran todas las actas y papeletas de sufragio de un proceso electoral? ¿No se las elabora en una imprenta del Estado, subordinada al Ejecutivo? ¡Y encima de ello está en manos del régimen todas las firmas de los ecuatorianos, incluidos de los difuntos, por ello “aparecen” decenas de miles de firmantes mayores a cien años como denunció con pruebas el Partido Sociedad Patriótica! ¡Asoman de entrada votantes nacidos en 1843 y 1853, conforme lo publica diario Expreso, del martes 16 de febrero del 2016, página 3! Luego se denunciaría en los medios de comunicación de la existencia de 519.000 registros “con números de cédula que no están asignadas a persona alguna”, conforme lo evidencia, con los soportes del caso, diario Expreso, del sábado 2 de abril el 2016, página 4. 

3. ¡Con las firmas digitalizadas podrían llenar 250 mil, 400 mil o un millón de firmas para “legalizar” a cualquier partido o movimiento! ¡Se pueden crear partidos y movimientos a discreción, incluso a petición de parte y aunque no exista militancia real alguna! ¿Quién controla y fiscaliza el uso de las FIRMAS ESCANEADAS Y DIGITALIZADAS? ¿Quién, y con qué medios, podría contradecir que un movimiento oficial disponga de tres millones de “adherentes” con TODA LA COLECCIÓN DE FIRMAS DITALIZADAS DEL PAÍS A SU ORDEN Y SIN NINGÚN CONTROL NI FISCALIZACIÓN, NI VERIFICACIÓN DE NINGUNA CLASE? ¡La mayoría de ecuatorianos ni siquiera conoce la existencia de la copia, digitalización y potencial manejo discrecional de todas las firmas de todos los millones de ecuatorianos!

4. ¡Interesante sería que los partidos y movimientos que no tengan rabo de paja y puedan ejercer una fiscalización plena al Consejo Nacional Electoral, y que asuma como tarea nacional inevadible la propia Comisión Nacional Anti-corrupción, para que con la contribución ciudadana verifiquen las firmas “recogidas” y comparen con las firmas digitalizadas, así como constaten y comparen las firmas de los procesos electorales o padrones con las que están en el banco de firmas digitalizadas!

5. Hace algunos días, el abogado William Murillo, ex subsecretario del Migrante de este gobierno, denunciaba que su madre aparecía como votante, con certificado de sufragio, en el Ecuador, cuando ella no había salido de los Estados Unidos hace muchos años, como cientos de miles de compatriotas. La “prueba” para desmentirlo que mostraron los aludidos era la copia de una página del padrón donde su firma no aparecía. Esa página y cualquiera de decenas de miles de un padrón electoral, e incluso un padrón íntegro, la pueden armar a gusto, cualquier momento, sacando o incorporando firmas a discreción, porque para eso también sirve el disponer de la COLECCIÓN COMPLETA DE LAS FIRMAS DIGITALIZADAS DE TODOS LOS MILLONES DE ECUATORIANOS. La denuncia de los migrantes, que suponen la posible “participación” de cuando menos 300 mil migrantes en elecciones seccionales constan en diario El Comercio, del jueves 30 de junio del 2016, página 4, y del Expreso, del jueves 30 de junio del 2016, página 4.


 

[RELA CIONA DAS]

Nueva etapa. ¿Nuevas reformas electorales?
Alfredo Espinosa Rodríguez
Sociedad civil: estas son las líneas rojas para las elecciones del 11 de abril
Redacción Plan V
Elecciones: ecuanimidad y justicia
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Por el bien del país
Fernando López Milán
La transparencia de nuevo estuvo ausente
Consuelo Albornoz Tinajero
GALERÍA
¿Hay 1,6 millones de votantes fantasmas?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Quito en piloto automático mientras el cerco sobre Jorge Yunda se estrecha
Redacción Plan V
La Conaie fustiga contra el COE Nacional
Redacción Plan V
Así llegó la vacuna contra la covid a los maestros de Quito
Fermín Vaca Santacruz
Lenín Moreno lleva a Miami una barra pagada ...por nosotros
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

La ambigua relación de Lasso con la Universidad de Los Hemisferios
Redacción Plan V
Harrison Salcedo fue asesinado el mismo día que se reinstaló la audiencia preparatoria de juicio en su contra
Redacción Plan V
Correa y Yunda perdieron a los quiteños
Mariana Neira
Ximena Moreno abrió el camino para que más mujeres pudieran volar
Gabriela Muñoz