Back to top
5 de Abril del 2015
Historias
Lectura: 38 minutos
5 de Abril del 2015
Redacción Plan V
Las Islas Galápagos: ¿a la venta para los super ricos?

Foto: wewanderwewonder.wordpress.com

En las playas de Punta Carola, en donde anidan varias especies animales, se podría construir un resort valorado, según sus promotores, en USD 90 millones. 

 

Por lo menos 20 nuevos proyectos hoteleros, algunos de ellos inversiones millonarias que apuntan a los super ricos, tendrían luz verde para construirse en Galápagos y, en especial, en la Isla San Cristóbal, donde se asienta la capital provincial. Un grupo de activistas ha presentado recursos legales mientras que el Consejo de Gobierno los desmiente. El 8 de septiembre, el Consejo de Gobierno descalificó definitivamente a 18 grandes proyectos y aprobó dos en Santa Cruz y uno en la Isla Floreana, de menos de 16 habitaciones.

Galápagos, al parecer, va rumbo hacia el turismo de lujo. En las tranquilas calles de Puerto Baquerizo Moreno hay incertidumbre. A pocas cuadras del centro de la población, en las pequeñas playas que conforman la bahía de la capital provincial, se está planificando construir nuevas urbanizaciones y centros turísticos, que están a la espera de que el Consejo de Gobierno de las Islas, que preside la ex canciller María Isabel Salvador, junto con otras instituciones del Estado, entregue los permisos respectivos.

Pero no se trata de cualquier hotel: se piensa construir resorts de lujo para los más ricos del mundo, mercadeados por una de las casas de bienes raíces más destacadas a nivel mundial en venta y arriendo de propiedades multimillonarias, diseñados por una importante firma de arquitectos interioristas de Miami y con el soporte de un complejo hotelero de Oriente Medio.

 Punta Carola es una playa cercana al centro de Puerto Baquerizo Moreno 

El apacible panorama de la capital provincial, llamada así en honor al presidente Alfredo Baquerizo Moreno, quien fue el primer mandatario en visitar las Islas a bordo del Cañonero Calderón, es apenas interrumpido por el arribo de algún avión de las aerolíneas nacionales que aterrizan en el aeropuerto. Los lobos marinos levantan la mirada hacia las aeronaves que aterrizan, mientras parecen custodiar la playa que comparten con los habitantes de la pequeña ciudad. Para alojarse en San Cristóbal hay pequeños hostales o hay casas en las que los vecinos arriendan sus habitaciones a los turistas. 

A principios de abril de 2015, llegar desde Quito a Galápagos en uno de esos vuelos podía costar entre USD 400 y USD 600  por persona, dependiendo de la aerolínea.

 "Cada vez encarecen más el pasaje, quieren acabar con el turismo de medio pelo", dice el ex diputado Eduardo Véliz, en diálogo telefónico con este portal.

Esto lo saben los habitantes de las Islas, poco acostumbrados a ver a ecuatorianos de paseo en la Región Insular. "Cada vez encarecen más el pasaje, quieren acabar con el turismo de medio pelo", dice el ex diputado Eduardo Véliz, en diálogo telefónico con este portal.

Véliz explica que un turismo de multimillonarios del primer mundo requerirá de toda una nueva infraestructura de lujo, como autos costosos, yates, aviones y demás parafernalia, al mismo tiempo que teme que esas empresas no generen empleo para los locales. 

María Elena Ricaurte, quien tiene una agencia de viajes y un negocio que define como de pesca vivencial en Puerto Baquerizo Moreno, ratifica que son pocos los ecuatorianos que llegan a las Islas. Los habitantes de Galápagos están más acostumbrados a ver turistas europeos y norteamericanos de mediana o tercera edad, quienes llegan en determinadas épocas del año.

Para ella, el problema es que hay transnacionales del turismo que quieren construir en las ocho hectáreas de la zona de Playa Mann y Punta Carola, ubicada a diez minutos del centro de Puerto Baquerizo. Enumera las especies que se podrían afectar: "iguanas negras, tortugas verdes, fragatas, piqueros de patas azules, pelícanos, pinzones de Darwin", y afirma que, a pesar del ingreso del ingreso en 2013 de 203 mil visitantes a Galápagos, solo el 70% de las camas fueron ocupadas, lo que evidenciaría que no es necesario construir más hoteles. 

Ricaurte cree que ha cambiado el modelo de turismo en la actualidad, ya que habría interés en conocer los centros poblados de Galápagos en por lo menos el 60% de los turistas. Aunque admite que los hoteles y operadores de lujo internacionales se llevan el 80% de las ganancias del negocio turístico en Galápagos.

"El mismo mercado que antes iba en hoteles flotantes ahora lo quieren hacer en los puertos, con la diferencia de que eso va a causar un gran impacto", afirma. La mujer cree que el turismo que va a Galápagos no busca hoteles de cinco estrellas con tratamientos de rejuvenecimiento, que sería una de las ofertas que se está planteando en el mercado internacional para los nuevos desarrollos en San Cristóbal, sino un turismo de contacto con la naturaleza.

Precisa que estudios determinan que no deben entrar más de 180 mil turistas al año en las Islas, mientras que solo en 2014 ya las habrían visitado por los menos 220 mil. Ricaurte denuncia que los servicios básicos en la Isla no funcionan, y que las aguas negras son vertidas al mar. 

"Hay proyectos que se venden en internet en por lo menos USD 90 millones, con campo de golf y playa privada", afirma la activista. 

¿Se necesitan más hoteles?

Playa Mann y Punta Carola son dos rincones de la Isla San Cristóbal en donde, en varios terrenos de propiedad privada, se está planificando construir nuevos desarrollos urbanísticos, que han levantado polémica entre los habitantes de Puerto Baquerizo Moreno.

Aunque en Galápagos, si se tiene suerte, no es difícil ver estacionado en alguno de los dos aeropuertos que sirven al archipiélago a jets privados de alguna celebridad de Hollywood, el turismo de los super ricos hacia la Región Insular ecuatoriana se había dirigido a los cuatro hoteles de lujo que existen en la Isla Santa Cruz, en donde una noche puede llegar a costar hasta USD 2000 por habitación o hacia los cruceros y catamaranes que recorren el archipiélago casi sin detenerse en los centros poblados por los ecuatorianos. 

Pero la inquietud de los pobladores de la Isla San Cristóbal se debe a que, gracias al levantamiento de la moratoria de nueva infraestructura hotelera que el 29 de agosto de 2014 decretó el Consejo de Gobierno de las islas, se permitiría que no menos de 20 nuevos proyectos hoteleros, algunos con inversiones millonarias, empiecen a construirse en todo el archipiélago.

De los 20 nuevos proyectos, 11 se levantarían en la Isla San Cristóbal y en la cercana Floreana, siete en la Isla Santa Cruz y dos en la Isla Isabela, según denuncia el ex diputado Eduardo Véliz, quien es dueño de un pequeño hostal de siete habitaciones en Puerto Baquerizo Moreno.

De los 20 nuevos proyectos, 11 se levantarían en la Isla San Cristóbal y en la cercana Floreana, siete en la Isla Santa Cruz y dos en la Isla Isabela, según denuncia el ex diputado Eduardo Véliz, quien es dueño de un pequeño hostal de siete habitaciones en Puerto Baquerizo Moreno.

En efecto, según documentos del Consejo de Gobierno, en la Isla San Cristóbal habrían pedido desde el 2013 autorización para construcción el proyecto Cerro Verde Ecolodge, de la empresa Galápagos Organic; el Eco Hotel San Cristóbal, de Ho Galápagos; Las Fincas Agroecológicas Pomarrosa de Reynaldo Huerta; El Paraíso Hotel de Taneya SA; la Casa El Matazarno de Violeta Pesantez; Galápagos Suites San Cristóbal de Joseline Cardoso; el Sea Lion Island  de Ana María Olmedo, Las Cabañas El Roncador de Rosa Silvana Cueva y el hotel Latitud Cero de Gustavo Andrade. En la Isla Floreana, que se considera parte de San Cristóbal, se presentaron los proyectos para las Eco Cabañas de Edwin Egas y Electriblue de Electriblue y Daniel Gordillo.

En la Isla Santa Cruz, entre tanto, están planteados proyectos como el Plaza Luna Hotel, de Pelicanbay Vargas y Esther Vargas Castillo; El Fragata House Galápagos de Jorge Ordóñez; el Galápagos Élite Hotel de Luisa Palacios; el Galápagos Eco-Lodge de Galápagos Travel; El Galápagos Paraíso Hospedaje de Felipe Gómez; Pelikan Suites de Dolly Morillo y Zaploe de Reyna Oleas.  

Finalmente, en la Isla Isabela estarían a la espera de autorización el Eco Hotel Blue Wave de Alicia Valladares y el Galápagos Eco-Lodging de Ismael García.


En Playa Mann, los lobos marinos conviven con los habitantes de la capital provincial. 

Solo en San Cristóbal y Floreana, hasta el 27 de mayo de 2013, se habían presentado 11 proyectos, con un monto total de inversión de USD 46´331.543,47, que juntos sumaban 412 habitaciones. Los más grandes eran el proyecto del Eco Hotel San Cristóbal, con 174 habitaciones y valorado en USD 26´156.205 y El Paraíso Hotel, con 100 habitaciones y un costo estimado en USD 3´639.000. Los otros nueve proyectos no superan las 40 habitaciones. 

En las islas vecinas, como Santa Cruz e Isabela, los proyectos hoteleros representarían una inversión de USD 58´552.058 pero ninguno de los proyectos superaba las 20 habitaciones, siendo el más grande el Plaza Luna Hotel, con 30 cuartos y valorado en USD 2´400.250.

Según denunció públicamente Véliz en octubre de 2014, tres grandes empresas, llamadas HO Galápagos, Galápagos Organic y Taneya tenían previsto realizar inversiones millonarias para construir complejos hoteleros de más de 100 habitaciones cada uno. Esto fue desmentido por la presidenta del Consejo de Gobierno, María Isabel Salvador, en diálogo con este portal. 

Véliz dijo que, de aprobarse estos proyectos, significaría que habría entre 600 y 800 personas por día alojadas en una isla cuya escasa provisión de agua dulce y alcantarillado se vería afectada. En una carta enviada al Palacio de Gobierno, Véliz y su abogado, Milton Castillo, sostiene que los nuevos hoteles "causarían irrecuperables daños y destrucción de los ecosistemas naturales de Galápagos", al tiempo que, en su criterio, la resolución del Consejo de Gobierno es "sesgada y discriminatoria" pues impide que los actuales hoteles de las islas sean mejorados o remodelados, lo que, precisa la carta "coarta nuestro legítimo derecho a prosperar y emprender".

En criterio de los denunciantes, el ecoturismo es incompatible con "la apertura de esta multimillonaria inversión de megahoteles que consumirían los recursos locales, ocuparían con exclusividad toda la infraestructura local, los medios de transporte y logísticos, y dañarían irremediablemente al santuario Galápagos".

El Gobierno niega que sean "megahoteles"

La carta de Véliz al presidente Rafael Correa le fue respondida en su calidad de "propietario del Royal Bambú", que es el hostal que regenta en Puerto Baquerizo Moreno -sus habitaciones cuestan USD 30 por noche- el 25 de noviembre de 2014, y en ella la presidenta del Consejo de Gobierno, María Isabel Salvador, sostiene que no se ha autorizado la construcción de "mega hoteles" en la zona aunque admite que "los tres proyectos forman parte de la lista de los 20 priorizados que aún no han sido evaluados por el Comité Interinstitucional, en base a los parámetros aprobados que deberán cumplirse previo a ser calificados por el Pleno del Consejo". 

La respuesta oficial precisa que este Comité Interinstitucional deberá evaluar el cumplimiento de varios pasos, entre los que detalla, una precalificación del Consejo de Gobierno, una licencia ambiental emitida por el Parque Nacional Galápagos, una autorización de funcionamiento del Ministerio de Turismo, la aprobación de planos por parte del Municipio local, una autorización o negación del Pleno del Consejo y un permiso de construcción emitido por el Municipio. 

Pero a pesar de la respuesta, Véliz y 18 moradores de las islas presentaron ante el juez multicompetente de Puerto Baquerizo Moreno una acción de protección en contra de la resolución del Consejo de Gobierno, alegando una serie de violaciones legales y constitucionales.

La demanda decía que "El Consejo de Gobierno, al realizar el levantamiento de la moratoria, a más de haberlo hecho sin las formalidades legales e invocando a las ZEDES (Zonas de desarrollo económico) como sustento de tal resolución, violó nuestros derechos constitucionales a la información y participación y pone en grave riesgo al patrimonio natural de Galápagos".

La acción de protección, que buscaba que se deje ser efecto la resolución del Consejo de Gobierno, fue desechada por el juez Armando Salavarría Palma, dejando a los denunciantes la posibilidad de que concurran ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo.

"Yo no conozco a nadie de acá que tenga doce millones de dólares para invertir como residente permanente",  me han asegurado los moradores de Galápagos. Las ciudades son pequeñas y todos se conocen.

Milton Castillo

Según el abogado Castillo, los denunciantes no van a concurrir ante dicho Tribunal, pero han interpuesto la apelación a la decisión del juez, que ha sido remitida a la Corte Provincial más cercana a Galápagos, la de Guayas, en donde espera una resolución. Castillo dijo también que se habría declarado a Galápagos Zona Especial de Desarrollo Económico (ZEDE) así como ampliado el aeropuerto de San Cristóbal y construido un nuevo hospital con el fin de favorecer intereses económicos que no se han podido identificar.

El abogado precisa también que, para invertir en las Islas, es necesario por obligación legal contar con un socio residente en Galápagos que aporte el 51% del capital, y que, sin que se sepa como, algunas personas conocidas en las Islas por carecer de recursos económicos han aparecido como socios mayoritarios de inversiones millonarias.

El abogado presentó un pedido a la Unidad de Análisis Financiero para que investigue el origen de esos fondos, pues sospecha que podría haber casos de lavado de activos o un presunto testaferrismo por parte de personas que aparecen como socios de empresas internacionales o fideicomisos dueños de las empresas que pretenden invertir en los hoteles de San Cristóbal. 

Ricaurte, de su lado, piensa que tras los inversionistas de los nuevos hoteles podrían estar políticos y empresarios de Guayaquil, vinculados al actual Gobierno, aunque admite que no hay pruebas de tales sospechas. "Yo no conozco a nadie de acá que tenga doce millones de dólares para invertir como residente permanente", dice la guía turística, quien asegura que en las pequeñas ciudades del archipiélago todos se conocen. 

San Cristóbal: a la venta para los multimillonarios

En la Internet es posible encontrar varios proyectos de financiamiento de los emprendimientos hoteleros en la Isla San Cristóbal. Es el caso del folleto que distribuye la empresa Stock and Found Managers, para el financiamiento del complejo del hotel Paraíso en Galápagos. Esta empresa, que afirma haber financiado grandes hoteles en el mundo como el Four Seasons de Bora Bora, el Four Seasons de Buenos Aires o el Radisson Plaza Hotel en Tahíti, busca fondos para la construcción del complejo en San Cristóbal.

El representante en Guayaquil de esta empresa es el ex gerente de la Fundación Malecón 2000, que reconstruyó el Malecón de Guayaquil durante la alcaldía de León Febres Cordero y luego en la de Jaime Nebot, el argentino de 60 años Pedro Gómez Centurión, vinculado al Partido Social Cristiano y amigo, según precisa una nota de prensa del 2002, de varias figuras del empresariado guayaquileño.

Según el folleto en donde constan los datos de Pedro Gómez Centurión como contacto, lo que se quiere construir en la Isla San Cristóbal no es un hotel ecológico, sino un "resort de lujo de playa y montaña" que incluye "un hotel y spa, un campo de golf y una urbanización".

Según el folleto en donde constan los datos de Gómez Centurión como contacto, lo que se quiere construir en la Isla San Cristóbal no es un hotel ecológico, sino un "resort de lujo de playa y montaña" que incluye "un hotel y spa, un campo de golf y una urbanización". Según el folleto, se trata de dos complejos, el uno con una superficie de 31 mil metros cuadrados y el otro con 91 mil metros cuadrados.

Según el folleto, los inversionistas ya consultaron con la Fundación Charles Darwin y obtuvieron un parecer favorable para la construcción del proyecto, algo que las autoridades niegan. El folleto, sin embargo, no menciona ninguna autorización del Gobierno del Ecuador ni detalla los requisitos que habría que cumplir para la construcción.

La Fundación Charles Darwin es una entidad privada, con base en Puerto Ayora, que no toma decisiones en el Gobierno de las Islas ni forma parte de las instituciones involucradas en el otorgamiento de permisos, según pudo constatar PLAN V. 

Entre los integrantes del equipo que construiría el proyecto están Campbell Gray Hotels, empresa hotelera que se encargaría de la gerencia y gestión del resort, que maneja dos hoteles en Oriente Medio: uno en Beirut (Líbano) y otro en construcción en Amman (la ciudad capital de Jordania), y que se especializa en proyectos hoteleros nuevos; Bilkey Llinas una empresa de diseño interior, con sede en Miami, Florida y oficinas en Hong Kong, que ha trabajado en hoteles de lujo como el Hyatt o el Ritz Carlton en especial en Asia, que se encargaría del diseño del hotel; mientras una casa de bienes raíces de lujo de origen británico, llamada Sothebys aseguraría la venta de las propiedades en San Cristóbal a los super ricos. 

El proyecto en San Cristóbal sería de tal lujo, que lo mercadea una casa como Sothebys, que asegura vende propiedades multimillonarias en zonas como la Riviera francesa, los barrios más exclusivos de Manhattan, la zona de los Hamptons (donde se encuentran las mansiones de los millonarios de Nueva York) o algunas ubicadas en los mejores barrios de Londres o Beverly Hills. 

ENTREVISTA

María Isabel Salvador, 
Ministra-Presidenta del Consejo de Gobierno del Régimen Especial de Galápagos

¿Cuál es el objetivo de levantar la moratoria hotelera en Galápagos?

Para entender el objetivo de levantar la moratoria hotelera hay que conocer primero el motivo para que se impusiera una y lo establecido en la Resolución como condición para levantarla.

En Galápagos había que ordenar el desorden que existía, por eso el 18 de julio de 2013 el Pleno del Consejo de Gobierno de Galápagos resolvió: "Establecer una moratoria en el otorgamiento de autorizaciones para la construcción de nueva infraestructura turística de alojamiento, incremento de plazas de hospedaje y suspender temporalmente todo trámite que hasta la presente fecha se haya ingresado, en ese sentido, hasta que se cuente con:

- Parámetros para la construcción de nueva infraestructura turística de alojamiento;
- Parámetros turísticos que deben cumplir los establecimientos de alojamiento en la provincia de Galápagos, por parte del Ministerio de Turismo;
- Parámetros ambientales que deben cumplir los establecimientos de alojamiento en la provincia de Galápagos, por parte del Ministerio de Ambiente."

Luego de 13 meses, exactamente el 29 de agosto de 2014, el Pleno de Consejo de Gobierno, una vez definidos esos parámetros técnicos, ambientales y constructivos, resolvió "levantar la moratoria para nueva infraestructura turística priorizada y procesos administrativos; aprobar la incorporación de los criterios consensuados a la matriz de parámetros de edificación, ambientales, turísticos y sociales y Mantener la moratoria para la ampliación de nuevas plazas" (es decir nuevas habitaciones en hoteles ya en operación).

Luego de un año de trabajo se establecieron 118 exigentes parámetros que buscan justamente garantizar la sostenibilidad económica, social y ambiental de galápagos. Uno de los más importantes parámetros fue el definido el 10 de diciembre de 2014, en la Resolución No. 40 que fue establecer el número máximo de 35 habitaciones y 70 plazas o camas para construcción de nueva infraestructura para alojamiento turístico en Galápagos.

Moradores de San Cristóbal denuncian la posible construcción de un resort en esa isla, que afectaría a las especies que habitan esa playa. ¿Cree usted que se deben construir más hoteles de lujo en Galápagos?

El 28 de noviembre de 2014, 18 ciudadanos de San Cristóbal interpusieron una demanda de Acción de Protección en contra de todos los miembros del Consejo de Gobierno de Galápagos argumentando que el levantamiento de la moratoria propiciaría daños al ecosistema atentando contra los derechos de la naturaleza, y cuyo efecto inmediato sería la construcción de “megahoteles” dentro del archipiélago.

En ese sentido, el 19 de enero de 2015 la Unidad Judicial Multicompetente de San Cristóbal, resolvió, “Declarar sin lugar a la acción de protección interpuesta por los accionantes  al no haberse determinado la inexistencia de violación de derechos constitucionales demandados por el presente caso”. La resolución hace una exposición ampliada de los fundamentos jurídicos para sustentar este fallo, recurriendo a la Constitución de la República, Código Orgánico de la Función Judicial, y normativas legales complementarias. Esto no deja lugar a duda sobre la manera de accionar del CGREG al emitir las anteriores citadas resoluciones

Estas denuncias han sido ya desvirtuadas como un acto de transparencia tanto por canales legales, como mediante cartas, oficios, comunicaciones, entrevistas en varios medios de comunicación. Las resoluciones del Pleno del Consejo No. 021 y No. 040 apuntan a mejorar la calidad de servicio. Priorizamos calidad frente a cantidad o a gran tamaño.

"Se ha hablado de que se construirán resorts, megahoteles, hoteles 5 estrellas, hoteles de lujo. En Galápagos se trabaja para que toda la oferta de alojamiento turístico sea de alta calidad de servicios, con exigentes parámetros de sostenibilidad ambiental, económica y social y estos tendrán máximo 35 habitaciones y 70 plazas".

Se ha hablado de que se construirán resorts, megahoteles, hoteles 5 estrellas, hoteles de lujo. Sin embargo lo único seguro es que en Galápagos se trabaja para que toda la oferta de alojamiento turístico sea de alta calidad de servicios, con exigentes parámetros de sostenibilidad ambiental, económica y social y estos tendrán máximo 35 habitaciones y 70 plazas.

No hay que olvidar que la Resolución establece el techo máximo de 35 habitaciones, pero también deja claro que los Municipios en el marco de sus competencias regularán el número de habitaciones, que podría ser menor al número establecido.

La autorización de construir hoteles en las islas con capital extranjero ¿significará el abandono del modelo de turismo de lujo en cruceros, que al parecer, tiene menos impacto ecológico?

No hay ninguna autorización para construir hoteles con capital extranjero exclusivamente. Nuestro trabajo siempre estará apegado a derecho, en ese sentido somos fieles al mandato constitucional y lo que determina la Ley de Régimen Especial de Galápagos en su artículo 49, que las personas naturales no residentes y las personas jurídicas que no tengan su domicilio en Galápagos podrán realizar inversiones en la provincia siempre y cuando se asocien con un residente permanente y de acuerdo con el reglamento especial que para el efecto lo expedirá el Consejo de Gobierno de Galápagos

La norma es clara respecto de la participación de capital local de Galápagos lo que no excluye que pueda recibirse inversión no local, es decir, del continente o extranjera. Aquello no se ha cambiado. El turismo de cruceros se mantendrá, no veo por qué, según usted lo uno apuntaría a limitar lo otro. Además cabe indicar que el turismo de cruceros no solo es de lujo, pues incorpora también a botes y barcos que no son de lujo. Puedo coincidir con usted en aquella apreciación de que  el turismo de cruceros “al parecer”,  tendría menos impacto ecológico.

¿Qué medidas ha tomado el Consejo de Gobierno para el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de la Región Insular, en especial en lo relacionado con servicios básicos, salud, educación, tomando en cuenta que la capital provincial arroja sus desechos al mar?

Desafortunadamente el Consejo de Gobierno de Galápagos no tiene competencias ni en provisión de servicios básicos, como agua y su procesamiento y alcantarillado, aquello le corresponde a los Gobiernos Municipales, tampoco tiene competencias en salud, ni en educación. Nuestra competencia respecto a servicios se centra en vialidad rural principalmente, control migratorio, control de ingreso de vehículos, planificación y ordenamiento territorial, fomento a la producción, entre otras. Y a través de ellas contribuimos al buen vivir de la población en Galápagos

¿Cómo va a fomentar el Gobierno el ecoturismo en las islas, de manera que la comunidad se vea favorecida con oportunidades de empleo?

El Consejo de Gobierno ha realizado a lo largo de este año y medio de mi gestión actividades enfocadas a impulsar, no solo el ecoturismo, sino otras actividades productivas como el sector artesanal, el agropecuario, el pesquero artesanal, por supuesto que también al turismo, mediante programas de capacitación y formación, en áreas como: anfitrión en turismo comunitario, gestión hotelera, elaboración de artesanías con elementos reciclados, atención al cliente, elaboración de productos derivados de naranja, entre otras.

"Uno de los parámetros sociales, es garantizar la preferencia a aquellos proyectos que involucran talento humano local en los procesos de construcción y de la posterior operación turística".

Además, cabe resaltar que uno de los parámetros sociales, es garantizar la preferencia a aquellos proyectos que involucran talento humano local en los procesos de construcción y de la posterior operación turística. Por eso desde el Consejo de Gobierno ya concluimos en febrero de este año el proyecto de certificación en competencias laborales turísticas para los residentes permanentes en campos como: alimentos y bebidas, alojamiento, operación turística y, de manera transversal, hospitalidad al turista.

¿Qué medidas se toman para evitar el lavado de activos de posibles inversiones en Galápagos, tomando en cuenta que necesitan un socio residente en el archipiélago?

Como usted sabe, este Gobierno se caracteriza por la transparencia en la información pública, en ese sentido, el Ecuador cuenta con la Unidad de Análisis Financiero, que es el órgano operativo del Consejo Nacional Contra el Lavado de Activos. En ese sentido, el Consejo de Gobierno de Galápagos cumplirá, como siempre lo ha hecho, con las normas establecidas en la Constitución y en la Ley de Galápagos y cuando la Unidad de Análisis Financiero, nos solicite información lógicamente vamos a proveérsela.

Sobre los 24 nuevos proyectos hoteleros que se han presentado, según los moradores, ¿de qué forma se va a minimizar un posible impacto ecológico en caso de que se construyan?

No son 24 proyectos sino 20. Tampoco son nuevos, éstos ya estaban presentados cuando en julio de 2013 se impuso la moratoria. Para levantar la moratoria, el Pleno del CGREG aprobó 118 parámetros entre construcción, ambientales, turísticos y sociales. Así mismo estos proyectos y los que vengan a futuro deben cumplir con el proceso formal y ordenado de obtención de: 1.Precalificación de la Secretaría Técnica del Consejo de Gobierno; 2. Licencia ambiental de la Dirección del Parque Nacional Galápagos; 3. Permiso de funcionamiento del Ministerio de Turismo; 4. Aprobación de planos del GAD Municipal correspondiente; 5. Informe final de la Secretaría Técnica al Pleno del Consejo de Gobierno; y 6. Aprobación (o negación) del Pleno del Consejo de Gobierno. Es decir, el levantamiento de la moratoria hotelera tampoco garantiza que los 20 proyectos serán aprobados.

Por citarle un ejemplo, dentro de estos 20 proyectos, había uno que superaba las 100 habitaciones, ahora con el establecimiento del número máximo de 30 habitaciones y 70 plazas, éste tuvo que reestructurarse si quiere ser calificado. Además cabe resaltar que los proyectos de construcción de infraestructura de alojamiento turístico serán en zonas pobladas y no en zonas protegidas.

¿Por qué razón se ha declarado a Galápagos como una ZEDE si no es una zona portuaria, ni comercial, ni industrial y por el contrario la política tradicional ha sido limitar el impacto de las actividades humanas en la Región Insular?

"Quisiera que alguien me diga dónde se declara a Galápagos como ZEDE. Eso es falso. Supongo  que se refiere a lo que mencionó un abogado semanas atrás en un medio de comunicación".

Quisiera que alguien me diga dónde se declara a Galápagos como ZEDE. Eso es falso. Supongo  que se refiere a lo que mencionó un abogado semanas atrás en un medio de comunicación. Sorprende que un jurista haya afirmado que un “Considerando” de entre muchos establecidos en la parte considerativa de una Resolución, signifique una Declaratoria. Rechazo enfáticamente que se haya declarado a Galápagos como ZEDE.

El Parque Nacional Galápagos y la Reserva Marina de Galápagos son zonas protegidas por el Estado ecuatoriano, es una provincia de Régimen Especial justamente por sus características ecosistémicas únicas, se gobierna en base a los principios de conservación de esos ecosistemas terrestres y marinos. Tiene zonas pobladas perfectamente delimitadas en las que las actividades que se realicen tienen limitaciones taxativamente establecidas. Insisto Galápagos no ha sido declarada como una ZEDE.

Para levantar la Moratoria Hotelera, se tomaron como considerandos, los artículos: 14, 242, 258, 396 y 406 de la Constitución del Ecuador, y el 2, 45 y 49 de la Ley Orgánica para la Conservación y Desarrollo Sustentable de Galápagos, todos enmarcados en la conservación de los ecosistemas insulares y el derecho preferente de los residentes permanentes.

¿La declaratoria de Galápagos como ZEDE busca promover inversiones en la islas? ¿En qué sectores y de qué tipo?

Insisto, Galápagos no ha sido declarada una ZEDE. Como Gobierno Nacional buscamos permanentemente la conservación de los ecosistemas y el equilibrado desarrollo humano.

¿Está usted de acuerdo que se promueva el turismo de lujo en las Islas Galápagos, tomando en cuenta que se están mercadeando nuevos proyectos cuyos potenciales consumidores son turistas internacionales de altos ingresos?

El turismo que se promueve en Galápagos es un ecoturismo con altos estándares de calidad, con altos parámetros de conservación ambiental, que generen oportunidades a la comunidad local, es decir, es un turismo sostenible. He manifestado en reiteradas ocasiones que privilegiamos y superponemos la calidad antes que la masificación, esperamos que los visitantes dejen más ingresos diario promedio por turista.

En muchas páginas web pueden promocionarse proyectos hoteleros con grandes inversiones, pero que quede bien claro que en Galápagos todo proyecto debe cumplir 118 exigentes parámetros y 6 pasos ordenados y obligatorios antes de su eventual aprobación o negación.

¿El aumento de este turismo de lujo no significaría también una mayor contaminación por parte del tráfico aéreo y marítimo en las Islas?

La calidad del turismo no necesariamente es sinónimo de cantidad, así que no veo por qué aumentaría el tráfico aéreo o marítimo, al contrario  buscamos racionalizar todo aquello.

¿Tiene usted una cifra sobre cuántos habitantes debe tener la Región Insular y cuántos turistas debe recibir al año?

Podría decir muchas cifras, de hecho se han dicho varias cifras sobre eso a lo largo de la historia de Galápagos. Lo que es claro hoy, es que Galápagos es un territorio único  por sus condiciones ecosistémicas, que debe ser conservado, pero es también un territorio donde viven ecuatorianos y ecuatorianas desde el inicio de la República, que en 1959 con la creación del Parque Nacional Galápagos y más tarde, en 1979, con la declaración de Patrimonio Natural de la Humanidad, optaron, a pesar de las limitaciones que aquello imponía, residir en las zonas pobladas determinadas.

Es un territorio donde en 2014 llegaron más de 215 mil turistas, cuya población crece a 3.3% anual, y donde el ritmo de crecimiento debe empezar a ser controlado. Por eso el mayor reto del Consejo de Gobierno de Galápagos es hoy, terminar el diseño del primer Plan de Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial para Galápagos con visión a 2025, que establecerá con claridad acciones para garantizar la sostenibilidad y la conservación de los ecosistemas así como el buen vivir de la gente.

ACTUALIZACIÓN

8 DE SEPTIEMBRE DE 2015

Solo tres de los 21 proyectos fueron aprobados

En un boletín de prensa, la noche del 8 de septiembre, el Consejo de Gobierno de Galápagos informó que solo tres de los 21 proyectos fueron aprobados. Se trata de Galápagos Elite y Zaploe en Santa Cruz y Eco Cabañas Floreana en la Isla Floreana.

“La resolución del CGREG es clara solo aquellos proyectos que cumplían todos los parámetros se iban a
calificar por lo tanto solo tres proyectos se han aprobado que contemplan construcción de infraestructura
pequeña de no más de 16 habitaciones” indicó Eliecer Cruz, Presidente del Pleno del Consejo de
Gobierno de Galápagos, según informó su oficina desde Puerto Baquerizo Moreno.

Andrea Romero, directora zonal del Ministerio de Turismo en Galápagos explicó que los 18 proyectos restantes quedan descalificados.

"Con esta resolución emitida por el Pleno del CGREG, los proyectos calificados pueden continuar con el proceso correspondiente para luego volver al Pleno del CGREG para obtener la aprobación definitiva.

Andrea Romero, directora zonal del Ministerio de Turismo en Galápagos explicó que los 18 proyectos restantes quedan descalificados. “Los proyectos que no cumplieron no tienen más oportunidad pues tuvieron el tiempo suficiente para adecuar su proyecto conforme a los parámetros establecidos”, finaliza el boletín emitido desde la Región Insular. 

GALERÍA
Las Islas Galápagos: ¿a la venta para los super ricos?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Cuidar las semillas es un modo de vida
Susana Morán
Cuidar las semillas es un modo de vida
Susana Morán
Andrés Michelena: tenemos un retraso de 15 años en lo digital
Redacción Plan V
"Hay un discurso guerrerista-templario en el Gobierno": Nelson Reascos
Fermín Vaca Santacruz

[MÁS LEÍ DAS]

El estudio que revela cómo el minero Proyecto Mirador afecta a la salud de los moradores
Redacción Plan V
Sobornos: Pugna entre la Fiscal y los abogados por el cohecho
Redacción Plan V
La crisis de los puertos ecuatorianos: pérdidas por USD 184 millones
Redacción Plan V
La OEA y su elección de Secretaría General
Adrian Bonilla