Back to top
30 de Abril del 2020
Historias
Lectura: 21 minutos
30 de Abril del 2020
Redacción Plan V
La desordenada y confusa versión nacional del "pruebas y más pruebas"
0

El Gobierno entregó durante semanas las cifras mezcladas, tanto de las PCR (cuya muestra se toma en la foto) cuanto de las pruebas rápidas. Foto: Twitter de Otto Sonnenholzner

 

Cuando Catalina Andramuño dejó el ministerio de Salud, el 25 de marzo, apenas 21.500 mil kits de PCR estaban disponibles en los laboratorios del Estado. Recién el 14 de abril el ministerio de Salud inició el proceso de compra de un millón de pruebas rápidas. Al día de hoy, el Gobierno declara haber hecho 34.347 pruebas de PCR, lo que indica que se usaron los 21.500 originales y se consiguieron 12.847 más. Las pruebas rápidas, en cambio, alcanzaron las 18.501. Cerca del 32% de las pruebas aparecen como pendientes de procesar. Las PCR registradas de municipios y Junta de Beneficencia apenas llegan a 236.

Era el 16 de marzo y el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, un ex ministro de Salud de Etiopía,  daba su prescripción para combatir la epidemia del coronavirus: "Tenemos un mensaje muy sencillo para todos los países: pruebas, ‎pruebas, pruebas.‎ Hay que hacer pruebas a todos los casos sospechosos. ‎ Si dan positivo, hay que aislarlos y averiguar con quién han ‎mantenido contacto cercano durante los dos días previos al ‎desarrollo de los síntomas, y hacer pruebas también a esas ‎personas. Cada día se producen más pruebas para atender la demanda ‎mundial. ‎ La OMS ha enviado casi 1,5 millones de pruebas a 120 países. ‎Estamos colaborando con las empresas a fin de aumentar la ‎disponibilidad de pruebas para los más necesitados".‎

En el Ecuador, el "pruebas, pruebas, pruebas" de Ghebreyesus tuvo su propia -y confusa- interpretación. Según las autoridades, cuando llegó la peste a nuestro país, los laboratorios del Estado en Guayaquil contaban con la capacidad de hacer solamente 300 pruebas PCR. En las bodegas del Ministerio de Salud, según una certificación presentada por esa cartera de Estado al 28 de marzo de 2020, no había una sola prueba rápida para determinar los anticuerpos del COVID19 y apenas se contaba con 3500 kits de pruebas PCR. 

Dos millones que nunca llegaron

La ex ministra de Salud, Catalina Andramuño. Foto: Expreso

Eso, a pesar del entusiasta anuncio del Gobierno, que el 21 de marzo, sostenía que para el 23 iban a llegar al Ecuador "dos millones de pruebas". Fue la ex ministra Catalina Andramuño quien afirmó, en cadena nacional, que tal cantidad de pruebas iban a llegar al Ecuador el día 23. Aunque no lo dijo explicítamente, del contexto se deducía que no se refería a pruebas rápidas sino a kits de laboratorio para las pruebas de PCR, que requieren un insumo para poder detectar el material genético del virus.

Así Andramuño descartó la posibilidad de que se trate de pruebas rápidas, pues tenía dudas sobre su sensibilidad y sobre la posibilidad de que dieran falsos negativos: “Implicaría que al paciente que le hacen esta prueba y tenga un resultado falso negativo, va a continuar con su vida y puede ser transmisor de la enfermedad”, declaró. 

Pero llegó el día 23 y las dos millones de pruebas anunciadas por la ex ministra nunca aparecieron. Y se explica: recién el 25 de marzo de 2020, es decir, dos días después de cuando supuestamente iban a llegar los dos millones de pruebas anunciadas por el Gobierno, el viceministro de Gobernanza de Salud, Julio López, sostenía por escrito que el Instituto Nacional de Salud Pública (INSPI) que maneja los laboratorios del Estado, contaba con un stock de apenas 3500 pruebas de PCR, y que el día 24 había recibido 18 mil más por parte de la OPS. Esto quiere decir solo tenían 21.500 PCRs. 

El 25 de marzo de 2020 el viceministro de Gobernanza de Salud, Julio López, sostenía por escrito que el Instituto Nacional de Salud Pública (INSPI) que maneja los laboratorios del Estado, contaba con un stock de apenas 3500 pruebas de PCR, y que el día 24 había recibido 18 mil más por parte de la OPS.

Para el funcionario, esto significaba una "insuficiente producción de pruebas diarias de biología molecular (PCR)",  y el Ministerio debía cambiar de criterio y proceder al uso de pruebas rápidas que "ayuden a la rápida identificación de contactos positivos".

El funcionario no mencionó por ninguna parte las reservas de la ex ministra Andramuño sobre los falsos negativos ni se detuvo en consideraciones sobre la sensibilidad de las pruebas. López también consignó que para entonces los casos positivos eran del 33% de las muestras tomadas, por lo que era urgente que en los próximos 60 días el país cuente con no menos de un millón de pruebas rápidas. 

Sin ninguna prueba rápida al 28 de marzo

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos

Para el 27 de marzo, el nuevo ministro, Juan Carlos Zevallos, sostenía en un memorando que la Dirección Nacional de Medicamentos del Ministerio se haga cargo de las compras. En un nuevo oficio, del 4 de abril, el viceministro Julio López pidió que se compren, específicamente, pruebas rápidas para la determinación de anticuerpos IGG/IGM para el coronavirus.  El 28 de marzo, la bodega del Ministerio había certificado que tales dispositivos no existían en sus bodegas.  En la ficha técnica, el Ministerio solicitó pruebas con una sensibilidad mayor o igual al 85% y una especificidad igual o mayor al 90%. Las pruebas rápidas son para realizarse con sangre, por lo que el Ministerio decidió comprar un millón de lancetas para el efecto. El presupuesto referencial fue de USD seis millones. La ficha técnica recién se elaboró el 2 de abril de 2020. 

El 28 de marzo, la bodega del Ministerio había certificado que tales dispositivos no existían en sus bodegas.  En la ficha técnica, el Ministerio solicitó pruebas con una sensibilidad mayor o igual al 85% y una especificidad igual o mayor al 90%.

El proceso para la compra de un millón de pruebas rápidas empezó, recién, el 14 de abril de 2020, según los documentos oficiales del Ministerio de Salud. 

De dos millones a doscientos mil...

Para el 17 de abril, en una entrevista en el canal oficial, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, sostenía que ya no eran dos millones de pruebas, sino 200 mil, las que tenía el país. Destacaba también que gracias a una nueva máquina adquirida, se podían procesar por lo menos 1400 pruebas al día en Guayaquil. Pero no aclaró si las 200 mil pruebas eran de PCR (de las que el Estado tenía a principios de mes apenas 18 mil) o rápidas, si eran las del Ministerio de Salud o eran las que el IESS y servicios privados estaban realizando. 

Romo destacó siempre que las pruebas estaban "represadas" por la falta de laboratorios, e inclusive dijo en esa ocasión que las muestras pendientes iban a ser enviadas a un laboratorio en Santa Elena, de una camaronera, para que se realicen las PCR. Se asumía que Romo y el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, hablaban de PCR, pues las muestras rápidas no requieren de ningún procesamiento en laboratorio especializado. Funcionan como una prueba de embarazo: se pone la gota de sangre en un lector y en una pantallita se muestra el resultado en pocos minutos. 


El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, visitó en Guayaquil los laboratorios del INSPI.  Foto: Twitter de Juan Carlos Zevallos

"La ministra señaló que las 200 000 pruebas que se anunció que llegarían al país están llegando por etapas. “La primera parte llegó y fueron distribuidas a los laboratorios del Inspi en Quito, Guayaquil y Cuenca y estamos trabajando para entregarlas directamente a varios laboratorios Inspi en Quito, Guayaquil y Cuenca  de universidades pero para eso se necesita acreditarlos y capacitar a las personas que van a hacer la toma de las muestras”. Pero no supo precisar cuántas han llegado hasta ahora", reseñó El Comercio.

Para el 29 de abril, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos confirmó que la red de salud pública (hospitales que pertenecen al MSP) cuenta con 30.000 pruebas PCR y con otras 100.000 pruebas rápidas. "Se pueden procesar 4 000 pruebas PCR, al día", agregó el ministro. 

Según un reporte del Ministerio de Salud, para las 08:00 del 30 de abril, a pesar de los laboratorios que dicen tener y la máquina nueva que instalaron, les faltaban procesar 16.206 muestras. Algunas, inclusive, estaban pendientes desde febrero (54), de marzo 4.985 y cerraron abril con 11.167.

Con fecha 30 de abril, los datos publicados en la web oficial del Ministerio de Salud daban cuenta de que se habían procesado 52.006 muestras, de las que 34.190 correspondían al Ministerio de Salud, 10.442 al IESS, 6.013 a hospitales privados, 736 al ISSFA, 346 al ISSPOL, 207 a la Junta de Beneficiencia de Guayaquil, 43 a Solca y 29 a Municipios. El Ministerio no explica en su gráfica si son rápidas o PCR, pero la cifra, si es real, evidencia que el grueso de las pruebas contabilizadas las están haciendo el Ministerio, el IESS y los hospitales privados. 

En un mensaje desde Palacio de Gobierno, el 1 de mayo, el presidente Lenin Moreno habló de "un millón de pruebas en 80 días", aunque, como se ha vuelto habitual en la retórica oficial, no dijo si se refería a las rápidas que tienen licitadas o a PCR.

Para el 29 de abril, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos confirmó que la red de salud pública (hospitales que pertenecen al MSP) cuenta con 30.000 pruebas PCR y con otras 100.000 pruebas rápidas. "Se pueden procesar 4 000 pruebas PCR, al día", agregó el ministro.

La Agencia Nacional de Regulación y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) ha autorizado por lo menos 87 marcas de pruebas rápidas, en su mayoría de China, Estados Unidos, Corea del Sur, Bélgica, Canadá y Países Bajos. 

Quito compra sus propias pruebas PCR y prepara laboratorios para procesarlas

Pero mientras el ministerio de Salud se provee de las pruebas rápidas, decidiendo su uso para acelerar de alguna manera la respuesta frente a la epidemia, varios municipios han  hecho sus propias compras de pruebas, en el caso de Quito, de PCR. 

Así, en una reciente declaración ante el Concejo Metropolitano, el secretario de Salud, Lenin Mantilla, informó que la ciudad de Quito ha comprado 100.000 pruebas PCR. De estas, 53.000 ya están en manos de la Municipalidad y la próxima semana llegarán las otras 47.000 desde Corea del Sur.


Este avión trajo al Ecuador por lo menos 50 mil pruebas PCR para usarse en Quito, dijo el Municipio. Foto: Municipio de Quito

El Municipio ha convocado a algunas universidades para generar una alianza estratégica en la realización de las pruebas. Al llamado del Municipio se ha sumado la estatal Universidad Central, con la cual ya se firmó un convenio y se está la espera de la respuesta de la PUCE. También se ha solicitado el apoyo de la UTE y la ESPE, universidades que aún dependen de la acreditación de sus laboratorios por parte del ACESS. Mantilla entregó este informe a pedido de la concejala Luz Elena Coloma


Con la ayuda de la Universidad Central, se espera poder empezar a utilizar las pruebas PCR compradas para Quito. Foto: Municipio de Quito

Las 100.000 pruebas PCR son para uso del DMQ, y se ejecutaran de acuerdo a un plan estratégico y estratificado, dijo el especialista. Los primeros sectores que serán testeados son aquellos que estuvieron en acciones territoriales en la ciudad  y que son de responsabilidad municipal: EMASEO, AMC, ACDC, AMT, EPMOP, Bomberos, Inclusión Social y EMPSA. Luego serán testeados los profesionales de la salud, después los "puntos calientes de la ciudad" y luego los sitios de concurrencia masiva, como los mercados.

Las tomas para las pruebas inician este inician este 4 de mayo, dijo Mantilla, mientras la ciudad permanece en semáforo rojo. Sin embargo, el Municipio no ha recibido información de cuál es la planificación del Ministerio de Salud Pública para Quito, señaló. Lo que la Secretaría de Salud conoce es que hasta el momento solo están haciendo pruebas a personas enfermas por la escasez de pruebas que tiene el Estado.

La secretaría de Salud dijo que toda la información se alimenta a la base de datos del MSP, por cuanto el laboratorio acreditado debe hacer la solicitud al MSP de acceso a la plataforma y Salud envía un usuario y contraseña, que es parte de las condiciones de la acreditación

Los laboratorios privados pueden hacer pruebas solo y exclusivamente si están acreditados. En la página del MSP se exhibe una lista de los mismos y estos deben remitir todo a la base de datos del MSP.


El laboratorio "IMBIOMED-UCE" de la Universidad Central del Ecuador se encuentra calibrando los equipos para pruebas PCR en Quito.  #DisciplinaParaVolver. Foto: Municipio de Quito

El secretario de Salud dijo que nadie en el mundo ha definido aún el número ideal de pruebas diagnósticas por población. Solamente hay una referencia de la Organización Mundial de la Salud, OMS, el cual señala que se debería hacer 10 pruebas por cada caso confirmado. Pero esto no se puede definir en Ecuador porque hay un marcado subregistro.

De acuerdo a la referencia de la OMS, con 24.258 casos confirmados, el Ecuador necesitaría haber realizado hasta la fecha 242.580 pruebas y solo ha hecho 64.558, dijo el secretario.

De acuerdo a la referencia de la OMS, con 24.258 casos confirmados, el Ecuador necesitaría haber realizado hasta la fecha 242.580 pruebas y solo ha hecho 64.558, dijo el secretario de Salud de Quito, Lenin Mantilla. 

En Pichincha había hasta el viernes pasado, y el reporte de pruebas realizadas era de 7533 pruebas. Es decir, una oferta de 2511 pruebas por cada millón de habitantes. Con el acceso a 100.000 pruebas, la oferta seria de 33.333 por cada millón de habitantes, lo cual pondría a Quito sobre cualquier otro país del mundo en número de pruebas realizadas, se estimó en el Municipio capitalino. 

Guayaquil le apuesta a las pruebas rápidas

Mientras tanto, a Guayaquil llegaron 50 mil pruebas rápidas y la alcaldesa Cyntia Viteri decidió hacer con ellas un tamizaje epidiomólogico. "Esta semana hacemos un muestreo en toda la ciudad, lo hace una empresa que hace encuestas para que el método sea el adecuado, para que los márgenes de error sean los adecuados, para determinar la situación real de Guayaquil, porque tenemos muchas cifras que casi ni una coincide", dijo.  Se busca tener una idea más de la incidencia de la enfermedad y de los casos de personas que podrían estar inmunizadas que diagnosticar. 


En el Cerro Santa Ana, Cerro del Carmen y Ciudad de Dios, en Guayaquil, el Gobierno dispuso la toma de muestras para pruebas. Foto: Twitter de Otto Sonnenholzner

La aspiración del Municipio porteño, explicó Viteri, es llegar a tener unas 200 mil pruebas, entre PCR y rápidas  y que "hasta la próxima semana" tendrían unas 150 mil más entre rápidas y de laboratorio, aunque no precisó la proporción entre las unas y las otras. 

Pero según cifras del Ministerio de Salud, en Guayaquil seis de cada diez pruebas de PCR dan positivas. Y la situación es peor en otros cantones de la provincia del Guayas, donde los positivos por PCR se elevan a 8 de cada diez. Guayas acumulaba al 28 de abril 7206 "sospechosos" en donde se contaban casos probables sin muestras, casos cuyos resultados no son concluyentes, muestras aún pendientes de procesar y, en el mismo saco, los muertos con síntomas a quienes no se pudo hacer la prueba. 

Cuenca quiere comprar 20 mil pruebas rápidas

En Cuenca, el alcalde Pedro Palacios recibió un primer lote de 1200 pruebas rápidas, de las 20 mil que anunció comprará la Municipalidad de Cuenca. Al igual que en Guayaquil, su intención es usarlas para realizar un tamizaje que permita tener una idea clara de la situación epidemiológica en la capital azuaya. 

Pero las pruebas rápidas están disponibles también para el público privado, con un costo de entre USD 30 y USD 50. 

Por lo menos 24 laboratorios, de los que diez están en Guayaquil, las realizan, acreditados por la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (Acess). En Quito solo se acreditó a uno (Ecua American), en Orellana hay seis, dos en Esmeraldas y Chimborazo. En Napo, Imbabura y Santo Domingo de los Tsáchilas hay uno.

El  fracaso de las pruebas rápidas en España

Pero mientras en el Ecuador se deposita una buena parte de la confianza en las pruebas rápidas, España fracasó en su intento de utilizarlas como elemento de tamizaje. Así, según publicó el diario español El País el 26 de marzo, "Los muy anunciados test rápidos de coronavirus con los que el Gobierno quería empezar a hacer la prueba a capas más amplias de la población para saber cuál es la dimensión real del contagio en España no funcionan bien. Así lo han comprobado varios laboratorios de microbiología de grandes hospitales en los análisis que han hecho de los kits llegados recientemente de China. Los resultados de esos ensayos preliminares son descorazonadores: “No detectan los casos positivos como era de esperar”, señala una fuente que ha participado en las pruebas y que pide anonimato". España compró en China y Corea 640 mil pruebas rápidas, con la perspectiva de adquirir hasta 5,5 milllones en total. 

España compró en China y Corea 640 mil pruebas rápidas, con la perspectiva de adquirir hasta 5,5 milllones en total. Pero su sensibilidad fue de apenas el 30% y debieron devolverlas todas. 

El País dijo que "los test rápidos, fabricados por la compañía china Bioeasy, con sede en Shenzhen, uno de los polos tecnológicos del país asiático, tienen una sensibilidad del 30%, cuando debería ser superior al 80%, señalan estas fuentes. Uno de los microbiólogos que ha analizado el test chino asegura: “Con ese valor no tiene sentido usar estas pruebas”. La conclusión de los expertos que han evaluado estos kits de detección es que habrá que seguir utilizando la prueba actual, la PCR. Así se lo han comunicado al Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Sanidad".

Las pruebas que llegaron a España resultaron tan malas que ni siquiera en personas con síntomas evidentes pudieron confirmar la presencia de la enfermedad, dando falsos negativos: “Los estudios, asegura el documento de la sociedad científica que agrupa los microbiólogos en España, “indican una sensibilidad inferior al 30% y una especificidad del 100% en poblaciones que acuden a las urgencias de los hospitales en las que el porcentaje de positividad de la PCR es del 84% y de trabajadores sanitarios en las que el porcentaje de positividad es del 50%". El Gobierno español tuvo que devolver las primeras 50 mil pruebas a China ante la evidencia de que no servían y demoró así su lucha contra lo que allá se ha llamado "ceguera epidemiológica". 

[RELA CIONA DAS]

Ecuador supera los 7308 muertos según el reporte oficial
Redacción Plan V
El Gobierno dejó de actualizar sus portales con estadísticas de la COVID
Redacción Plan V
La Asamblea se sintoniza con la crisis
Xavier Villacís Vásquez
Deterioro del mercado laboral
Giovanni Carrión Cevallos
Ecuador supera los 7000 fallecidos por COVID-19 y 50 000 contagios
Redacción Plan V
GALERÍA
La desordenada y confusa versión nacional del "pruebas y más pruebas"
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Más de 2.000 contagios diarios se registraron la semana pasada; Pichincha con las peores cifras
Redacción Plan V
Más de 2.000 contagios diarios se registraron la semana pasada; Pichincha con las peores cifras
Redacción Plan V
La sombra del correísmo en el Consejo de Participación Ciudadana
Redacción Plan V
El Banco Mundial aboga por la integración económica y social de los venezolanos
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

La (nueva) alianza entre Jairala y el correísmo
Redacción Plan V
@cicirm91, la tuitera que enseña a cocinar durante la pandemia
Gabriela Muñoz
Las pruebas para COVID de Yunda con nuevos tropiezos
Redacción Plan V
Los otros entretelones de la sentencia de Tamayo a favor del líder de Los Choneros
Redacción Plan V